Motel Americana

SOBRE EL BLOG

'Motel Americana' suena como unos neumáticos chirriando contra el asfalto estadounidense y como un pedazo de bacon friéndose hasta la carbonización en un BBQ solitario. 'Motel Americana' te gustará si te gusta la voz de Iron & Wine, la instrumentación de Sufjan Stevens y, sobre todo, la improvisación musical a lomos de un coche de alquiler.

Autores

María Sánchez & Álvaro Llorca Álvaro Llorca y María Sánchez

Se dice que, cuando a sus tres años a María Sánchez le regalaron un Casiotone, lo sacó de la caja y milagrosamente hizo sonar My Old Kentucky Home, una canción de 1853. Por su parte, la primera vez que habló Álvaro Llorca, siendo apenas un bebé, reprodujo entero el discurso fundacional del estado de Kansas. Con estos antecedentes, sólo podían acabar escribiendo este blog.

TWITTER

Archivo

agosto 2010

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

26 ago 2010

En la ciudad onírica de Ben Katchor

Por: Álvaro Llorca | María Sánchez

Se han escrito y se han filmado tantísimas cosas en Nueva York que, al llegar a la ciudad, uno tiene la impresión de visitar a un familiar lejano del que se han escuchado miles de historias, aunque no se sepa distinguir cuáles son reales y cuáles forman parte de la leyenda. Uno de los retratos más intensos de la ciudad es el que ha trazado el dibujante Ben Katchor, uno de los tres grandes retratistas de Nueva York en la historia del cómic (junto a Jack Kirby y a Will Eisner), según lo cataloga el escritor Michael Chabon.

Ben Katchor

En una tarde bastante fría quedamos con Katchor para que nos explicase su idea de la ciudad, esa imagen onírica y costumbrista que plasmó semanalmente en la tira 'Julius Knipl. Fotógrafo inmobiliario'. En esta serie, editada en castellano por Astiberri, Katchor cuenta las peripecias de un fotógrafo de edificios y propiedades, una tarea que le sitúa en una posición perfecta para observar la cotidianidad de la ciudad.

Nueva York como textura

"Nueva York es la textura de mis historias. Tomo la ciudad como base y luego la reconstruyo como un lugar imaginario. La ciudad se encuentra llena de estímulos y resulta imposible encontrar una explicación histórica o socio económica para cada uno de ellos. Por ello, ante la incapacidad de descifrar las razones auténticas de cada uno de esos elementos, en mis historias intento aportar explicaciones procedentes de la ficción, las cuales pueden llegar a ser incluso más profundas que las verdaderas", nos dice Katchor.

Pajitas sanitarias

Lo onírico

Los personajes que dibuja Ben Katchor no ocultan sus sueños por muy disparatados que estos parezcan. De hecho, los personajes más afortunados se salen con la suya y encuentran un hueco para sus absurdas proyecciones en el paisaje de la ciudad. "Realmente, todas las ciudades empiezan como un sueño, ya que se configuran a través de proyectos imaginarios que, con el tiempo, se convierten en realidad", añade el dibujante.

El solar vacío

La nostalgia

La ciudad de Ben Katchor se encuentra poblada de negocios polvorientos, de personajes que agitan sus recuerdos y de proyectos frustrados. Todo en las calles destila cierta nostalgia. Así consigue Katchor esta impresión: "En primer lugar, habría que decir que la ciudad que transita Julius Knipl es una ciudad imaginaria emplazada algunos años antes de que yo naciera (en 1951). Luego, la nostalgia que se percibe no es la añoranza de una época remota que no alcanzamos a conocer ninguno. Se refiere más al modo en que se ha perdido la vinculación física con los objetos, la forma en la que ahora todo pasa más rápido y los objetos se producen de una forma más violenta en lugares remotos".

La Asociación de Hombres Ahogados - 4

Una fantasía

En la línea de lo hasta ahora expuesto, Katchor nos explica cuál es el modelo de ciudad que encuentra en su fantasía. "Es algo muy sencillo. Me encantaría que en mi ciudad se siguieran manufacturando ciertos productos, asomarme a la ventana y observar una columna de vapor que asciende desde el subsuelo", nos dice.

La sirena del mediodía

Una imagen

"Señor Katchor. Nos encantaría enviar a nuestras familias una postal que sirva para definir cómo es Nueva York en la actualidad. ¿Alguna sugerencia?", le preguntamos. Después de tomarse su tiempo en la respuesta, el dibujante nos dice: "Creo que la imagen podría ser la de un callejón en la que se acumulan cientos de bolsa de basura, lo que es un síntoma de la rapidez con la que cambian las cosas en este lugar".

El desfile del día del Estatismo

Los personajes

En las páginas de Julius Knipl desfilan una serie de personajes grises, alucinados, insomnes por vocación, a quienes incluso los trajes hechos a medida vienen grandes. Son personajes fantasiosos y solitarios, que buscan compañía en asociaciones imposibles, tales como la Liga del Bolsillo Agujereado. A su vez, sus ocupaciones se antojan absurdas, trasunto de obsesiones personalísimas, como virtuosos que hacen música con el crepitar de los radiadores o vendedores de calendarios al por mayor.

El vendedor de calendarios

Los detalles

Nueva York es una ciudad que invita a tener todos los sentidos alerta. Si en el post de ayer os hablábamos de los sonidos tan peculiares que se escuchan en Chinatown, nuestra conversación con Katchor nos hizo sentir el tacto de algunos recuerdos queridos que se quedaron olvidados en algún desván. No en vano, durante toda la conversación el dibujante no dejó de manosear todos los objetos que se encontraban a su alcance, como queriendo empaparse de ellos y de algunos detalles pequeños, algo también presente en sus viñetas. Es un hecho significativo de su vocación por el detalle el modo en que se gestó su otra obra traducida al castellano, 'El judío de Nueva York', cuyo argumento parte de una nota a pie de página que el autor encontró leyendo la 'Historia de los judíos en América'.

Zona catastrófica

Ana Merino, en un breve artículo sobre Katchor, asegura que el dibujante realiza "tiras muy intuitivas de aparente trazo descuidado y primitivo que mezclan a su vez una delicada gama de grises". En general se trata de una herramienta muy apta para evocar "un espacio contemporáneo" pero "inmerso en el pasado", en palabras de la propia Merino. Al fin y al cabo, toda sus evocaciones nostálgicas nos sirvieron en los días siguientes como una invitación a observar la ciudad de un modo crítico.

Es más, en estas evocaciones y en las atmósferas de Katchor, en esa añoranza por la pérdida de la vinculación con los objetos fruto de la deslocalización, subyace una reflexión sobre el modo en que otorgamos valor a las cosas. Ben Katchor es uno de los participantes en un interesante proyecto, Significant Objects Project, que habla a este respecto. Los precursores de esta idea recolectan una serie de objetos baratos en algunos mercadillos y encargan a algún escritor o artista la redacción de una breve historia ficticia del objeto en cuestión. Unido a la historia, ese objeto se pone a la venta en eBay, y lo que en principio costó pocos dólares, se vende por una cantidad muy superior en la página de subastas, una vez que su valor se ha multiplicado al contar con una historia detrás que nos permite apreciar un producto en apariencia intrascendente.

"Aquellos de entre nosotros incapaces de llegar de un extremo de la calle al otro sin quedar momentánamente absortos por un fragmento de tipografía pasada de moda, la curvatura de un guardabarros de cromo o una vaharada de lavanda proveniente de la pomada para el pelo de un vecino jubilado, nos vemos impelidos por el desprestigio en el que ha caído la nostalgia a lamentarnos en secreto por la desaparición de un millón de maravillosos detalles cotidianos", sentencia Michael Chabon al escribir sobre Katchor.

Las viñetas que se muestran en este artículo son extractos de las historias que narra el dibujante en 'Julius Knipl. Fotógrafo inmobiliario'. Normalmente, sus tiras suelen estar compuestas por un total de ocho o nueve viñetas. A continuación, ofrecemos una de sus historias al completo:

El carné de empleado

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Hay 12 Comentarios

That's really massive exposure post and I must admire you in this regard.

Muy buen post, da que pensar...

Absolutely fantastic Post! Lots of great information and inspiration, both of which we all need!Thank you for another great article. Where else could anyone get that kind of information in such a perfect way of writing?

thanks for the post. I can't tell if it's funny or sad?

all video did not work but found it on you tube and watched it. It made my day, it is hilerious. I will be watching the show no doubt. I love ad companies that come up with amazingly original ideas.

This video did not work but found it on you tube and watched it. It made my day, it is hilerious. I will be watching the show no doubt. I love ad companies that come up with amazingly original ideas.

I'm a blog aficionado and with so many blogs on the internet now, very few stand out. This blog fixed my notice and I thought that I would post to let you know that.

This is not an perfect outcome and will possible result in 4-6 vans of bored police swooping on your site.

Muy buen post, da que pensar...

Cuando hablamos de Nueva York, la mano es la que recuerda: bien sea con la paleta nostálgica de grises de Katchor o con la pluma instrumental de Motel Americana. Otro placer.

Además de onírica, la ciudad es oculta, nostálgica, evocadora y diferente de lo que muestra el escaparate televisivo. Un gran creador.

Fabuloso todo el post. El párrafo de los personajes es compacto, evocador, con ritmo y con un par de frases brillantes (que no ingeniosas). Un placer

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Pais

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal