Guía para seguir el discurso de Felipe VI

Por: Antoni Gutiérrez-Rubí | 18 jun 2014

Discurso_felipe

Hay una gran expectación. Fuentes de La Zarzuela insisten en que mañana Felipe VI pronunciará «un gran discurso». Será histórico, es indudable. Pero la auténtica dimensión histórica dependerá de su contenido (formas y fondo), más que de las circunstancias del mismo. Estas pistas pueden ayudar a interpretarlo:

1. Los antecedentes. Felipe VI ha pronunciado numerosos discursos que han marcado su largo camino hasta la sucesión. El 30 de enero de 1986, Felipe juró lealtad a la Constitución de 1978 y al Rey en el Congreso de los Diputados, aceptando su rol, a los 18 años, como sucesor al trono. El, ya muy lejano, primer discurso del Príncipe, tuvo lugar cuando tenía 13 años, en el marco de los premios que llevan su nombre, el 4 de octubre de 1981. Desde entonces, ha dado 1.041 discursos.

2. La comparación. En la anterior proclamación (la de su padre Juan Carlos I, en 1975), el Rey agradecía la labor de Franco y situaba a la monarquía como el eje de integración de una España moderna, haciendo una llamada a la unidad para recorrer una nueva etapa: «Si todos permanecemos unidos, habremos ganado el futuro». El discurso de Juan Carlos I fue de unos tres minutos.

3. Los idiomas. Se especula con que Felipe VI utilice, en algún momento y más allá de un saludo protocolario, las diferentes lenguas cooficiales del país. Sería un gesto importante… y, más aún, en la sede del Congreso de los Diputados, cuyo Reglamento (en vigor y sin reforma desde 1982) sigue sin regular el uso de estas y las prohíbe expresamente, provocando más de un desencuentro entre los presidentes de la Cámara y los parlamentarios que, reiteradamente, fuerzan el reglamento para señalar la contradicción entre la cooficialidad de las lenguas y su uso en las Cortes. El rey belga, Felipe de Brabante, prestó juramento ante la Cámara y el Senado de Bélgica, en el recinto del Parlamento de Bruselas, en las tres lenguas coexistentes en el país: primero en neerlandés, luego en francés y finalmente en alemán. Su padre, Alberto de Sajonia-Coburgo, se dirigió al nuevo rey en un breve discurso que pronunció también en las tres lenguas y con el mismo orden.

Será interesante ver si, además de la utilización en el discurso de las distintas lenguas, se lleva a cabo y se pone a disposición una versión del texto escrito en cada una de ellas.

4. La puesta en escena. Felipe VI será proclamado junto a la corona (de 1748) y el cetro, símbolos de la monarquía española, que también acompañaron a su padre, Juan Carlos I, en el mismo lugar hace 39 años. Solo faltará el crucifijo, propiedad del propio Congreso, y que sí estuvo presente en la proclamación de Juan Carlos I, en 1975. Otra de las imágenes curiosas será ver a la reina Sofía pero no a Juan Carlos I en el Congreso. Se convierte así en el primer monarca europeo de las últimas décadas que abdica y no está presente en la proclamación de su sucesor.

Todos los aspectos del protocolo y la liturgia de la proclamación están contemplados en el documento informativo que La Casa Real hizo público anteayer titulado Datos sobre España, la Casa de su Majestad el Rey, la abdicación, la proclamación y otras informaciones útiles para los medios de comunicación.

5. Las palabras clave. Analizar la estructura del texto será otro aspecto relevante. Las citas (a personas, lugares o hechos históricos). La repetición de palabras o conceptos. Los datos y su visualización. Herramientas como wordle o tagcrowd pueden servir para hacernos una rápida idea de lo que destaca en su discurso.

6. La oratoria. Felipe VI tiene mucha experiencia en hablar en público sometido a gran presión y observación. Su discurso en el marco de la candidatura de Madrid a los Juegos Olímpicos de 2020 es un ejemplo. El cuerpo habla, y −en sus últimas intervenciones− se ha hablado de los cambios introducidos por el (todavía) Príncipe, mostrándose más distendido y natural, menos encorsetado. Los gestos, la voz y sus inflexiones, los movimientos, las miradas… serán otro foco de atención que acompañará o irá más allá de las propias palabras.

7. Las reacciones. Los asistentes invitados a los distintos actos, junto con la ciudadanía que salga a la calle a ver el recorrido del nuevo Rey, desde el Congreso hasta el Palacio Real, serán otro elemento que medirá de algún modo el impacto y las respuestas, captando el pulso emocional y las distintas sensibilidades. Desde ver en qué momento y cómo se producen aplausos (intensidad, duración, etc.), a observar, por ejemplo, si existen otros posibles elementos a considerar (como las escarapelas republicanas o las fotos o carteles que mostraron algunos diputados en el Congreso durante el debate de la ley de abdicación).

8. La retransmisión. El Congreso de los Diputados ofrecerá por primera vez señal institución en alta definición (HD) aprovechando el acto de proclamación de Felipe VI ante las Cortes Generales, hecho que ha desatado una gran polémica al dejar fuera a TVE. El Comité Intercentros de la Corporación Radiotelevisión Española (CRTVE) ha exigido a la Mesa del Congreso que rectifique su decisión al considerar que se trata de «un claro atentado contra lo público».

TVE no hará la producción ni dará la señal institucional al resto de medios de comunicación extranjeros de lo que ocurra dentro del Congreso, aunque sí emitirá programación especial durante el día.

En la madrileña Plaza de Callao, se podrá seguir todo lo que ocurra, a través de dos pantallas gigantes. La emisión comenzará a las 9:30h de la mañana, cubriendo la llegada al Congreso, la ceremonia de juramento y proclamación ante las Cortes del nuevo Monarca, el recorrido por las calles de Madrid de la Familia real, el saludo desde el balcón central del Palacio de Oriente y el besamanos posterior. El acto final se desarrollará en el Salón del Trono del Palacio Real y concluirá previsiblemente sobre las tres de la tarde, momento en el que está previsto que finalice la emisión.
Telecinco, Cuatro, laSexta y Antena 3 emitirán también programación especial.

9. La red. #FelipeVI y #Proclamacion serán previsiblemente trending topics en Twitter durante todo el día, como así lo fue #ElReyAbdica, que llegó a ser trending topic mundial el pasado 2 de junio. Será interesante ver también el seguimiento que se hace desde el Twitter de la Casa Real y el del Congreso, así como desde sus respectivas webs (el 2 de junio, la web de la Casa Real llegó a colapsarse, dejando de funcionar a causa de las visitas).

Hay 4 Comentarios

No se donde nos llevará todo esto pero me da mucho que pensar que habia un libro que anunciaba ya en el 2007 la abdicacion del rey Juan Carlos y un proximo enfrentamiento cuando Felipe fuera rey
http://www.caesaremnostradamus.com/Lo%20cumplido_archivos/abdicaelreyjuancarlos.htm

Tengo la extraña impresión de que España marcha a dos tiempos.
El anuncio de la abdicación del Rey nos pilló a todos por sorpresa. Quizá para que los “enemigos” que parece que son todos los ciudadanos del país a juzgar por el tipo de política que hace el gobierno no tuvieran tiempo de reaccionar y organizarse, no les fueran a aguar la fiesta los que reclaman consulta que ratifique la continuidad de la Monarquía.
En su discurso Felipe VI hablará para todos los españoles, sin duda alguna, pero sin haber escuchado a muchos de ellos...

Evidentemente querido Antoni no debes participar en “La Porra Del Antoni”, eres tan majo que nos das hasta la guía para seguir el discurso. Estaría de acuerdo en que fueses el arbitro que decide quien gana la porra y creo que todos aceptaríamos tu veredicto como blogueros de nobleza y alcurnia más que demostrada a lo largo de estos últimos años de dietas virtuales. Pero no me digas que lo de “El discurso del rey” no es de hacer una porra. ¿ Que dirá, como lo dirá, tartamudeará, en que nos afecta lo que diga etc.etc.etc….? Y yo, que ya me corto menos que el Floriano para decir lo que pienso, voy a hacer mi pronóstico sobre el discurso del sexto felipe. ¡ Vamos allá ! :
El discurso que a pesar de sus campechanadas para imitar el estilo de su padre, como en la frase dicha a los periodistas de “¿ Alguna idea “?, está más que ensayado y con las más avanzadas técnicas de las escuelas de arte dramático americanas. Se ha estudiado hasta sus más nimios detalles por los equipos delegados por el PP, el PSOE, el Sr. Pedro Arriola y D. Rafael Spottorno y está claro que se han decidido por un estilo híbrido entre el del Papa Paco, Pablo Iglesias y Amnistía Internacional, pero sin la autenticidad de estas tres dignas instituciones, es decir: tocando todos los temas urticantes pero sin definirse en ninguno y patinando sobre la ambigüedad que es lo que le da tiempo al tiempo . El uniforme, como hijo de sastre y de modista, reconozco que muy bien elegido, sobrio, sin armiño y además el azul “azafata” le sienta bien a todo el mundo, aunque para mi gusto un poco “milico” y pasadito de medallas. Respecto a ¿en que nos afecta a nosotros?, pienso que en mucho, ahora si que van a dejar todo atado y bien atado para una temporada, “transición” hoy es un concepto denostado, con aromas de radicalidad y catarsis, “recuperación” en cambio implica paciencia, tesón, disciplina, resignación y que la vida siga igual en este valle de lágrimas…..

Excelente, Antoni.
Aunque no sé si apetece mucho estar pegados al medio para ver más de lo mismo, por mucho que se quiera esmerar el próximo Rey.
¿Sabremos algún día los motivos reales de la ausencia de Juan Carlos I de los fastos?.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es asesor de
comunicación y consultor político.
Profesor en los másters de comunicación
política de distintas universidades.
Autor, entre otros, de los libros: Políticas.
Mujeres protagonistas de un poder
diferenciado’ (2008), Filopolítica:
filosofía para la política (2011)
o La política vigilada (2011).
www.gutierrez-rubi.es

Sobre el blog

Hago mía esta cita: “Escribimos para cambiar el mundo (…). El mundo cambia en función de cómo lo ven las personas y si logramos alterar, aunque sólo sea un milímetro, la manera como miran la realidad, entonces podemos cambiarlo.” James Baldwin

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal