Motel Americana

SOBRE EL BLOG

'Motel Americana' suena como unos neumáticos chirriando contra el asfalto estadounidense y como un pedazo de bacon friéndose hasta la carbonización en un BBQ solitario. 'Motel Americana' te gustará si te gusta la voz de Iron & Wine, la instrumentación de Sufjan Stevens y, sobre todo, la improvisación musical a lomos de un coche de alquiler.

Autores

María Sánchez & Álvaro Llorca Álvaro Llorca y María Sánchez

Se dice que, cuando a sus tres años a María Sánchez le regalaron un Casiotone, lo sacó de la caja y milagrosamente hizo sonar My Old Kentucky Home, una canción de 1853. Por su parte, la primera vez que habló Álvaro Llorca, siendo apenas un bebé, reprodujo entero el discurso fundacional del estado de Kansas. Con estos antecedentes, sólo podían acabar escribiendo este blog.

TWITTER

Archivo

agosto 2010

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

11 ago 2010

Carta de amor a la Stax

Por: Álvaro Llorca | María Sánchez

Justo enfrente del Museo de la Stax, el sello pionero de música soul de Memphis, está la barbería afroamericana de Michael. La decoración de las paredes del local es una mezcla entre carteles de artistas de la discográfica y posters con una cantidad abrumadora de modelos de afeitado de patilla que van desde la escuela de Will Smith en el Príncipe de Bel Air a la de Jay Z.  

Flickr
Tras entrevistarse con nosotros, Tim Sampson, el simpático y rechoncho director de comunicación del Museo, insistió en que, antes de marcharnos de Memphis, no podíamos dejar de hacer dos cosas: comer una buena barbacoa de cerdo y cruzar la calle con él para visitar la barbería. Tim, blanco, campaba a sus anchas por el local y bromeaba socarronamente con Michael y los pocos clientes que había esa mañana. 

Era la primera vez que veíamos una imagen así, en la que un blanco se introducía con naturalidad y desparpajo en un lugar en el que, hasta entonces, solo habíamos visto negros. Pero esto es Stax. La fotografía encajaMelissa Harris, profesora de política y estudios afroamericanos de la Universidad de Pricenton, ha analizado profusamente cómo las charlas cotidianas en barberías, iglesias y otros espacios públicos determinan las ideas políticas de la comunidad negra. Los chistes entre Michael y Tim son el indicio de que este postulado podría hacerse extensible e inclusivo a los blancos. O al menos a este blanco, a esta barbería y a este barrio donde se deja sentir el legado que dejó Stax, un sello donde, además de soul, se hizo política y didáctica de la tolerancia racial. 

IMG_0041 El sello nació en 1957 en Memphis, en una zona deprimida y de mayoría negra. Paradójicamente, fue fundado por un hombre blanco, Jim Stewart, en colaboración con su hermana Estella Axton. Sin embargo, durante toda su historia Stax se caracterizó por albergar bajo su techo a trabajadores de ambas razas que convivieron con total normalidad, como en un remanso de paz en medio del convulso Tennessee de los años 60

El buque insignia de Stax fue el gran Otis Redding. Otros intérpretes legendarios del soul y del blues pasaron también por los estudios de Memphis: Sam & Dave, Isaac Hayes, Mavis Staples, Albert King o The Staples Singers. En 1967 la prematura muerte de Redding y la pérdida de su catálogo en favor de su distribuidora Atlantic supusieron un tremendo golpe para Stax. En 1976, la compañía, que había recuperado las riendas de sí misma, terminó cerrando sus puertas por la bancarrota a la que le llevo un desafortunado acuerdo de distribución con la CBS.

Hace un mes leímos una carta de amor a la Stax que escribió un tal Felix L. Petty. En ella, hablaba del 'momento Damasco' como del instante en el que alguien escucha algo y se produce una mágica revelación musical, como le sucedió a San Pablo al convertirse al cristianismo. O más bien, como cuando "a los 12 años, tu amigo te graba Bleach de Nirvana". Stax representa, para él, el determinante 'momento Damasco' de la historia de la música negra. Lo que decía esta carta nos inspiró tanto, que también nosotros hemos querido dedicarle nuestro particular homenaje epistolar, en tres actos que os expliquen por qué nos gusta tanto el sello.

Stax-records-logo1) EL ALMA Y LA SANGRE DEL SOUL. La primera lección que se saca del Museo de la Stax es etimológica. Soul no es simplemente una etiqueta que sirva para denominar a un estilo musical. Significa alma y se refiere a la esencia de la persona. Es el resultado de la secularización del gospel con el aderezo de otros elementos como el blues y el Rhythm and blues. Musicalmente, la concepción del soul en Stax era más pura y cruda que en Motown, donde se buscaba la fusión con elementos pop pegadizos. El sonido de Stax era descarnado y heredaba de forma auténtica elementos clásicos del gospel como los ritmos sincopados y las voces ásperas. 

Según Tim, la diferencia entre el soul de Detroit y el del Delta del Mississippi tiene que ver con la importancia de la experiencia religiosa en las iglesias de los estados sureños, "energética" y "con emoción". "Muchos artistas tenían padres que eran pastores y habían crecido cantando gospel", nos explica, "y eso se dejaba notar". Con el baile sucedía lo mismo. Sam & Dave o el propio Otis Redding eran ejemplos de artistas que se expresaban con un lenguaje corporal brusco y en ocasiones espasmódico, crudo y ajeno a coreografías aritificiales.

2) EL COMPROMISO RACIAL. Stax creció en un contexto en que la normalidad racial era la excepción. La armonía en era tal que se ha llegado a afirmar que el sello era "la manifestación viviente del sueño de Martin Luther King" y un "oasis de salud". Al Bell, copropietario del sello, afirmó en una ocasión que Stax fue, además de una discográfica, un movimiento cultural y espiritual.

Lorraine2Sin embargo, la realidad en Memphis no daba tregua y los empleados de la Stax, por ejemplo, no tenían lugares donde distraerse juntos a causa de las leyes segregacionistas. El único refugio al que podían acudir era al Hotel Lorraine, que permitía la entrada a personas de ambas razas y en cuya piscina descansaban todos juntos. Fue en este hotel, cercano al estudio, donde el 4 de abril de 1968 fue asesinado Martin Luther King

La relación entre el sello y el predicador trascendía, no obstante, más allá de esta siniestra casualidad. "If he can preach it, we can sing it". O sea: "si él puede predicarlo, nosotros podemos cantarlo". Con esta soflama la cantante Mavis Staples proclamaba su adhesión a la causa del reverendo. Freedom Highway de The Staples Singers fue la expresión artística de un compromiso empapó que a buena parte de la nómina de artistas. 

"La segregación influyó en cómo escribíamos, cómo cantábamos y cómo bailábamos", explicó en su día Bell. "Tras el asesinato de Luther King, no era fácil ser blanco en Memphis", nos cuenta Tim. "Había rabia, tensión y miedo". La ira por la muerte del líder desencadenó amenazas y agresiones a personas de raza blanca. También en aquel tumultuoso contexto el estudio se convirtió en cobijo para ellos.

Wattstax
 

La mayor prueba de la militancia de Stax en la lucha racial fue la organización Wattstax, un festival que también apodado como el Woodstock negro. Se celebró en Los Ángeles en 1972 para conmemorar los disturbios callejeros y raciales de Watts de 1965 y recaudar fondos para este barrio del sur de la ciudad. El maestro de ceremonias fue el reverendo Jesse Jackson, quien pronunció su famoso poema 'I am somebody' (ver vídeo). El concierto se convirtió en toda una demostración de fuerza de una comunidad que no aceptaba más la discriminación. Una comunidad que reivindicaba sus derechos y que quería expresar la dignidad, la unidad y el orgullo de una identidad que se plasmaba, sobre todo, en su música. La banda sonora la puso Stax, con Isaac Hayes convertido en un  M.A Barracus prematuro y cantando 'Shaft', el himno cinematográfico del recién nacido género blaxploitation.

3) LA STAX HOY. Lo que queda hoy vivo de la Stax, además del Museo, es la Stax Music Academy, una escuela de música para jóvenes con riesgo social que acaba de cumplir diez años. Casi todos son negros, pero también hay blancos. "La enseñanza que han aprendido de la Stax es que tienen que aprender juntos y ayudarse mutuamente", explica Tim. El mensaje es tan políticamente correcto que despierta escepticismo. Pero esto es Stax y las reglas son distintas: aquí no hay sitio para los cínicos.

4) OTIS REDDING.


Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Hay 7 Comentarios

Umm...me parece que aunque mencionais el Motel donde fue asesinado King, no recorristeis el museo con cuidado...o tal vez ni lo visitasteis...da mucho juego todo lo que tiene dentro ...y es tal vez el Motel más fascinante de todos los que visiteis...
Creo que merece la pena hacer un post dedicado al museo y la transcendencia ...el National Civil Right Museum en el Motel Lorraine...no es sólo cosa de "Afroamericanos"...ni de Soul...eso de hacer un blog de topicazos musicales me parece muy bien...pero ...una visitilla al Motel Lorraine please...

Por ahí dicen que el halago debilita.
También he oído decir que dar las gracias a un amigo es romper un trocito de la amistad.
Como debe haber algún modo de transmitir lo delicioso que sabe vuestro trabajo...
sólo dos cosas...

1. Ya podéis ir ahorrando o buscando financiación para continuar abriéndonos caminos, haciéndonos olisquear lo auténtico de las cosas y de acá dar un salto onírico y/o por qué no real a... Stax...for example... why not?

2. and last... GREAT JOB!

Stax junto con Sun records han marcado una epoca.No volvera a suceder nunca.Memphis era la cuna de muchos musicos que su legado es un faro dentro de las aguas perturbadas de la musica de hoy.La gente esta tocando en las calles,en los parques,en los locales 24 horas al dia y muchos de ellos cobran solo de las propinas.En Memphis sientes la musica como en ningun otro lugar.Alli pense.."que pu......da, soy blanco!!".El coche de Isaac Hayes casi bañado en oro en el museo es de las cosas que mas te quedan en la cabeza.Si alguien planea ir por alli, despues de unos dias en Memphis alquilar un coche y bajar toda la Highway 61 hasta New orleans.Parada en Clarksdale obligatoria con visita al Ground zero blues club(ver pagina web para conciertos).Dormir alli,arriba hay habitaciones.

Gran artículo: didáctico y riguroso.
El soul...mmmmmmmmmmmmhhhhh

Felicidades!

Alvaro y María:Excelente blog, por su contenido y la manera en que está escrito. Qué raras son las personas. Otros blogs de menor calidad tienen más comentarios.La música de los afroamericanos es apasionante, y así la viven vosotros.

Otra cosa que hay que hacer en Memphis es pasear por Beale Street y saludar a Stanley Booth, su mejor cronista y uno de los mejores escritores musicales de la historia, a ser posible despues de leer Rythm Oil. Quiza escuchando al Beale Street Blues Boy (BB King) o cualquiera de los hijos de es ciudad megamusical...

Bravo. Crecí con el sonido Stax gracias a mi padre, fanático de Otis, y me encanta que esta música maravillosa encuentre canales de promoción, sobre todo, si están tan bien documentados. Un abrazo.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión

El Pais

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal