Rajoy, Mas y el protocolo

Por: Antoni Gutiérrez-Rubí | 22 oct 2013

El protocolo es un reflejo del poder: lo representa, lo recrea, lo escenifica. Y, en consecuencia, es un hecho de naturaleza política. Las batallas protocolarias institucionales casi nunca son −estrictamente− normativas (aunque haya leyes y reglamentos que las regulen). Lo relevante no es simplemente quién tiene razón, sino quién y cómo gestiona el desacuerdo, sea en forma de ruptura o de excepción.

Los recientes conflictos protocolarios entre el President de la Generalitat de Catalunya y el Presidente del Gobierno de España son políticos, no técnicos. Y, aunque «técnicamente» puedan ser resueltos en un sentido u otro, lo que es cierto es que lo significativo es la interpretación política de la norma, y sus consecuencias en forma de afectos o agravios. Hablemos claro. Estos episodios son inseparables del largo pulso institucional y político que los dos presidentes −y sus gobiernos− mantienen en relación con la cuestión catalana, o la causa catalana (según desde que ángulo se analice). El conflicto protocolario es la punta del iceberg de otro tipo de problemas.

Habitualmente, el protocolo resuelve las diferencias formales con normas estrictas y con el buen hacer de los profesionales de las relaciones institucionales, que hacen un trabajo tan discreto como eficaz. Pero cuando las diferencias son de fondo es, precisamente, cuando alterar el protocolo puede tener una gran transcendencia política y un valor central en los conflictos institucionales.

La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría afirmó: «A los profesionales que saben de esto les dejo trabajar». Y no le falta razón. Pero ellos no hacen política, aunque la escenifiquen y −casi− la sublimen. Es precisamente Sáenz de Santamaría, por su cargo, quien mejor puede calibrar la importancia benefactora de una interpretación amable, sutil o flexible de las normas (que, a veces, puede proporcionar más beneficios que inconvenientes). El protocolo exhibe, pero también exige responsabilidad, mesura e inteligencia. Y entre abrir puentes o cerrar puertas, el protocolo nunca puede −ni debe− ser una excusa conveniente (y cómoda) para una decisión política. No hay un problema técnico, sino político. No nos engañemos. En política, «las formas son fondo» decía el político mexicano Jesús Reyes Heroles.

El president Artur Mas conoce, muy bien, la importancia simbólica en la construcción del poder y su legitmidad. Y el protocolo es, casi siempre, un instrumento para ello. También es una oportunidad para mostrar registros políticos más profundos y transformadores. Una silla vacía es una poderosa imagen, no exenta de lecturas equívocas o, probablemente, intencionadas. Un presidente presente, que no habla cuando cree que debe hacerlo (en último lugar), «porque el protocolo se lo impide», hubiera sido −tal vez− mucho más incómodo (y efectivo) que el notorio plantón. Como también lo hubiera sido un medido y contundente discurso pedagógico. La dignidad, a veces, se defiende con gestos, sí. Pero la política se hace con palabras. Y la cuestión catalana necesita más política y menos gesticulación.

Quizá conviene recordar algo central de la cultura política catalana, propio de sus tradiciones y de sus normas estatutarias, por ejemplo: El President de la Generalitat es también el President de Catalunya (no solo de su Gobierno). Detalle singular y específico que todo el mundo debería no olvidar cuando se decide impedir que hable... o bien cuando este se ausenta. 

No podemos vivir sin protocolo, pero, a veces, puede resultar conveniente saltárselo o moldearlo, si el objetivo lo vale. «Saltarse el protocolo» sigue siendo una de las grandes oportunidades para la comunicación y la iniciativa políticas.  Cumplirlo a rajatabla casi nunca lo es. Las relaciones España-Catalunya se merecen algo más que una interpretación cerrada y taxativa de los programas institucionales o de sus normas. Y esto vale para todos, creo.

Mañana el President de la Generalitat, Artur Mas, acudirá brevemente al acto del Foro Económico del Mediterráneo Occidental, que se celebrará en el Palau de Pedralbes, solo para saludar y dar la bienvenida a sus participantes aunque, seguidamente, se ausentará para asistir a la sesión plenaria del Parlament de Catalunya. Dice el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, que «el programa está cerrado». No es una excusa. Es un argumento. Y de peso: cerrado. Esta es la diferencia. Que no lo llamen protocolo cuando se trata de otra cosa. Mañana el protocolo ganará la batalla a la comunicación.

Hay 40 Comentarios

Si después de 29 años en la carcel por matar de un tiro en la nuca a alguien que no piensa como y tu sales del trullo con cara de chulo, es que además de tonto eres o vasco o catalán.

La costumbre, por llamarlo de una manera sencilla, que tiene el Gobierno actual de acabar con toda voz discrepante a su atroz modo de hacer política empieza a ser algo más que insultante. Desprestigiar, vilipendiar insultar y menospreciar a todos aquellos que no piensan como ellos es, a su nada democrático entender, un modo totalmente legítimo e incluso legal de acallar cualquier intento de protesta.

Los manifestantantes, los miembros de la PAH, cualquiera es blanco de esta estrategia. Eso sí, ellos pueden salir con sus banderitas a la calle, banderitas que no son propiedad suya sino de todos los españoles y manifestarse cuando les venga en gana.

El caso de Artur Más es uno más. Dicho señor te puede caer más o menos simpático, pero lo que es seguro es que ese tipo de actitudes irrespetuosas por parte del Gobierno no contribuyen a mejorar nada. La visión de ver a Margayo sujetando a Más me dio asco - y eso que el minsitro parecía algo, solo algo menos (pongan ustedes la palabra que quieran ) que el resto del gobierno - La acción iba simplemente dedicada a demostrar quien manda aquí. Este gobierno cada vez olvida más que han sido elegidos en las urnas. Cada día que pasan llegan más lejos. la pregunta que me hago es ¿Hasta dónde están dispuestos a llegar?

Con la utilización del protocolo como arma política para mostrar quien manda, Rajoy nos manda el mensaje de lo que sería capaz de hacer con las libertades, si así le petase.

El español con dos carreras y un máster que limpia mierda en Londres.Decirle qué protocolo debe adoptar para conseguir un trabajo digno en Españikistán.

http://mundosparalelos-kuark.blogspot.com.es/2013/10/callejon-del-hambre-y-el-espanol-con-2.html

El gran "protocolo" que nos espera a los españoles de la clase media/baja está reflejada aqúi:
ralelos-kuark.blogspot.com.es/2013/10/callejon-del-hambre-y-el-espanol-con-2.html

Cuanta pantomima. Qué importante es ahora el protocolo. Sin duda un tema interesante para España.
No tanto para los españoles.

Lo de mas moderno es la Union lo dijo Rivera (C's) en el Parlament y todos se rieron.Luego se dió cuenta donde estaba y que su significado depende donde se diga,una cosa es un partido y otra un deseo.

Fuss siente una especial debilidad para contestar a mis comentarios, lo que me sorprende pero también agradezco, pues a veces resulta encantador discutir en la distancia. Una sola aclaración: si digo que la ola está bajando en parte es por el éxito de la cadena independentista, pues dicho éxito según parece ha asustado a muchos catalanes. Desde entonces he oído muchas voces y me refiero a voces de catalanes de pro incluso dentro del nacionalismo, discrepando cada vez más abiertamente con los planteamientos independentistas. Ignoro si Fuss ha leído a Elías Canetti pero le aconsejo la lectura de "Masa y Poder". Cuando Canetti estudia las dinámicas de Masa en ese libro señala que en general el principal peligro para el mantenimiento de las masas se encuentra en el interior de las mismas. Cuando los tibios y dubitativos empiezan a hacerse oír las masas empiezan a debilitarse con rapidez. Por eso los ejércitos o los movimientos fascistas son tan beligerantes con la disciplina interna y tan implacables con las voces discrepantes. O por eso también las religiones suelen ser implacables con el hereje y comprensivas con el pecador siempre que este no abandone la verdadera fe. ¿Tú, Fuss, como creyente en la eternidad de la nación catalana qué opinas? Hasta la próxima.

Te dejo mis Ñ analfabeto.

El protocolo es algo muy interesante. Coloca en cada escena a los actores en un lugar determinado, les indica los movimientos y los comportamientos de cara a la galería.
El problema de Rajoy y de Mas, como el de la totalidad de los políticos mediocres (el 100% en España) no es de protocolo, es de oído. Rajoy y Mas no se escuchan.
Hay tres maneras de escuchar: a uno mismo, para responder y para comprender. Escuchar para comprender es la única forma válida si se quiere llegar a un entendimiento. Claro que para esto hay que tener capacidad argumentativa en el que habla y de análisis en el que escucha.
Rajoy y Mas son personas inteligentes (supongo) sin embargo están ofuscados por un único objetivo: conservar su cuota de poder sin importar el resto. Rajoy y Mas no se escuchan, hablan para que otros tomen partido y para eso exageran el tono y hablan de afrentas, de "historia" y de cosas que inflaman los ánimos. No importan las consecuencias.
Rajoy y Mas saben que no conviene a ninguno la segregación; si se produjese ambos perderían el poder. Pero, como zorros insensibles que son, mantienen el estado de las cosas en su provecho. Y sonríen por dentro cuando la sede de la Generalidad en Madrid es atacada por ultraderechistas o un estúpido xenófobo (algunos lo llaman provocador) como Pla saca su lengua a paseo. Pobres diablos.
http://www.jesarribas.blogspot.com.es/2013/10/a-mi-tambien-me-da-bastante-asco.html

Basta de esquivar mocos. Artur: has hecho decir por Catalunya Radio que has esquivado el veto de Madrid... La República es grande por sobre de la Monarquía porque sus Presidentes son reemplazables. Presidencia es invariable y gran corrección y si un Presidente recibe un moco, se lo merezca o no, el es de ello el responsable y ha de hacer sitio inmediatamente a otro Presidente que sepa no recibirlos. Mira, Artur, que cada día que la Generalitat pasa desprestigiada más gorda y grasa es la factura a pagar por nuestros nietos. joan - PS – sólo público este correo electrónico como imagen en Eskup.com, porque en La Vanguardia y El Periódico soy censurado incesantemente.

Parece ser que después de lo de Servia, Bosnia, Irlanda del Norte, Eta, Georgia, Los Hutus, Kurdistan y Armenia, Galicia, Córcega y Cerdeña, los Tamiles y el coño de la Bernarda todavía no hayamos aprendido nada sobre nacionalismos.....

Protocolo de más, protocolo de menos... Sigue siendo insensato pensar en la secesión de Cataluña, parte fundamental de España.

La simpatia no es una virtud del PP y de los peperos...

catalán de Barcelona, acabas de demostrar que Rajoy (que fue elegido con el mismo sistema electoral que el catalán, y que aplicado a España aún da más distorsiones) no puede hablar en nombre de España ni de los españoles. ¿Qué pinta entonces Rajoy en esa reunión? ;-)

Thiebault dice: "Por lo que sabemos de Rajoy supongo que tendrá una estrategia bien meditada al respecto que solo conoceremos por sus actos".


Parece que lo que Thiebault "sabe" de Rajoy es muy distinto de lo que sabe de Rajoy el resto de los mortales, entre los que no es precisamente famoso por sus bien meditadas estrategias.


Tampoco parece que lo que "sabe" Thiebault sobre Catalunya tenga mucho que ver con la realidad, desde la supuesta complacencia de Fomento (que no "los" empresarios catalanes) con el lío protocolario en su acto, hasta lo "encantados" que estarán los estados de la reunión con el feo a Mas (del cuál sabrán poco y les importará menos), pasando por su agudo análisis de que "la ola [soberanista] está bajando". Supongo que lo dice por el hecho de que el 11-S la Via Catalana congregó a aún más gente que la manifestación del año pasado, o por que todas las encuestas dan al soberanismo en alza y a ERC pugnando con CiU por ser la primera fuerza. No sé cuáles serían los signos que pudieran hacer a Thiebault creer que la ola suba.


En fin, él dice que se nota que el artículo está escrito por un catalán; más se pudiera decir que se nota que su comentario está escrito por un español. Otra constatación.

Mas, el "impostor"; Rajoy, "el tibio". El protocolo o la escenificación del protocolo ya cansa y más les valdría dejarse de darle vueltas a temas tan nimios y pasar a la acción con "seny".
saludos

Muchos españoles tenemos la sensacion de que sa ha llegado a este punto por escesiva condescendencia hacia estos nacionalismos. Sus demandas se han tornado amenazas. Es el momento de parar pies. Mejos estos, que son mocasines de ejecutivos, antes que botas.

hoy algun catalan mas convencido q necesitamos un estado propio para tener lo q nos merecemos por el acto de rajoy, ayer unos mas de parte de montoro, antes de ayer otros regalo del ministro de exteriores. asi vamos a ganar por goleada.

A ver si nos situamos. El Presidente de España es el Presidente de todos los españoles. El Presidente de todos los catalanes es el Presidente de la Generalitat. Cuando hay un acto de nivel mundial en Barcelona, en Gran Canaria o en Sevilla y asisten los Presidentes de las correspondientes Comunidades Autónomas y el Presidente de la Nación, quien ostenta la máxima representación es el Presidente de todos los españoles, sea Rajoy, Zapatero o si fuera el caso, Artur Mas.
Quizás el que haya actuado mal haya sido Artur Mas, porque como Presidente de la Comunidad Autónoma tenía que mantenerse en el acto, representar a los catalanes, aunque no haya tenido protagonismo.
Lo siento, pero así son las cosas y nos guste o no, Rajoy representa al conjunto del Estado.

El protocolo no se debe saltar, y menos con un señor que solo piensa en sus votanates, no como presidente de todos los catalanes. No se debe tener tanta complacencia con los que quieren saltarses la leyes.

El protocolo no se debe saltar, y menos con un señor que solo piensa en sus votanates, no como presidente de todos los catalanes. No se debe tener tanta complacencia con los que quieren saltarses la leyes.

Lo que no puede hacer, por dignidad y respeto, el Gobierno de España es saltarse el protocolo para darle la palabra a un señor que no va a decir una palabra buena de este país y que va a vender su paranoia independentista. Si este foro se hubiese celebrado en Sevilla, Madrid, Las Palmas o incluso Bilbao, seguro que no hubiese habido ningún problema para que hablara el Presidente autonómico de turno, pero con Artur Mas no se puede hacer, sencillamente porque nadie tira piedras contra su propio tejado. Es así de sencillo y quien no lo entienda es que vive en su mundo.

El gobierno de Rajoy ( o de España, por que gobierne quien gobierne no gusta al otro lado el Ebro ) no tiene tacto con Cataluña. ¿?. A mi me parece que silbar himnos, quemar banderas, acusar de fascistas, estar constantemente despreciando la cultura y la "nacionalidad" (regionalidad mas bien) del "otro", acusar de opresión, robo, expolio etc etc , un año y otro y otro más, insultar a los del sur, ya sabemos, esos vagos que están todo el día en el bar y que no se les entiende cuando hablan, bla bla bla, y que el resultado aparente sea este acto protocolario, lo único que demuestra es el enorme tacto que están mostrando en Madrid. ¿Que han sido más los desplantes?. Estoy seguro. Ya están llorando en esa rica pero quebrada comunidad autónoma de los mejores por los presupuestos de 2014. A lo mejor con razón. Pero ¿que esperan?. ¿Amenazar, insultar, despreciar y que salga gratis, cuando encima tu estas quebrado y necesitado?. Debe ser que no entiendo la estrategia de Mas o mi falta de seny. Ni entiendo nada, ni encuentro ese odio por lo catalán que dice Mas que siento y que tengo que albergar en algún lado oscuro de mi ser. Pero tengo muy claro que si alguien sale ganado con este espectáculo, no somos ni tu, catalán, ni yo, hijo del sur.

Es curioso como funcionan las cosas en este país. Este 11-S, leí en múltiples medios (de ámbito estatal, y de izquierdas y de derechas) que había sido un error ignorar el asunto catalán durante todo el año, puesto que esa manifestación demostraba que la gente era incluso más independentista que el año anterior. Parece que ya hay mucha gente y políticos que están augurando que "baja el souflé", y cree que es el momento de volver a restar importancia a lo que pueda decir el presidente de todos los catalanes, que és el señor Más. Tengo una noticia para ustedes, esto no hace más que crear nuevos independentistas, el suflé está cada día mas cerca de explotar, y no os dais cuenta. Seguid ignorando el problema. No os dais cuenta de que este no es un problema político, es ya un problema SOCIAL, y si nuestro presidente es soberanista, es porque así lo hemos votado.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

es asesor de
comunicación y consultor político.
Profesor en los másters de comunicación
política de distintas universidades.
Autor, entre otros, de los libros: Políticas.
Mujeres protagonistas de un poder
diferenciado’ (2008), Filopolítica:
filosofía para la política (2011)
o La política vigilada (2011).
www.gutierrez-rubi.es

Sobre el blog

Hago mía esta cita: “Escribimos para cambiar el mundo (…). El mundo cambia en función de cómo lo ven las personas y si logramos alterar, aunque sólo sea un milímetro, la manera como miran la realidad, entonces podemos cambiarlo.” James Baldwin

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal