Ir a Planeta Futuro
Mujeres

La prostitución, ¿mejor clandestina?

Por: | 23 de marzo de 2011

Princesas

Muchas personas consideran inmoral el aborto. El asunto toca distintas sensibilidades porque, se mire como se mire, quitar un feto no es lo mismo que sacarse una muela. Pero la mayoría de los países desarrollados entendieron hace tiempo que es difícil obligar a una mujer a culminar un embarazo que rechaza, que es peor perseguir y encarcelar a las que lo interrumpan, y que es imprudente empujar esta práctica a la clandestinidad. Así que casi todos los gobiernos occidentales han regulado el aborto en plazos y supuestos determinados y dejan que cada afectada decida según su conciencia y sus circunstancias.

Muchas personas consideran inaceptable el consumo de las drogas ilegales. Sus efectos sanitarios y sociales son dañinos. Desde hace un siglo las autoridades de EE UU, primero, y de casi todo el mundo, después, han perseguido a productores, traficantes y consumidores. Las normas se endurecieron sucesivamente a golpe de alarma social (por ejemplo en los 80, cuando la heroína hizo estragos). El resultado es que las cárceles están llenas de tristes camellos o explotadas mulas, eslabones débiles de la cadena del narco, mientras la droga es abundante en la calle y su consumo elevado entre los ciudadanos: el 10% de la población española consume regularmente cannabis y un 1,2%, cocaína, según datos oficiales.

Muchas personas rechazan la prostitución. Pero ¿de verdad piensan que se puede abolir? Para empezar dejará de anunciarse en los periódicos. ¿Perderán con ello a muchos clientes, abandonará el oficio una sola mujer explotada? Si la prostitución fuera a desaparecer de un plumazo por ser ilegalizada, cabría el debate que quieren abrir los abolicionistas, bonito nombre que remite al fin de la esclavitud. Si el desafío, en realidad, es combatir a las mafias de la trata de mujeres y proteger a sus víctimas, ¿cómo ayudamos más? ¿Empujando a la clandestinidad?

En los países comunistas, oficialmente, la prostitución no existía. Era imposible, decían hace unas décadas los líderes soviéticos o cubanos, tal servidumbre en una sociedad socialista. Sin embargo, al turista extranjero le llovían las proposiciones sexuales de pago nada más bajarse del avión y antes de deshacer la maleta. Una idea repetida hoy por el feminismo es que la prostitución es intrínsecamente indigna para la mujer y nunca es ejercida voluntariamente. Es un diagnóstico cargado de buena intención pero demasiado simple para un asunto complejo, que está relacionado con una cultura machista y también con la débil condición humana, que merece tanto estudio sociológico como antropológico, que responde tanto a desigualdades de género como a los abismos económicos y en el acceso a la educación. 

Los países han ensayado distintas vías para tratar la prostitución: en la mayor parte de EE UU es un crimen; en Alemania o en Holanda las meretrices tienen licencia, pagan Seguridad Social y se afilian a sindicatos. Suecia ensaya fórmulas nuevas: no persigue a las chicas pero sí a los clientes. En ningún lugar, ni en el Afganistán del burka, se ha erradicado el fenómeno. Incluso allí donde se ha legalizado el negocio, también opera la delincuencia organizada moviendo a mujeres indefensas entre burdeles y entre países. Ni la mano dura ni la regulación son recetas mágicas.

Princesas2 

España es uno de los países más permisivos de hecho, que no de derecho, porque todo queda en el vacío legal. Cualquier observador extranjero se sorprende de que los prostíbulos se anuncien con grandes letreros de neón en la carretera o en los barrios, de que sus anuncios se hayan publicado siempre en los diarios más respetables, de que nuestros pueblos fronterizos se estén convirtiendo en parques temáticos del sexo de pago. La tolerancia social ha sido considerable: en la tradición ibérica, el hombre se desahogaba con fulanas porque en casa tenía a una santa; el nacionalcatolicismo nunca hizo nada por acabar con esa vía de escape para los varones, ni tampoco los poderes democráticos. Escribió María R. Sahuquillo que los clientes de los clubes de alterne son hoy "cada vez son más jóvenes, señal de que las nuevas generaciones observan el intercambio de sexo por dinero más lejos de los tabúes y más cerca de lo socialmente aceptado".

Ese clima de tolerancia quizás empiece a cambiar según va quedando claro que el negocio está mayoritariamente controlado por mafias que explotan a inmigrantes. El que era Ministerio de Igualdad sostenía, sin aportar más datos, que un 90% de las prostitutas son víctimas de trata de blancas. Informes de la ONU rebajaban ese porcentaje a una de cada siete prostitutas en Europa, que es mucho menos pero no es poco. Los resultados de las redadas policiales, sin embargo, son desalentadores. Se detiene a decenas de proxenetas cada año, la policía vende en sus notas de prensa que ha "liberado" a cientos de mujeres prostituidas en operaciones espectaculares, pero luego muy pocas de ellas declaran contra su chulo, que habitualmente queda impune, y la mayoría vuelve a ponerse el uniforme de lencería y tacones. El plan del Gobierno contra la trata se estrella contra el silencio de las supuestas víctimas. Una explicación es que están aterrorizadas, que temen por sus vidas y por sus familias en el país de origen. Otra es que no todas desean abandonar su profesión, por indigna que parezca, porque sus alternativas son peores o inexistentes. Los límites de lo voluntario (o lo obligado por la necesidad) y lo forzado no siempre están claros: una mujer puede ejercer la prostitución por decisión consciente pero estar siendo explotada y sufrir un trato inhumano. No hace falta sostener que todas vinieron engañadas para tomar medidas contra los proxenetas que pisotean sus derechos.

Princesas4 El director de cine Fernando León de Aranoa se sumergió en este mundo para preparar su película Princesas. "He podido conocer a muchas prostitutas y hablando con ellas he descubierto cosas tan obvias como que sus hijos hacen la primera comunión. Finalmente, trabajan por dinero, como hacemos la mayoría", dijo a Elsa Fernández-Santos. "Una se prostituye porque tiene que mandar dinero a sus hijos, y la otra tiene las necesidades del mundo en el que vivimos. Quiere dinero para comprarse ropa, para operarse el pecho... La prostitución nace desde muchos lugares y no es tan ajena como queremos pensar. A veces nace de la casualidad, con alguien que un día te hace un regalo, o como algo ocasional, para cubrir los gastos después de varios meses sin encontrar trabajo.. Hay muchas clases de putas y hay putas por miles de motivos distintos". Y ¿qué dicen ellas? El colectivo Hetaira lleva tiempo diciendo que las prostitutas estarían mejor con todos los papeles, con derechos, con menos miedo a acudir a la policía.

Nos faltan datos aunque nos hemos empeñado en buscarlos. Dos periodistas de esta casa, Mónica Ceberio y Álvaro de Cózar, publicaron una serie de reportajes tras una exhaustiva investigación en 2009. El diagnóstico más prudente posible era alarmante: "Si hubiera 45.000 prostitutas en España -las cifras más bajas de la ONU y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado-, y sólo el 10% estuvieran obligadas (porcentaje que calculan los propios empresarios del sexo), estaríamos hablando de miles de esclavas, un drama invisible que provoca una escasa preocupación social". Hemos informado de cómo las chicas son reclutadas entre los pobres de países pobres; cómo se las aterroriza obligándolas a firmar que renuncian a su vida; cómo se las fuerza a estar disponibles las 24 horas o se las presiona para que perdonen el preservativo. "¿Tú quieres que te rompa la cabeza?", le decía el proxeneta a sus empledas en un caso que terminó en absolución. Aumenta el uso de chicas menores de edad. Los empresarios de los burdeles y los traficantes de mujeres son grupos separados que evitan implicarse entre sí; algunas bandas están formadas por tan pocas personas que su caída no pone en peligro en negocio.

Entonces, ¿de qué hablamos? No de moralidad, ni de si un trabajo es indigno por naturaleza, sino sobre todo de derechos humanos: de explotación, amenazas de muerte, palizas, violaciones. Pues bien, cuando hemos ido dando todas estas informaciones de lo que ocurre en las redes de prostitución, muchos lectores nos afeaban la incoherencia de contar esto y acoger, unas páginas más allá, los anuncios de contactos. La Defensora del Lector recogió este debate. Quedó claro, en todo caso, que la independencia informativa de este periódico no está en cuestión por un puñado, o varias páginas, de anuncios breves.

Este diario y otros siguen aceptando esos anuncios aunque rechazan las fotos y los textos obscenos, que persisten en otros periódicos; solo dos de los de difusión nacional (Público y La Razón) los vetan. Un vistazo rápido a los clasificados da una idea del mapa de la prostitución: una minoría de españolas; muchos pisos especializados en latinas, europeas del Este, africanas u orientales; algunas transexuales; un número notable de hombres ofreciéndose a hombres y rarísimas ofertas de sexo de pago para mujeres. El Consejo de Estado da argumentos al Gobierno para respaldar una prohibición por ley como la que planteó Bibiana Aído. Los editores de diarios preguntan por qué van a tener que rechazar anuncios profesionales de un negocio que no es ilegal, y se sienten discriminados porque saben que la publicidad de contactos tendrá todo el campo abierto en Internet. Si ha sido tan difícil introducir la Ley Sinde contra los principales sitios de descargas ilegales de cine y música, y vaticinamos que va a servir de poco, adivinen si sería posible censurar un universo de millones de mensajes cortos. Eso sin contar con que muchas salieran de pisos y se echaran a la calle a por los clientes que no saben navegar en la Red.

La publicidad de los burdeles probablemente desaparezca más pronto que tarde de la prensa, por autorregulación o por imposición, como desapareció la del alcohol o la del tabaco, pero esta batalla librada contra la prostitución no tendrá más impacto que el simbólico. Los abolicionistas buscarán dar nuevos pasos, pero pesa demasiado la lección histórica de que la ley seca solo sirvió para engrandecer a Al Capone. La regulación está muy lejos de ser una solución ideal, pero ¿estarían los empresarios más vigilados y las mujeres un poco más protegidas? Eso parece lo urgente. Utopías en otro momento.

 

 

Fotogramas de Princesas (Fernando León de Aranoa, 2005). Vídeo: Me llaman calle, de Manu Chao, de la banda sonora del filme.

Hay 77 Comentarios

Con el argumento de Al Capone y el "utopías en otro momento" te has tirado un tiro en el pie en tus conclusiones. El asesinato también va a existir siempre y no por ello lo regulamos. Utopía ahora, libertad y dignidad. Y la libertad está para disfrutarla, no para destruirla. Educarías a tu hija para que fuera prostituta? por qué no?

Logica incoherente ... como bien dice el dicho - Que millones de moscas coman mierda, no hace que la mierda sea apta para el consumo humano -

Señoras a perseguir a quien ofrece el dinero no a quien lo acepta.

Gracias por este texto. Es un cansancio escuchar sólo las voces de las feministas en el poder. Existen otros feminismos y otros modos de analizar la realidad.

Los argumentos del Consejo de Estado son vagos, inconcretos e ideologizados, fruto de los prejuicios y de una toma de posición sobre la prostitución de corte abolicionista y cargada de moralina, donde por supuesto no se tienen en cuenta los derechos de quienes ejercen dicha actividad por decisión propia. Plantea: Por su carácter hace que no deba promoverse la competencia o facilitarse la captación de clientes, ¿Por su carácter sexual, quiere decir? ¿Podrán tener cabida en la prensa los anuncios de contacto donde no medie dinero por medio? La prostitución no es delito, las prostitutas desean anunciarse. Si bien es cierto que desde hace mucho no se anuncian sólo en la prensa escrita sino sobre todo en Internet. Multas por trabajar en la calle, no a los anuncios, deportaciones continuas de inmigrantes... A las prostitutas se les denomina "víctimas" (que queda fantástico en los papeles) pero en la práctica reciben el trato de "delincuentes".

Dejen que actúen las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y el Código Penal en el caso de que haya mafias tras los anuncios de contacto. Si desaparecen, ¿qué se gana? ¿en invisibilidad? Una medida más, facilona, electoralista, gratuita que no sirve para luchar contra la trata de seres humanos.

Las prostitutas no son "mercancía", es un insulto del Consejo de Estado cuando argumenta que dichos anuncios son expresivos del rol de las mujeres como mera mercancía incluso cuando no incluyen imágenes o textos vejatorios. Insulta a trabajadoras y trabajadores del sexo por decisión propia y refuerza el estigma que pesa, sobre todo en las mujeres. Las prostitutas por decisión propia ofertan servicios sexuales a cambio de dinero, no son mercancía de nadie...

Estamos cansadas de la cacareada protección de menores. Los prensa no es un producto dirigido al público infantil y los menores han de estar acompañados en su lectura para entender aspectos de difícil comprensión tales como guerras, hambruna, violencia...

No se puede responsabilizar a los medios de comunicación del control de lo que existe detrás de lo que se anuncia. Si así fuera, hagámoslo extensible a todos los anuncios y especialmente a aquellos de marcas de tejanos o zapatillas que han sido denunciados por fabricar sus productos en el sudeste asiático con niños obligados realmente a trabajar en régimen de esclavitud. O de aquellas empresas que discriminan a las mujerse (ah, no que nos quedaríamos sin empresas que anunciar!)

Por último, Naciones Unidas en su último informe habla de que 1 de cada 7 prostitutas son víctimas de trata en Europa.

La prohibición de los anuncios de contacto es una medida contra la prostitución en general y un atentado al derecho de las trabajadoras de publicitar sus servicios y no un instrumento en la lucha contra la trata.

Hay que dejar en paz a la mujer que se prostituye si perseguir a las mafias de tráfico de mujeres. El problema es que los beneficios son tan enormes que se han asociado con empresarios, políticos, jueces, policías, guardias civiles... las redes de intereses creados son muy fuertes.

http://prostitucion-visionobjetiva.blogspot.com/


igual llega un poco tarde, pero bueno, ahí os dejo este blog hecho por una prostituta que aclararía mucho las mentes de algunos/as sobre el tema. A mi, personalmente me parece una de las opiniones más fundadas sobre el tema.

La legalización de la prostitución no disminuye la trata, o ahora resulta que esos puteros criminales van a estar dispuestos a darles a las chicas papeles y seguridad social. La legalización solo beneficia al cliente, ese pobrecito macho que no puede aguantarse. Me es indiferente que haya gente que se prostituya porque quiere, también algunas llevan burka "porque quieren" o les parece maravilloso que les hayan arrancado el clítoris. Un estado de derecho no puede permitir eso. Libertad y dignidad. Y la penalización, al cliente, que es la verdadera lacra

Pues Harmodio, seré una puritana intolerante pero no quiero ver a una prostituta trabajando en mi portal y haciendo sus cosas enfrente de mí y, mucho menos, enfrente de niños. De la misma forma que no quiero ver a nadie drogándose ante mis narices ni cagando ni meando, ya puestos.

No hace mucho se hallaron los restos de un hombre primitivo. Era una personas con lo que hoy diríamos esclerosis múltiple y había logrado sobrevivir hasta llegar a adulto. Eso demuestra que esos supuestos primitivos le cuidaron aun cuando no podía ni cultivar la tierra e ir a buscar el agua con las mujeres y niños-as ni cazar con los hombres. Y lo mismo debía ocurrir con enfermos-as yy ancianos-as que seguramente no debían proporcionar placeres sexuales. Podría deducirse que eran mejores que algunos humanos actuales.

¿Y quién fue el listo que dijo que la prostituición es el oficio más viejo del mundo? ¿Y por qué? ¿En el Paleolítico inferior o en el medio? ¿En Altamira o en Atapuerca? ¡Pero bueno! ¿Qué dicen? ¿Que las mujeres se dejaban follar a cambio de las sobras de sus festines de caza y de proteccion frente a las fieras? ¿Y quién paría y amamantaba los "cazadorcitos"? ¡Por favor! ¡Qué vergüenza! ¡En el siglo XXI y con el Bachillerato gratuito!

Pues es más complejo y variado. Hay quien ataca el derecho al aborto y la prostitución. Hay quien ataca el derecho al aborto pero no la prostitución salva matrimonios y otros problemas. Hay quien está en contra del aborto y prefiere que su marido que pide especialidades se las pida a otr@. Hay quien está a favor del aborto y de la prostitución etc... Ahora bien, nadie defiende el derecho a la libertad absoluta con su propio cuerpo para abortar, porque eso ni es ganarse la vida ni ir de fiesta, que es como tu lo dices. Y hay quien la prostitución no diría que es abrirse (o cerrarse) de piernas. Eso es simple. Puede que haya quien lo vea como un tema ligado a la pobreza y a la inmigración y a las mafias, con lo que más que un tema de piernas es de subsistencia y de arma en mano. Y aquí he leído un post de alguien que vive de ello, pero está en contra (para la sociedad) con su legalización. Ya ves si en el mundo hay opiniones distintas a la tuya y que no atacan los "rollos" de nadie. Y está demostrado, como han dicho por aquí, que la explotación de las mujeres no desaparecería si estuviera regulado al igual que no ha desaparecido la de niñ@s ni desaparece el homicidio que está en el Código Penal. hay cosas que pasan las regules o no las regules. incluso aunque las penalices.

Siempre me ha llamado la atención. ¿Por qué las mismas que defienden el derecho a la libertad absoluta con su propio cuerpo para abortar, niegan el derecho a la libertad absoluta con su propio cuerpo para abrirse (o cerrarse) de piernas? A la proxeneta: palo. A la prostituta: cobertura legal.
No hay otra solución, y los rollos de las anti solo favorecen la explotación de las mujeres. Si estuviera regulado, la explotación desaparecería.

Lo de los leones, Bob Sponja, es un mito. Mal ejemplo ha elegido. Tienen una melena bonita y espectacular, marcan territorio y sirven dado el volumen para asustar a los elementos exteriores (como el hombre), pero son torpes. Son las leonas más ágiles las que cazan y las que cuidan a los cachorros y les enseñan a cazar. Como la faena es extensa, se ayudan entre ellas con la crianza de los pequeños. Y el que haya muchas más hembras que machos en una manada es porque el macho que quiera ser el nuevo principal -o el que quiere emparejarse y transmitir los genes-, ha de matar a la competencia. Es decir, a los machos ya nacidos (cachorros) para que no le ocupen el lugar. Los cachorros que nazcan tendrán sus genes y no no aún fuertes para arrebatarle el puesto.

También hay hombres que se arrimaron y se arriman a las mujeres buscando un puesto o su protección. Por empezar lo hacen los niños, que lo agradecen con afecto y amor. Pero eso no es prostituirse ni tener proxeneta. No molesta, ofende ni denigra, como lo que decía ese post de la soldadesca y su pago. El papel del débil frente al fuerte, y nadie es fuerte toda la vida, puede ser variado, de ayuda y provisional.
Usted no dice más que tonterías. Y, por cierto, hay prostitutos y para hombres la mayoría. Y autónomos, y no sé quien es el que tiene la debilidad y el que se aprovecha en muchos casos. Usted no tiene argumentos. Sólo espera que con su empanada mental, poco sincera y mera verborrea, le crean los tontos.

Enhorabuena por este artículo. Muestra muy bien la enorme complejidad del tema y la necesidad de reflexionar despacio y con calma antes de opinar, cosa que por lo que leo en los comentarios abunda poco. Personalmente creo que, más que dedicarnos a disquisiciones teóricas, deberíamos dirigir todos nuestros esfuerzos a impedir y castigar cualquier forma de maltrato y explotación de la mujer, sea legal o ilegal la prostitución. Y eso no se está haciendo. Se mira hacia otro lado. Porque sin llegar a casos extremos, ¿no explota a una mujer un dueño de burdel que vive de la prostitución de sus empleadas? El Código Penal castiga el proxenetimo, y sin embargo estos "empresarios" tienen hasta sus propias asociaciones de defensa de sus intereses.

Para ALP. Pués la primera mujer que se arrimó a un hombre buscando su protección, te guste ó no se prostituyó y eso fué mucho antes de las Polis, no hace falta ser Herodoto. Que molesta, ofende y denigra, bien cierto es, pero es el papel que le espera al débil frente al fuerte. Acaso a las leonas cuando el nuevo lider de la manada asesina a todos los cachorros del macho defenestrado les hace gracia el cambio ... sin embargo, entran en celo rapidamente para engendrar cachorros ... del nuevo lider. Comer todos los días, tener un lugar donde sobrevivir es muy duro y a veces, el único valor tangible se encuentra en la entrepierna, no hay más trueque. Es el oficio más antigüo del mundo porque no precisa de gremio, colectivo ó asociación y se puede ejercer anónimamente y de forma habitual, casual ó esporadica. Por eso quienes no han tenido que vender su "carne" les cuesta creer que haya personas que puedan hacerlo y ... libremente. Mientras tanto, venden su fuerza laboral por un puñado de monedas en la creencia vana de hacer lo que les gusta ó eso precisan pensar hasta que les invade la monotonia, el tedio y el aburrimiento de las labores repetitivas y cotidianas.

******************************************


Manual de la MENTIRA FEMINISTA:


http://mentirashembrismo.blogspot.com


******************************************

@TRASLACERCA:"Dado que quien firma parece ser un hombre, me lo imagino putero.Como suena. No creo que haya nada que discutir. NO ES PROSTITUCIÓN. ES ESCLAVITUD. "
Como tu pareces mujer te imagina frustrada y frigida. Como suena.Lo de que no hay nada que discutir solo lo dicen los imbecils que no pueden defender su opinion con argumentos. Y que pongas que es esclavitud en mayusculas no te hace estar en posesion de la verdad. Si se hace de forma voluntaria por las dor partes implicadas no hay mas problemas que en los ojos de aquellos que nos kereis imponer vuestra moral rigida y retrograda disfrazada de defensa de la dignidad de la mujer.

Interesante comentario sobre los orígenes y sobre el hecho de que nada cambiaría legalizándola. Pienso lo mismo. Faltarían iguales oportunidades, repartir el trabajo y la riqueza en lugar de esconderla en paraísos fiscales. No creo siquiera que les importe la población a precario sino los beneficios que obtienen dejándola a precario. Las mujeres en el S. XIX eran mano de obra barata y ejército de reserva, algunas trabajaban en condiciones de lo más insalubres, perdiendo la mandíbulas las dedicadas a las empresas de cerillas por el fósforo, las que estaban 12 hora en una máquina textil ... Recursos hay, dinero y posibilidades, pero están en manos de mafias y de 4 avariciosos especuladores, que para más inri nos endeudan y hacen un títere de cualquier gobierno. Saludos.

En primer lugar una nota para los que repiten "profesión mas antigua del mundo". No sé que machote cínico e ignorante lo ha dicho primero pero desde entonces lo repiten miles, de manera irreflexiva como borregos, uno detrás del otro. Primeras profesiones, señores, aparecieron en las pequeñas sociedades en las que los humanos vivían, gracias a la especialización y habilidad de los individuos en tareas que aportaban cosas necesarias e útiles para vivir. Las primeras profesiones fueron: el cazador, el alfarero, el agricultor, el curtidor de pieles, el carpintero, la costurera, la cocinera etc. La prostitución aparece muuucho mas tarde, con la aparición de grandes ciudades, con el anonimato que les es propio, con las tropas y soldados en filas fuera de su entorno familiar y otras patologías modernas (que tan buenos ingresos aportan a las industrias que los explotan).
Esta claro que cualquier humano, ya sea hombre o mujer, quiere tener algo tan privado como es su propia piel para su propio uso. Y si cede esta piel al uso de un desconocido es porque, de manera mas o menos dramática, necesita dinero.
Soy prostituta y estoy en contra de la legalización, aunque toda esta disputa es poco relevante y me tiene sin cuidado porque sé que legalizar la prostitución o prohibir la prostitución no va a hacer gran diferencia. No toca las causas del fenómeno. Estas causas son evidentes, con excepciones que confirman la regla: la pobreza, falta de trabajo, y enormes desequilibrios en estado de posesión y en acceso a los bienes entre los humanos. Las chicas "escort de lujo alto standing" y "estrellas-actrices porno" que trabajamos en España no somos de Suiza sino mas bien de Colombia, Brasil o Ucrania, no venimos de familias acomodadas sino de familias pobres o desestructuradas etc. En algunos países se estima que así llamado "turismo sexual" constituye cerca de 70% de los ingresos de toda nación. Si los gobiernos querían de verdad erradicar este negocio sobre los impulsos mas primitivos del hombre ¿como se alimentaria gran parte de las familias y los niños???

Pues ponte al día José, porque en algunos hogares la mujer trae tanto o más que lo que trae el marido o compañero, ya ves. Y no entro en el tema de los proxenetas porque éstos han vivido, de siempre, de las mujeres.

Sí, hemos de perseguir a los proxenetas y liberar a las miles de mujeres que son obligadas a prostituirse. Paralelamente hemos de generar oportunidades para que las que lo hacen "voluntariamente" tengan la posibilidad de salir de ahí. Luego queda el grupo de equellas a las que les resulta rentable la protitución, incluso aquella que se hace en el seno del matrimonio (y de la que casi nadie habla), esa protitución consentida por el beneficio o situación económica que le proporciona el "esposo".

si las mujeres follasen más no habría prostitución

Legalización de la prostiyución YA!!! y a pagar impuestos como to dios.

Tampoco se puede acabar con el robo, violaciones, asesinato y el abusos de menores y la prostitución de menores .. Sin embargo, la combatimos. Y eso que son tan antiguos como el mundo.

Pues no veo el problema en tratar a estas personas como trabajador@s corrientes. ¿Acaso el sexo es menos digno que dar clases en un colegio o trabajar en una obra? Pero como nos pesa nuestro pasado católico. Ni que decir tiene que ese modelo está funcionando mejor en Holanda o Alemania (la explotación de los débiles es horrible, eso está claro). Yo creo que la solución está en la normalización, es mi humilde opinión (aunque solo sea un pobre muchacho con un blog de fútbol).

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Tenemos diferentes puntos de vista, distintas edades, diversos perfiles. Somos un grupo de periodistas, especialistas y colaboradores coordinado por Isabel Valdés.

Libros

EL POSMACHO DESCONCERTADO

EL POSMACHO DESCONCERTADO

Ricardo de Querol

“Como quien dice, acabamos de salir de la cueva. No se borran de un plumazo milenios de reparto rígido de papeles, de trogloditas que salían de caza mientras ellas recolectaban y cuidaban de niños y ancianos, de bravos guerreros y abnegadas esposas, de amas de casa confinadas al hogar y hombres que acaparan toda la vida pública, de burkas de todo tipo, de dotes, de pruebas del pañuelo”. Las reflexiones del autor sobre la relación entre los sexos en el siglo XXI publicadas en el blog Mujeres, recopiladas en un libro electrónico. Puedes comprarlo en Amazon y en Google

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal