¿Por qué Podemos puede?

Por: Antoni Gutiérrez-Rubí | 02 nov 2014

«Cuando el agua ha empezado a hervir, apagar el fuego ya no sirve de nada». Esta frase, atribuida a Nelson Mandela, explica muy bien la incapacidad del liderazgo político y mediático del bipartidismo para comprender el ascenso político de Podemos. Cuando sólo se comprende la temperatura del agua por su hervor (es decir, por la evidencia visible de las burbujas)… entonces no se entiende por qué y cómo se calienta el agua hasta su ebullición. La primera encuesta publicada (a la espera de la del CIS, de la que ya se insinúan resultados muy parecidos) está generando una conmoción significativa. En parte, porque la comodidad política es insolentemente soberbia. Y este bofetón demoscópico está despertando a más de uno de la larga siesta mental, con la que han digerido los movimientos tectónicos que se han producido en la sociedad española.

Pero de nuevo, parte de los análisis querrán ver, en este histórico resultado, explicaciones coyunturales atribuibles a este fatídico mes de octubre (en especial para Rajoy, su gobierno y el PP). Pero sin ignorar los hechos con el insoportable coste de la corrupción que han hundido la confianza en la gestión y en la reputación de las principales fuerzas políticas, para comprender este sorpasso habrá que buscar en razones más profundas y poderosas parte de las explicaciones de esta radical alteración del tablero político. Estas son, quizá, algunas de las razones de fondo a las que me acerco con prudencia que explicarían por qué Podemos ha llegado tan lejos. De momento.

1. Ignorancia. Desde que emergió el 15M, las fuerzas políticas mayoritarias han mostrado una severa incapacidad para comprender lo que ha sucedido en nuestra sociedad en los últimos años. Con sus obsoletos sensores tradicionales, no han registrado la frecuencia de los nuevos tiempos. Despreciaron lo que ignoraron. Y a causa de esta autosuficiencia política, con los termómetros averiados, no entendieron el incremento de la temperatura social. Las crisis económicas, políticas e institucionales añadían, con cada duro recorte, con cada caso de corrupción lacerante, o con cada descrédito regio, más gas a la llama de la indignación.

2. Lentitud. «Cuando las horas decisivas han pasado, es inútil correr para alcanzarlas», escribió Sófocles. Y esta lentitud para pensar, reflexionar y hacer los cambios y las reformas a tiempo y a fondo que la sociedad demandaba, y la situación requería, ha hundido la credibilidad de los grandes protagonistas de la vida política española. Todo se dejaba para más adelante. Y esta exasperante lentitud se ha convertido en pereza y parálisis. Las reformas llegan tarde. Y la ruptura (política o territorial) avanza como opción frente a un claudicante e insuficiente reformismo realmente transformador. El tsunami ha llegado a la playa, finalmente, mientras los que estaban en la orilla veían perplejos, incrédulos y paralizados la llegada de la ola devastadora. Lentos por arrogantes. Con grasa en las neuronas y en los músculos.

3. Torpeza. Desde la irrupción electoral de Podemos, el pasado mes de mayo, se ha atacado creo a esta formación con una pobreza de argumentos extraordinaria. La previsibilidad de los principales oponentes a los líderes de Podemos en las tertulias mediáticas ha contribuido a su éxito más que nada y que nadie. En cada programa de televisión, han mostrado una grave incapacidad para contrarrestar los estilos, los argumentos y la estrategia de los portavoces de Podemos. Con su falta de preparación y con su actitud han alimentado el fenómeno. Tanta torpeza sólo es posible cuando la prepotencia obtura el pensamiento. Los portavoces mediáticos del bipartidismo han sido incapaces de tener una estrategia mínimamente eficaz frente a la estudiada y calculada audacia de Podemos. Al contrario, han alimentado a Podemos.

4. Ambición. Podemos ha gestionado las expectativas con inteligencia. Veremos si son capaces de mantener la serenidad. Cuando Pablo Iglesias afirmó que se presentaban para ganar… fue recibido con la displicencia de los que creen que tienen una posición inexpugnable, asegurada y consistente. Gran error. Otra vez, la soberbia política era incapaz de comprender que lo que se estaba fraguando reclamaba una urgente dosis de humildad y una acelerada rectificación de comportamientos y prácticas, si se quería tener una posición suficientemente creíble frente a la ruptura audaz que propone Podemos. Nada. Frente a la ambición se respondió con clichés y estereotipos mal diseñados, débiles e inconsistentes. Si alguien hubiera leído, por ejemplo, la tesis doctoral de Íñigo Errejón quizá habría prestado la atención que se merece este proyecto político. Pero nada. Era más fácil, por ejemplo, el latiguillo acusador del «populismo», antes que querer comprender cuanta ciencia y técnica hay detrás de todo lo que han hecho. Nadie ha querido aprender.

5. Redes. Podemos conoce la capacidad de la tecnopolítica. Mientras algunos se han dedicado a buscar grietas en el modelo de votación de la Asamblea Ciudadana de hace unos días, con el único objetivo de desacreditar el proceso, la mayoría no ha comprendido cómo las nuevas redes son capaces ya de construir proyectos. De militantes a activistas. De sedes a redes. De agrupaciones a círculos. De ejecutivas a nodos. Estamos frente a una tecnología de proximidad, multipantalla y multiformato, capaz de cambiar los modelos de comunicación, organización y creación de contenidos. Lo saben las empresas pero todavía no algunos grandes partidos. Y todavía hay arrogantes que desprecian la política digital desde una superioridad de plastilina. Es cierto, un tuit no es un voto, pero no hay que ser demasiado espabilado para comprender que sí puede cambiarlo.

6. Ánimo. La interpretación de que los indignados (15M) se trasformaron en cabreados (mareas) y ahora es el momento de los iracundos (Podemos) es la fácil tentación para explicar lo que sucede. Otra vez la pereza. Pero todo es mucho más complejo. Podemos está materializando su nombre. Haciendo corpórea, políticamente, su identidad afirmativa. Sí, se puede. Sí hay alternativa. Y sí, se puede ganar. Gestionan los intangibles porque los conocen y los estudian. Mientras se les reclama soluciones y propuestas, Podemos se centra en las emociones y en los retos. Y han comprendido, mejor que nadie, que las ganas de abofetear electoralmente a los responsables políticos de esta situación era la demanda más clara y urgente de una parte creciente y transversal de la sociedad española. Otra vez, nada más y nada menos, que una nueva y diferente versión del voto útil. Para nada resignada o especulativa. Sino combativa y radical. Podemos, puede competir. Quién quiera combatirlos... mejor será que los estudie un poquitín. 

 

Hay 211 Comentarios

Y pensar que una persona es capaz de engañar a millones de españoles, pero no a ti...QUE ERES EL MAS LISTO
tambien es de TRASNOCHAOS

Me resulta tendencioso, pobre de argumentos, mala fé, e imagino que los ataques a Podemos es porque tienen mucho que perder ( ej. El País, con su editorial).. Chavistas, populistas, filocomunistas, iluminados... Un partido que no ha llegado a gobernar, sin otorgarle el beneficio de la duda.
Estamos en una Democracia, y cada cuatro años tenemos elecciones libres, estamos en la Unión Europea, y con Podemos o sin Podemos seguiremos ahí, y seguiremos votando cada cuatro años. Es màs, en el caso hipotético que Podemos llegara a gobernar, como es evidente no tendrá la mayoría absoluta, esta la moción de censura para que se vayan a la calle a las primeras de cambio si no cumplen con lo que se espera de ellos.
Tienen miedo a Podemos los que en la situación política actual tienen mucho que perder... los demás no.

Por desgracia la memoria es corta y la cultura histórica y política una pena. Me pregunto si escarmentaremos. No creo, tropezaremos en las mismas piedras, viviremos y veremos. Aunque algunos de nosotros deberíamos decir: vivirán y verán (pero no escarmentarán). Nombres simbólicos para un despertar que puede ser desastroso (por este orden): "E-rrejón" "Iglesias" "Monedero"... Por el momento, lo que parece que necesitamos son muchos cabreros

Decir que el PP y el PSOE son democraticos y que Podemos es poco menos que unnido de facistas es de TRASNOCHAOS!!

No entiendo bien este artículo, porque da la impresión de que existiera miedo o turbación por el hecho de que PODEMOS vaya a ganar las elecciones, como si fuera una especie de plaga, el partido nazi o algo así. No señores, la verdadera plaga está ahora en el gobierno, eso sí que es una verdadera aberración de corrupción y no solo me refiero al PP sino también al PSOE con sus EREs y sus múltiples casos de corrupción. Al parecer la denominada "CASTA" o el "PPSOE" como prefieren denominarlo en UPyD son una realidad corrupta y podrida como el régimen decimonónico de Cánovas y Sagasta. Es hora de limpiar, y no se puede limpiar con un trapo sucio y mugriento como el del PPSOE.


La actualidad que nos toca vivir, lo que el pueblo comenta, es la corrupción. Lo que me sorprende es, precisamente, que estemos sorprendidos por que los que detentan el poder se aprovechen de él para enriquecerse, ¿cuándo en España no ha sido así? ¿De qué ha vivido la derecha y la burguesía en España durante siglos? ¿Acaso la derecha se ha dedicado la industria y al comercio, salvo raras excepciones? Según lo que tengo leído en los años setenta la aportación de la industria al PIB era de más del 40% y ahora no llega al 15%, si el capitalismo no se dedica a trabajar, para enriquecerse no hay otro camino que la corrupción. A la derecha, al zafio-capitalismo español, cuando terminó de construir las autopistas sin coches, los AVES sin trenes y los aeropuertos sin aviones, con los impuestos que pagamos los pobres (porque a los ricos les hacen amnistías fiscales) para poder seguir viviendo a cuenta del estado, tiene que recurrir a la corrupción. Porque corrupción, no solo son las tarjetas negras, los gürtel, los ERES, los sobres, etc…etc…etc; la gran corrupción es la privatización de los servicios públicos; el conceder a los constructores de autopistas, aeropuertos o ferrocarriles, la gestión de hospitales y escuelas, pero no con el fin de mejorar la gestión o la calidad de servicios como sanidad o educación, sino para que continúe enriqueciéndose la misma clase social que siempre le ha tocado ganar, a cuenta de los que siempre nos ha tocado perder.
Pero creo que no debemos quedarnos en continuar comentando lo que las empresas de propaganda de la patronal (lo que conocemos como medios de comunicación) ya hacen, debemos ir un poco más allá. Propongo que pensemos en una nueva hipótesis: si consideramos que el hábitat natural de los cocodrilos son los pantanos y que el hábitat natural de las ratas son las cloacas, tenemos que hacernos la siguiente pregunta ¿quiénes serán los cocodrilos o las ratas en el pantano o las cloacas de la corrupción? A mí no me cabe duda haberlos, tiene que haberlos.
Voy a hacer de adivino y me voy a imaginar que en el futuro nos presentarán una nueva casta a la que llamarán “los profesionales” de la administración pública. ¿Y quién pondrá esos “profesionales”? Pues probablemente una, o varias, de las empresas del IBEX 35, las mismas que antes construyeron las autopistas, los ferrocarriles o los aeropuertos, a las que ya los actuales gobernantes les habrán concedido la concesión de esos negocios; porque no se conforman con la sanidad y la educación o convertir las pensiones en su negocio, quieren convertir en su negocio la administración pública, y cuando la hayan conseguido nos dirán que han logrado solucionar la corrupción. Pero lo que en realidad habrán conseguido es acabar de convertir a España en su finca, lo que siempre ha sido para la derecha ¿y qué han hecho previamente para llegar a ésta situación? Pues lanzar el mensaje entre los ciudadanos de que “todos son iguales” y como han conseguido que ese mensaje cale, tienen el terreno preparado para que sea bien visto por el populacho el prescindir de los políticos y cuando logren que renunciemos al derecho democrático de elegir a nuestros representantes habrán conseguido llegar al cénit de la corrupción, habrán prescindido del pueblo y disfrutarán con total impunidad de los enormes sueldazos y de las grandes bicocas que les proporcionará el estado, pero ahora sin que los ciudadanos les molesten, y al final de todo llegaremos a la conclusión que habrán conseguido que la corrupción que tan bien han organizado acabe con la democracia, cosa que al franquismo del PP nunca le ha gustado.
Pero en todo este panorama de la corrupción a mi me falta que las empresas de propaganda de la patronal nos hablen de los corruptores, que son la otra cara de la misma moneda ¿o es que si nos hablan de los corruptores tienen que empezar a citar a alguno de esos veinte que tienen tanto dinero ellos solos como 14 millones de españoles? Yo no me conformo con que me hablen del dinero del Bárcenas, o del Pujol, o de los otros; quiero saber quien se lo dio, porque para mí, tan culpable es el corrompido como el corruptor. Continuará.

J.M.F.I.

Insisto, la verdadera causa de la eclosión de Podemos es el ADN hispánico. Su público se cree lo contrario de la "casta" pero sólo es la clase de gente que quisiera estar en esa situación. La corrupción los indigna pero en el poder la multiplicarían hasta niveles obscenos (que alguien se entere de lo que es la boliburguesía venezolana). ¿Alguien recuerda algo como Podemos en algún país civilizado? En Grecia hay algo así, de resto hay que buscar en el Tercer Mundo, sobre todo en ese Tercer Mundo que un día se creyó rico y que parte del mismo ADN hispánico. Lo dicho: obstinados y cerriles, conseguirán la obra que publica @yusnaby porque al no poder disfrutar de los lujos de "la casta" ayudan a unos criminales de manual a hundir a su país.

Un análisis muy completo, pero no puede justificar que nos pongamos en las manos de unos "embusteros" son gente inteligente y saben y tienen conciencia de que una parte importante de lo que dicen no se puede llevar a cabo. Si lo hacemos los españoles seguiremos teniendo lo que mercemos. ¿Quien creyo que quedariamos al margen de la crisis cuando votamos la la segunda legislatura de zapatero?, ¿quien creyo que sería un paseo superar la crisis con Rajoy?, somos ten culpables como nuestros políticos y con Podemos redoblariamos nuestra culpa.

Si el PP o el PSOE, realmente estuvieran currándolo un poco Podemos no lo tendría tan fácil. Otra cosa es que gente del PP o del PSOE quiera mantener su estatus y por eso no se mueven, pero cosas tan fáciles como hablarle a la gente a través de los periodistas, acudir a las tertulias políticas, dar explicaciones de lo que se hace y por qué. Si se quiere privatizar la sanidad ¿por qué no se dice?, si se quiere privatizar la educación ¿por qué no se dice?, si se quieren privatizar todos los servicios ¿por qué no se dice?. Los votantes tienen derecho a saber en que porras andan metidos los partidos que eligieron, solo de esa manera podrán luego decir que Podemos quiere cambiar el SISTEMA, porque ahora mismo son los que gobiernan los que lo han cambiado.

El artículo de Gutiérrez-Rubí es, sencillamente, la reflexión sosegada (más o menos acertada) que se le debía haber exigido en su momento a políticos "profesionales" de PSOE y PP así como a tanto tertuliano/a carente de neuronas que anda suelto por los medios de comunicación.
El editorial del períodico (el de hoy y otros anteriores) hablando de Podemos... en fin; una muestra clara de que ElPaís desbarra hace ya bastante tiempo. Mal camino lleva.

Me parece estupendo que aparezca una fuerza alternativa que venga a decir se acabó con este régimen caduco y trasnochado, sin embargo creo que nuestra sociedad vuelve a caer en los vicios de siempre: Podemos es un producto de consumo urgente, necesario para todos aquellos que desean vengarse de quien les ha robado, los ha mandado al paro o los ha deshauciado. No comparto esta vía rápida ya que hay que recordar que hay otras muchas fuerzas minoritarias que vienen luchando desde hace mucho contra los vicios que ahora todos vemos en este régimen. Por eso creo que nuevamente volvemos a caer en nuestros errores como sociedad: política de consumo urgente para conseguir nuestros objetivos personales y egoistas. En los años 2000 era disfrutar de la burbuja inmobiliaria y sus réditos económicos (recordemos la marea azul) y ahora para vengarnos con la marea purpura.

agromenawer cual es el insulto? tener la minima cultura par saber que LENIN fue un criminal y un dictador? Desear que en Cuba el pueblo se vea libre de la dictadura militar de los Castro? Ver que las frasecitas de Pablo Iglesias coinciden EXACTAMENTE con el argumentario franquista respecto a la libertad de prensa? Ser consciente de que el mayor movimiento neonazi de europa occidental de los ultimos cuarenta años en europan occidental estaba nucleado en torno al mundo batasuno?.....Ni podreis, ni pasareis...no vamos a volver a un regimen franquista otros caurenta años ahora barnizado de rojo en vez de azul, la tercera españa no va a volver a perder el futuro

:) simpático artículo que contrasta con el Editorial. Quizás habría que añadir que dada la catadura moral de los miembros del PP, piensan que si hacen todo lo que en este artículo dice que no hicieron, les habría ido peor, y los del PSOE lo mismo, pensaron que dejándose llevar hasta que las aguas calmaran....
No soy votante ni seré de Podemos, pero acusarlos de populismo cuando todos los grandes han prometido pleno empleo en cada elección.

Pedro Martín, ¿y de Arabia Saudi tú qué opinas? ¿Deberíamos cortar todo lazo político y comercial con una dictadura ultrafascista que ha financiado el terrorismo y la radicalización del Islam por todo Oriente Medio y Magreb o pelillos a la mar?

En mi opinión falta una razón para lo qeu es´ta ocurriendo. Y es que la may`riá de los politicos profesionales(casta) ocuapan un 75% de su tiempo en hacer la pelota al que los ha colocado en las listas y el otro 25% a favorecer sus intereses personalesy familares, de modo que no les queda tiempo ni para hacer algo por sus votantes ni apra enterarse de qué está pasando en España.

No entiendo por qué el País ataca sistematicamente a Podemos como hoy en su editorial, una vez más, con débiles argumentos que no se sostienen como es el fomentar el miedo por su programa económico. Pero hoe es un día de gran alegría y recompensa para los que venimos apoyando desde el 15M este movimiento popular, que no populista, iniciado por la muy preparada y formada juventud española y sostenida por otros que ya peinamos canas. Las críticas iniciales al 15M eran tan ciegas, que no fueron capaces de descubrir lo que representaba como movimiento ideológico de siembra de ideas y actitudes, les era suficiente con decir que eso no era un partido político y que no llegarían a nada. Claro que no lo era, como tampoco aún Podemos es un partido. Está en formación. Si finalmente se consolida junto con otras nuevas formaciones como Ciutadans, un partido conservador moderno y constitucional, opción para conservadores cabreados, con razón, con la actual derecha, sería un beneficio enorme para la ciudadanía española que en poco más de un año, si no hay adelanto electoral, algo muy posible dada la situción cada vez más insostenible del gobierno, habría conseguido un saneamiento profundo e integral de la clase política.

Genial, los trasnochados son los que viven en la contradicción izquierda/derecha y no quienes conocen la trayectoria de Cuba y Venezuela. ¡Quieren creer! Hay un nivel de estupidez y arrogancia que los pone muy por debajo de los votantes de Hitler.

Genial, los trasnochados son los que viven en la contradicción izquierda/derecha y no quienes conocen la trayectoria de Cuba y Venezuela. ¡Quieren creer! Hay un nivel de estupidez y arrogancia que los pone muy por debajo de los votantes de Hitler.

Lo que dice Antonio Gutierrez, es la continuacion del discurso de Podemos, toda su ideologia y su palabrero, eso, hay que llevarlos a la realidad de un pais y de su economia, efectivamente Podemos, salio a la calle con el 15M, eran ellos, los que crearon esa marea indignada y que ya preparaban esta reacion, eran ellos, no es acusacion, es realidad, se debe de valorar los pasos a seguir para levantar una nacion, y esos pasos nos llevan directamente a la economia y sus numeros, hasta ahora de todos los que han opinado sobre la realizacion del proyecto, tirando de numeros, para ninguno de ellos es viable, es un suicidio nacional. Ayer, en el programa de la Sexta Noche, el economista rebatio los puntos, de sus proceder economico a un proyecto inviable en ese aspecto, por no tener recursos suficientes para afrontar lo que pretenden, vamos, ni España ni ningun pais del mundo puede llevar a cabo esa premisa. Y ya lo de pasar los impuestos del 33% a un 45%, vamos, que todos los que apluden a Pablo Iglesias, en el momento de que les pasarn la primera receta, le lapidarian policamente. Para gente de a pie, en le momento de que le toquyes la cartera te ves la cara con ellos.

Mientras el director de El País se entrega con entusiasmo en el editorial "Seismo político" a su labor de mantenerse como primer periodista al servicio del Gobierno y del bipartidismo que le da de comer, en el otro diario atado en corto por el PP este año, el ex director Pedro J. le mete hoy en su columna del domingo una tremenda e histórica somanta de palos al actual director, Casimiro, que lleva ya semanas compitiendo con el de este diario por ver quién le dora mejor la píldora a Rajoy, al que por cierto, Pedro J. también le da lo suyo. El fin de ciclo parece que toma velocidad. A los que insultan aquí a los simpatizantes de Podemos, en vez de argumentar o proponer alternativas: gracias, seguid así.

Yo creo que la clave del editorial es la inyección económica del gobierno del pp para reflotar el diario el país. PriSoraya

Por otra parte, Podemos es la astucia típica de los demagogos. De todas partes sale el populacho de envidiosos dispuestos a podar ("limpiemos", como dicen muchos comentaristas, es un eufemismo) porque creen que la causa de la crisis y la pobreza es la corrupción (lo que se robaron con las tarjetas eran unos 15 millones, lo que se gastó en recuperar las cajas, muchas decenas de miles de millones) y no propiamente la gestión de Zapatero, que es el precursor de Podemos y también aliado de la satrapía cubana.

Muy objetivo el bloguero, no está para hacer juicios de valor ni para señalar que los podadores son mucho más peligrosos y funestos que los caciques ladrones, que su indignación indigna mucho más a un alma recta que aquello que despierta su envidia.

Un apunte para César. No es Sócrates, sino Sófocles...

Yo ya conocí un iluminado dirigiendo el país hasta el año 1975. He tenido bastante para esta vida, gracias. Si de lo que presume Podemos es de dar miedo, desde luego tiene razón: da mucho miedo, como todos los que están en posesión de le verdad. Se añade que lo encarnan jóvenes llenos de soberbia y algún que otro viejo chocho, y se abren las carnes. Capaz soy de votar al PSOE por segunda vez en mi vida, antes que a salvadores de la Patria.

Como no van a triunfar si los del otro lado solo descalifican con exageraciones y acusaciones con argumentos sacados de contexto. Nos tratan como si fuéramos niños quienes todavía siguen pegados al chupete.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es asesor de
comunicación y consultor político.
Profesor en los másters de comunicación
política de distintas universidades.
Autor, entre otros, de los libros: Políticas.
Mujeres protagonistas de un poder
diferenciado’ (2008), Filopolítica:
filosofía para la política (2011)
o La política vigilada (2011).
www.gutierrez-rubi.es

Sobre el blog

Hago mía esta cita: “Escribimos para cambiar el mundo (…). El mundo cambia en función de cómo lo ven las personas y si logramos alterar, aunque sólo sea un milímetro, la manera como miran la realidad, entonces podemos cambiarlo.” James Baldwin

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal