¿La hora de volver de los inmigrantes árabes?

Por: | 04 de junio de 2013

 Aymen Jemni

Los tunecinos son muy “de sentimientos”. Aymen Jemni lo repite una y otra vez sin esforzarse por esconder una amplia sonrisa cada vez que habla de sus connacionales. Aunque esté afincado en Barcelona desde 2005, este doctorando de 33 años  no constituye una excepción al patrón. “La caída del presidente Zine el Abdine Ben Alí en 2011 ha sido como un sueño”, relata, “estoy orgulloso de lo que hemos logrado”. El profundo cambio que está experimentado el país, según él, “va a generar muchas oportunidades” y le lleva a preguntarse si ha llegado la hora de volver.

Jemni nació en Gabès, una de las más grandes ciudades industriales de Túnez, y llegó a España casi por casualidad hace ocho años para cursar un máster en ingeniería electrónica. “Gané una beca para estudiar aquí, pero sobre todo fue mi familia que me presionó para que saliera del país”, recuerda. “Creo que tenían miedo de que me pasara algo", revela, "ya que en aquellos años militaba en el sindicato de estudiantes”. Su estancia en la universidad fue salpicada por manifestaciones que a veces incluso concluyeron con breves detenciones. “Algo normal cuando vives en una dictadura”, dice, aunque ahora desde el extranjero ponga en entredicho este concepto de normalidad.

Su llegada a España no fue muy distinta de la de otros jóvenes que se desplazan a la ciudad condal para estudiar. Un piso compartido en el Raval, las clases y salir con los amigos. “Nunca he tenido problemas de integración, soy un tipo sociable”, asegura. Su móvil que no para de sonar es la confirmación de sus palabras. Jemni, no obstante, siempre ha tenido muy claro que su destino era volver a su tierra natal. “Lo único es que cada vez mis propósitos se iban retrasando”. Tras el desmoronamiento del régimen de Ben Alí después de 23 años, el regreso se convierte para él en una opción cada vez más deseable.

“Cuando empezaron las protestas en Túnez, tuve ganas de volver”, explica. “Entre el 12 y el 15 de enero [Ben Alí huyó a Arabia Saudí el 14 de enero de 2011], apenas dormí unas horas, estaba muy emocionado”. Jemni sabe que la transición es un proceso largo y tortuoso, pero confía en que a largo y medio plazo generará oportunidades para los jóvenes. Al mismo tiempo es consciente del valor añadido que puede aportar en esta delicada fase de cambio. “Mi experiencia en el extranjero ha sido muy intensa, siento que puedo colaborar en varios ámbitos”, afirma, “desde la investigación científica hasta hacer que la gente se abra a otras ideas”.

Jemni es uno de los algo más de cinco millones de personas de origen extranjero que residían en España a finales de diciembre de 2012, según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Pese a constituir el 11,7% de la población total, este colectivo se ha visto reducido en 205.788 personas frente al año anterior. Este descenso ha hecho que la población en el padrón se redujera por primera vez en 17 años. Los marroquíes constituyen el grupo más numeroso entre las nacionalidades no comunitarias, pero los mayores descensos registrados por el Instituto Nacional de Estadística en 2012 se dan entre colombianos, rumanos y ecuatorianos.

Xavier Aragall, experto en migraciones del Instituto Europeo del Mediterráneo asegura que todavía es temprano para hablar de una tendencia al regreso entre los inmigrantes provenientes de los países afectados por la primavera árabe. “Más bien muchos se van por la crisis económica europea”, sostiene; “una mejora de la economía en los países de origen podría constituir un fuerte incentivo al retorno en un futuro próximo”. Los más cualificados, según el experto, optan por quedarse en el país de acogida e implicarse en actividades de apoyo a los acontecimientos en sus lugares de origen, dando vida a redes sociales, asociaciones profesionales y ONGs.

 

Meritxell VerdaguerAndreu Rosés e Ignasi Costa decidieron preguntarlo a los afectados directos. El documental Iahraq fue concebido como un espacio para dar la voz a las dudas y las reflexiones de algunos inmigrantes tunecinos en Barcelona en duda entre quedarse y volver. “Hemos elegido como título un término árabe que significa quemar todo y marcharse y que también se utiliza para designar a los que se dirigen hacia Europa en patera”, explica Verdaguer. "La pregunta es si las revueltas empujarían a quemar lo que han construido aquí para volver a casa y echar adelante su país. Lo único cierto es que para nadie va a ser una decisión fácil”.

Jemni también sabe que no todo será un camino de rosas. “Después de muchos años en el extranjero tendré que volver a integrarme en mi mismo país”, dice. “El paro sigue elevado, aún hay pobreza y marginalidad, estamos tardando en recoger los frutos de la revolución”, añade. Sin embargo, sabe que vuelve a un lugar que es “totalmente distinto” al que recuerda. “Antes nadie hablaba de política, ahora se hace en cada esquina”, asegura. “La diferencia sustancial es que ya contamos con algo que nadie más nos puede quitar: la dignidad y la libertad de expresión”, lo que hace que volver merezca la pena. “Gente de sentimientos...”, subraya.   

Hay 13 Comentarios

La crisis, a punto de cumplir seis años... ¿Conocíamos en aquel entonces a los Krugman, Stiglitz, Gay de Liébana, Niño-Becerra, Ajram, Abadía o Soros? Entra en Vergüenza de país: http://yestheycan.blogspot.com

Poco a poco nos vamos igualando

Crash en bolsa japonesa
http://www.warrantsyquinielas.com/2013/05/crash-en-bolsa-japonesa-23052013.html
la historia se repite, y se repite, hasta que al final pete USA en una de éstas
Entonces las hostias van a venir de todos lados...

Puede que sea la hora de volver, este país no da para más y nunca les hemos hecho sentir cómodos aquí. Su momento de retorno coincide con nuestra hora de salida hacia otros destinos donde nos den de comer y, con suerte, nos traten mejor de lo que nosotros a ellos. En caso contrario, sabremos en propia piel lo que duele ser discriminado.

Que buena noticia. Animo a todos los musulmanes a que vuelvan a sus países. No se han podido integrar a la sociedad europea, El gobierno debería incluso pagarles el pasaje y lo que haga falta. Todo deben ser facilidades.

Que bien que se vayan todos los moros y nos dejen en paz , de una puta vez

Es un ejemplo a seguir. Y una persona coherente.

En otros casos vemos personas extranjeras que su cultura o ideología no encaja con la nuestra (democrática) pero persisten en permanecer aquí sólo por motivos económicos. Con lo cual no hay integración.

Hay gente para todo y todo para la gente.
Hay gente que teniendo oportunidades en el extranjero volvieron a su tierra y otra que teniendo oportunidades en su tierra su fueron para fuera...son criterios diferentes...

soy un ex imegrante marroqui, la terra esta para todo el mundo , ahora me alegro cuando yo encontro imegrante espanoes en marruecos ; estan aqui porque ahora no hay tabajo en espana ni mas ni menos ; esan los bien benido anque no es el dorado

Cuando van las cosas bien todos los inmigrantes vienen... pero ahora que estan mal... se vuelven a su pais...

Cuando van las cosas bien todos los inmigrantes vienen... pero ahora que estan mal... se vuelven a su pais...

Un amigo mio tambien ha vuelto a Tunez... como en el reportaje.. una pena

Una vez conoci Túnez y es impresionante la pobreza que hay... aunque en España estemos en crisis creo que se vive mejor aqui

Normal que se vuelva a su pais.. si aqui estamos peor que alli

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Miradas Árabes

Sobre el blog

Los árabes permanecieron ocho siglos en España y nos dejaron un legado que va desde los monumentos de Al Andalus a miles de palabras que utilizamos a diario. Más allá de esta herencia, ¿qué sabemos de ellos? La influencia de la cultura y la sociedad de los 280 millones de personas que comparten esta lengua traspasa sus fronteras con el dinamismo de las revueltas árabes.

Sobre el autor

Miguel Ángel Medina es un periodista de El País centrado en las redes sociales e interesado en el mundo árabe, de la cultura a los libros y desde los viajes a la lengua. Ha visitado Palestina, Túnez, Marruecos, Egipto y siempre piensa en el siguiente viaje.

Contacto

¿Quieres contactar conmigo? Escríbeme a aquí

Facebook

Archivo

octubre 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal