Son africanos... entonces se entiende

Por: | 05 de mayo de 2016

Reuters-fotos.2016-04-20T012426Z_165933098_GF10000388927_RTRMADP_3_COSTARICA-MIGRANTS-AFRICAInmigrantes africanos varados en un puesto fronterizo con Panamá protesta en Paso Canoas, Costa Rica, el 19 de abril de 2016 / Andrés Arce (REUTERS)

Lamentable. Este es el calificativo que uno se permite, siendo generoso, aplicar a dos situaciones vividas por los migrantes africanos en Costa Rica y Argentina. A menudo, algunos olvidan que detrás de cada fenómeno migratorio se halla la búsqueda de mejores condiciones de vida, un lugar donde ponerse a salvo y defender la dignidad como persona humana. Pero esto les debe importar muy poco. Sino, lean.

La primera, una noticia publicada el 16 de abril en la versión digital del diario costarricense La Nación bajo el título Africanos en frontera sur llevan más de 30 horas a la intemperie y suman más de 500. Luego fueron 600. Los migrantes que decían proceder de Congo, Malí, Senegal, Ghana, Costa de Marfil, Guinea, Mozambique, Togo y Burkina Faso se vieron atrapados entre Costa Rica y Panamá cuando el primer país intentó fallidamente expulsarlos al segundo. El grupo, que contaba con 23 niños y 19 mujeres embarazadas, durmió en la calle rodeado por una cinta amarilla y un cordón de policías antidisturbios que impedían cualquier movimiento. 

Lo curioso en esta historia es que, meses atrás, las autoridades costarricenses habían movilizado medios financieros y logísticos para instalar una red de albergues mediante las cuales atendieron a 8.000 cubanos varados en el país después de que Nicaragua cerrara su frontera para evitar que siguieran su camino hacia el norte. Sin embargo, nada se quiso hacer para los africanos menos numerosos que, como los isleños, buscaban llegar a Estados Unidos a través de Centroamérica y México. Los dejaron en un limbo.

Este trato degradante provocó la indignación, que no se puede menos que compartir, de la escritora y antropóloga afrocostarricense Shirley Campbell Barr. "...Y entonces? Ahhhh...son africanos...Ahora entiendo...", manifestó en su muro de Facebook la autora del poema Rotundamente negra. Al final, un centenar de inmigrantes fueron traslados a dos centros habilitados para su internamiento. Aunque lo único que querían verdaderamente estos africanos no era ni casa ni refugio, sino continuar su viaje.

Asombroso y lamentable también fue el ataque gratuito del senador argentino Miguel Ángel Pichetto contra la comunidad africana de Argentina y contra los africanos en general. Ocurrió el pasado 30 de marzo (aunque la asociación afroargentina Diafar lo denunció el 7 de abril) en el Senado de la Nación, durante la sesión sobre el pago de la deuda a los conocidos Fondos Buitre. En pleno debate, y sin ton ni son, Pichetto hizo gala de su xenofobia y racismo común en una intervención totalmente fuera de contexto.

Al argumentar sobre la incapacidad del Gobierno para conseguir una tasa de interés más baja a la hora de endeudarse en el mercado internacional, no se le ocurrió mejor idea que comparar Argentina con los países africanos, estas "repúblicas bananeras", cuando las hay, sino "inexistentes", en el peor de los casos. Y para rizar el rizo, la desatada verborrea sobre la deuda exterior del país sudamericano se transformó en una criminalización de los inmigrantes "centroafricanos" [sic] y senegaleses.

"...Una de las causas por las que tenemos que arreglar este problema es que tenemos que bajar la tasa de interés de los acreedores internacionales cuando nos prestan. En la provincia de Buenos Aires, la señora gobernadora, con todas las buenas intenciones que la caracterizan, tomó deuda al 9,7%. Creo que algunos países africanos, de las repúblicas centroafricanas...está llena en la Argentina de centroafricanos y senegaleses, ninguno en actividad lícita, la mayoría está aquí en la ciudad de Buenos Aires vendiendo productos ilícitos y de contrabando... Nadie se ocupa de este tema, no existe este tema, a nadie le importa, ese es otro tema que vamos a debatir en este Congreso. Pero repúblicas totalmente inexistentes, bananeras, con gobiernos que caen uno tras otro, y tiene que intervenir Naciones Unidas para tratar de mantener la vida de la gente, toman crédito al 9%, 10%. Y nosotros estamos sacando esta misma tasa de interés y lo mostramos como un logro. ¡1.200 millones al 9,7% de interés!".

Fin de cita.

                                           

Quizás les suene de algo. Pues sí, el famoso mensaje que el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, envió al ministro de Economía, Luis de Guindos, durante las negociaciones sobre el plan de rescate del sector financiero español en 2012. "Aguanta, somos la cuarta potencia de Europa, España no es Uganda". Y paso.

Ni España es Uganda, ni Argentina es una República bananera, o tal vez sí. En cualquier caso, el que desprestigia a la clase política argentina es este señor, corto de mente, insensato en sus actuaciones e ignorante en sus declaraciones. Así se lo recordó el diario El Afroargentino apelando a las palabras del poeta de ascendencia africana Horacio Mendizábal, quien en 1869 ya había denunciado casos como este:

"En la República Argentina no hay cadenas materiales para el hombre de color, hay el desdén, el insulto, la humillación del blanco que le escupe a la cara, que le odia...Ved que al humillarle os mostráis pequeños, insensatos e ignorantes...". Casi siglo y medio después, sigue pasando lo mismo. ¡Es, sencillamente, lamentable! 

Hay 0 Comentarios

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Migrados

Sobre el blog

España vista desde la mirada de quienes nacieron en otros países. Migrados es un blog de encuentros y desencuentros, de episodios cotidianos, de integración y de lucha por la supervivencia en un entorno extraño y, a veces, hostil. Es una ventana a las vidas de personas que se han quedado en una tierra donde la crisis ha convertido a sus propios ciudadanos en emigrantes. Coordinado por Lola Hierro.

Sobre el autor

Lola HierroLola Hierro. Periodista y viajera, está convencida de que su oficio debe entenderse como un servicio público. Cree que una de las obligaciones de los de su gremio es dar voz a los olvidados y a los débiles y, ante la duda, ponerse siempre del lado de las víctimas. Con Migrados quiere llamar la atención sobre un fenómeno social que no siempre recibe la atención que merece a través de las experiencias de héroes y heroínas cotidianos.

Quan Zhou WuQuan Zhou Wu. China de cara, pero andaluza de corazón. Quan es diseñadora gráfica y dibujante del cómic Gazpacho Agridulce. Nacida en Algeciras en el seno de una familia profundamente tradicional, lleva 24 años intentando alcanzar el perfecto equilibrio entre sus raíces orientales y un estilo de vida muy occidental. @Gazpacho_Agri

Abdel Abdelouahed BelattarAbdelouahed Belattar, Abdel. Es educador social y especialista en migraciones. Español de origen marroquí, él se ve de aquí de allá, o de los dos sitios a la vez. Su pasado le ha hecho tener una perspectiva diferente de las migraciones hasta el punto de estar decidido a investigar y demostrar que quienes emigran aportan mucho a la economía, a la política, a la cultura y a la sociedad, y que por ello tienen la llave para lograr un cambio social real.

Jean-Arsène YaoJean-Arsène Yao. Originario de Costa de Marfil, es Doctor en Historia de América por la Universidad de Alcalá (España), y titular de un Master en periodismo de agencia por la Universidad Rey Juan Carlos (España). En la actualidad combina su labor docente con actividades periodísticas.

Ernesto G. MachínErnesto G. Machín. Cubano de corazón y con raíces españolas, profesor, periodista y escritor. Proviene de una familia trabajadora, vivió la época dorada de la revolución cubana y un día se convirtió en aprendiz de viajero. Un día decidió contar su largo viaje por el mundo convencido de que sus crónicas ilustraran el dulce amargo de la emigración.

Julissa JáureguiJulissa Jáuregui. Madrileña de origen peruano, ha vivido más años en esta ciudad que en su natal Lima. Politóloga cuyo activismo le llevó a especializarse en cooperación internacional y migraciones. Escribir reportajes y crónicas narrando las historias de vida de los migrantes se ha convertido en una herramienta más de su reivindicación.

Sagar Prakash KhatnaniSagar Prakash Khatnani. Escritor español de origen indio, y autor del bestseller internacional “Amagi”. Ciudadano del mundo y convencido acérrimo de que la cultura ha de servir para derribar fronteras, diferencias y dogmas.

Otros autores

  • Shivan Khalil
  • John Ekow Ampan
  • Mercedes Rodríguez

Recomendamos

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal