Ir a Planeta Futuro
Mujeres

Esta presidenta sucedió a otra presidenta

Por: | 22 de marzo de 2011

La presidenta de Irlanda, Mary McAleese, esta tarde en la Casa de la Villa de Madrid . EFE/Manuel H. de León


¿Puede imaginar alguien la función de una balanza con el fiel cayendo a plomo sobre uno de los platillos? ¿O el vuelo de un avión con sobrecarga en una de sus alas? De esta manera tan gráfica ve Mary McAleese, presidenta de Irlanda, el desequilibrio de género que existe en los órganos de decisión mundiales. No hace falta explicar que la parte hiperrepresentada es la masculina o, a la inversa, que los centros de poder renquean por la ausencia de mujeres.

McAleese (Belfast, 1951; biografía) sabe perfectamente de lo que habla, aunque a la vez su ejemplo sea escasamente representativo, por no decir singular: es la segunda presidenta consecutiva de su país y sucedió a Mary Robinson en 1997, en el primer -y hasta ahora único- relevo en el mundo de dos mujeres al frente de la jefatura de un Estado. En un país, para más señas, católico y conservador. Ella misma usa el apellido de su marido desde que se casó, y se refiere a él con frecuencia incluso al hablar de sus funciones como presidenta. Y el dentista Martin McAleese la acompaña como el perfecto consorte...

Así que si en España nos rasgamos aún muchas vestiduras ante la posibilidad de que el sucesor de Zapatero no sea Rubalcaba, sino una mujer, los irlandeses demuestran haber metabolizado la mar de bien que la máxima autoridad de su país sea, por segunda vez consecutiva, una mujer. Pero no nos llamemos a engaño, ni creamos que todo el monte es orégano en ese país, donde sólo “hay un escaso 17% de representación política femenina”. Para España McAleese se reserva su admiración, por la política de paridad del Gobierno Zapatero.

Ante una presidenta en ejercicio, y además de un país miembro de la UE, es obligatoria la pregunta del millón (similar a esa que siempre le hacen a las escritoras sobre escritura “femenina”): ¿existe un modo distinto de hacer política? “¡Espero que lo haya!” dice McAleese enérgicamente durante una entrevista con EL PAÍS, la semana pasada en su residencia de Dublín (Residencia oficial del presidente de Irlanda). “Me gusta creer que, aunque no lo haya [aún], la materia gris de las mujeres ayudará a cambiar la política, a refrescarla con nuevas ideas y un nuevo aliento. Y no se trata solo de la política: las mujeres están simplemente ausentes de todos los centros de decisión del mundo. Se trata de añadir el contrapunto femenino para equilibrar una balanza lastrada por uno de los lados, porque no contar con la aportación de las mujeres supone un desperdicio de energía natural. Eso sí, veo el empoderamiento de las mujeres como un proceso en marcha en el que aún estamos en sus primeros capítulos, al inicio de un largo, larguísimo camino”. 

PD: Mary McAleese, que ayer inició una visita oficial a España, pertenece, junto a su antecesora, Mary Robinson, y una veintena de colegas políticas, al exclusivo Council of Women World Leaders (www.cwwl.org), una iniciativa de The Aspen Institute que desde 1997 reúne a presidentas y primeras ministras, en activo o retiradas, “para promover la buena gobernanza y mejorar globalmente la experiencia de la democracia en el mundo” mediante el incremento “del número, la efectividad y la visibilidad” de las mujeres líderes. Es decir, eso que, para espanto del buen castellano, se llama empoderamiento (del inglés empowerment) de las mujeres, pero desde arriba. En el foro, obviamente, no hay –aún- ninguna representante española.

(A tan selecto consejo pertenecen, entre otras, la argentina Cristina Fernández de Kirchner; la expresidenta chilena Michelle Bachelet; la exjefa de Gobierno de Ucrania Yulia Timoshenko; la presidenta de Liberia, Ellen Jhonson-Sirleaf, o la canciller alemana, Angela Merkel, amén de un sinnúmero de (ex) mandatarias de paisitos como Bermudas, Antillas Holandesas, Jamaica, Sâo Tomé y Príncipe o Trinidad y Tobago).

Hay 26 Comentarios

Si eso decía yo, con lo bien que está en todos los aspectos Irlanda, seguro que es un modelo a seguir, en especial en su desarrollo económico y estabilidad financiera.Se nota, vaya que se nota...

El cargo de presidenta de Irlanda tiene el mismo valor que el de poner un florero en la puerta de un gran hotel. Es un cargo sin ningún tipo de funciones más que las de representación y poco más. McAleese no ha hecho nada, absolutamente nada, ni unas declaraciones mínimamente de peso, respecto a la bancarrota irlandesa. Tampoco es que me extrañe, viendo sus funciones como presidenta que se limitan a inaugurar lugares y besar bebés.

Robinson, sin embargo, se comprometió, al margen de sus tareas presidenciales, que eran escasas, en la lucha hacia los colectivos sociales más desfavorecidos en un país de tradición tan católica como es Irlanda: madres solteras y protección laboral, derechos LGTB, etc.

Habría que preguntarse si el tener a una mujer de presidenta, con lo que ese cargo significa, es síntoma de desarrollo de Irlanda o si, por contra, no es más que un cargo de esos para acallar a las gentes que piden más presencia femenina. Habría que preguntarse si McAleese es alguien en su país, o si no es más que, perdonene por la analogía, una fallera mayor en el Reyno de Valencia.

Se suele decir pequeñas islas o islitas. Incluso ddecir paisitos sube el nivel.

Por qué María Antonia Sánchez Vallejo, al culminar su artículo, llama a Bermudas, Antillas Holandesas, Jamaica, Sâo Tomé y Príncipe o Trinidad y Tobago "paisitos"? Acaso se le escapó un aire discriminatorio.

Antimaloshumos, a ver rey, en una república presidencialista el/la presidente/a ostenta casi todo el poder (véase EE.UU., incluso Francia, tan semipresidencialista ella son sus cohabitaciones) y Susana la de Nueva Zelanda, según sé El reino de Nueva Zelada es parte de la Mancomunidad de Naciones o Commonwealth y por tanto la jefa de Estado essu majetad la reina del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del norte, entonces cabe decir que Isabel II fue precedida por un hombre, así que el ejemplo de primeras ministras no vale, pues en el artículo se habla de jefas de Estado.

No es el único relevo. Está también el caso de Bangladesh, en donde Sheikh Hasina dio paso a Khaleda Zia (Ahora Hasina es primer ministro de nuevo). Es verdad que este es un caso de jefe de Gobierno, y no de Estado, pero creo que al final de cuentos dentro del tema de género es igualmente significativo.

Muy de acuerdo contigo, Marja. Se trata de una cuestión de aptitudes específicas de cada ser humano en concreto; no del sexo.

Tanto hombres como mujeres valen para la política y muchíííísimas cosas.
Me parece absurdo que haya gente que quiera pelearse cuando escucha si un hombre o una mujer ha hecho tal o cual cosa.

Saludos.

En Finlandia, la actual presidenta es una mujer desde 2000: Tarja Halonen y Mari Kiviniemi fue elejida primera ministra en 2010. Para mí es más una cuestion de capacidades que de sexo.

Para el usuario "antimaloshumos" (3º comentario), no será en Francia...

Antes de nada: El primer Enrique que escribió no he sido yo.

Me parece muy bien esta entrada. ¿Por qué? A ver, que no os enteráis: la sociedad pone obstáculos a las mujeres y se encarga de destrozar su autoestima. ¿Qué problema hay en que saquen un artículo que les ayude a verse mejor a sí mismas y a ver que valen para algo más que un "..." quiera hacérselo? No se trata de que este tipo de artículos los sacan para decir que son mejores que los hombres. Es para mejorar su imagen, verse mejores a sí mismas, mejorar su autoestima y su rendimiento, y sacar a la luz de que poco a poco son capaces (junto a nosotros, los hombres) de eliminar la desigualdad y el sexismo, y construir JUNTOS/AS, un mundo más igual y más justo. ¿Hay algo de malo en eso o es hembrista? NO.
A veces algunos hombres me parecen igual que críos. Tienen privilegios o una sociedad que les favorece, y se quejan cuando una de cada 10 cosas no está a su favor.
Saludos.

******************************************


Manual de la MENTIRA FEMINISTA:


http://mentirashembrismo.blogspot.com


******************************************

Tal y como le va a Irlanda, no parece muy oportuno poner en primer plano el sexo de su presidente ( con un hombre hubiera pasado lo mismo, que conste). Aunque en otros casos, como en Islandia, el sexismo a la moda sí que destaca la culpa masculina en la crisis económica. Memez sexista que ahora cuela por idea progresista. El problema no es que haya pocas o muchas mujeres en el poder. El problema es que se gobierne mal. Decir lo contrario es apuntalar la estructura básica de la mentalidad sexista. Es un falso atajo de mediocridad intelectual que no lleva a nigún sitio. Ah, y el perfecto cónyuge de un político es que no sale en las fotos, como el marido de Merkel o el de Thatcher. Tomen ejemplo de discreción y seriedad, señora Bruni o Doña Michelle.

Por favor vaya ejemplo el de este articulo..Angela Merkel si es ejemplo de mujer con poder, no solo en Alemania si no en todo Europa. Y Hillary Clinton, de ella ha dependido que se metan en una guerra en Libia con lo cual por favor no compare Maria Antonio a estas mujeres con la presidente de la republica de Irlanda que no pinta nada y a parte ha sido testigo silencioso de lo mal que lo ha hecho el gobierno anterior y de que Irlanda ahora tenga la deuda mas grande de la UE. muy mal ejemplo

Mary McAleese, al igual que anteriormente Mary Robinson, no tine ningun poder ejecutivo en Irlanda. Ni siquiera tiene la influencia que pueda tener el Rey Juan Carlos o la Reina de Inglaterra. Su reeleccion fue cancelada para ahorrar costes y su mandato extendido por el anterior gobierno. Ciertamente cualquier alcaldesa tiene mas poder ejecutivo que ella.

Cuando esta mujer se presentó a un cargo electo de verdad, el parlamento irlandés en 1987, sacó 2.243 votos.
El diputado general de Ciudad Real tiene más poder que la presidencia irlandesa. Hasta el alcalde de Elantxobe en Vizcaya tiene más poder...

No consiste en que la mujer le "eche huevos" y se presente, es imprescindible que tenga inteligencia y una enorme capacidad. El hecho de ser mujer no debe ser considerado como un mérito y debe demostrar bastante más que el mero hecho biológico.

¿Rasgarme las vestiduras porque una mujer presida España?
Pues creo que no ;-) Desde luego prefiero a Rubalcaba antes que a Trinidad Jiménez, pero no por cuestión de sexo. Esperanza Aguirre gobierna Madrid y jamás he visto que nadie cuestione su liderazgo. Lo que pasa que no hay muchas Aguirres en España ;-D

Creo que todos los hombres de menos de 50 años considera normal que una mujer gobierne. Solo hace falta que más mujeres le echen "huevos" y se presenten. La población española está perfectamente preparada para ser gobernada por una mujer, como ya ocurre en algunas CC.AA.

Creo que el PP tiene mujeres más fuertes para gobernar que el PSOE, pese a que este último es más procuotas.

Pero, señora mía, ¿quién se rasga las vestiduras en España porque una mujer pueda ser presidenta del Gobierno? Creo que —cuatro gatos aparte— a la inmensa mayoría de la población le parecería sumamente normal.
Este tipo de afirmaciones gratuitas le hacen flaco favor a la causa de la igualdad entre sexos.

Esta periodista no ha hecho su investigacion muy bien que se diga. Yo vivo en Nueva Zelanda y aqui ya ha habido el relevo de una primer ministra tras otra (Helen Clark fue elegida despues de Jenny Shipley). A ver si nos enteramos mejor!!!

Lo que dice antimaloshumos no es cierto de todas las repúblicas (casos contrarios: toda América, Francia, varias en Europa del Este), pero sí lo es en Irlanda: el poder real lo tiene el primer ministro (Taoiseach, elegido por el parlamento, acaba de cambiar el 9 de marzo tras las elecciones legislativas) y no el presidente de la república, aunque sea elegido por votación popular.

Este es un matiz importante para entender que dos mujeres hayan sido elegidas sucesivamente para la presidencia.
L

Su puesto no tiene nada que ver con el de Zapatero. Irlanda es una republica, y quien "manda" es el primer ministro. Es mas un papel representativo. Lo importante es que una mujer sea, como he dicho antes, primer ministro. Entonces empezaremos a hablar de igualdad. Tras tres años viviendo en ese pais, nadie hace ni caso a la figura del Presidente.

Bueno, no creo que sea para tirar cohetes el hecho de que en Irlanda haya una presidenta (que no tiene ningun poder politico), en el gobierno solo hay 2 ministras y mas del 60 % de los diputados son eso, diputadOs no diputadAs.... En un pais donde las mujeres siguen cambiandose los apellidos una vez se han casado...

¿Miedo de que no sea Rubalcaba? Porque sin duda parece el único capaz de poder ganar al PP en unas elecciones... creo que la gran mayoría de mi generación no tiene ningún prejuicio de género de ese tipo

En una República, la presidencia es un cargo representativo. El que toma decisiones realmente es el primer ministro, jefe del ejecutivo.

Y que es los sorprendente? Deberíamos comenzar a verlo como algo habitual.
Cada vez hay mas mujeres que hombres, y además cada vez mas las mujeres se encargan de temas políticos.
Nada nuevo bajo el sol.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Tenemos diferentes puntos de vista, distintas edades, diversos perfiles. Somos un grupo de periodistas, especialistas y colaboradores coordinado por Isabel Valdés.

Libros

EL POSMACHO DESCONCERTADO

EL POSMACHO DESCONCERTADO

Ricardo de Querol

“Como quien dice, acabamos de salir de la cueva. No se borran de un plumazo milenios de reparto rígido de papeles, de trogloditas que salían de caza mientras ellas recolectaban y cuidaban de niños y ancianos, de bravos guerreros y abnegadas esposas, de amas de casa confinadas al hogar y hombres que acaparan toda la vida pública, de burkas de todo tipo, de dotes, de pruebas del pañuelo”. Las reflexiones del autor sobre la relación entre los sexos en el siglo XXI publicadas en el blog Mujeres, recopiladas en un libro electrónico. Puedes comprarlo en Amazon y en Google

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal