"España juega un papel fundamental en el mundo árabe"

Por: | 23 de septiembre de 2013

El director de Casa Árabe, Eduardo López Busquets / Foto: Kike Para

El diplomático Eduardo López Busquets (Valencia, 1957) dirige la Casa Árabe desde hace más de un año, un periodo en el que, según sus palabras, la institución ha pasado a ser "un espacio más abierto a la sociedad" pese a contar con menos presupuesto. "Ha dejado de ser una torre de marfil", señala. Con tono sereno pero optimista, López Busquets explica que "España juega un papel importante en el mundo árabe" por su tradición islámica ("a todos los árabes les emociona la palabra Córdoba", apunta) y su rol de mediador ante Latinoamérica, un interés recíproco ya que los temas árabes "cada vez interesan más a la sociedad española". En esta relación aporta su granito de arena la Casa Árabe, un organismo "que no existe en ningún otro país". El diplomático critica a su antecesora, Gema Martín Muñoz: "tenía opiniones muy fuertes y las expresaba desde aquí".

¿En qué ha cambiado Casa Árabe desde su llegada, hace más de un año? 
Casa árabe sufrió una transformación con el cambio de Gobierno. Antes, había muchos fondos, y la idea era mostrar a los españoles cómo es el mundo árabe. Con el cambio, debido a la situación económica, nos encontramos con que ahora tenemos la cuarta parte del presupuesto que en 2009, y la plantilla es un 50% menos. Por eso, hay que racionalizar el gasto. Ahora hemos cambiado y utilizamos la Casa Árabe como un instrumento de diplomacia pública con el que la sociedad española trata de influir sobre los gobiernos de otros países. Lo importante es que el mundo árabe llegue a entender que España tiene una sensibilidad especial con ellos. Hemos pasado de ser una torre de marfil y de emisión de opiniones a ser un espacio más abierto a la sociedad, un cambio que se ha notado también en la visibilidad de la Casa Árabe de Madrid: hemos abierto un restaurante, hemos puesto carteles y se nos ve más. Además, la sede de Córdoba, que estaba cerrada a cal y canto, se ha abierto al público.

¿Cómo van a intentar paliar esta falta de fondos?
Por primera vez, hay un intento de captar fondos privados para sostener la institución. Además, ahora se cobran las entradas para el cine y, además, estamos alquilando nuestras instalaciones para actividades relacionadas con el mundo árabe. En este momento, conseguir dinero solo es posible si las empresas participan en  proyectos concretos, y esto lo hemos hecho, por ejemplo, con un libro financiado por Iberdrola sobre el Protectorado español en Marruecos, o también con el patrocinio en  las semanas económicas que hemos celebrado de países como Argelia, Túnez, Sudán… en la celebración de esas jornadas han participado distintas empresas.

¿Qué papel juega el centro de lengua árabe?
En estos momentos, tenemos matriculados 400 alumnos en el curso que comienza ahora. Algunas compañías españolas están empezando a ganar concursos en Araba Saudi, Catar, Emiratos Árabes… e inmediatamente después nos piden formar a sus empleados, y eso ya se está haciendo. Por ejemplo, una gran empresa ganó un concurso y al día siguiente ya nos estaban pidiendo clases de árabe.

La sede de la Casa Árabe en Madrid / Foto: Samuel Sánchez

¿Cuáles son los principales intereses de la institución?
Tenemos tres actividades básicas, que son economía, cultura y política. Al final, las tres cosas acaban estando conectadas. Por eso nos interesa especialmente el turismo, porque incluye tiene un elemento de generación de recursos, otro de arte visual y otro relaciones internacionales. Por ejemplo, con las primaveras árabes, se vacían de turistas los países árabes y se llenan nuestras playas. Estoy a primera vista nos podría parecer positivo, pero a la larga necesitamos que estos países generen recursos para que tengan estabilidad.

¿Pueden los países árabes ayudar a impulsar la economía española?
En nuestro último número del Nuevo capital árabe –que se puede descargar en la red- damos visibilidad a las relaciones económicas entre España y los países árabes, desde los del Golfo a Argelia y Libia. Además de las inversiones directas en nuestro país, puede haber dinero de los Emiratos para construir instalaciones en Marruecos que lleven a cabo empresas españolas. Y España también puede ser un intermediario para que los países árabes inviertan en Latinoamérica: por una parte, estamos a medio camino entre América y el mundo árabe, pero con un grado de neutralidad, y, por otra, tenemos una tradición histórica islámica. Nuestro objetivo es impulsar y visualizar todo esto. Por otro lado, cuando llegué aquí, pensaba que las finanzas islámicas eran algo esotérico, pero ya he comprobado que son una fuente de financiación fundamental en países como Catar o Dubai. De esto también nos vamos a ocupar.

López Busquets, en Casa Árabe / Foto: Kike Para¿Qué pautas siguen para dar a conocer sus actividades?
Tenemos tres patas: la primera, nuestra sede, situada en el centro de Madrid; la segunda pata son las nuevas tecnologías, ya que colgamos todas nuestras charlas en vídeo en Internet (algunas de ellas con traducción simultánea) y todos nuestros documentos en la web; y la tercera, llevamos nuestras exposiciones a los países árabes, en las embajadas de España y, próximamente, en las sedes del Instituto Cervantes. También participamos en actividades en otros países, como en la semana árabe de México, en la que vamos a estar presentes.

¿De qué tratan estas exposiciones?
Una de estas muestras trata sobre la arquitectura española en el mundo árabe, que es claramente un elemento de la Marca España. Otra de ellas, la que tenemos más desarrollada, es la exposición ‘De Qurtuba a Córdoba’. A todos los árabes les emociona la palabra Córdoba, porque fue el momento de esplendor de la civilización islámica en Europa, pero muchos no tienen claro qué significa. Esta muestra, que cuenta con 50 fotografías de la Córdoba actual, trata de explicarlo. Ha estado ya en Yedda, Riad, Catar y va a ir también a Omán, Kuwait,  Medina, Jerusalén y el resto de ciudades de Palestina. Muchos de ellos son lugares en los que hay intereses empresariales españoles, como Araba Saudí, donde la presentó el ministro de Turismo, y donde España construirá el Ave de Medina a La Meca. Y hemos traducido el folleto al inglés para entrar en las Universidades de EEUU. 

¿En qué ha cambiado Casa Árabe que usted la gestiona?
La anterior directora de Casa Árabe [Gema Martín Muñoz], que era una socióloga, tenía opiniones muy fuertes y las expresaba desde aquí. Y eso enajenaba a mucha gente. Las embajadas de los países árabes no venían aquí. Además, ella tenía sus propios intereses. Ahora está abierto a todas las sensibilidades. El ejemplo se pudo ver hace unos días con la charla sobre la situación actual de Egipto, en la que contamos con el embajador de Egipto, que defendía el régimen; con Charles Power, que apostaba por la transición a la democracia; y con Jesús Núñez, una voz muy crítica con los militares egipcios. A mí, como director de Casa Árabe, no me corresponde decir cuál es mi opinión, ni siquiera la opinión del Ministerio de Exteriores; lo que hay que hacer es mostrarle a la gente que hay distintas sensibilidades.

¿Interesa más lo islámico desde que estalló la primavera árabe?
Las primaveras árabes, con toda su importancia, no son más que un elemento de un mundo que está en transformación. Pero no solo el mundo árabe, sino todo. Por ejemplo, hay una mayor presencia internacional de los países del Golfo. Hace seis años, Catar –que tiene 200.000 habitantes- no era casi nada y ahora juega un papel fundamental en el mundo. Y en Catar cada vez hay más españoles y se acaba de abrir un colegio español. Cuanto más españoles hay, más posibilidades para que otros se trasladen a vivir allí. Qatar Airways y Fly Emirates son ya dos de las compañías aéreas más importantes del mundo. Y las inversiones españolas en el norte de África también son cada vez más importantes. En suma, los temas relativos al mundo árabe cada vez interesan más a la sociedad española.

Entrada a la Casa Árabe / Foto: Samuel Sánchez¿Qué rol juega España con los países árabes?
España juega un papel fundamental en el mundo árabe, y además ese papel cada vez es más importante. Por ejemplo, en cuanto a naturaleza política, un tema fundamental ahora es la relación entre sunitas y chiitas. Si quieres hacer una conferencia estas dos tendencias es muy difícil que lo puedas hacer en un país islámico, porque una de las dos partes se va a sentir en desventaja; si lo haces en Finlandia, te encuentras en un país sin ninguna conexión; pero si lo haces en España estás en el sitio ideal: tenemos tradición islámica, pero no estamos a favor de ninguna tendencia. Esto lo demuestra, por ejemplo, que la oposición de Siria eligió Madrid para su conferencia y nos transmitieron que aquí estuvieron muy cómodos.

¿A qué cree que se debe este papel?
De entrada, no hay ningún país en el mundo que tenga una institución como la Casa Árabe. Únicamente Francia tiene el Instituto Francés de Próximo Oriente, pero es una institución mucho más académica. Ningún país no árabe financia clases de árabe, y eso demuestra que tenemos una gran sensibilidad hacia este mundo.  España tiene, además, dos de los grandes monumentos islámicos del mundo, como son la Mezquita de Córdoba y la Alhambra de Granada, así como una sensibilidad especial hacia lo árabe. Además, hay muchos estudiantes de EEUU y de otros países que estudian árabe, o arquitectura, o arte islámico, pero que no se atreven a vivir en países árabes, ya que muchos están en conflicto, así que prefieren España.

¿Por qué van a apostar en los próximos meses?
Estamos trabajando para acoger una reunión de la oposición siria en Córdoba. Además, vamos a poner en marcha una exposición de un artista de Catar y de otro de Marruecos. En cuanto a conferencias, en los próximos meses hablaremos de Egipto, Siria, de la división entre chiitas y sunitas, y de otros  muchos temas. Y vamos a dedicar semanas económicas a Araba Saudí, Palestina, Mauritania…

Hay 15 Comentarios

¿Está España condenada a ser un país low-cost?

Entra aquí: http://yestheycan.blogspot.com/2013/09/vida-low-cost.html

Los comentarios anteriores demuestran tener una mente oscurantista e ignorante. Es de sobra decir que el mundo dependía y aún depende de los árabe en casi todo, aunque no se diga. Los jóvenes españoles en paro emigran hacia el mundo árabe, donde son bienvenidos. El eterno conflicto de Oriente Medio fue creado, suscitado y mantenido por los occidentales desde antes de la II G.M, y durará mientras siga existiendo ese ente extraño llamado Israel. Los desgraciados atentados de Atocha no fueron obra de árabes, así quedó demostrado. La invasión de la inmigración ilegal procede de todas partes, sea en pateras o en avión. Las drogas que invaden el mercado español no sólo viene del mundo árabe (léase únicamente Marruecos) sino, en mayor parte, desde Latino América.
A esos que opinan sin conocer causa, les recomiendo lean la historia de nuevo para que juzguen con razón, y no se limiten a lo que dice la prensa, que muchas veces carece de veracidad.

Paleto indocumentado añadiría, menuda imagen de 'marca España'

interesante articulo que nos explica claramente que tenemos a un paleto a cargo de la Casa Arabe, menudo fichaje.

Pues mientras sigamos jugando... ¡qué vamos a esperar!. Solo me falta ver que en mi próxima nómina venga el descuento por mi trabajo al tener una tarjeta amarilla. ¡Gensanta!

Me gustaría en que estudios sociológico, o sondeo de opinión se basa este señor para efectuar semejante afirmación.

Muy pólemico, apto para ver las opiniones de todos.

Lo bueno que tienen los iluminados y los chupatintas es que ellos se creen lo que dicen y creen que nosotros tambien nos la creemos.

Este mismo periódico es una prueba del interés por los árabes. Asesinatos masivos en Kenia y en Pakistán. El Islam, esa religión de PAZZZZZ...

Jerusalén no es Palestina, es Israel. Y la única bandera que ondea es la israelí. De igual forma Córdoba es española y nunca será árabe. Que lo tengan en cuenta

. . . estoy interesado y mucho en que se larguen a sus países de origen.

Si, claro " los temas árabes cada vez interesan más a la sociedad española". Con 190 muertos en atocha este senor quiere que no estemos interesados????

Otro organismo público inútil

Pero las "pateras" no las para nadie. Hay mucha HAMBRE y SUFRIMIENTO en el mundo, y esto es INJUSTICIA mundial---------

Lo único que interesa a la inmensa mayorìa de los españoles y europeos es que no nos pongan màs bombas en nombre de alà :(

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Miradas Árabes

Sobre el blog

Los árabes permanecieron ocho siglos en España y nos dejaron un legado que va desde los monumentos de Al Andalus a miles de palabras que utilizamos a diario. Más allá de esta herencia, ¿qué sabemos de ellos? La influencia de la cultura y la sociedad de los 280 millones de personas que comparten esta lengua traspasa sus fronteras con el dinamismo de las revueltas árabes.

Sobre el autor

Miguel Ángel Medina es un periodista de El País centrado en las redes sociales e interesado en el mundo árabe, de la cultura a los libros y desde los viajes a la lengua. Ha visitado Palestina, Túnez, Marruecos, Egipto y siempre piensa en el siguiente viaje.

Contacto

¿Quieres contactar conmigo? Escríbeme a aquí

Facebook

Archivo

octubre 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Recomendamos

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal