La reunión

Por: Antoni Gutiérrez-Rubí | 20 jul 2014

Mas_rajoy

Los acuerdos pueden llegar cuando los costes (gestión y consecuencias) de los desacuerdos son superiores a los beneficios de mantenerlos, por calculado interés o por proclamada coherencia. Esta es la ecuación que parece abrirse ante la inminente —y esperada— reunión entre Mariano Rajoy y Artur Mas. Llegan a esta cita bajo el síndrome del «condicional catastrófico», como diría Ulrich Beck: usar la fuerza de la amenaza, ya que no cabe la amenaza de la fuerza, es una de las tácticas de las guerras geoeconómicas recientes. Lo cuenta muy bien Lluís Bassets en su artículo La política del miedo, sobre cómo aplica esta técnica Angela Merkel en sus negociaciones: «La técnica ‘merkiavélica’ para conseguir el sometimiento es la dilación, la inacción y la duda antes de actuar. Esperar siempre hasta el último segundo, justo hasta un momento antes de caer por el barranco: quiero decir, de que se caiga el otro».

Este juego de poder es peligroso por imprevisible. O te pasas, o te quedas corto. Es nuestra particular versión del juego de cartas el siete y medio. Tan al límite que es muy fácil perder. La fuerza (y la victoria) consigue, en el riesgo calculado, acertar. Es un juego de todo o nada. Utilizar la amenaza en política tiene algo de azaroso e incierto y, en consecuencia, impropio de responsables políticos.

Rajoy ha aprendido mucho de Merkel desde mayo de 2012 (en plena crisis del euro y la deuda), cuando la canciller invitó a Mariano Rajoy a dar un paseo en barco en Chicago, en el marco de la cumbre de la OTAN, hasta las negociaciones sobre la posibilidad de que el ministro de Economía, Luis de Guindos, se convierta en el próximopresidente del Eurogrupo. Rajoy ha aprendido el valor de la paciencia y la resistencia inmóvil. Y Mas está atrapado por la impaciencia del «tenim pressa» (tenemos prisa) político y social que se vive en Catalunya.

No sé si la anunciada cita entre Mas y Rajoy será, también, en un barco (¿se imaginan a ambos en una de las barcas de El Retiro?). Sería una poderosa imagen metafórica, ideal para propiciar la guasa y el chascarrillo de nuestra industria nacional. Imágenes de este tipo se han dado en distintas ocasiones como a principios de junio, en la residencia de verano del primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt, cuando se reunieron la canciller alemana, Angela Merkel, el primer ministro británico, David Cameron, y el primer ministro holandés, Mark Rutte. Los cuatro pasaron dos días bajo el mismo techo, hablando, probablemente, del nuevo presidente de la Comisión Europea. Los cuatro líderes conforman un grupo de poder en el seno de la Unión Europea (en febrero, ya consiguieron recortar el presupuesto europeo gracias a sus presiones). Entre las actividades que realizaron, pudimos ver un tradicional paseo en el lago con el Harpsundsekan, un pequeño bote de remos. Esta tradición fue introducida por Tage Erlander, primer ministro de Suecia en la década de los 60. Nikita Khrushchev, Willy Brandt y Kofi Annan son algunos de los políticos que también han subido en este tipo de bote.

Supongo que las cosas, entre Rajoy y Mas, no están para remar juntos, todavía. Ya me imagino la discusión entre quién se sienta a babor y quién a estribor. En estas barcas, no hay timón. Sólo la sincronización y la cooperación entre los dos remeros permite cruzar el río o desplazarse sin dar vueltas en círculo. Tampoco sé si se plantean pasar un par de días juntos para hablar con calma y sin la presión de la gestión de las expectativas. Pero cambiar las formas del encuentro sería una de las maneras de minimizar las distensiones posibles y una señal de que, a pesar de las extraordinarias dificultades, dan una oportunidad al diálogo.

Rajoy llega a la reunión con el último espaldarazo de la Canciller alemana al Presidente sobre la consulta catalana: «opino como el Gobierno español». Y Mas llega con los preparativos de la que será —probablemente— la mayor demostración de fuerza política y social nunca realizada en España: la concentración de la «V de Victoria» que se realizará el próximo 11 de septiembre. Rajoy y Mas dicen que no pueden hacer otra cosa que cumplir sus mandatos. El primero el del orden constitucional y los límites  —y obligaciones— que impone a todo el mundo, incluido el mismísimo presidente del Gobierno. Y el segundo con el mandato electoral, social y parlamentario. Ambos creen que su responsabilidad les aleja del acuerdo y del pacto. Pero no pueden ir a la reunión sin la íntima convicción de que es posible acordar. Y, para ello, ceder, en búsqueda del pacto.

Los beneficios del desacuerdo ya son insoportables y de consecuencias imprevisibles. Que nadie se engañe. Este desafío va más allá de la suerte y la responsabilidad histórica de sus actuales protagonistas. Cualquier cambio es peligroso para ambos, pero la inacción o la persistencia en las posiciones iniciales no evitan el riesgo. Es más, lo acrecientan. La autodestrucción del liderazgo catalán si asumiera la ilegalidad de sacar las urnas a la calle sin acuerdo con el Estado no acabaría el problema. Obligaría al Estado a usar la fuerza, en lugar de la amenaza. Y lo que sería una inmolación política provocaría una crisis política indescriptible. Esto es lo que produce vértigo: incumplir la ley para obligar a que tú la cumplas, sabiendo todo el mundo que ambas soluciones les destruyen a los dos y, con ellos, a los demás.

La cita prevista no es la última oportunidad, como se dice. Es quizá la primera. Hay que diseñar (y pactar) un proceso de distensión que aleje las mutuas amenazas (y la fuerza consiguiente) para ganar tiempo para el diálogo y la negociación. No hay otro camino. Y empezar a explorar la complejidad sin la urgencia de las fechas. Desenredar un nudo lleva su tiempo. Si se quiere resolver tirando de los cabos, el nudo se enreda todavía más. Se necesita maña, paciencia y habilidad. Cuando el nudo está duro, la fuerza no sirve. Sólo la inteligencia.  

Hay 13 Comentarios

Hola, amigos. El referéndum de ARTUR MAS por el llamado "derecho a decidir" es un CHANTAJE DE LA GENERALITAT a los catalanes. CATALUÑA ES ESPAÑA Y ESPAÑA ES CATALUÑA. Artur Mas y su gobierno autonómico han convertido la secesión catalana en unas horcas caudinas para todos los habitantes de Cataluña. ¡ABAJO LA REPRESIÓN CONTRA LOS NO INDEPENDENTISTAS! ¡ABAJO LA DICTADURA CAMUFLADA DE ARTUS MAS! ¡VIVA CATALUÑA! ¡VIVA ESPAÑA!

Que las fechas no cuadran está claro, Rajoy y Mas no se han reunido todavía con Sanchez para explorar el alcance de su proyecto federalista si es que lo tiene completado, agosto no cuenta ni como “tiempo muerto”, y el miedo que le tenga Rajoy a la diada del próximo 11S es nulo, ya se encargará la presión mediática de convertirlo en otra folclorada política sin mayor trascendencia, como otras tantas diadas y aberriegunas (por cierto, Urkullu ya está metiendo caña como era de esperar) y mientras, el barranco, es decir el 9N, está a la vuelta de la esquina, y con el conjunto soberanista catalán un tanto despendolado.
Rajoy tiene un marrón a medio-largo plazo, pero Mas está más cerca del borde del barranco que él, si ganase “la consulta” solo conseguiría combustible para seguir pataleando hasta las próximas elecciones y si la pierde, que todo puede ocurrir, la ostia que se va a dar en el barranco va a ser épica.
Me perdonen los catalanes que no incluya a ERC en mi sesudo análisis, ellos lo tienen mucho mejor, aunque se perdiese la consulta, siempre podrían transmutarse en una especie de BILDU catalán y poder seguir cantando durante décadas el “No nos moverán” sin hacer demasiado el ridículo.
Rajoy por merqueliano y Más por agobiado necesitan tiempo, y no se de donde lo van a sacar….
El único acuerdo que veo posible de la todavía hipotética “Reunión” conociéndolos a los dos, es que no estén de acuerdo. Pero así, en general, sin mojarse mucho el culo ninguno, y seguir esperando hasta el último momento milagros, imprevistos, ideas geniales, mediaciones, lo que sea….., algo se les ocurrirá a cualquiera de ellos, mientras que a los ciudadanos tanto catalanes como vascos o españoles se nos mareará cual perdices sin que nos resuelvan los problemas verdaderamente prioritarios.
Hasta el más capullo se da cuenta de que la mejor solución sería un compromiso firme por parte de Rajoy de iniciar un proceso de reforma constitucional profunda y bien ponderada, a cambio de la cual, Más ofrecería una tregua, bien delimitada en sus plazos y su ruta evidentemente, de no utilizar el vandalismo político-jurídico durante el proceso constituyente y de cambio que indudablemente se produciría. Sería más pausado pero mucho más efectivo a la larga para todos. Anda que no hubo que currarse años la Unión Europea, por poner un ejemplo, y ahí está, para bien o para mal, pero está, y supuso muchas renuncias y concesiones por parte de todos los cofundadores, y sobre todo paciencia, tiempo, capacidad y sentido común para llevarla a buen puerto y que siga funcionando lo suficiente para que no sepamos que haríamos ahora sin ella mañana mismo y con la que le está cayendo en todos los frentes….
El verdadero problema es que ni Rajoy ni Mas tienen los conocimientos ni de “Política”, ni de “Derecho Constitucional”, ni los “cullons” suficientes para acometer semejante proyecto.
La independencia, o cualquier otra fórmula jurídico-política que cuele en el españolito medio, léase principado, estado federado, comunidad foral, espacio natural protegido, aliado, estado asociado o reserva de la biosfera de Catalunya y Euzkadi son posibles, e incluso muy previsibles, pero en manos de un tipejo que se agarra como una lapa a una Constitución achacosa y otro que quiere las cosas ¡¡ ya !! como un adolescente ansioso, lo único que estamos haciendo es perder el tiempo, que es de lo que peor andamos.
En resumidas cuentas, a mí me gustaría una “Reunión” para buscar formulas y no para defender posturas.

Vuelvo a leer y constato que hay muchos que no saben leer y que solo funcionan con sus emociones.. Alea jacta est...
Que Mas y Rajoy hagan lo que quieran pero si no es refrendado por los catalanes. pese a quien pese no valdra nada.
Es patético constatar la falta de luces de algunos que no quieren admitir que el problema es gordo y que sin la acquiescencia de los catalanes no queda resuelto...
Alla ellos... Seran los unicos sorprendidos.

La intervención militar de Ucrania contra los secesionistas prorrusos, está siendo avalada, bendecida y financiada por la Unión Europea y Estados Unidos. Aviso para navegantes.

Lo que sí cuenta con un consenso muy amplio es el rechazo de un referéndum de autodeterminación que no cabe en la Constitución. Este es un país serio y plenamente europeo, en el que las pretensiones coyunturales de un grupo social no pueden bastar para acabar de un plumazo con varios siglos de convivencia y poner en peligro el futuro de los habitantes de Cataluña y los del resto de España, en beneficio de horizontes mucho más que inciertos. (El País, 16-7-14).

No existe ningún motivo realmente importante para la independencia de Cataluña. Solo mentiras y agravios inventados para fomentar el odio hacia el resto de España. Ya se sabe, «el odio es la pasión más eficaz para congregar multitudes», palabras de don Miguel de Unamuno, que comparto plenamente.

El Estatuto catalán está redactado a mayor gloria y beneficio de los políticos, para aumentar su poder, no de los ciudadanos. Por algo los ciudadanos le dieron la espalda en el referéndum, nada menos que un 64%. Solamente votaron sí un escaso 36% del censo.

Tiene delito que, frente a lo que realmente importa, haya quien parezca sostener, parafraseando a Rorty, la prioridad de la independencia sobre la pobreza, o de la forma de Estado sobre la miseria generalizada. (Manuel Cruz es catedrático de Filosofía Contemporánea en la Universidad de Barcelona, El País, 3-7-14).

CRISIS
Las crisis económicas no solo generan desempleo y pobreza, sino otros efectos igualmente perversos, como el radicalismo político y la exacerbación de los nacionalismos. Claramente se vio en la crisis de 1929 con la ascensión del nazismo, el fascismo y el estalinismo en buena parte de Europa. Las crisis económicas producen el caldo de cultivo ideal para la incubación y proliferación de Mesías, caudillos, agitadores, demagogos, populistas y otros frutos amargos, como el tal Pablo Iglesias, Cañamero, Cayo Lara, Artur Mas, Oriol Junqueras, Le Pen, Beppe Grillo, etc.
Todos ellos tienen en común que se aprovechan de la penuria de las gentes para alcanzar sus malsanos objetivos ideológicos. Karl Popper tiene escrito: «Aun
inspirados por las mejores intenciones de traer el cielo a la tierra, sólo
conseguirán convertirla en un infierno, ese infierno que sólo el hombre es
capaz de preparar para sus semejantes».

En cualquier caso, acuerden lo que acuerden Rajoy y Mas, la oferta de España deberá posteriormente ser votada, de manera libre, democrática, pacífica y soberana, por el pueblo catalán, junto con la propuesta de una Catalunya independiente.


Por otro lado no se me ocurre que puede ofrecer Rajoy que nos pueda interesar. Blindaje de comptencias en lengua y cultura y el concierto fiscal? Por mucho menos se cepillaron los españoles el Estatut. Eso és el pasado y solamente eso ya no nos interesa., ahora lo que queremos es decir nuestra propia política en todos los ámbitos desde la política industrial o agraria a la de infraestructuras o económica.


Para acabar, la táctica "Merkel" que se ilustra en el artículo en teoría de juegos se corresponde con el "Juego de la Gallina" pero la situación actual con una declaración unilateral de independencia estaría más próxima al "Dilema del Prisionero" donde ambos articipantes deberán minimizar el coste de la decisión, es decir, deberán negociar las condiciones de la independencia.


Por cierto, uno de los grandes expertos mundiales en Teoría de Juegos es un exprofesor de las universidades de Berkeley y de Harvard llamado Andreu Mas-Collell...

@ Publicado por: LBarcelona | 20/07/2014 14:26:47
No puedo estar más de acuerdo contigo. Llevo años fuera de BCN (aunque regreso muy a menudo) y este año quiero estar ahí con mis hijos para decir basta y q sepan q somos muchos los q no aguantamos más tanta chapuza y chorreo. Es indecente q un Presidente de un país cobre en negro y q se salve por una tipificación legal soló lo considera falta. Un presi q lleva la indecencia a considerar bueno un 25% de paro en dogmático q no soluciona nadie. Ni izquierda ni derecha. Una memoria q no vuelve nunca. Una derecho a q sí se puede permitir un comportamiento indigno frente a los familiares de las víctimas del franquismo.
Un Pp q se permitió lanzar una campaña contra Cataluña y los catalanes. Un PP q llevo al TS, complaciente, una ley votada por tres cámaras un un referendo ...
Por eso, como tu bien dices, peor no vamos a estar. O proponen algo aceptable (para todos, una constituyente q regule el derecho a la autodeterminación, ley de partidos, ley de licitaciones públicas...) o nos vamos y tan panchos.
Ni sufriremos de tanto paro ni de esta injusticia social. Y los políticos catalanes si nos propondrán una constituyente para un país digno y controlado. No una tecnocracia gobernada por corruptos y aprovechados.
Peor no podrá ser la República catalana. Lo han hecho todo tan mal...

Hay bastantes enfoques y puntos de vista a la hora de mirar la actualidad, depende desde donde se quiera mirar, y de lo que se quiera vender de cara a la galería.
La galería somos la ciudadanía, que solo tenemos claro que somos contribuyentes de pleno derecho, demócratas con derecho a voto cada cuatro años.
Y con opinión el resto del tiempo.
Ciudadanos y ciudadanas fijos e insoslayables por nacimiento, y españoles.
Siendo los gestores políticos solo postulantes al cargo, ofreciéndose como la mejor opción para recibir el puesto.
Por cuatro años como mínimo.
En todos los niveles de la administración.
Y ya hemos visto las quejas acumuladas y en los tribunales por gestiones políticas torcidas de todos los colores del arco político.
Con el timón inclinado solo hacia una banda como consecuencia de influencias de poder que defienden solo sus intereses, como es lógico.
Por eso están las leyes.
Y con visiones sociales miopes, caras para la gente, y socialmente deplorables.
Siendo la gente normal los mayores contribuyentes al sostenimiento del estado, es a la gente a quienes más se les obliga y se les exige.
Por eso se pide transparencia legal, más que dobles tirabuzones en el aire o equilibrios en el alambre.
Obviando a los altos niveles de muchas obligaciones que nos tocan a los demás al ciento por cien.
Por miedo de que se busque otros lugares más idóneos para ejercer su función de correas de transmisión quienes cobran de nosotros el estado.
La empresa en general es solo correa de transmisión que se alimenta con el dinero público.
Porque el dinero del estado sale de los bolsillos de la ciudadanía.
Y parece que pidamos limosna al reclamar nuestro derecho social a una vida digna del nivel que nos toca por vivir aquí, en este país.
A la hora de buscar buenos gestores que se encarguen de gobernarnos con mesura, equidad, respeto ejemplar por la ley, ejerciendo y haciendo cumplir las reglas.
Con una ley igual para todos, toda la ciudadanía.
El resto de canciones del verano que oímos, son solo salvas de humo para distraer o esconder a veces algunas de las vergüenzas que nos arruinan.
Ofreciendo lo normal como los logros más altos.
Con nuestros impuestos.

No lo digo por ti pero leer la prensa madrileña, incluido El País que está desmelenado con el tema catalán, o los digitales, da hasta miedo. Y eso que me abstengo del ABC o La Razón. Por tierra, mar y aire, amén del desembarco ayer de los socialistas, con la Bono andaluza a la cabeza, a quien la corrupción, el choriceo y el paro escandaloso de su comunidad le preocupa menos que lo que ocurre aquí. Manifiesto va, manifiesto viene... Cogno, qué hartura. No sé que saldrá de la reunión pero el 11-S, después de muchos años de ausencia, iré a la manifestación. Cuando toque votar veremos si me inclino por ERC o Podemos/Podem, el único partido español que nos ha demostrado respeto. Y eso que no soy nacionalista, ni una rara avis. A las encuestas me remito. Dice hoy Manuel Vicent: "La plegaria que hizo la derecha española al Constitucional para que se cepillara el Estatuto de Cataluña, votado por el Parlamento y el pueblo catalán, fue atendida por un solo voto de diferencia, el de un magistrado que luego apareció en la Maestranza de Sevilla fumándose un puro". Se olvida que el primero que dijo que se cepillaría el Estatut fue Guerra, otro socialista y andaluz de pro. Hasta aquí he/hemos llegado. Que pete todo de una vez porque peor no estaremos.
http://elpais.com/elpais/2014/07/19/opinion/1405783108_711396.html

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es asesor de
comunicación y consultor político.
Profesor en los másters de comunicación
política de distintas universidades.
Autor, entre otros, de los libros: Políticas.
Mujeres protagonistas de un poder
diferenciado’ (2008), Filopolítica:
filosofía para la política (2011)
o La política vigilada (2011).
www.gutierrez-rubi.es

Sobre el blog

Hago mía esta cita: “Escribimos para cambiar el mundo (…). El mundo cambia en función de cómo lo ven las personas y si logramos alterar, aunque sólo sea un milímetro, la manera como miran la realidad, entonces podemos cambiarlo.” James Baldwin

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal