El (buen) karma de las cadenas de favores

Por: | 09 de mayo de 2014

Antes de la llegada de las redes sociales, cada cierto tiempo recibíamos una amenaza en nuestro buzón de correo. Eran mensajes que se despedían con el siguiente texto: "una vez que hayas leído este correo, se lo has de enviar a xx amigos". El objetivo de estos correos era el de generar una cadena interminable. Caso que obviaras el mensaje y rompieras la cadena, en el correo ya te avisaban que te pasaría "algo terrible". Como por ejemplo, morir en un accidente de tráfico o dejar de recibir una fortuna de dinero. En ocasiones, la amenaza precisaba incluso el plazo de ejecución. “Esto te pasará dentro de dos días, si no envías el mensaje en las próximas 24 horas".

Ahora, estos mensajes que combinaban la promesa con la amenaza han dado paso a las cadenas de favores (PIF o Pay It Forward). La mecánica para crear estas cadenas es muy similar a la que se generaban a través del envío y reenvío de los correos electrónicos. Un contacto publica en su muro un aviso del tipo: “Estoy participando en una iniciativa a la que te invito a sumarte. La idea es que las 7 primeras personas que comenten mi estado diciendo "me sumo", recibirán una sorpresa mía en cualquier momento del año....”. En otros casos lo que te piden es actualices tu estado publicando el mensaje de la cadena en tu propio perfil y pedirle a otros xx de tus contactos que hagan lo mismo. El incentivo en todos los casos es nada más, ni nada menos que tener un gesto amable y generar una sonrisa.

Cadena favores por idiomas

La idea es simple y podría parecer una tontería si no fuera porque, entre el 29 de diciembre del 2013 y el 31 de enero del 2014, tan solo en Facebook, se registraron más de 800.000 posts sobre cadenas de favores. El efecto cascada que acompaña a este tipo de mensajes, inundó esta red social con mensajes en todos los idiomas. Desde el holandés (Gama ik mee aan de ' Pay it Forward ' actie), pasando por el alemán (Lasst uns 2014 mehr nette und liebevolle Sachen für tun einander), el francés (Faisons en 2014 plus de choses sympa et gentilles les uns pour les autres) además de sueco, italiano, islandés, letón y euskera. Esta cascada se ralentizó en el mes de marzo cuando ya había llegado a 11 países y contaba con cerca de 900.000 personas (25.185 de España) que se habían comprometido a devolver “el favor” y dar pequeños regalos sorpresa a sus amigos durante el resto del año.

Las cifras las ha hecho públicas Facebook al anunciar el 24 de abril, sería el “Día de las Cadenas de Favores" y las ilustraba con unas imágenes que muestran cómo se construye este efecto en cascada. En la imagen de “cadenas de favores por países”, se muestran unas líneas de colores que muestran lo que sucedió los primeros días del año. Las líneas azules se corresponden a como se creaba la cadena en el idioma inglés. El verde se corresponde con el alemán y el francés con el rojo. El resto son variantes que se fueron generando de manera espontánea. En la imagen global se observa unos arcos entre ciudades que reflejan los lazos que se iban estableciendo según pasaba el tiempo.

Cadena favores global

En total, según el análisis realizado por Facebook, 11 países contaban con cadenas en las que participaban más de 10.000 personas y 33 países tenían por lo menos 1.000 personas. Estados Unidos es el país con mayor población activa (517.728) y Sudáfrica el de menor actividad (10.647). Aunque Estados Unidos lideraba esta acción, al hacer el análisis por ciudades, los datos son más dispersos y dan una dimensión de la globalidad de estas cadenas. Por ejemplo, entre las 20 ciudades más activas se encuentran Londres (8.901), Madrid (4.062) o Buenos Aires (2.924).

Zoom cadena favores idiomas

Entre las curiosidades del estudio realizado por Facebook sobre el comportamiento de las cadenas de favores se encuentran las diferencias en las expresiones utilizadas. En general, en todos los idiomas domina el “estoy en...” y “me sumo a...” pero, en inglés las expresiones más comunes están relacionadas con la solicitud de enviar a otros y en español o en italiano destacaba el entusiasmo por la idea. En cualquier caso, ciudad o idioma, habrá que agradecerle a estas cadenas el haber conseguido que los mensajes promesa/amenaza que invadían la bandeja de entrada del correo electrónico, hayan pasado al olvido.

Hay 3 Comentarios

Siempre me ha parecido una tontería reenviar estas cosas, me hacían mucha gracia las que hablaban de un espíritu que se vengaría de ti si no lo reenviabas, como si un fantasma no tuviera nada mejor que hacer que mirar a quien le mandas el dichoso e-mail. Ahora lo hacen también en wasap...
http://laragarabatea.blogspot.com.es/

aveces estas cadenas e vuelven fastidiosas y cansonas, pero cuando en realidad buscan algo bueno, es muy bueno apoyarlas. Ojala esto siempre sea utilizado con buenas intenciones y no de forma contraria.

Recuerdo el mail en el que si no lo hacías te tocaba una pata de jamón del malo. Lo que me sorprende es que ya ponemos días para todo, hasta para hacer favores.

http://areaestudiantis.com

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Mil millones de vecinos

Sobre el blog

Al grito de guerra "Síguenos en Twitter" o "Hazte fan en Facebook" las empresas exploran nuevas estrategias para posicionarse en las redes sociales. Un mercado millonario de ¿usuarios, clientes, amigos, seguidores, fans...?. Echemos un vistazo a lo que está pasando en las redes sociales.

Sobre el autor

Lola Pardo

Lola Pardo es licenciada en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y ha trabajado en las áreas de Márketing de Consumo, Desarrollo de Negocio y Nuevas Tecnologías de Apple, Guinness y el Grupo Sol Meliá . En la actualidad es responsable de Desarrollo de Proyectos de internet en la Fundación "la Caixa" y profesora de e-commerce del Máster en Márketing Digital en la Barcelona School of Management (Universidad Pompeu i Fabra).

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal