"La democracia en Egipto no tiene vuelta atrás"

Por: | 13 de septiembre de 2013

Partidarios del expresidente Morsi, en una manifestación el pasado 12 de julio / Foto: EFE

En solo dos años, Egipto ha vivido la primavera árabe, la caída del dictador Mubarak, unas elecciones, un presidente islamista con tintes autoritarios y un golpe de Estado militar. ¿Y ahora, qué? Según el embajador egipcio en España, Ayman Zaineldin, "el proceso hacia la democracia ya no tiene vuelta atrás. La gente cree en la democracia como la forma en la que hay que gobernar el país". Aunque de gesto serio, sus palabras destilan el optimismo que se escuchaba en la plaza Tahrir al inicio de la primavera árabe, pero el panorama no es ahora tan alentador: el Ejército depuso al presidente Mohamed Morsi y está llevando a cabo una campaña de acoso a su partido, los Hermanos Musulmanes.

El embajador egipcio en España, Ayman Zaineldin / Foto: Casa Árabe / Laura Martínez Lombardía.¿Es realmente imparable este proceso hacia la democracia? Para responder a esta pregunta, la Casa Árabe organizó un debate con el diplomático egipcio y dos expertos en la materia. "Las dificultades actuales en Egipto son similares a las transiciones que ha habido en otros países. No es cierto que el mundo islámico esté condenado al autoritarismo", opina Charles Powell, director del Real Instituto Elcano. En su opinión, el actual gobierno tiene una crisis de legitimidad tras derrocar por la fuerza al presidente elegido en las urnas, y la Unión Europea puede aprovechar para reforzar su papel y ser un actor importante en el objetivo de que la transición continue por el camino democrático.

Menos optimista se muestra Jesús Núñez, codirector del Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria: "Hubo un golpe de Estado previo en el que los militares depusieron a Mubarak, y ahora ha habido otro para derrocar al presidente MorsiHemos vuelto a la casilla de salida". Núñez piensa que hay una transición, pero no está claro que se dirija hacia la democracia: "Ninguno de los actores principales están comprometidos con este objetivo, ni las Fuerzas Armadas ni los Hermanos Musulmanes. Y los jóvenes y liberales son la parte más débil".

De izquierda a derecha: Charles Powell, Eduardo López-Busquets, Ayman Zaineldin y Jesús Núñez / Foto: Casa Árabe / Laura Martínez Lombardía

El embajador de Egipto en España justifica la asonada militar porque, a su juicio, los Hermanos Musulmanes "no trataron solo de gobernar el país, sino también de diseñar una estructura del Estado a su gusto" y "controlar todo el aparato del Estado". Por eso, dice, el golpe tuvo tanto apoyo popular. Zaineldin acusa a los partidarios de Morsi de utilizar la violencia como parte de su discurso y dice que incluso llamaron a los egipcios a hacer la yihad (la guerra santa) en Siria. "El reto ahora es integrarlos en el juego democrático, pero sin que se sientan legitimados a dictar las reglas del proceso". Y, sobre los rumores de ilegalización, el diplomático está convencido de que el partido islamista podrá seguir siendo legal como ONG si hace públicas sus cuentas y opera como una organización social. 

"Con este golpe de Estado, ¿qué mensaje le estamos lanzando a los Hermanos Musulmanes y al resto de partidos similares en el mundo árabe?", se pregunta Jesús Núñez, autor también del blog Extramundi. Según su punto de vista, cada vez que un partido islamista gana las elecciones -antes ocurrió en Argelia y en la franja de Gaza (Palestina)- se le echa del poder y se le da a entender que no tiene sitio en el sistema democrático. "Estamos jugando a radicalizarlos y luego las consecuencias pueden ser mucho peores", comenta Núñez.

Hay 3 Comentarios

"Pueblo egipcio: con los Hermanos Musulmanes vivíamos al borde del abismo, ahora hemos dado un paso adelante" (cita franquista mutatis mutandis). Si 'partido religioso' es sinómino de recorte de libertades, 'mando militar' es sinónimo de lo mismo o peor.

La demo-cracia o gobierno del pueblo, en los países islámicos, es pura fantasía. Viven atados y bien atados a los grupos de poder, los cuales usan la ideología religiosa como tapadera política. No obstante, los pueblos parecen despertar ante tanta ignominia. Esperemos que la primavera no desemboque en un crudo invierno (congelando la voluntad de cambios) ni en un crudo verano (quemando las seseras de los de abajo).

Muy buen contenido. saludos

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Miradas Árabes

Sobre el blog

Los árabes permanecieron ocho siglos en España y nos dejaron un legado que va desde los monumentos de Al Andalus a miles de palabras que utilizamos a diario. Más allá de esta herencia, ¿qué sabemos de ellos? La influencia de la cultura y la sociedad de los 280 millones de personas que comparten esta lengua traspasa sus fronteras con el dinamismo de las revueltas árabes.

Sobre el autor

Miguel Ángel Medina es un periodista de El País centrado en las redes sociales e interesado en el mundo árabe, de la cultura a los libros y desde los viajes a la lengua. Ha visitado Palestina, Túnez, Marruecos, Egipto y siempre piensa en el siguiente viaje.

Contacto

¿Quieres contactar conmigo? Escríbeme a aquí

Facebook

Archivo

octubre 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal