Mil millones de vecinos

Sobre el blog

Al grito de guerra "Síguenos en Twitter" o "Hazte fan en Facebook" las empresas exploran nuevas estrategias para posicionarse en las redes sociales. Un mercado millonario de ¿usuarios, clientes, amigos, seguidores, fans...?. Echemos un vistazo a lo que está pasando en las redes sociales.

Sobre el autor

Lola Pardo

Lola Pardo es licenciada en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y ha trabajado en las áreas de Márketing de Consumo, Desarrollo de Negocio y Nuevas Tecnologías de Apple, Guinness y el Grupo Sol Meliá . En la actualidad es responsable de Desarrollo de Proyectos de internet en la Fundación "la Caixa" y profesora de e-commerce del Máster en Márketing Digital en la Barcelona School of Management (Universidad Pompeu i Fabra).

Eskup

El “Twitter Experience Hotel”

Por: | 25 de julio de 2013

Social Wave Reception

Si es de los que encuentran un placer especial cuando publica en Twitter una comida que le gusta o un momento memorable y además es de los que dejan para última hora lo de buscar hotel para las vacaciones, esta nueva propuesta de hotel le va a interesar. La cadena de Hoteles Meliá lo tiene claro. Los clientes son cada vez más sensibles a nuevas propuestas y más exigentes en cuestión de servicios. Demandan vivir nuevas experiencias. Como respuesta a esta realidad han lanzado un hotel donde fusionan lo real con lo virtual. Un hotel donde los huéspedes puedan conectar entre ellos a través de su propia comunidad social. Es lo que llaman el “Twitter Experience Hotel”. La totalidad de este proyecto tiene como objetivo que los clientes puedan intercambiar impresiones, participar en concursos, divertirse, disfrutar de conciertos en directo, hacer nuevos amigos y vivir momentos emocionantes.

 

Todo esto sucede en un hotel que está situado en primera línea de playa en Magaluf (Mallorca) y orientado al público joven. Por esto no es casual que entre sus instalaciones destaquen dos piscinas, únicas en Europa, con olas artificiales que permiten practicar el flowboarding (una modalidad de surf). El hotel se llama Sol Wave House y, además de estas dos piscinas, ofrece la posibilidad de formar parte de una comunidad virtual. A esta comunidad se accede únicamente a través de la wifi del hotel. Es lo que ellos llaman la #SocialWave. Para disfrutar de esta experiencia que combina lo real y lo virtual para promocionar la interacción y el intercambio, el cliente ha de acceder a esta red a través de cualquier dispositivo (teléfono, tablet...). Una vez conectado, el cliente tan solo ha de darse de alta en la comunidad con su cuenta en Twitter.

Twitter suiteFormar parte de esta comunidad permite el acceso a servicios exclusivos. Entre ellos está el de disponer de los Twitter Concierge o asistir a las #TwitterParty que se organizan todos los viernes. ¿Cómo se solicita el servicio de un Twitter Concierge?. Sencillo: envias un tuit con tu petición y listo. Otra de las ventajas de formar parte de la #SocialWave es el poder disfrutar de las #TwitterPartySuites. Unas habitaciones para 4 personas con descuentos y detalles especiales. Hamacas VIP, minibar personalizable...

La idea es que los clientes no solo disfruten de la experiencia sino que la compartan, en tiempo real, con otros clientes. Como explican los de Meliá, practicar el #share the love garantiza una experiencia única: marcha durante todo el día, tanto en el hotel físico, como en la comunidad virtual. Se trata de que el cliente no tenga que preocuparse de otra cosa que no sea pasárselo bien y conocer nuevos amigos. Por lo que se puede ver en @SolWaveHouse, la propuesta es del todo real. Para muestra, ahí va una imagen del poder de un cliente subido a esta “nueva ola”.

 Up in the wave Twitter Hotel

Un millon de dolares

El número Phi, también conocido como número áureo o de oro por su carácter místico, es un número irracional. De ahí que no sea extraño que la nueva red social que premiará con un millón de dólares a quien tenga mayor popularidad haga mención a este número. Se llama Phigadoo y es una red social donde los contactos se comunicarán entre ellos a través de videoconferencia. Las personas que se registren en esta red, contactarán entre ellas, de manera aleatoria, en función de los intereses que tengan en común. Ya sean amigos mutuos o temas de interés que compartan. Un planteamiento que, como explica Javier Rodriguez Sordo, su fundador, la convierte en una red social “original y atípica”. En realidad, esta red que se inspira en el número de oro, se podría definir como un espacio de microcitas o encuentros fortuitos que permitirá conocer a nuevas personas.

Esta plataforma asigna puntuaciones a los perfiles de manera objetiva. Lo hace a través de un algoritmo orgánico propio. A estas puntuaciones se suman las obtenidas a través de los votos obtenidos de los “contrincantes”. Cada persona dispondrá de su puntuación personal en su perfil. Las que obtengan un mayor nivel de popularidad tendrán premio. Nada más ni nada menos que tres posibles opciones para un total de siete premios. El perfil que obtenga el máximo de puntuación ganará un millón de dólares. Las otras dos opciones permiten ganar 100.000 dólares (cuatro premios) y 300.000 dólares (dos premios). El algoritmo hace los cálculos en función del comportamiento de cada persona. Valora no sólo el tiempo que está conectado a esta red social, sino el interés que obtiene en especial en comparativa con sus “contrincantes” (otros perfiles afines). El concurso es anual y los primeros ganadores se anunciarán en septiembre de 2014.

Phigadoo
Además de premiar la popularidad, en una segunda fase, Phigadoo facilitará la creación de concursos de talentos. Concursos sobre conocimientos de cine, cultura general, música... Esta funcionalidad está pensada para favorecer la relación entre las marcas y sus clientes. Toda vez que la relación en esta red social se hace a través de videoconferencia, las empresas podrán crear sus propios espacios, como si se trataran de un canal, donde los clientes accederán a estos contenidos promocionados como si fueran una televisión “a la carta”. En estos espacios, las marcas podrán hacer sorteos y premiar a sus clientes. La idea que subyace tras esta propuesta es la de explorar las posibilidades que ofrece vincular a las redes sociales con la televisión.

Profile phigadoo
A medida que el proyecto se consolide, en la plataforma se irán publicando contenidos específicos vinculados a los intereses de las personas registradas como clases y tutoriales. Dado que esta plataforma está orientada al uso de la videoconferencia, estos contenidos se podrán seguir en directo a través de la webcam. Parte de la magia de esta red social es que las conexiones entre las personas se realizarán de manera aleatoria por lo que se multiplican las posibilidades de conocer a nuevas personas. El algoritmo que se encarga de puntuar la popularidad de los perfiles es quien, en función del diagnóstico de niveles de afinidad, pone en contacto a unos y otros. Esto facilita que también se generen votaciones entre ellos.

Phigadoo salió a público el pasado 25 de junio. Por ahora, está disponible tan solo en España. En el resto del mundo estará disponible a partir de enero del 2014. En su primer año tienen previsto llegar a 10 millones de usuarios. Un número bien redondo que, de cumplirse, reforzaría el valor místico del número Phi.

De un segundo en vídeo a solo una foto al día

Por: | 12 de julio de 2013

Picyourday
La idea no es original pero si es diferente. Está basada en la experiencia de César Kuriyama. César decidió grabar en vídeo, cada día, tan solo un segundo de su vida. No quería dejar en el olvido esos momentos especiales del día a día que, a diferencia de las cosas que nos suceden en fechas señaladas, no solemos dejar inmortalizados. Algo que las redes sociales, en especial las dedicadas a las fotografías (Instagram, Pinterest…), han alterado. Estas redes están plagadas de fotografías que muestran escenas cotidianas. Ya sea una paella, unos zapatos que están de rebajas o un atasco de tráfico que se adivina interminable. Pero son sólo eso. Escenas capturadas al azar que, con o sin filtro artístico mediante, gracias a la magia de las redes sociales no solo nos cuentan el paso del tiempo sino que lo almacenan para el recuerdo.

Mientras César iba grabando su segundo de vídeo diario, Ignacio Pérez reflexionaba sobre aquello que explicaba Thomas Wolfe: “somos la suma de todos los momentos de nuestra vida”. En esas estaba cuando tropezó con el vídeo en el que César explicaba su proyecto. Lo demás vino rodado. Ignacio se lanzó a desarrollar un nuevo proyecto. Se llama picyourday y ofrece la posibilidad de subir una sola foto al día que luego puedes compartir con tus amigos. Una idea de lo más sencilla que no busca fotografías espectaculares o increíbles sino esos momentos cotidianos que reflejen la vida que cada uno de nosotros quiere recordar.

 

Esta plataforma funciona con la misma filosofía de las redes sociales. Cada persona tiene su propio diario de fotos. Para que otras personas puedan ver sus fotos ha de conceder autorización previa. Las fotos llevan la posibilidad de incluir un comentario. La particularidad de esta nueva red social es que solo se puede publicar una foto al día. Eso sí, una vez se ha subido una foto, se puede eliminar y elegir otra fotografía en su lugar. Como no podía ser de otra manera, cuando subes una foto en esta red, puedes compartirla en otras redes como Facebook y Twitter. En el caso de las empresas la operativa es diferente. Tan solo ha de identificarse como tal y todas las personas registradas en esta red podrán ver las fotografías del perfil de una marca.

La plataforma existe en castellano y en inglés. Ignacio explica que no han observado que exista una hora determinada en la que las personas registradas en esta red suban su fotografía del día: “la suelen subir cuando están haciendo algo que consideran que es importante y merece la pena ser recordado y compartido”. A diferencia de Pinterest donde la mayoría de la actividad la generan las mujeres, en picyourday, el comportamiento según los sexos es prácticamente el mismo. Por ahora no han tenido ningún problema de privacidad o denuncia por contenido inapropiado. Sin duda es una de las ventajas de estar en la fase de lanzamiento.

Aun así, ya tienen fotos de todo tipo: viajes, restaurantes, cine, personas tumbadas en la playa o en la piscina, leyendo, planchando la ropa, limpiando la casa, o con los amigos. Como dice Ignacio: “Hay de todo. Ayer por ejemplo, una amiga subió una foto de una tortilla de patatas que había hecho y que iba a cenar. ;-)”. ¡Ah! un detalle importante. Como el tema va del día a día y lo de tener conexión a internet los 365 días del año no siempre es posible, si un día no se puede subir una foto, la aplicación permite subir fotos de días anteriores. Lo mismo aplica para esos días en los que, aun teniendo conexión a internet, no encuentras ni un segundo para acceder a las redes. Y, sí. Además de tener tu propio diario de fotos, puedes seguir a otras personas para ver las suyas.

 

¡Taxi, taxi!

Por: | 04 de julio de 2013

Hailo AppEn teoría es tan solo una aplicación gratuita (App) para dispositivos móviles. En la realidad, es una comunidad donde conviven más de medio millón de personas. Para ser exactos, hablamos de 559.000 perfiles activos. Tienen en común que se desplazan en coche por 9 ciudades diferentes. Entre todos ellos, han recorrido un trayecto equivalente a ir y volver de la Tierra a la Luna 15 veces. Una minoría (45.000 personas) iba al volante. Los restantes 525.000 viajaban en calidad de pasajeros.

Todo este universo de intercambios es posible gracias a Hailo, una aplicación para taxis que tiene más de 10.000 valoraciones positivas que resuelve la frustración de no encontrar un taxi cuando lo necesitas. A fecha de hoy, esta red de servicios que facilita el contacto directo entre los viajeros y los taxistas, ha transportado a más de 5,25 millones de personas. Esto supone que, cada 4 segundos, un viajero y un taxista se ponen en contacto a través de este entorno. Unas cifras que parecen predestinadas a crecer. Hailo opera en la actualidad en 9 ciudades. Londres, Dublín, Cork, Toronto, Chicago, Boston, Nueva York, Madrid y Barcelona. Tokio, Washington y Montreal son las próximas ciudades en la que se ofrecerá esta red de servicio de transporte.

La razón de su éxito se basa en dos factores. Por un lado la facilidad de uso. Por otro lado, la transparencia. Para darse de alta en esa red tan solo son necesarios dos pasos. Una vez descargada la aplicación e instalada en el dispositivo móvil y gestionar el alta del perfil, lo único que ha de indicar laHailo pasajero confirmado persona que precisa el servicio es el lugar donde se encuentra. A partir de ahí, tan solo queda esperar a la recogida por un taxi Hailo autorizado. En España, el tiempo medio de espera de un taxi Hailo es de 5 minutos. Para evitar que este tiempo no se haga interminable, el viajero no solo puede ver en tiempo real el taxi que viene a recogerle sino que puede consultar información sobre el vehículo (matrícula...) y el taxista (nombre, foto...). Para los taxistas acceder a esta plataformas es algo más más complejo. Para formar parte de esta red, no les vale con hacer la descarga gratuita de la aplicación. Deben ponerse en contacto con Hailo, pasar una entrevista personal y hacer un curso de formación. Otra diferencia es que el uso de esta red es gratis para los viajeros pero, los taxistas deben abonar el 10% de la carrera que hayan conseguido a través de esta red de contactos. A cambio, el taxista obtiene otros servicios como información sobre actos que se estén llevando a cabo en su ciudad en los que se precisarán servicios de transporte de pasajeros.

Servicios Hailo
La elección del taxi Hailo que pasa a buscar al viajero se gestiona a través de geolocalización. El taxista más cercano al punto de recogida recibe un aviso y dispone de 8 segundos para decidir si lo acepta o no. Caso que sea una negativa, el aviso se amplía a todos los taxis de la zona. Parte del secreto de este servicio que aprovecha lo mejor de las redes sociales es que está creado por tres taxistas y tres emprendedores en proyectos de internet. Nada como entender los entresijos de un negocio para ofrecer un servicio fácil de usar y con las ventajas que ofrecen estos tiempos de cambios en los que estamos inmersos.

Hailo ejecutivos