WAZE, el huracán que azota las rutas de tráfico

Por: | 21 de marzo de 2014

Hurricane-katrina-webEl 23 de agosto de 2005, se formó un huracán sobre las Bahamas que llevaba el nombre Katrina. Desde allí cruzó el sur de Florida con categoría 1 (moderado) causando algunas muertes e inundaciones. A su paso por el gofo de México se fortaleció hasta alcanzar la categoría 5. Tocó tierra por segunda vez el 29 de agosto. Fue al sudeste de Luisiana. Pese a que lo hizo de manera debilitada (con categoría 3) provocó la muerte de, al menos, 1.833 personas e inundó el 80% de la ciudad de Nueva Orleans. Barcos, casinos, casas, iglesias, edificios enteros se vieron arrastrados por unas olas que entraron hasta 19 km tierra adentro y quedaron sumergidos durante meses. Katrina es el huracán que ha provocado mayor daño económico (108 mil millones de dólares) y uno de los cinco huracanes más mortíferos de la historia de los EE.UU. El fallo que Katrina provocó en el sistema de diques que protege a la ciudad de Nueva Orleans es considerado como el mayor desastre de ingeniería civil de la historia de Estados Unidos. Entre el caos de aquellos días, hubo tres instituciones que destacaron por su profesionalidad y se ganaron el corazón de los afectados. Fueron la Guardia Costera, el Centro Nacional de Huracanes (NHC) y el Servicio Meteorológico.

Algunos años más tarde, en concreto el 18 de octubre de 2012, la historia volvía a repetirse. Una depresión barométrica detectada en el mar del caribe se desplazaba lentamente hacia el oeste. A medida que avanzaba, aumentaba su actividad hasta llegar a conformar una poderosa carga de energía como consecuencia de la elevada temperatura del mar. En el NHC miraban preocupados la trayectoria de esta masa caliente. En algún momento se encontraría con un frente polar que se desplazaba desde Canadá. El aire frio entraría por debajo de la masa cálida y húmeda, originando una enorme tormenta en forma de abanico. La extensión de la superficie afectada sería de casi 1.900 km de diámetros. El choque se produciría al llegar a la latitud de los estados de Nueva Yérsey y Nueva York. Así se formó el huracán Sandy, el mayor de los huracanes conocidos, tras el Katrina. Los vientos, las lluvias y las nevadas se cobraron la vida de 253 personas. Los daños materiales ascendieron a 50 mil millones de dólares americanos.

Sandy_and_Lady_Liberty_1_610x488
Si el Katrina puso de manifiesto que, dejando al margen la profesionalidad de determinadas instituciones, en situaciones extremas, el mayor consuelo es el que proporciona la solidaridad de miles de personas anónimas, Sandy dio toda una lección de hasta qué punto los nuevos ecosistemas que configuran las redes sociales son eficaces para dar respuesta a situaciones en las que es preciso gestionar un nivel de caos y emergencia extraordinarios. Si en el Katrina fueron los ciudadanos los que espontáneamente fueron organizando la operación de evacuación, en el Sandy, hubo una iniciativa que marcaría la diferencia en la gestión de emergencias. Gracias a WAZE, una aplicación en la que millones de conductores comparten información en tiempo real sobre la situación del tráfico en las carreteras, los servicios de emergencia de EE.UU. pudieron coordinar el plan de ayudas a los afectados del Sandy. Esta aplicación que, en la actualidad es la mayor red social de conductores de tráfico por carretera del mundo, nació con el objetivo de ahorrar tiempo y dinero en combustible en los desplazamientos diarios.

La iniciativa nació en Israel allá por el 2008. Cuatro años más tarde la utilizaban más de 34 millones de personas. Tan solo en EE.UU. su comunidad era de 4,8 conductores que, cada día, compartían la información sobre el estado del tráfico. En el 2013, la base de datos de WAZE era de 50 millones de personas. Unas cifras que llamaron la atención de dos de los grandes: Facebook y Google. La primera de ellas puso 1.000 millones de dólares encima de la mesa para comprar “el invento” pero, quien finalmente se llevó la operación “al agua” fue Google. En el momento de la compra, la cantidad de la operación no se dio a conocer. Hoy sabemos que Google pagó 966 millones de dólares. Es la cifra que consta en el documento regulatorio que los del buscador presentó a la SEC. Un detalle que pone de manifiesto el valor de la información que generan los wazers que es como se denominan a sí mismos las personas que forman parte de esta iniciativa.

Lo que pasó con WAZE durante el Sandy era algo previsible. En la razón de ser de este proyecto, sus creadores manifestaban que “nada puede superar a las personas cuando trabajan juntas”. En este caso, hablamos de millones de conductores circulando por las carreteras con un objetivo común: evitar los atascos de tráfico y compartir, cada día y en tiempo real, la mejor ruta de ida y vuelta al trabajo. Los conductores que forman parte de esta red social reciben alertas, avisos de accidentes e información en tiempo real del estado de los atascos. Una de las grandes ventajas de esta plataforma son sus mapas. Como la información se actualiza de manera constante, el conductor tiene garantía de encontrar la ruta más eficiente en tiempo y en dinero. También permite sincronizar la localización a través de Facebook. De esta manera se coordinan horas de recogida a los amigos con los que hayas quedado para ir a una fiesta o tiempos de llegada. También permite localizar las gasolineras más cercanas y más baratas y rutas alternativas para no pagar peajes.

Waze navigationLa operativa es bien sencilla. Es similar a la de un GPS. El wazer ofrece instrucciones a través de comandos de voz. Lo relevante es que la misma se va registrando y se vuelca en tiempo real. La plataforma graba las rutas más frecuentes y, al igual que otras aplicaciones basadas en la geolocalización como Foursquare, las personas que registran mayor nivel de actividad obtienen reconocimiento a través de un ranking de puntos. Este factor, el alto nivel de dinamización de la comunidad de wazers, fue el determinante para que Google que, ya disponía de su propia aplicación de mapas (Google Maps), adquiriese esta plataforma. WAZE cuenta con información completa de los mapas de Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Bélgica, Israel (considerado como el mejor mapa de ese país), Sudáfrica, México, Ecuador, Argentina, Chile y Panamá. Uno de los principales objetivos de WAZE es ampliar el territorio de mapas que muestran en la actualidad. Para ello no sólo trabajan en lanzar la plataforma en otros países. También colaboran de manera directa con Ayuntamientos y otras instituciones. En especial con aquellas que diseñan y desarrollan proyectos de “ciudades inteligentes”.

Waze map

Durante el huracán Sandy miles de hogares se quedaron sin los servicios básicos como gas, electricidad o agua. Era una situación de emergencia y las autoridades reaccionaron con un nivel de eficiencia considerable. Esto fue posible gracias a WAZE. A diferencia de lo que pasó con Katrina en el que las autoridades tardaron una eternidad en coordinar las tareas de rescate, lo que sucedió es que, desde la Casa Blanca se pusieron en contacto con WAZE. Les pidieron que hicieran un llamamiento a los wazers para que colaborasen con la coordinación del plan de rescate. Era preciso identificar las prioridades de los equipos de emergencia. Los de WAZE pusieron una notificación solicitando a sus wazers a que colaborasen enviando información que fuera útil para organizar la emergencia. La respuesta forma parte de la historia y pone de manifiesto que las redes sociales permiten convertir las aportaciones individuales de miles de personas, como sucede en el crowfounding, en una respuesta inteligente.

No todas las instituciones lo ven de la misma manera. Es el caso de los carabineros de Chile. Ricardo Solar el general que dirige esta institución, criticaba a WAZE porque permite que los conductores cometan infracciones evitando el control policial. "El sentido del WAZE es avisar dónde están los Carabineros, de forma tal que el conductor, conocido ello, pueda infraccionar en tanto no (lo) aviste Carabineros”, explica Solar. Y advierte: "ese es el dilema que hoy día se presenta con respecto a estos software, que entregan una información para la detección de nuestro servicio”. Lo cierto es que, Solar, lo va a tener complicado para que los conductores chilenos no se beneficien de las ventajas de estar informados del tráfico por carretera en tiempo real. De la misma manera que, ojalá, no sea necesario que los de la Casa Blanca o cualquier otra institución, contacten con WAZE o, con cualquier otra red social, porque tengan que activar un plan de emergencia.

Hay 0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Mil millones de vecinos

Sobre el blog

Al grito de guerra "Síguenos en Twitter" o "Hazte fan en Facebook" las empresas exploran nuevas estrategias para posicionarse en las redes sociales. Un mercado millonario de ¿usuarios, clientes, amigos, seguidores, fans...?. Echemos un vistazo a lo que está pasando en las redes sociales.

Sobre el autor

Lola Pardo

Lola Pardo es licenciada en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y ha trabajado en las áreas de Márketing de Consumo, Desarrollo de Negocio y Nuevas Tecnologías de Apple, Guinness y el Grupo Sol Meliá . En la actualidad es responsable de Desarrollo de Proyectos de internet en la Fundación "la Caixa" y profesora de e-commerce del Máster en Márketing Digital en la Barcelona School of Management (Universidad Pompeu i Fabra).

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal