¿Por qué Podemos puede?

Por: Antoni Gutiérrez-Rubí | 02 nov 2014

«Cuando el agua ha empezado a hervir, apagar el fuego ya no sirve de nada». Esta frase, atribuida a Nelson Mandela, explica muy bien la incapacidad del liderazgo político y mediático del bipartidismo para comprender el ascenso político de Podemos. Cuando sólo se comprende la temperatura del agua por su hervor (es decir, por la evidencia visible de las burbujas)… entonces no se entiende por qué y cómo se calienta el agua hasta su ebullición. La primera encuesta publicada (a la espera de la del CIS, de la que ya se insinúan resultados muy parecidos) está generando una conmoción significativa. En parte, porque la comodidad política es insolentemente soberbia. Y este bofetón demoscópico está despertando a más de uno de la larga siesta mental, con la que han digerido los movimientos tectónicos que se han producido en la sociedad española.

Pero de nuevo, parte de los análisis querrán ver, en este histórico resultado, explicaciones coyunturales atribuibles a este fatídico mes de octubre (en especial para Rajoy, su gobierno y el PP). Pero sin ignorar los hechos con el insoportable coste de la corrupción que han hundido la confianza en la gestión y en la reputación de las principales fuerzas políticas, para comprender este sorpasso habrá que buscar en razones más profundas y poderosas parte de las explicaciones de esta radical alteración del tablero político. Estas son, quizá, algunas de las razones de fondo a las que me acerco con prudencia que explicarían por qué Podemos ha llegado tan lejos. De momento.

1. Ignorancia. Desde que emergió el 15M, las fuerzas políticas mayoritarias han mostrado una severa incapacidad para comprender lo que ha sucedido en nuestra sociedad en los últimos años. Con sus obsoletos sensores tradicionales, no han registrado la frecuencia de los nuevos tiempos. Despreciaron lo que ignoraron. Y a causa de esta autosuficiencia política, con los termómetros averiados, no entendieron el incremento de la temperatura social. Las crisis económicas, políticas e institucionales añadían, con cada duro recorte, con cada caso de corrupción lacerante, o con cada descrédito regio, más gas a la llama de la indignación.

2. Lentitud. «Cuando las horas decisivas han pasado, es inútil correr para alcanzarlas», escribió Sófocles. Y esta lentitud para pensar, reflexionar y hacer los cambios y las reformas a tiempo y a fondo que la sociedad demandaba, y la situación requería, ha hundido la credibilidad de los grandes protagonistas de la vida política española. Todo se dejaba para más adelante. Y esta exasperante lentitud se ha convertido en pereza y parálisis. Las reformas llegan tarde. Y la ruptura (política o territorial) avanza como opción frente a un claudicante e insuficiente reformismo realmente transformador. El tsunami ha llegado a la playa, finalmente, mientras los que estaban en la orilla veían perplejos, incrédulos y paralizados la llegada de la ola devastadora. Lentos por arrogantes. Con grasa en las neuronas y en los músculos.

3. Torpeza. Desde la irrupción electoral de Podemos, el pasado mes de mayo, se ha atacado creo a esta formación con una pobreza de argumentos extraordinaria. La previsibilidad de los principales oponentes a los líderes de Podemos en las tertulias mediáticas ha contribuido a su éxito más que nada y que nadie. En cada programa de televisión, han mostrado una grave incapacidad para contrarrestar los estilos, los argumentos y la estrategia de los portavoces de Podemos. Con su falta de preparación y con su actitud han alimentado el fenómeno. Tanta torpeza sólo es posible cuando la prepotencia obtura el pensamiento. Los portavoces mediáticos del bipartidismo han sido incapaces de tener una estrategia mínimamente eficaz frente a la estudiada y calculada audacia de Podemos. Al contrario, han alimentado a Podemos.

4. Ambición. Podemos ha gestionado las expectativas con inteligencia. Veremos si son capaces de mantener la serenidad. Cuando Pablo Iglesias afirmó que se presentaban para ganar… fue recibido con la displicencia de los que creen que tienen una posición inexpugnable, asegurada y consistente. Gran error. Otra vez, la soberbia política era incapaz de comprender que lo que se estaba fraguando reclamaba una urgente dosis de humildad y una acelerada rectificación de comportamientos y prácticas, si se quería tener una posición suficientemente creíble frente a la ruptura audaz que propone Podemos. Nada. Frente a la ambición se respondió con clichés y estereotipos mal diseñados, débiles e inconsistentes. Si alguien hubiera leído, por ejemplo, la tesis doctoral de Íñigo Errejón quizá habría prestado la atención que se merece este proyecto político. Pero nada. Era más fácil, por ejemplo, el latiguillo acusador del «populismo», antes que querer comprender cuanta ciencia y técnica hay detrás de todo lo que han hecho. Nadie ha querido aprender.

5. Redes. Podemos conoce la capacidad de la tecnopolítica. Mientras algunos se han dedicado a buscar grietas en el modelo de votación de la Asamblea Ciudadana de hace unos días, con el único objetivo de desacreditar el proceso, la mayoría no ha comprendido cómo las nuevas redes son capaces ya de construir proyectos. De militantes a activistas. De sedes a redes. De agrupaciones a círculos. De ejecutivas a nodos. Estamos frente a una tecnología de proximidad, multipantalla y multiformato, capaz de cambiar los modelos de comunicación, organización y creación de contenidos. Lo saben las empresas pero todavía no algunos grandes partidos. Y todavía hay arrogantes que desprecian la política digital desde una superioridad de plastilina. Es cierto, un tuit no es un voto, pero no hay que ser demasiado espabilado para comprender que sí puede cambiarlo.

6. Ánimo. La interpretación de que los indignados (15M) se trasformaron en cabreados (mareas) y ahora es el momento de los iracundos (Podemos) es la fácil tentación para explicar lo que sucede. Otra vez la pereza. Pero todo es mucho más complejo. Podemos está materializando su nombre. Haciendo corpórea, políticamente, su identidad afirmativa. Sí, se puede. Sí hay alternativa. Y sí, se puede ganar. Gestionan los intangibles porque los conocen y los estudian. Mientras se les reclama soluciones y propuestas, Podemos se centra en las emociones y en los retos. Y han comprendido, mejor que nadie, que las ganas de abofetear electoralmente a los responsables políticos de esta situación era la demanda más clara y urgente de una parte creciente y transversal de la sociedad española. Otra vez, nada más y nada menos, que una nueva y diferente versión del voto útil. Para nada resignada o especulativa. Sino combativa y radical. Podemos, puede competir. Quién quiera combatirlos... mejor será que los estudie un poquitín. 

 

Hay 211 Comentarios

Morfeo Ro | 02/11/2014 23:00:59 Estas muy, pero que muy equivocado. Felipe Gonzalez y Alfonso Guerra (siempre estuvieron juntos) no tienen nada en común con Iglesias y su gente 1) Gonzalez y Guerra vienen de la calle, del trabajo práctico. Ambos fueron abogados laboralistas en tiempos de la dictadura. Ambos organizaron congresos de un partido ilegal en tiempos de la dictadura 2) Mucho antes de acdeder al poder, el PSOE de Gonzalez y Guerra ya había abjurado del marxismo y ya había abrazado a la socieldemocracia europea (esa de Helmut Schmidt, Schröder o Blair)..........Sin embargo Podemos es muy distinto 1) Iglesias y su gente son teóricos, toda su vida en la universad dando clases de algo tan teórico como Políticas, nacieron en la Democracia y se han hecho grandes gracias a la televisión 2) De momento, Podemos está ya muy cerca del poder y sigue reivindicando el marxismo y los economistas que van a hacer su programa son muy amigos de nacionalizaciones, luchas antiimperialistas y demás........En fin, que Podemos si que va a intentar poner en práctica un programa marxista. Yo opino que se la pegará, otros que no. Ya veremos. En todo caso, espero que no recurran a trucos antidemocráticos (reforma ley de prensa e introducción de comites de vigilancia de los medios, como en la Rusia de Putin, alocuciones semanales en la TV pública de Pablo Iglesias, modificaciones a la brava de la Constitución sin cumplir lo establecido en la Constitución etc.) Yo en todo caso veo todo esto muy difícil, así que lo más probable es que una vez en el poder, tengan que salir a patadas si les sale mal lo que ellos piensan que si funciona (que es ese programa marxista y anticapitalista), pues la gente les votará pensando en que ese cielo que prometen es verdadero.

.....Y vivieron felices y comieron perdices". ¿A esto lo llamas análisis lógico racional?. Es evidente que todavía hay gente que cree que el pueblo se ha caído del guindo.
Pablo Iglesias es el nuevo Felipe Gonzalez, que al igual que aquel le encomiendan hacer las reformas brutales en los próximos años que los dos grandes partidos no se atreven hacer, porque la gente "se los comería por las patas". Felipe Gonzalez nos "metió" en la OTAN UE....
y "podemos", reformara el sistema productivo español siguiendo un modelo capitalismo chino, a la europea.
Pero como supuestamente tendrá el "apoyo popular de las masas indignadas", no se le podrá echar nada en cara.
Muy buena jugada de ingeniería social, si señor. Buena y genocida a la par.

Curioso que elpais.com me permita publicar un comentario, a mí que no estoy registrado en Eskup. Será que le interesa que leamos los comentarios y que escribamos...

Javi | 02/11/2014 21:43:29 Attac y sus economistas defienden la nacionalización por criterio ideológico, mira rosa vime | 02/11/2014 22:07:56 lo explica muy bien.

El que el PPSOE sean una cuadrilla de mangantes no es excusa para dejarse endulzar los oídos por Podemos; hay que ser cautos y reflexivos. Y de momento el discurso de Podemos es vacío de contenido. Esto es un callejón sin salida. Mal panorama veo, malo pero malo.

De verdad que los obtusos podemistas no habéis entendido el artículo. Por qué creéis que su autor nos remite a la tesis doctoral sobre Bolivia de Errejon?

Ahí lo dejo, para el que pueda comprender lo que implica que ganen los adoradores de Robespierre, contactos de Herrira y mal llamados bolivarianos (si Bolívar levantara la cabeza).

y desde luego creemos que SÍ SE PUEDE:
- perseguir con contundencia a los corruptos.
- hacer pagar impuestos a los defraudadores
- conservar la sanidad
-mantener unos niveles decentes en la enseñanza pública
- defender el poder de los parlamentos nacionales o europeos frente al poderío absoluto de las multinacionales que se están haciendo las dueñas del mundo
- controlar sectores estratégicos como la energía que esclavizan a la población
-Reorganizar los impuestos. ¿ Por qué un hotel de 5 estrellas , restaurante de lujo o una entrada en el Bernabeu tienen un IVA de 10 % y la factura de luz, agua y gas de una familia en paro o trabajadora tienen el 21%'
Y tantas cosas...
Los que que apoyamos a PODEMOS no creemos que vaya a ser fácil ni organizarnos ni sanear el país pero sí estamos seguros de que el tiempo de los ladrones, incompetentes y amiguitos del alma se ha acabado.

En Podemos estamos indignados pero no somos iracundos. Alguna gente joven habla a voces y usa palabras gruesas en las reuniones pero yo les comprendo con la que está cayendo. Otros jóvenes son muy bien hablados. la gente de cierta edad, que somos casi la mitad, somos muy correctos de trato y jóvenes y mayores tenemos un alto nivel educativo. Estamos indignados de un país que huele mientras hay niños que se acuestan sin cenar o gente que rebusca en las basuras.

Rod. Otra vez con el mismo mantra de la nacionalización porque sí... Pon aquí todo lo que proponen en este sentido desde Podemos, y entonces sabremos cual es el contexto. Pero eso de que proponen nacionalizar empresas sin más, como diría Javier Rodriguez, es de tu propia cosecha.

¡Qué maravilla!
Esto sólo es comparable a cuando los obispos tuvieron que salir a la calle en 2005.
Nos ladran Sancho, luego cabalgamos...
¡Qué felicidad!

jajaja, Algunos proféticos de las castas de corrupción que miedo que les dan -que Podemos llegue a la Moncloa, y saque a todos los chorizos de las castas incrustadas en todos los poderes.


Gran parte de la población ya perdido todo, y si vota a PODEMOS sera una esperanza nueva libre de corrupción y no perderá nada. Los que tiene que perder con las castas de corrupción. QUE DESESPERADOS ESTÁIS!!!...AQUE PODEMOS LLEGUE AL PODER, ....Y ..OS...QUITE ...TODO SUS PRIVILEGIOS, ...EN FAVOR DE LA MAYORÍA DE LA GENTE MAS NECESITADA, ponen enlaces apocalípticos de otros de la mis juerga de las castas de poder que desinforma todo lo que hacen los gobiernos progresistas (Venezuela,..Bolivia,...Cuba) en favor de la mayoria de la gente y que estan en contra de las castas del sistema. A no caer en la trampa -porque los de las castas quieren que sigan votando por los mismos de siempre.

Javi | 02/11/2014 21:15:40 ¿Tú te has leído el programa de Attac España? Pues claro que hablan de nacionalizar la energía y la banca (entre otros). Attac es anticapitalista y si el programa de Podemos lo elaboran Vicenç Navarro y Juan Torres (los economistas de Attac), el programa de Podemos será anticapitalista.....Por cierto, si Podemos espera que Alemania o Francia van a poner miles de millones para ayudarnos, que esperen sentados, ni el gobierno frances tiene la voluntad de alimentar a M. Le Pen, ni el alemán la de alimentar a los partidarios de desmantelar el euro ni, por supuesto, subir los impuestos para llevar ese dinero al sur, pues no les iba a votar nadie. En el caso de UK está claro que no van a poner ni un duro.Digo todo esto, porque Vicenç Navarro y Juan Torres quieren darle al gasto público y el déficit. Pero claro, alguien se lo tiene que prestar. Esta claro que pocos inversiones privados encontrará, sobre todo teniendo en cuanta el resto de propuestas de estos economistas, así que solo les quedaría el recurso al resto de paises europeos o nacionalizar la banca. En todo caso, yo ya lo he dicho antes, los que pensamos así igual estamos equivacados, pues nada que Podemos pruebe con esas propuestas anticapitalistas; eso sí, si sale mal, pues patada al trasero cuanto antes mejor.

Aleonidas, eres un mentiroso, así, sin más. Podemos no dice "vamos a nacionalizar empresas de sectores estratégicos", te has dejado un buen trozo de la explicación que, por supuesto, saca completamente de contexto lo que pretenden decir. Podemos plantea que está muy bien que las empresas de sectores estratégicos quieran ganar dinero, pero no a costa de que haya gente que se quede sin luz, sin gas, de tenerla a precios abusivos... Y por tanto, si estas situaciones se dan, ¿por qué no nacionalizar empresas de sectores estratégicos si las mismas deciden que les da igual la sociedad, solo quieren dinero?. Pero en ningún caso hablan de nacionalizar sí o sí en cualquier situación. Es decir, MIENTES.

Venezuela... Bueno, si estudiaras tan solo un poquito los sistemas electorales y de gobierno de España y Venezuela, tan solo un poquito, rápidamente podrías observar que en España no se puede gobernar como en Venezuela ni siquiera con mayoría absoluta. Primero porque es un sistema representativo, no presidencialista. Y segundo porque la Constitución marca unos cuantos límites. Sí, se puede modificar la Constitución, pero para esto hace falta el apoyo de 3/5 del Congreso y del Senado. Para que te hagas una idea, con la mayoría aplastante que tiene el PP en el Congreso, aún le faltan 26 escaños para poder obtener el apoyo necesario, y solo en el Congreso. Esa cantidad de escaños no la ha llegado a tener ni el PSOE de 1982, que obtuvo el mayor número de escaños de toda la democracia con 202 Diputados. Por tanto, sí se quiere reformar la Constitución es prácticamente obligado alcanzar acuerdos con distintas formaciones hasta llegar al número requerido de apoyos.
Como ves, tampoco lo de Venezuela cuela, y otra vez más, eres un MENTIROSO.

Por otro lado, deberías reflexionar sobre lo que comentas, porque ni Podemos, ni IU, ni UPyD... han llegado a gobernar jamás a nivel nacional ni autonómico, y a nivel local apenas representan(los que llegan a gobernar) si acaso el 3-4% de todo el territorio. España entera ha sido gobernada durante décadas por PP y PSOE, y la situación actual que vivimos es "gracias" a estos dos partidos. Ya tampoco cuela eso de "más vale malo conocido, que bueno por conocer" y encima pintar lo bueno por conocer por malo malísimo(y soltando tonterías y mentiras como tú). Ya va siendo hora de que gobiernen otros partidos, ya va siendo hora de que PP y PSOE se hagan a un lado y dejen que otros manejen el timón, más de tres décadas es tiempo más que de sobra para que hayan estado gobernando siempre los mismos.

En política y economía, lo mejor es ser profundamente escéptico. Pero ocurre que eso mucha gente lo acaba percibiendo mal. Pues a la gente le gusta soñar, más en una sociedad infantilizada como la de este siglo XXI. De modo que perciben escepticismo como una trampa, perciben a los que les dicen que no hay mucho que rascar como tramposos, de ahí que en las elecciones ganen siempre los que prometen y no cumplen. Pues queramos o no, la gente percibe la política como una película o un juego de ordenador (supuestos los necesrios reincios) con final feliz o con victoria. A fin de cuentas, a la gente, cuando vota, también le gusta negar la muerte.

Para Juan. Escuchar al pueblo es la primera falacia de la demagogia. Por escuchar al pueblo triunfó un Hitler, por escuchar al pueblo hemos tenido la caterva de corruptos y trincones que ahora nos ocupa. Honestamente, no sé cuál es la solución. Quizá esta pase por una buena sacudida a los partidos históricos a través de un voto masivo a Podemos. Lo que no veo es a estos últimos gobernando. Y menos, con una mayoría absoluta.

Lo único irremediable de que SÍ gane Podemos sería que introdujesen reformas (p. ej. en la ley de prensa) para mantenerse antidemocráticamente en el poder. Pero si no es así, si nacionalizan empresas y eso no funciona, pues luego se desnacionalizará. P. ej., en Alemania del Este se han devuelto miles de millones en propiedades inmobiliarias a los expropiados antes de la guerra (básicamente judíos por el nacionalsocialismo) y después de la guerra (todo tipo de gente por el comunismo). En el resto de Europa del Este (Polonia, Chequia, Eslovaquia, etc.) lo mismo (excepto en Rusia, pues el tema venía de demasiado lejos). Tambien ha pasado en la UE, p.ej., con Miterrand. Si la gente quiere probar lo que ofrece Podemos, pues habrá que probarlo. Eso sí, nada de nuevas leyes de prensa con organos que vigilen lo que dice la prensa y nada de programas para el Presidente en la TV pública. Y si quieren cambiar la Constitución, pues perfecto, eso sí, ajustándose a los mecanismos que prevé para ello la Constitución, nada de golpes de Estado a lo Carl Schmitt. Esto es, ganan las elecciones, prueban sus propuestas y si no funcionan, pues patada al trasero, igual que a los demás.

Lo único irremediable de que no gane Podemos sería que introdujesen reformas (p. ej. en la ley de prensa) para mantener el poder. Pero si no es así, si nacionalizan empresas y eso no funciona, pues luego se desnacionalizará (p. ej., en Alemania del Este se han devuelto miles de millones en propiedades inmobiliarias a los expropiados antes de la guerra (básicamente judíos por el nacionalsocialismo) y después de la guerra (todo tipo de gente por el comunismo). En el resto de Europa del Este (Polonia, Chequia, Eslovaquia, etc.) lo mismo (excepto en Rusia, pues el tema venía de demasiado lejos). Tambien ha pasado en la UE, p.ej., con Miterrand. Si la gente quiere probar lo que ofrece Podemos, pues haba que probarlo. Eso sí, nada de nueas leyes de prensa con organos que vigilen lo que dice la prensa y nada de programas para el Presidente en la TV pública. Y si quiere cambiar la Constitución, pues perfecto, eso sí, ajustándose a los mecanismos que prevé para ello la Constitución, nada de golpes de Estado a lo Carl Schmitt. Esto es, gana las elecciones, prueba sus propuestas y si no funcionan, pues patada al trasero, igual que a los demás.

Como gane Podemos esto es lo que nos espera,.... miseria, miseria y más miseria. La situación de hoy por mala que sea será mil veces mejor que con un gobierno de Podemos…. Si no al tiempo.
Por Diosss….miren a Venezuela, miren a Cuba!!!.... estos son los modelos de Pablo Iglesias… Visitad el blog de yusnaby, que maravilla los logros del comunismo!!!!
Pablo dixit: “Vamos a nacionalizar a las empresas de sectores estratégicos”…to pal pueblo.
http://yusnaby.com/la-cuba-usurpada/
Pobre España como gane Podemos!!!

Vicenç Navarro y Juan Torres son los responsables del programa de Attac. Una organización anticapitalista. Y el programa de Podemos será, en consecuencia, anticapitalista. El que crea que eso funciona, que vote a Podemos, pues sería un bo bo de no hacerlo, el que piense que eso no funciona, sería un bo bo votando a Podemos. Pero como es un partido que se presenta por primera vez y los conocimientos de la gente no es que sean muy grandes (estoy siendo amable), mucha gente les votará sin saber que hay en ese programa o mejor dicho sin entenderlo. Así que la continuidad de Podemos, dependerá de los resultados de sus políticas. Eso sí, casi seguro que van a tener oportunidad de ejercer el poder, sea solos o en coalición (lo más probable), pues la gente les va a votar por haber sido capaces de apoderarse del voto de la rabia y porque la gene vota en las elecciones (aquí y en todas partes) como el que opta por su equipo de fútbol favorito

El editorial que publica hoy El País es la prueba evidente de que este periódico sirve los intereses de la derecha económica. También están nerviosos. Vamos a tener por delante unos meses plagados de mensajes apocalípticos sobre Podemos. El País, por supuesto se prestará gustoso a este juego como uno de los principales trompeteros.

Antoni, bravo ! genial y brillante el meollo de la cuestión...

"...la mayoría no ha comprendido cómo las nuevas redes son capaces ya de construir proyectos. De militantes a activistas. De sedes a redes. De agrupaciones a círculos. De ejecutivas a nodos. Estamos frente a una tecnología de proximidad, multipantalla y multiformato, capaz de cambiar los modelos de comunicación, organización y creación de contenidos. Lo saben las empresas pero todavía no algunos grandes partidos..."

Ignoraron por completo el movimiento 15M lo que pedía el pueblo. Cuando se refieren a podemos como populistas, se refieren a que escuchan al pueblo?, eso es malo?. Porque qué ha hecho el PPSOE desde Mayo del 2011?: nada. Peor que eso, se sintieron aliviados que todo ese movimiento de tarados había desparecido...

Ahora nos quieren amedrentar con los populistas de Podemos?, a mi me da miedo los corruptos, el rescate enorme de la banca, que no hay trabajo ni becas, que no existe I+D, las tarjetas opacas, la operación Púnica, los aeropuertos sin aviones, el paro, una generación de jóvenes pérdida, que en el congreso no se discuta sobre la corrupción, los contratos de 6 meses luego-a-la-calle-y-te-llamamos-dentro-de-6-meses-otra-vez , ...

Que no se preocupen tanto, Podemos u otros partidos no van a destruir España, es que YA LO ESTÁ, y quién ha gobernado todo ese tiempo ha sido el PP y el PSOE.

Um. No había leído el editorial de El País. La verdad es que es bastante pobre, incluso considerando que este tipo de artículos tienden a sacrificar la profundidad en aras de defender la línea establecida. Y los últimos párrafos son impropios de un periódico serio, salvo que por serio entendamos vendido a los anunciantes de artículos de lujo, para el que los lectores son sólo medios. A mi entender, el fenómeno podemos es una reacción previsible desde hace mucho. Primero los partidos políticos se enquistaron en sus sistemas internos, poco democráticos y clientelares, ajenos a permitir el ascenso interno de nadie que no fuera más leal al partido que a la propia democracia de la que se alimentaban (se llega a cobrar más del partido que del puesto de representación: todo un peligro) . Los mítines pasaron de formas de presentarse a los indecisos a ser discursos vacíos para consumo interno (de la sábana pintada a la innecesaria banderita plástico ¡cómo corre el dinero del estado!), e igual pasó con el debate político: ningún diputado parece dirigirse a los ciudadanos en sus respuestas, todos lo hacen al rival político, de ahí el “y tú más”. Junto con eso, se enviaron mensajes claros a los ciudadanos de que no existía otra forma de participación política que la que pasara por los partidos tradicionales y de que votar a formaciones pequeñas era “tirar el voto”. Los intentos de participación de otro tipo, desde parroquias hasta asociaciones de barrio fueron ninguneadas, confundiendo la potestad legislativa de los representantes legítimos con el monopolio de la participación política: déjenlo en manos de los profesionales, dijeron. Y mientras, estos “profesionales” aprovecharon para aumentarse las prerrogativas, y para extinguir los mecanismos de control (control del Tribunal Supremo, desactivación del Tribunal de Cuentas…). Eso, y un sistema político que implica que miles de votos en una ciudad grande no suponen ni un escaño, mientras que esos miles en una pequeña pueden dar lugar a varios. En paralelo a este sistema lleno de vicios por corregir, los ciudadanos comenzaron a dar avisos: primero comenzó el desinterés, con la caída de votantes. Pero no vieron lo que significaba. Sospecho que pensaron que ¿para qué? Si con que vote un 20% ya podemos legitimarnos. Ejemplo claro, el rechazo/desinterés ante el texto de la Constitución Europea (un mal texto, como constitución, por cierto). A continuación, comenzaron las protestas. El 15M ocupó la calle. La reacción no fue “los ciudadanos nos quieren decir algo”, sino el insulto directo (perroflautas, ignorantes, antisistema, etc.). Después, comenzaron las recogidas de firmas, también ignoradas: medio millón de firmas contra la injusta ley hipotecaria y lo que se consigue es ver al presidente del Congreso regañar con un paternalismo nauseabundo a una ciudadana; con las mismas, cuatrocientos mil catalanes le dicen algo al Gobierno Central y este, que si quieres arroz, Catalina, como si por no ser de la corriente política de su gusto fueran menos ciudadanos. Ante el fracaso de los medios tradicionales para conectar con los representantes, aparecen los gritos ante sus domicilios. En lugar de preguntarse por las causas, se aumentan las medidas represivas y se insulta a los protagonistas (terroristas, antisistemas…). Otro ejemplo del corte de canales de participación/comunicación es la famosa comparecencia en pantalla de plasma, y las ruedas de prensa sin preguntas. Ya no sólo es que no se oiga a los ciudadanos (a cualquier ciudadano), ya es de vergüenza internacional: no se responde ni a los medios. Lo que sucede a continuación es lógico: si ustedes no atienden a lo que se les dice, siquiera para escuchar, habrá que buscar quien lo haga. Y aparece Podemos. Justo en medio de los escándalos de corrupción. Y muchos se ponen a temblar. Bueno, pues ahora, a gestionar la situación. A grosso modo; Ventajas de Podemos: están limpios, parecen inteligentes, proponen algunos cambios muy necesarios y no es la primera vez que vemos un “que viene al coco” ante una nueva fuerza política para después descubrir que era más sensata de lo que parecía. Desventajas: proponen algunas cosas inviables, pueden estar infiltrados por intereses ajenos al general, podrían cometer errores. En todo caso, el tortazo a las fuerzas “clásicas” está dado, y parece que viene el segundo. Ahora llega la hora de demostrar lo que se vale, politicuchos.

La propaganda de las CASTAS CORRUPTAS es demonizar a través de sus medios de comunicación mercantilistas a todo gobierno que no se sometes a los intereses de las CASTAS ELITISTAS -y cuyos gobiernos entran a servir estado- por encima del capital. La Venezuela de Chavez, el Ecuador de Rafael Correa, la Bolivia de Morales, la Argentina del Kishnerismo, antes del año 2000, estaban quebrados peor que España de la actualidad -donde rebosaba una deuda del 60% del PIB -al pago de la deuda externa, y gran parte de esa población vivía en la pobreza extrema gobernada por los partidos tradicionales.


PERO TODO CAMBIO A LA LLEGADA DE ESOS GOBERNANTES MENCIONADOS -con buenas políticas de estado en favor de las políticas sociales que favorecen y enriquecen al estado . Desde ahí las catas de poder y medios de comunicación mercantilistas comenzaron a demonizar falsamente a esos gobernante diciéndoles de todo como (dictador, tirano, aprendiz, censurador de la libertad de expresión..etc....etc).


Y porque hacían eso la oposición y castas elitistas de poder?, hacían eso con el fin de desacreditar y dar una mala imagen del gobierno ante el mundo entero -y así conspirar eh imponer gobiernos títeres a sus servicio con la ayuda de sus amigos mediante golpe de estado encubierto -como hicieron en el 2002 en la Venezuela de Chavez y otras democracias latino americanas contrarias a su intereses del sistema. LA GENTE NO DEBE TENER MIEDO AL CAMBIO Y ES LA UNA OPORTUNIDAD PARA ACABAR CON ESOS CORRUPTOS DE LAS CASTAS.

Jose Ignacio, Podemos ya ha encargado a los economistas Vicenç Navarro y Juan Torres su programa económico. En breve será presentado, imagino. Mientras tanto puedes informarte sobre estos dos economistas en internet. Ya te adelanto que no son ni chavistas ni castristas, para desilusión de algún energúmeno pepero que lleva todo el día vociferando las mismas chorradas por aquí. A todo esto. ¿Del programa económico del PSOE se sabe algo? Porque llevan semanas criticando a Podemos sin esperar siquiera a que presenten su programa pero ellos no han dicho nada de lo que piensan hacer si vuelven al poder...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es asesor de
comunicación y consultor político.
Profesor en los másters de comunicación
política de distintas universidades.
Autor, entre otros, de los libros: Políticas.
Mujeres protagonistas de un poder
diferenciado’ (2008), Filopolítica:
filosofía para la política (2011)
o La política vigilada (2011).
www.gutierrez-rubi.es

Sobre el blog

Hago mía esta cita: “Escribimos para cambiar el mundo (…). El mundo cambia en función de cómo lo ven las personas y si logramos alterar, aunque sólo sea un milímetro, la manera como miran la realidad, entonces podemos cambiarlo.” James Baldwin

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal