¿Por qué Podemos puede?

Por: Antoni Gutiérrez-Rubí | 02 nov 2014

«Cuando el agua ha empezado a hervir, apagar el fuego ya no sirve de nada». Esta frase, atribuida a Nelson Mandela, explica muy bien la incapacidad del liderazgo político y mediático del bipartidismo para comprender el ascenso político de Podemos. Cuando sólo se comprende la temperatura del agua por su hervor (es decir, por la evidencia visible de las burbujas)… entonces no se entiende por qué y cómo se calienta el agua hasta su ebullición. La primera encuesta publicada (a la espera de la del CIS, de la que ya se insinúan resultados muy parecidos) está generando una conmoción significativa. En parte, porque la comodidad política es insolentemente soberbia. Y este bofetón demoscópico está despertando a más de uno de la larga siesta mental, con la que han digerido los movimientos tectónicos que se han producido en la sociedad española.

Pero de nuevo, parte de los análisis querrán ver, en este histórico resultado, explicaciones coyunturales atribuibles a este fatídico mes de octubre (en especial para Rajoy, su gobierno y el PP). Pero sin ignorar los hechos con el insoportable coste de la corrupción que han hundido la confianza en la gestión y en la reputación de las principales fuerzas políticas, para comprender este sorpasso habrá que buscar en razones más profundas y poderosas parte de las explicaciones de esta radical alteración del tablero político. Estas son, quizá, algunas de las razones de fondo a las que me acerco con prudencia que explicarían por qué Podemos ha llegado tan lejos. De momento.

1. Ignorancia. Desde que emergió el 15M, las fuerzas políticas mayoritarias han mostrado una severa incapacidad para comprender lo que ha sucedido en nuestra sociedad en los últimos años. Con sus obsoletos sensores tradicionales, no han registrado la frecuencia de los nuevos tiempos. Despreciaron lo que ignoraron. Y a causa de esta autosuficiencia política, con los termómetros averiados, no entendieron el incremento de la temperatura social. Las crisis económicas, políticas e institucionales añadían, con cada duro recorte, con cada caso de corrupción lacerante, o con cada descrédito regio, más gas a la llama de la indignación.

2. Lentitud. «Cuando las horas decisivas han pasado, es inútil correr para alcanzarlas», escribió Sófocles. Y esta lentitud para pensar, reflexionar y hacer los cambios y las reformas a tiempo y a fondo que la sociedad demandaba, y la situación requería, ha hundido la credibilidad de los grandes protagonistas de la vida política española. Todo se dejaba para más adelante. Y esta exasperante lentitud se ha convertido en pereza y parálisis. Las reformas llegan tarde. Y la ruptura (política o territorial) avanza como opción frente a un claudicante e insuficiente reformismo realmente transformador. El tsunami ha llegado a la playa, finalmente, mientras los que estaban en la orilla veían perplejos, incrédulos y paralizados la llegada de la ola devastadora. Lentos por arrogantes. Con grasa en las neuronas y en los músculos.

3. Torpeza. Desde la irrupción electoral de Podemos, el pasado mes de mayo, se ha atacado creo a esta formación con una pobreza de argumentos extraordinaria. La previsibilidad de los principales oponentes a los líderes de Podemos en las tertulias mediáticas ha contribuido a su éxito más que nada y que nadie. En cada programa de televisión, han mostrado una grave incapacidad para contrarrestar los estilos, los argumentos y la estrategia de los portavoces de Podemos. Con su falta de preparación y con su actitud han alimentado el fenómeno. Tanta torpeza sólo es posible cuando la prepotencia obtura el pensamiento. Los portavoces mediáticos del bipartidismo han sido incapaces de tener una estrategia mínimamente eficaz frente a la estudiada y calculada audacia de Podemos. Al contrario, han alimentado a Podemos.

4. Ambición. Podemos ha gestionado las expectativas con inteligencia. Veremos si son capaces de mantener la serenidad. Cuando Pablo Iglesias afirmó que se presentaban para ganar… fue recibido con la displicencia de los que creen que tienen una posición inexpugnable, asegurada y consistente. Gran error. Otra vez, la soberbia política era incapaz de comprender que lo que se estaba fraguando reclamaba una urgente dosis de humildad y una acelerada rectificación de comportamientos y prácticas, si se quería tener una posición suficientemente creíble frente a la ruptura audaz que propone Podemos. Nada. Frente a la ambición se respondió con clichés y estereotipos mal diseñados, débiles e inconsistentes. Si alguien hubiera leído, por ejemplo, la tesis doctoral de Íñigo Errejón quizá habría prestado la atención que se merece este proyecto político. Pero nada. Era más fácil, por ejemplo, el latiguillo acusador del «populismo», antes que querer comprender cuanta ciencia y técnica hay detrás de todo lo que han hecho. Nadie ha querido aprender.

5. Redes. Podemos conoce la capacidad de la tecnopolítica. Mientras algunos se han dedicado a buscar grietas en el modelo de votación de la Asamblea Ciudadana de hace unos días, con el único objetivo de desacreditar el proceso, la mayoría no ha comprendido cómo las nuevas redes son capaces ya de construir proyectos. De militantes a activistas. De sedes a redes. De agrupaciones a círculos. De ejecutivas a nodos. Estamos frente a una tecnología de proximidad, multipantalla y multiformato, capaz de cambiar los modelos de comunicación, organización y creación de contenidos. Lo saben las empresas pero todavía no algunos grandes partidos. Y todavía hay arrogantes que desprecian la política digital desde una superioridad de plastilina. Es cierto, un tuit no es un voto, pero no hay que ser demasiado espabilado para comprender que sí puede cambiarlo.

6. Ánimo. La interpretación de que los indignados (15M) se trasformaron en cabreados (mareas) y ahora es el momento de los iracundos (Podemos) es la fácil tentación para explicar lo que sucede. Otra vez la pereza. Pero todo es mucho más complejo. Podemos está materializando su nombre. Haciendo corpórea, políticamente, su identidad afirmativa. Sí, se puede. Sí hay alternativa. Y sí, se puede ganar. Gestionan los intangibles porque los conocen y los estudian. Mientras se les reclama soluciones y propuestas, Podemos se centra en las emociones y en los retos. Y han comprendido, mejor que nadie, que las ganas de abofetear electoralmente a los responsables políticos de esta situación era la demanda más clara y urgente de una parte creciente y transversal de la sociedad española. Otra vez, nada más y nada menos, que una nueva y diferente versión del voto útil. Para nada resignada o especulativa. Sino combativa y radical. Podemos, puede competir. Quién quiera combatirlos... mejor será que los estudie un poquitín. 

 

Hay 211 Comentarios

Los votantes de Podemos no son sólo estúpidos, también son criminales: son la misma chusma que convirtió a Cuba en el rival de Haití y que lleva a Venezuela a la hambruna. La arrogancia con que se expresan, a veces no tienen ni 30 años, es grotesca, proporcional a su ignorancia. Y no es que se los pueda comparar con Hitler y su partido, lo cual sería un ultraje injusto para éstos: eran el país más culto y eficiente de Europa y habían pasado por dos hambrunas.

El análisis de Antoni muy acertado, como es habitual, además de objetivo y sin estridencias. A partir de ahora nos falta ver el verdadero programa político y económico de Podemos, su encuentro con la realidad, pues muchas de las cosas que desean hacer so serán posibles con su actual discurso, pero se pueden acercar bastante y realizar, u obligar a realizar, los cambios que la sociedad española necesita con urgencia: Constitución, Ley Electoral, y adecuación del resto de leyes para conseguir una política transparente y justa donde se cumpla la Ley.
Los motivos del enfado ciudadano, del pueblo, están muy claros. Solo los que gustan de retorcer la realidad a su conveniencia no los ven.
Estás son algunas coas que motivan la ira, el cabreo o el enfado: http://sinalmanicorazon.blogspot.com.es/2014/10/mizaru-kikazaru-iwazaru.html

Después de haber leído el editorial de El País publicado hoy, con la última encuesta de Metroscopia aún calentita, no se me ocurre nada mejor que exclamar: ¡Sí se puede! Tranquilos chicos, por mucho que se vuelva a leer una y otra vez, lo único que se ve ahí son las descalificaciones habituales del paupérrimo argumentario de de los defensores del chiringuito (léase, PP y PSOE). Produce un gran placer contemplar como, cada día, van surgiendo nuevos "calificativos" dirigidos a los líderes de Podemos que no hacen sino fortalecer a la formación. Muchos de los que vivimos la llamada "Transición" con la ilusión de hacer de este país un lugar donde poder vivir en democracia, libertad, igualdad y justicia pensamos, a la vista de la descomposición sistémica a la que nos han conducido los dos "grandes partidos" y la Corona, que aquello no fue una transición, sino un contubernio. Entérese señor director, Podemos nos ha devuelto a muchos la ilusión de votar, el convencimiento de que la energía que emana del poder ciudadano es la clave para defendernos de los partidos corruptos, para contestar su incompetencia y su soberbia, para gritarles a la cara nuestra indignación. Y mientras tanto, PP y PSOE, como las dos liebres de la fábula de Tomás de Iriarte, siguen discutiendo sobre si son galgos o son podencos. ¿Saben ustedes cómo termina la fábula?

Mi opinión sobre la situación política siempre será sesgada, aunque aparezca sin pseudónimo siempre puedo decir que soy alguno de aquellos menos de 3.000 indivíduos que antes del 74 militábamos en el PSOE y comoi tengo poca cabeza sigo más o menos con las mismas ideas. En los 70 deseaba que tuviesemos en España un partido socialdemócrata que a la manera del sueco modernizara el país, lo hiciera más rico y más justo. Medio siglo en el gobierno sería suficiente para conseguirlo con creces. Nunca pensé que la ocasión de comenzar a hacerlo se pudiese presentar tan pronto y menos de que los incovenientes nos acompañaran tán rápido. La corrupción infectó al partido y acabó con el gobierno de FG. El recambio, el remedio, fue peor que la enfermedad, mientras el PP no tuvo mayoría absoluta, su actuación fue pasable, con la mayoría fue una catástrofe. ZP no enmendó la política económica de Aznar y cuando llegó la crisis el elctorado dió un bandazo y le volvió a dar mayoría al PP, como si fuesen unos desconocidos. Ahora llegan unos desconocidos con críticas razonables pero que apuntan soluciones que ensayadas en otros lugares se llega facilmente a los hospitales sin sábanas, los hogares sin papel higiénico y las estanterías sin pollos. Luego esta Cataluña con su nacionalismo que ya sabemos es una enfermedad de la mente, contagiosa.

Yo tengo 60 años y colaboro con podemos activamente y animo a todas las generaciones a participar

Si los dirigentes de Podemos tuvieran como modelo político
países como Suecia,Holanda,Finlandia,etc,hasta yo les votaría. El problema está en que sus modelos políticos son la Venezuela de Maduro y la Cuba de Fidel.
Y esto no son inventos de la derecha,se puede ver en los videos de Pablo Iglesias y Monedero en internet.
Amén de sus simpatías con los cafres proetarras en las herriko tabernas.Quien no lo quiera admitir es ó un ignorante supino ó un fanático de este movimiento.
Los líderes de Podemos no engañan.Se han mostrado como lo que son : un grupo totalitario,disfrazados de demócratas dialogantes........hasta que tomen el poder.

bienvenidos ala 2 transicion esta SI realizada por el pueblo

Y por cierto, Democracia Directa moderniizada, sería esto, más o menos: http://elcompromisopitagorico.blogspot.com.es/

El respeto manifestado hacia el dominio de las técnicas científicas para manejar las masas y los medios por los dirigentes de Podemos, junto con la crítica consiguiente a la torpeza de los otros partidos sobre esos mismos aspectos, es lo más acertado de este artículo. El señor Errejón y compañía, se han planteado realizar un experimento de laboratorio y les va a salir para un 10. Nosotros somos los conejillos de indias, las pequeñísimas gotas de agua de ese tsunami de laboratorio que van a provocar. El gran Tsunami de 1978, la Democracia Representativa que nació con él, había quedado prácticamente extinguido. Las aguas estancadas y corruptas habían demostrado la incapacidad del sistema para ser representativo, ni democrático. "No nos representan", gritaban los manifestantes del 15S a la puerta del congreso. De esa calma retraída y disconforme podría haber surgido una burbuja que impulsase a las masas hacia un nuevo sistema de Democracia Directa modernizada con los medios que la tecnología actual provee. Pero alguien pensó que era mejor relanzar de nuevo el muerto tsunami, que reiniciar uno nuevo en otra dirección. Pablo Iglesias ya "Sí nos representa". Él sí será capaz. Y se ha abrazado al sistema representativo con fuerza, hasta el punto de convertirlo en el sistema organizativo de su propio partido, que será propio, lógicamente. Así que, empezamos de nuevo, con otra tripulación, pero en el mismo viejo barco

PODEMOS puede, por la falta de oposición del PSOE, la inoperancia del resto de los partidos, la corrupción salvaje del PP y la hartura de la ciudadanía. Mucho misterio no hay en su éxito.
http://elvillanoarrinconado.blogspot.com.es/

A finales de los 70, los nostálgicos del régimen de Franco y la población acobardada por 40 años de dictadura aún advertían que la llegada de los socialistas al poder daría lugar a un clima de violencia guerracivilista, donde se reproducirían los paseíllos al paredón al cementerio, se hundiría la economía española y produciría una huida de divisas que dejaría España en al bancarrota y a merced del marxismo soviético y las invasiones de los moros de Marruecos. Se hacían advocaciones a la intervención del ejército, y se advertía a quién declarara su intención de votar por el cambio que sería corresponsable del separatismo y el desastre para España.
35 años después, nada nuevo bajo el sol. Han cambiado los mensajeros del miedo, han cambiado los medios de difusión, pero permanece impasible el mismo mensaje de los privilegiados para amenazar a quienes llevan engañando toda la vida a que el caos es la única alternativa a su imperfecto sistema de supervivencia sumisa, intentando convencerles que luchar toda la vida por un poco de pan y techo es a lo único que pueden aspirar los que no han tenido la suerte de nacer en el seno de la nobleza económica y social.
En el 82, un poco más tarde de lo que hubiera sido normal, acabó ganando el PSOE. En 2015, espero que Podemos gane las elecciones. Y que, a diferencia de lo que pasó entonces, aprendamos de la historia para que a Podemos no le ocurra lo que le pasó al PSOE. Medios se están poniendo para ello. La oportunidad debe llegar, porque la historia reserva momentos para transformar la sociedad, y éste es uno de ellos. Está a punto de llegar la política del siglo XXI. Bienvenida, y por favor, participemos todos de ella para que no os defraude.

(Ironic mode ON)Ah se me olvidaba recordarles a algunos que Zapatero no sólo ha llevado el solito a la ruina a España: acabó con los dinosaurios, mató a Jesucristo, organizó el saqueo de Roma, dejo entrar a los árabes en la península, hundió el Titanic, gaseó judíos en Treblinka y dijo aquello de "¡Quieto todo el mundo...!". (Ironic mide OFF). No te jode...

Chavez, Hitler, Castro, Franco,,,jajajja!!
Si eso es todo lo que se os ocurre para parar a millones de españoles muy cabreados, la llevais wapa!!
Que los echen a todos!!

A Juan de Mairena le bastaba ver al hijo para imaginarse al padre. Viendo a los políticos de la casta uno entiende que triunfe Podemos, no tanto por su propio mérito, que también, como, sobre todo, por las carencias de los que caerán. Y por lo demás, en el PP de León buscan un diputado sin antecedentes penales para presidir la Diputación. No sé si me explico.

Bien dicho BB!!
Lo que pasa es que el salto generacional hace imparable que millones de españoles jovenes que solo hemos vivido en democracia alucinemos con los argumentos que sueltan por aqui y por alli la gente de 50 para arriba.
Podemos no nos da miedo a los jovenes y por eso les vamos a votar

El artículo me parece muy interesante y muy sesudo pero el comentario de Papageno es el más realista y acierta, desde mi punto de vista, de pleno. Al albur de las espectativas, Podemos tiene que pensar ya en un programa electoral creible con unas medidas muy concretas contra la corrupción: 1) Los corruptos y corruptores no tendrán medidas de gracia, 2) Los delitos de este tipo no prescriben, 3) Cada euro de gasto público se subasta en concurso público por internet y tablones-publicaciones con las mismas condiciones para todas las administraciones, 4) Los puestos públicos que tengan aforamiento tendrán mayor pena por el incumplimiento de la ley (en particular contra la hacienda pública) que el resto de los ciudadanos, y 5) la justicia separará los procesos para aumentar su rapidez y hacer que los corruptos vayan a la cárcel cuanto antes (en estos delitos lo primero que hará es enagenar o embargar los bienes necesarios de los inculpados).

Para los que siguen acusando inasequibles al desaliento a la organización política formada por miles de ciudadanos de todo color y condición y autodenominada Podemos, de comunista, chavista, leninista, batasuna y hasta franquista (hoy todo vale), repito: el programa económico de Podemos lo están redactado los economistas Vicenç Navarro y Juan Torres, que son neokeynesianos. ¿De verdad hace falta explicar la diferencia entre la visión de la economía de Keynes y de Fidel Castro?

Me parece muy bien que se analice a Podemos y que se tenga claro que hay cosas de sus propuestas que no pueden realizarse o que sea un producto de "consumo urgente", que yo no lo creo... Pero cuando llegue la hora de votar, ¿a quién vas a votar?¿al PP?¿al PSOE?¿a los Cazafantasmas?
Sólo podemos votar cada 4 años y con el PSOE e IU estoy muy desengañado... ¿Qué me queda? Por mi parte, y de momento, Podemos tiene mi voto (y si, será un voto de castigo). Y dentro de 4 años, según lo hayan hecho, volveremos a reflexionar...

Por supuesto que los mapas políticos cambian, la psicología social lo mismo, que nada es inamovible, etc etc, pero de ahí a que Podemos gane las elecciones o gobierne, va un trecho. Es, posiblemente, más fácil que se independice Cataluña (no sé de quién ni para qué, pero bueno, los caprichos a veces hay que concederlos para arruinar al que los pide) que gobierne Podemos. Hay una sobreactuación del fin de ciclo, y a veces también se olvida que en España hay una sólida -solidísima- clase no sé si media o profesional o rentista o todo eso junto que no está por ningún cambio de fondo, sino estético. Lo único que sucederá será el hundimiento de IU, el nacimiento de Podemos a la izquierda del PSOE y la expulsión de la derecha de "La Escopeta Nacional" del PP, que incluso cambiará de nombre para no ser asociado a los delincuentes que ahora le colonizan, y poco más.

Querido Antoni, usted elabora una lista con seis posibles razones para explicar el éxito de Podemos. Las tres primeras, ignorancia, lentitud y torpeza, sitúan su análisis del lado de los "perdedores" de la encuesta, es decir, en el binomio PP-PSOE. Aunque la critica sea admirable, no debemos olvidar que coloca usted el foco del relato en los grandes partidos, al igual que una película clásica de Hollywood coloca el foco en su protagonista masculino y blanco aunque la historia se desarrolle en plena ocupación colonial de una región asiática—sus dilemas morales, el amor de la chica, etc. Sin embargo, las tres últimas razones, ambición, redes y ánimo, las atribuye usted a Podemos. Curiosamente, lo que usted considera errores en los grandes partidos tienen que ver con la razón y la inteligencia (ignorancia, torpeza), o la pragmática (lentitud). Altos valores en la política tradicional. Sin embargo, las que considera virtudes de Podemos se circunscriben al ámbito de los afectos (ambición, ánimo) y, si se me permite, a la naturaleza, o lo dado (las redes). Valores sobre los que tradicionalmente, en política, siempre cae la sombra de la sospecha. No creo que sea necesario señalar que no sólo no debe cambiarse de sujeto en mitad de la exposición, sino que éste debe aclararse desde el principio. Desde el punto de vista expositivo, su texto es engañoso. Tampoco creo necesario insistir en que no sería difícil hablar de "conocimiento, habilidad y rapidez" como razones del éxito de Podemos, o de avaricia, indiferencia y corrupción sistémica como atributos de la clase política tradicional, por invertir de manera sencilla la distribución de las razones. Es importante saber desde dónde se escribe y por qué. Y en definitiva, escribe usted como un guionista de cine clásico hollywoodiense. Nadie duda de sus buenas intenciones, pero las buenas intenciones nunca son suficientes.

De vez en cuando dejan que alguien realmente opine y no simplemente ataque. Llevo leyendo El País toda mi vida y los últimos meses me da vergüenza hacerlo. "Viejas, fracasadas y delirantes" las propuestas de PODEMOS.. ¿Pero y entonces Esperanza Aguirre ...? Esta es la respuesta de un pueblo que ha nacido, vivido y estudiado en democracia. PODEMOS representa al país actual no a la herencia del franquismo, eso ya pasó para muchos, de verdad. Este artículo es, por lo menos, actual.

El Pais ya no es el primer periódico en las listas digitales, lo cual indica la enorme pérdida de seguidores. Es evidente su nerviosismo ante un posible triunfo de Podemos ya que eso implicaría que el capital norteamericano que tiene podría largarse y determinada publicidad también. Todo es dinero. "Es la economía, estupido" Lo cierto es que los argumentos de este analista sobre la lentitud y falta de reflejos de la casta política (PPSOE) también se debe aplicar a los medios afines al poder como El Pais, Abc, El Mundo, etc. Hoy mismo, el editorial de este periódico sigue soltando una retahíla de topicazos sobre Podemos que ilustra la falta de inteligencia para analizar mejor los acontecimientos. Desde el 15M la ciudadanía ha despertado y por lo visto nadie de arriba (léase casta político-mediática) lo ven. Siguen creyendo que son perro flautas. Y no, son millones de indignados, acuciados por el desempleo, los recortes, la corrupción, las tomaduras de pelo, las chulerías, la impunidad, etc,etc.

Murciano, aquí se ha llamado estúpidos a los votantes de Podemos, no recuerdo quién lo ha dicho pero está en los mensajes anteriores. Respecto a las cosas que dices en este último mensaje, lo de Cuba y Lenin ya está muy visto, hombre. Es como lo de que viene el Lobo. Que Pablo Iglesias hiciera el pavo hace años con una bandera de Lenin detrás no me dice nada. Rajoy viajaba al Caribe cuando era joven, por "viajes de placer", viajes de los que no tenemos imágenes, pero que te puedes imaginar como serían teniendo en cuenta que según se comentaba en los círculos gays de Galicia, era conocido como la Trotona de Pontevedra. Igual hasta había algún cartel del Che en aquellas alegres jornadas caribeñas de nuestro querido presidente. ¿De verdad crees que alguien va a dejar de votar a un partido por semejante chorrada? Bueno, ahora que lo pienso, en el caso de los votantes del PP, lo de Rajoy en el Caribe "trotando" sí que podría tener consecuencias electorales para él. Pero no nos desviemos del tema. ¿Te has tomado la molestia de informarte siguiera de quién está redactado el programa económico de Podemos? Como me da que no, te lo cuento yo: los economistas Vicenç Navarro y Juan Torres, que son neokeynesianos. Ya me dirás qué narices tiene que ver Keynes con Lenin o Cuba. Un poquito de por favor, hombre, hay que informarse mínimamente antes de lanzar acusaciones sin ton ni son, como bien aconseja el autor del blog. (Eso sí, lo de decir que Podemos es franquista reconozco que es original, eso todavía no lo había leído, y menos acusar a Iglesias de franquista y batasuno en el mismo parráfo, ¿quién dijo miedo?).

Si los necios pudieran entender que son necios dejarían de serlo. Son necios por su obstinación. Vi una parte de la entrevista de Pablo Iglesias con Évole y me asombré de la desfachatez de las mentiras: un niño de diez años podría entenderlo y nadie en un país civilizado creería eso, pero entusiasma a muchos que quieren castigar a alguien por la envidia que les produce el bienestar ajeno, la casta de hoy eran los judíos de hace unas décadas en Alemania. Claro que los ineptos del PP tienen la culpa, pero no se va a remediar nada con la barbarie chavista. Bueno, sí: los líderes se harán tan ricos como los ministros de Chávez.

Como cubano desde que nací escuche el discurso de podemos comprendo que hay que hacer cambios pero españoles abran lis ojos vatan a cuba y Venezuela . monedero vivió 5 años en el palacio de chavez quien asesoro a quien? Busquen en youtuve vídeos adorando a fidel y chavez ma prensa en cuba se frota las manos con podemos. Como se paga podemos ? Quien pago las elecciones de bolivia y ecuador ? Venezuela el mismo que esta pagando podemos. Han leído su programa ? Quitar las vallas . alejarse económicamente de usa y Europa . quedarse con el 85% de los medios privados . en cuba los medios son del partido comunista y Pablo iglesias desde los 14 años es del partido comunista ahora esconde su pasado diciendo que no son ni de izquierdas ni derechas. Castro y chavez al inició renegaron del comunismo cuando ganaron lo implantaron . abran lis ojos españoles que esta situación lamentable no les lleve a los brazos del comunismo hay que vivirlo para saber que se esconde detrás de podemos

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es asesor de
comunicación y consultor político.
Profesor en los másters de comunicación
política de distintas universidades.
Autor, entre otros, de los libros: Políticas.
Mujeres protagonistas de un poder
diferenciado’ (2008), Filopolítica:
filosofía para la política (2011)
o La política vigilada (2011).
www.gutierrez-rubi.es

Sobre el blog

Hago mía esta cita: “Escribimos para cambiar el mundo (…). El mundo cambia en función de cómo lo ven las personas y si logramos alterar, aunque sólo sea un milímetro, la manera como miran la realidad, entonces podemos cambiarlo.” James Baldwin

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal