¿Por qué Podemos puede?

Por: Antoni Gutiérrez-Rubí | 02 nov 2014

«Cuando el agua ha empezado a hervir, apagar el fuego ya no sirve de nada». Esta frase, atribuida a Nelson Mandela, explica muy bien la incapacidad del liderazgo político y mediático del bipartidismo para comprender el ascenso político de Podemos. Cuando sólo se comprende la temperatura del agua por su hervor (es decir, por la evidencia visible de las burbujas)… entonces no se entiende por qué y cómo se calienta el agua hasta su ebullición. La primera encuesta publicada (a la espera de la del CIS, de la que ya se insinúan resultados muy parecidos) está generando una conmoción significativa. En parte, porque la comodidad política es insolentemente soberbia. Y este bofetón demoscópico está despertando a más de uno de la larga siesta mental, con la que han digerido los movimientos tectónicos que se han producido en la sociedad española.

Pero de nuevo, parte de los análisis querrán ver, en este histórico resultado, explicaciones coyunturales atribuibles a este fatídico mes de octubre (en especial para Rajoy, su gobierno y el PP). Pero sin ignorar los hechos con el insoportable coste de la corrupción que han hundido la confianza en la gestión y en la reputación de las principales fuerzas políticas, para comprender este sorpasso habrá que buscar en razones más profundas y poderosas parte de las explicaciones de esta radical alteración del tablero político. Estas son, quizá, algunas de las razones de fondo a las que me acerco con prudencia que explicarían por qué Podemos ha llegado tan lejos. De momento.

1. Ignorancia. Desde que emergió el 15M, las fuerzas políticas mayoritarias han mostrado una severa incapacidad para comprender lo que ha sucedido en nuestra sociedad en los últimos años. Con sus obsoletos sensores tradicionales, no han registrado la frecuencia de los nuevos tiempos. Despreciaron lo que ignoraron. Y a causa de esta autosuficiencia política, con los termómetros averiados, no entendieron el incremento de la temperatura social. Las crisis económicas, políticas e institucionales añadían, con cada duro recorte, con cada caso de corrupción lacerante, o con cada descrédito regio, más gas a la llama de la indignación.

2. Lentitud. «Cuando las horas decisivas han pasado, es inútil correr para alcanzarlas», escribió Sófocles. Y esta lentitud para pensar, reflexionar y hacer los cambios y las reformas a tiempo y a fondo que la sociedad demandaba, y la situación requería, ha hundido la credibilidad de los grandes protagonistas de la vida política española. Todo se dejaba para más adelante. Y esta exasperante lentitud se ha convertido en pereza y parálisis. Las reformas llegan tarde. Y la ruptura (política o territorial) avanza como opción frente a un claudicante e insuficiente reformismo realmente transformador. El tsunami ha llegado a la playa, finalmente, mientras los que estaban en la orilla veían perplejos, incrédulos y paralizados la llegada de la ola devastadora. Lentos por arrogantes. Con grasa en las neuronas y en los músculos.

3. Torpeza. Desde la irrupción electoral de Podemos, el pasado mes de mayo, se ha atacado creo a esta formación con una pobreza de argumentos extraordinaria. La previsibilidad de los principales oponentes a los líderes de Podemos en las tertulias mediáticas ha contribuido a su éxito más que nada y que nadie. En cada programa de televisión, han mostrado una grave incapacidad para contrarrestar los estilos, los argumentos y la estrategia de los portavoces de Podemos. Con su falta de preparación y con su actitud han alimentado el fenómeno. Tanta torpeza sólo es posible cuando la prepotencia obtura el pensamiento. Los portavoces mediáticos del bipartidismo han sido incapaces de tener una estrategia mínimamente eficaz frente a la estudiada y calculada audacia de Podemos. Al contrario, han alimentado a Podemos.

4. Ambición. Podemos ha gestionado las expectativas con inteligencia. Veremos si son capaces de mantener la serenidad. Cuando Pablo Iglesias afirmó que se presentaban para ganar… fue recibido con la displicencia de los que creen que tienen una posición inexpugnable, asegurada y consistente. Gran error. Otra vez, la soberbia política era incapaz de comprender que lo que se estaba fraguando reclamaba una urgente dosis de humildad y una acelerada rectificación de comportamientos y prácticas, si se quería tener una posición suficientemente creíble frente a la ruptura audaz que propone Podemos. Nada. Frente a la ambición se respondió con clichés y estereotipos mal diseñados, débiles e inconsistentes. Si alguien hubiera leído, por ejemplo, la tesis doctoral de Íñigo Errejón quizá habría prestado la atención que se merece este proyecto político. Pero nada. Era más fácil, por ejemplo, el latiguillo acusador del «populismo», antes que querer comprender cuanta ciencia y técnica hay detrás de todo lo que han hecho. Nadie ha querido aprender.

5. Redes. Podemos conoce la capacidad de la tecnopolítica. Mientras algunos se han dedicado a buscar grietas en el modelo de votación de la Asamblea Ciudadana de hace unos días, con el único objetivo de desacreditar el proceso, la mayoría no ha comprendido cómo las nuevas redes son capaces ya de construir proyectos. De militantes a activistas. De sedes a redes. De agrupaciones a círculos. De ejecutivas a nodos. Estamos frente a una tecnología de proximidad, multipantalla y multiformato, capaz de cambiar los modelos de comunicación, organización y creación de contenidos. Lo saben las empresas pero todavía no algunos grandes partidos. Y todavía hay arrogantes que desprecian la política digital desde una superioridad de plastilina. Es cierto, un tuit no es un voto, pero no hay que ser demasiado espabilado para comprender que sí puede cambiarlo.

6. Ánimo. La interpretación de que los indignados (15M) se trasformaron en cabreados (mareas) y ahora es el momento de los iracundos (Podemos) es la fácil tentación para explicar lo que sucede. Otra vez la pereza. Pero todo es mucho más complejo. Podemos está materializando su nombre. Haciendo corpórea, políticamente, su identidad afirmativa. Sí, se puede. Sí hay alternativa. Y sí, se puede ganar. Gestionan los intangibles porque los conocen y los estudian. Mientras se les reclama soluciones y propuestas, Podemos se centra en las emociones y en los retos. Y han comprendido, mejor que nadie, que las ganas de abofetear electoralmente a los responsables políticos de esta situación era la demanda más clara y urgente de una parte creciente y transversal de la sociedad española. Otra vez, nada más y nada menos, que una nueva y diferente versión del voto útil. Para nada resignada o especulativa. Sino combativa y radical. Podemos, puede competir. Quién quiera combatirlos... mejor será que los estudie un poquitín. 

 

Hay 211 Comentarios

Pedro Martín, en eso te doy la razón. Por eso digo que para votarles necesito ver en su programa unas medidas anticorrupción creibles y un programa económico realista, pragmático y generalista. No me sirve de nada que alguien me prometa la Luna cuando sabe que no puede cumplir nada de lo que promete en campaña como hizo el PP y, claro, no se llevaron mi voto.....porque estaba clarísimo. Por eso espero que Podemos, si piensa gobernar, tenga unos economistas de cierto nivel. Para tener que votar a más de lo mismo, ni me molesto... Espero que si gobierna sea capaz de modernizar el país y, con ayuda de las nuevas tecnologías, propiciar un sistema de votos transparente y rápido que permita tomar cualquier tipo de decisión con consultas periódicas y vinculantes a la población (como hacen en Suiza).

¿Alos, Franco?¿?. Vamos es lo nunca visto. Ni con Pablo Iglesias con cinco periodistas.

leonidas, Ciudadanos es otra muy buena opción. De hecho una coalición de gobierno entre Podemos y Ciudadanos sería en mi opinión la mejor situación de partida para empezar a renovar este país, ya que se establecería un equilibrio de poder. Si el PP y el PSOE forman gobierno como alguien sugiere por ahí, el PSOE ya puede ir pidiendo el finiquito, porque dudo que nadie lo vuelva a votar nunca más después de aliarse con el PP. Sería la demostración fehaciente de que son la misma cosa y de que defienden los mismos intereses: los suyos. En el PSOE no creo que sean tan tontos como para plantearse ese suicidio político, lo mejor que pueden hacer ahora es campear el temporal, dejar que Podemos haga las reformas contra la corrupción y el abuso de poder que ellos no pueden por sus compromisos ocultos, aprovechar para hacer limpieza de verdad y esperar volver a ser algún día alternativa de gobierno cuando el poder desgaste a los nuevos partidos. Desde luego, el PSOE, con lo que tiene hoy que ocultar y con el chaval que han puesto al frente, que parece salido de un anuncio de pasta dentrífica, dudo que convenzan a mucha gente de nada...

Sería interesante que los editorialistas del periódico estudiaran a fondo este artículo antes de escribir simpleces, al estilo de Pedro Sánchez o Alfonso Guerra, como las de hoy.

Efestivamente. Muy bien explicado. Y ahora vamos a por ellos, a por todos esos sinvergüenzas, que son muchos y cobardes. Sí se puede! Queremos lo imposible!

Transparencia internacional ha hecho público su informe sobre corrupción mundial ( http://www.bolsamania.com/noticias/pulsos/espana-octavo-pais-del-mundo-con-los-politicos-mas-corruptos-segun-transparencia-internacional--616601.html ). España ha subido al octavo puesto. Y algunos todavía nos dicen que votar a Podemos es un peligro. ¿Peligro de qué, cuando somos el 8º país más corrupto del mundo? ¿Eso no asusta a los inversores extranjeros y Podemos sí? ¿Quién va a arreglar esto si no son partidos nuevos comprometidos con renovar de verdad el estado? ¿Lo va a arreglar ahora, después de 35 años llevándoselo crudo, el PSOE, que todavía tiene docenas de casos de corrupción y mamandurrias que tapar y mantener en Andalucía, Madrid, Asturias, Valencia...? Del PP mejor ni hablamos, a ese ya solo le van a votar los cientos de listos que viven del partido, las 4 viejas del barrio de Salamanca que votan en modo automático cada dos años y la niña de Rajoy. Su primo el de Sevilla ya ha dicho que va a votar a Podemos, no vaya a ser que lo del calentamiento global sea al final verdad, que ve a la gente cada día más caliente...

Al bipartidismo solo le quedan dos opciones de luchar contra Podemos y la primera es casi imposible por su misma organización y la implicación en el poder. Esta sería regeneración: transparencia apoyada en rígidas leyes anti-corrupción, internas y externas; aceptar en sus programas lo que la mayoría de españoles está pidiendo a gritos y cambiar el modelo organizativo interno para que prime la democracia participativa. Esto no lo harán porque sus estructuras internas están basadas en la ambición y porque sus compromisos financieros les impiden proponer en sus programas las demandas de la población.
Entonces solamente les queda la segunda opción: meter miedo en el cuerpo a los españoles, diciéndoles que Podemos arruinará a España. Como es un pobre argumento porque Podemos mejorará cada día sus propuestas económicas, lo único que hará es hundirlos más. Por más que algunos políticos de los dos partidos lo entiendan, no podrán hacer nada. A menos que Podemos cometa errores garrafales, algo que no creo, PPSOE perderán y se lo han ganado a pulso.
Como ellos ya saben de esta tendencia desde hace meses, tienen otro plan: gobierno de coalición PPSOE mientras remite la tormenta. ¡Cosas veredes, amigo Sancho!
Hay otro tema que casi nadie tiene en cuenta. Las economías no se comportan siempre de forma científica, mejor diría casi nunca, porque la economía tiene su base en el factor humano. Si un país recupera la ilusión pasan cosas extraordinarias en economía. Con confianza en el futuro las personas gastan ahorritos, ponen en marcha nuevos proyectos...

Yo también estoy indignado, y he decidido no votar a los partidos corruptos del PP o Psoe, pero me está dando mucho miedo la posible victoria de Podemos.
…¿pero todos estos cabreados, se han parado a leer el programa de podemos?, han visto sus videos?, saben a quién apoyan?, con quien simpatizan?....
La solución está en tomar medidas serias contra la corrupción, y reformar el país, pero no destruirlo como pretenden los de Podemos.
Si estamos indignados con el bipartidismo, no puede ser que por darles un voto de castigo, se instaure en España en régimen de orientación chavista, que sería una verdadera catástrofe!!!
Si queremos un cambio y reforma seria y realista, hay otras alternativas como UPyD y CIUDADANOS … para mi ellos si son la alternativa.

Los Medios y muchos periodistas, continuan 'tropezando con la misma piedra', no obstante las experiencias en otros paises,en los que caudillos populistas fueron 'inflados' por los diarios y emisoras de radio y tv, y sus primeras medidas al llegar al Poder fue censurarlos o confiscarlos. Castro, Chavez, y Correa, entre otros, son vivo ejemplo de esto.

Los partidos de la casta, viven demasiado bien para darse cuenta de lo que sucede en este país, de la cantidad de gente que se encuentra marginada y estos no perdonan, la casta lo pagará en las urnas, no hay vuelta atrás.

Los partidos de la casta, viven demasiado bien para darse cuenta de lo que sucede en este país, de la cantidad de gente que se encuentra marginada y estos no perdonan, la casta lo pagará en las urnas, no hay vuelta atrás.

Sencillamente genial, magnífico. Y que se apliquen el cuento los que han escrito la ''editorial'' de hoy, que por enésima vez insiste en que Podemos gana porque no hay nada más cuando ya son demasiados los signos del cambio, inluso se dan el lujo de menospreciar su programa cuando es el más HUMANO de todos, especialmente si de PPSOE hablamos, que trabajan únicamente para los de siempre. SE ACABÓ.

Oye justo lo que pienso yo, pero como no se explicarlos. Has bordao lo que yo considero lo que pasa y a pasado

José Ignacio: pues en la entrevista con Évole Pablo Iglesias dijo unas mentiras que sólo una comunidad tercermundista podría creer, como que se sube el salario mínimo y así los bares se llenan porque la gente tiene con qué comprar. En Venezuela y Ecuador al menos son exportadores de petróleo y tuvieron una bonanza increíble. Y yo creo que a Chávez le habría dado vergüenza decir eso.

Las actitudes negacionistas y aquellas risas prepotentes hacia el 15M ("problemas de la izquierda", "que se jodan", que decían) fue el principio de la caída del PP y del PSOE. Podemos va a irse a un 40% de los votos en las próximas elecciones.

Gran análisis en el artículo de la actualidad política en previsión de voto. Los partidos bipartidistas, sus dirigentes y sus acólitos no ven lo que se les viene encima. La sociedad está harta de ellos, de su desafecto ante los dramas sociales, paro, desahucios... Muchas personas han visto ilusionadas la luz con esta nueva formación -podemos- aun en pañales pero, que todavía no están mojados de corruptelas.

Por mucho que intenten revertir la situación bipartidarios están noqueados por su incompetencia y desmanes.
De aquí a diez años veremos si esto es bueno o malo psa todos. Ahora solo falta que se vayan y dejen espacio para operar y organizar con acierto el solar que dejan. Ojalá dejaran también lo que se llevan entre las uñas que no devolverán.

En Uruguay un país un poco lejano gobierna un Presidente que me gustaría tener en la Carrera de San Jerónimo. ¿Cuántos gin-tonics, wiskies seguimos pagando a sus señorías? qué asco de país, la verdad

Ayer Pepa Bueno le hizo la pregunta a Pedro Sánchez sobre el Consejo Consultivo y el tío caradura se saltó la respuesta, me dio asco, la verdad. Tengo claro que Podemos y Debemos cambiar las cosas

Pedro Martín, yo estoy comparando el nivel cultural de los dirigente de Podemos frente a los de Venezuela y Bolivia. O, si me apura, el de los españoles frente a venezolanos y bolivianos en líneas generales. No creo que ningún dirigente actual de Podemos está dispuesto a tirarse al monte como las FARC. Lo más que podría hacer Podemos es imitar a algunos del PP o del PSOE y llevárselo crudo a casa. A mi, los discursos de Monedero están tan llenos de lugares comunes y populismo barato que no me convence (me recuerda a Alfonso Guerra). Yo votaré al partido que proponga medidas anticorrupción y económicas que me convenzcan por plausibles y eficaces. Por esta misma razón el PP lo tengo descartado y me entran dudas con el PSOE. Estoy esperando las propuestas de Podemos un día de estos....

Despues de aguantar todo lo que hemos aguantado, lo que esta pasando es totalmente logico. Preocupante seria que no fuera asi. Ahora bien, me inquieta toda la publicidad que se le ha dado a Podemos, y que otros partidos de la new age no han tenido. Y me inquieta por que hace ya tiempo que deje en creer en la casualidad.

Revueltas democráticas. Es más acertado calificar de revueltas democráticas a los fenómenos sociales que se dan dentro de los regímenes democráticos que a los que se dan fuera de ellos. Los sucesos habidos en Túnez, Egipto, Libia, Bahrein o Siria no pueden ser calificados de revueltas democráticas. Las revueltas habidas en estos lugares no surgen en el ámbito de una democracia ni por el repentino deseo de los ciudadanos de ser democráticos o de parecerse a nosotros los occidentales, aunque desde occidente se venga como es el caso apoyando esta idea. Las revueltas en países del Oriente Medio y África, son consecuencia de una situación social de la que, precisamente, mucho tienen que ver los regímenes democráticos occidentales, por su decidido apoyo a los gobernantes. Ben Ali, Hosni Mubarak, Gadafi, otrora “amigos de occidente” por no hablar de todas las monarquías árabes, que han sido y siguen siendo apoyadas con armas y medios, también diplomáticamente y socialmente (publicidad en los equipos del fútbol), por los países occidentales (democráticos no olvidemos), con tal de garantizar sus intereses financieros. Estas prácticas, al igual que las guerras y la corrupción política y financiera en el ámbito internacional, son sustentadas por los países así llamados democráticos.


Sin embargo la aparición y ascenso de Podemos, si podría calificarse de revuelta democrática. Cumple algunos puntos que la hacen acreedora del término, como la ambición por un cambio de régimen, el del 78, dentro del espectro democrático. El 15 fue una pacífica sentada democrática (por darse digo en este ámbito), en la que la policía como es de esperar, puso la parte violenta en los sucesivos intentos de limitar la saturación de los espacios y el desorden público, verdadera obsesión de cualquier régimen. El 15M y su consecuencia política Podemos, es una revuelta democrática porque en España hay un régimen así llamado. El régimen del 78 es también una forma de gobierno con un modelo democrático definido. La transición española fue una extensión del régimen anterior entorno a un jefe del estado, el de la casa real habilitad por Franco, y un presidente Adolfo Suárez, secretario general del “movimiento” que había ejercido cargos de importancia en la dictadura franquista. Las garantías constitucionales favorecieron a los franquistas en la transición, permitiéndoles conservar sus estructuras de poder y sin que nadie fuese juzgado por sus crímenes. El poder económico quedaba por lo tanto a salvo también, en la nueva etapa. A cambio los encarcelados del franquismo fueron puestos en libertad. La ley de amnistía preconstitucional, protege a los colaboradores del franquismo y consolida el poder del nuevo régimen pero no restituye a las víctimas del franquismo, a las que se les ha negado sistemáticamente el derecho a la justicia en España, con la colaboración de todos. Los intentos de revisión han sido abortados por los distintos gobiernos surgidos del 78, viéndose las víctimas obligadas a buscar justicia fuera de los muros que protegen a los culpables. Amnistía Internacional insta a España a colaborar con la justicia y extraditar a los responsables vivos que aún quedan. Mientras el poder político surgido del 78 sufre una conmoción de consecuencias incalculables para ellos y las estructuras que los sustentan. Las encuestas electorales sitúan a Podemos, un partido apenas con unos meses de vida surgido del 15M, a la cabeza.


Estos hechos vienen a reforzar la idea que siempre he expresado sobre la democracia. Cualquier régimen, por democrático que sea, no garantiza ni la libertad ni la justicia de los ciudadanos que viven dentro de él. Tampoco tienen garantizada la seguridad ni el derecho más básico como el derecho a la vida, los ciudadanos que viven fuera de los regimenes democráticos y que por el contrario pueden ser violentados por estos, como estamos acostumbrados a ver diariamente. Durante décadas occidente por lo tanto sus democracias, han apoyado a los gobernantes de Túnez, Egipto, Irak, Libia, monarquías árabes, entre otros, ayudándoles a reprimir a su pueblo y dejando a este en una situación de pobreza y abandono a cambio de garantizar los intereses de estas democracias, sin cobertura legal ni mediática. Hoy, igual que ayer, lo que occidente está haciendo en estos países es asegurarse por encima de todo sus intereses. La ingerencia occidental en las revueltas de estos países, con la excusa de liberar el pueblo de los opresores que ellos mismos habían apoyado, o de favorecer la transición democrática, han llevado a la ruina y al caos social a millones de personas, que vienen soportando la agresión interna de sus gobernantes corruptos apoyados por las democracias occidentales. Y externa, de estas mismas democracias que bombardean y destruyen sus países con la infame excusa de la responsabilidad de protegerlos. Algo que está muy lejos de las inconfesables razones que los mueven.

No habéis entendido nada: El dire sabe que este tipo de críticas favorecen a Podemos y por eso las hace. Ja ja ja

Lo que Podemos ofrece es una posibilidad de ganar unas elecciones con unas bellas ideas y darle una lección a los que ahora ocupan el poder. Toda su propaganda va orientada al día de las elecciones. Lo que ocurra después no importa mucho. Más que nada porque vivimos en tiempos en los que la política se ha convertido en un concurso de bellas ideas. Que luego eso se pueda cumplir y que queda de esa belleza, cada vez importa menos. Lo que explica que el gobernar efectivo cada vez obtenga peores resultados. Y que se ganen elecciones y luego se pierdan por goleada, lo que estamos viviendo en Francia y también en España. Podemos, o luego mantiene el poder con metodos autoritarios, lo cual es improbable, o bien correrá la misma suerte, pues los problemas reales no los va a solucionar, excepto claro, el de echar a los incompetentes actuales; el problema es que los sustituirá por vendedores de bellas ideas (al menos para los que les votan) pero que luego al sufrir el contacto con la práctica se convertiran en feísimas máscaras.

Vamos a hablar de cosas concretas. dice alguien por aqui....
Pues eso: No confundamos los sintomas con la enfermedad.
Ni tampoco la medicacion con la curacion...
Pero eso quiza seria mucho pedir en un pais con una clase politica ignorante, indolente, que se lo cree todo permitido como si estuvieran ahi por la gracia de Dios.
Prioridad: cambiar las mentalidades de los que recibieron esa educacion franquista que no se quitan ni rascando con estropajo y acido social !
Luego construir un pais democratico con un equilibrio de poderes real e instituciones limpias de todo pecado de prevaricacion y corrupcion.
Despues todo sera posible....

No hagan caso a cuanto proféticos de las CASTAS corruptas que quieren seguir en su festín de saqueo a costa de la gente que esta sufriendo los embates de la pobreza extrema... que ellos mismos han provocado con sus corrupciones a manos llenas. Gran parte de la población NO tiene nada que perder,..los que tienen que perder y mucho son los círculos de las catas de poder.

Para mucho que no saben y tienen miedo al cambio, la Venezuela de Chávez antes del año dos mil, estaba gobernada por los partidos tradicionales de siempre que saqueaban ese país, y la mayoría de sus ciudadanos ..vivían en la pobreza absoluta , el petroleo en ese entonces- se lo repartían entre la la clase mas adinerada dentro y fuera de ese país. OJO, la España es muchísimo mejor que Venezuela de esos tiempos -en los tiempos actuales y tranquilamente con un gobierno honrado puede recuperar la esperanza y el buen vivir de todos.


Cuando llego Chavez al poder todo eso cambio en favor de las grandes mayoría del pueblo mas necesitado, eso no les gusto a las clases ricas de poder -que a través sus medios de comunicación mercantilistas privados desinformaban al mundo para desacreditar al gobierno de Chavez- eh imponer gobiernos títeres con la ayuda de sus amigos mediante golpe de estado encubierto como hicieron en el 2002. Como no lograron culminar con éxito ese golpe de estado- gracias a la reacción de la gente inmediatamente-...procedieron a conspirar constantemente y a sabotear los productos de primera necesidad -para así doblegar al gobierno de Chavez que servía al estado por encima del capital. LA GENTE NO DEBE TENER MIEDO AL CAMBIO, es la única manera para que acabe toda la corrupción en las castas de poder.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es asesor de
comunicación y consultor político.
Profesor en los másters de comunicación
política de distintas universidades.
Autor, entre otros, de los libros: Políticas.
Mujeres protagonistas de un poder
diferenciado’ (2008), Filopolítica:
filosofía para la política (2011)
o La política vigilada (2011).
www.gutierrez-rubi.es

Sobre el blog

Hago mía esta cita: “Escribimos para cambiar el mundo (…). El mundo cambia en función de cómo lo ven las personas y si logramos alterar, aunque sólo sea un milímetro, la manera como miran la realidad, entonces podemos cambiarlo.” James Baldwin

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal