Ir a Planeta Futuro
Mujeres

España, "capital" de la prostitución europea

Por: | 31 de octubre de 2011

 Prostitucion
Nombrar la prostitución incita todavía a algunos a defender una teoría de círculos viciosos, de causas y efectos. ¿La prostitución nació por la secular falta de recursos de algunas mujeres o por la perentoria necesidad sexual del cliente? Bajo esta visión subyace cierto fatalismo: para los partidarios de esta actividad, se trata de un comercio inherente a la condición humana y de una libre transacción entre adultos, y la única postura realista es regularla para que discurra dentro de la ley y no se desborde hacia las cloacas. Sin embargo, esta visión de la prostitución como algo atávico choca con los cambios históricos y sociales de las últimas décadas: entre ellos la igualdad entre hombres y mujeres que propicia relaciones sexuales basadas en el respeto y la equidad y el creciente rechazo a toda vulneración de los derechos humanos, incluida la explotación sexual.

En ese contexto,  resulta llamativo que los hombres españoles entre los 35 y 55 años sean los ciudadanos de la UE que más frecuentan esta práctica. Los datos los proporciona la Asociación para la Reinserción de Mujeres Prostituidas (APRAMP). Según una guía que acaba de dar a conocer la citada organización, un 39% de los varones españoles, algo más de uno de cada tres, ha contratado este tipo de servicios. Les siguen los suizos (un 19%), que se sitúan en la media europea. Esos porcentajes descienden de modo considerable en Austria, Holanda y en especial en Suecia. No es casual que en este país nórdico la compra de sexo solo interese al 13% de sus hombres. La legislación sueca, pionera en la materia, penaliza al cliente. Una corriente legislativa que se va extendiendo a otros países. Sin ir más lejos, la policía local de Sevilla puede aplicar sanciones a los clientes de entre 750 y 3.000 euros para los clientes. la ordenanza municipal para luchar contra la prostitución y la trata con fines de explotación sexual entró en vigor el 28 de octubre.

Los datos de APRAMP avivan un debate que suele acabar en otro círculo vicioso: la complejidad de la prostitución y la imposibilidad de erradicarla teniendo en cuenta los intereses encontrados que entran en juego. ¿Hay que resignarse entonces? ¿Los españoles son más machistas o tal vez más reprimidos que los holandeses o los suecos?  ¿O será que la crisis no ha hecho mella aún en esos clientes que tan alegremente usan esos servicios?

Ni puede afirmarse que sea así ni hay una sola causa que explique estas diferencias. Los argumentos que esgrimen los que acuden a prostíbulos o mantienen sexo por dinero son conocidos: para algunos es algo lúdico o añadido, un recurso que utilizan en determinadas fiestas y salidas masculinas, una forma más de consumo, tan banal como accesoria, como se lee en este Vida y Artes.

Para otros, los habituales, se trata de una forma de completar su vida sexual con variaciones que no practican con sus esposas o novias y que les permite mantenerse aparentemente fieles a unos lazos conyugales mortecinos. Ambas visiones, la puramente frívola o la que se escuda en  “la necesidad de encontrar fuera lo que no se tiene dentro” parecen olvidar que los tiempos han cambiado: nada impide hoy a un hombre o a una mujer buscar una nueva pareja con la que tener una mayor complicidad sexual, y en determinados ambientes, el ligue y el sexo voluntariamente compartido son opciones asequibles.

Hay quien sostiene, pese a todo, que siempre hay excepciones, y que hay varones que por motivos diversos no acceden con facilidad al juego de la seducción –al igual que les sucede a algunas mujeres, por otra parte-, por lo que para ellos la prostitución sería un servicio de auto-ayuda o una terapia. Sin entrar en el fondo de este argumento, no cabe duda que, en todo caso, se trataría de una minoría, lo que haría de la prostitución algo residual y en caída libre. Es lo que sucede en otros países vecinos, pero no en España, en el top europeo del sexo de pago, a tenor de la guía de APRAMP que presentó la semana pasada la secretaria de Estado de Igualdad, Laura Seara. 

Es probable que haya por medio todavía una brecha educativa y cultural, una persistente concepción de la mujer como objeto sexual anclada en ciertas mentalidades masculinas. No hay que olvidar que la prostitución tiene una evidente carga sexista (que no sexual): es un servicio que mayoritariamente usan y reciben los hombres. No es un tema demasiado estudiado, pero el porcentaje de mujeres que recurre a la prostitución masculina es muy bajo, casi anecdótico. De hecho, ese tipo de prostitución suele estar enfocada por igual a la clientela masculina y femenina. Las nuevas generaciones de mujeres son cada vez más conscientes de su cuerpo y de su derecho a una sexualidad satisfactoria. Pero son muy pocas las que llamarían a un teléfono de contactos para pedir un servicio. Cuando se ven abocadas a pagar por sexo, eligen en todo caso a alguien de su entorno o a una pareja que ya conocen previamente y con la que están dispuestas a ser generosas. Una figura que estaría más cerca del mantenido que de la prostitución de viejo cuño.

Lo paradójico es que cada vez que se lanzan campañas contra la prostitución o sus negocios afines, las primeras en salir a protestar son las propias profesionales. Temen por su trabajo y su supervivencia y algunas, en su nombre o en el de sus patronos, aseguran que si les multan a los clientes, los espantarán y se quedarán sin empleo. Es comprensible que las mujeres que se dedican a la prostitución como única fuente de ingresos y que no cuentan con posibilidades de reciclarse se resistan a esta especie de reconversión industrial que países como Suecia lideran. Pero el que muchas se aferren a esta forma de subsistencia no significa si pudieran elegir otra actividad que les compensara o que les diera parecidos ingresos, se aferraran a su condición de prostitutas.

De vez en cuando surgen testimonios de meretrices denominadas de lujo que aseguran haber optado por la prostitución para ganar independencia y librarse de jefes o condiciones laborales insufribles. Sin embargo, bajo esa aparente elección afloran otros objetivos más realistas: la necesidad de ganar dinero rápido para establecerse en otra actividad o el empeño en ofrecer una educación de pago y a sus hijos. Por no referirse también a que algunas de estas elecciones se basan en la dependencia afectiva respecto a uno de sus promotores o hacia ese mundo de aparente bienestar económico en el que se mueven.

Pero incluso aunque hubiera una entre mil que eligiera conscientemente este oficio, no puede generalizarse tal decisión. Ni olvidar las ramificaciones de un negocio que, en buena parte, se nutre de la indigencia y la desesperación de tantas mujeres inmigrantes o en situaciones vulnerables. Y cuya espiral puede llegar al extremo de traficar con ellas o explotarlas de forma inhumana, como han denunciado la policía y las asociaciones de derechos humanos. En ese sentido la prostitución no se reduce siempre a un mero acuerdo entre cliente y trabajadora del sexo. A menudo, alimenta y sostiene una nueva esclavitud. No en vano crece el número de hombres defensores de los derechos humanos y alejados del machismo que no contemplan la prostitución en su horizonte. Aunque algunos de ellos todavía mantengan la contradicción de pensar en progresista y actuar de forma atávica. El caso Strauss-Kahn ha puesto de manifiesto lo arraigadas que están ciertas prácticas depredadoras en el inconsciente masculino, al igual que la doble moral.

El turismo sexual es otro subterfugio en el que se amparan algunos occidentales, en general hombres, pero también mujeres, para tener sexo fácil dejando un rastro de dinero o de favores a su paso. Es una práctica ambivalente: en algunos casos puede ser una versión suave de la prostitución, ya que suele darse una atracción real y a menudo sin intermediarios, aunque haya objetivos económicos de por medio. Pero podría derivar en algo más grave y repulsivo si el cazador o cazadora de sexo se saltara la frontera de la edad y utilizara a menores.

Para algunos expertos es cuestión de tiempo: a pesar de la pujanza del negocio del sexo y del retroceso que implica la crisis, las leyes contra la explotación sexual se intensificará y la prostitución tradicional decaerá en España, al igual que en Europa. De hecho, los datos de APRAMP señalan que el 61% de los varones españoles no recurre a la prostitución. Los que no acuden, casi dos de cada tres, son más.

Foto: Pere Durán

Hay 220 Comentarios

El argumento: el 39% de la población masculina ha pagado alguna vez por tener sexo.
.
La Conclusión de algunas: qué malos son los hombres. Es necesario ponerlos en su sitio con leyes coercitivas destinadas a ellos.

En el artículo se comenta que en Holanda el porcentaje de hombres adultos que recurren a la prostitución es inferior a España... que casualidad que sea el país donde está legalizada la actividad...

En España la prostitución es como las drogas, por el hecho de ser ilegales son "atractivas" para la gente, si fuera legal y socialmente aceptado, las pobres prostitutas se quedarían sin trabajo.

Qué triste y qué gran desconocimiento sobre este mundillo. Yo he sido prostituta, de "puticlub", he sido vejada día sí y día también. No existen "Richar Geres" ni galanes de películas... hay que aguantar ... mucho... y calamidades (hombres sucios, borrachos, drogas, que te orine encima, excrementos, insultos, etc...). No es dinero fácil y fue un gran error que me dejará marcada toda mi vida.

Senaca II, "LA MAYORIA"??? En que te basas tu en afirmar que eso, las mayorias de las "sudamericanas" van a cazar españoles? Eso te gustaria a ti, fijate que absurda tu afirmacion, cuantos habitantes tiene "sudamerica" 200millones?Supongamos que la mitad son mujeres! Que? Estan ahi 100millones de mujeres "desesperadas" por estar con un "españolito" ignorante como tu, para poder conseguir papeles...anda que menos mal que todos los españoles no son tan ignorantes, porque si no....sabes??vivo en Venezuela, soy vasco, y me fui alli a conocer a mi mujer,ella, ni quiere hablar de irse a España, porque dice que hay mucho racismo (viendo tus comentarios, lo corroboro), y ademas tiene un buen trabajo, que haya inmigracion es de personas que buscan oportunidades, recuerda que antes las prostitutas en España eran en su mayoria de origen humilde,y es mas...antes en Alemania(60's y 70's) ahi estaban las mujeres -y hombres- españoles trabajando en los prostibulos, es cuestion de necesidad, tal vez para algunas sea "un camino facil", para otras no les quedo remedio, y otras son esclavas sexuales, las trajeron de diversos paises del mundo con engaños, hay muchas supuestas agencias de modelos que atraen mujeres para llevarselas supuestamente al "primer mundo" para trabajar de modelos, al final las encierran y eso, las drogan para que esclavizarlas en su dependencia, amenezan a sus familias, etc.
Que facil para los ignorantes como ustedes es criticar por criticar, con su racismo, bien que despues se van a los puticlubs a tirarse a sus latinas (o "sudacas" como les llamais despectivamente), la misma actitud de los conquistadores que vieneron aqui, gente con problemas con la justicia, que vinieron a "redimir" sus condenas, asi les fue....pero eso es otro "cantar", materia de sociologos e historiadores, por supuesto!!

Las proporciones de prostitutas sudamericanas y subsaharianas que estáis dando no se asemejan ni de lejos a la realidad. Quizá sean el colectivo más visible y el que sufre más (prostitución callejera y clubs donde las fuerzan), pero hay muchas más prostitutas españolas de lo que creéis. Sin embargo, estas se cubren más y son más selectivas con su clientela.

Mientras neguéis que la prostitución es algo más que el camionero que se olvida de su mujer y se va a un lupanar mafioso de rumanas y colombianas, estaréis hablando a base de simples y estúpidos prejuicios.

Las proporciones de prostitutas sudamericanas y subsaharianas que estáis dando no se asemejan ni de lejos a la realidad. Quizá sean el colectivo más visible y el que sufre más (prostitución callejera y clubs donde las fuerzan), pero hay muchas más prostitutas españolas de lo que creéis. Sin embargo, estas se cubren más y son más selectivas con su clientela.

Mientras neguéis que la prostitución no es algo más que el camionero que se olvida de su mujer y se va a un lupanar mafioso de rumanas y colombianas, estaréis hablando a base de simples y estúpidos prejuicios.

Lo primero que me impresiono en mi ultima visita a Espana, fue ver como las prostitutas sudamericanas abrian locales para sexo, cerca de COLEGIOS ¿como permiten esto los espanoles?

Quizás las reprimidas sean las españolas y por eso haya hombres dispuestos a pagar por tener sexo. Y no acabo de ver la razón de impedir que dos adultos libremente (repito, libremente, sin coacciones de bandas organizadas) dispongan de su cuerpo y su dinero.

A estas alturas, los comentarios que dan por buenas las cifras del infecto estudio de APRAMP deberían estar penalizados.

Hernán, Se trata de respeto hacia la pareja y no de estadisticas pero viendo lo que hay, simplemente no hay respeto. Y si veis a la mujer como un simple objeto sexual que valor moral hay en ello. Y hay que tenerlos bien puestos para decir a tu pareja lo que le apetece sexualmente hablando y no huir a "escondidas "
Seguramente si hablarais con tu pareja este post no tendría caso alguno. Hablo simplemente como mujer que soy y no por el hecho de ser española.
Quien dice que los hombres son asquerosos, si no hay nada más hermoso que tener al lado la belleza masculina en todos los sentidos, es lo mejor de la vida.
Mi punto de vista es simple, tened confianza con tu pareja y no vereis la necesidad de buscar en otros sitios. Lo digo por experiencia jejjej.

Informe absurdo. Cualquiera que desconozca el tema se puede creer lo que escriben los peridodistas. En primer lugar hay que distinguir en los diferentes tipos de prostitución: No tiene que ver nada la prostitución callejera donde hay muchos proxenetas, con la prostitución en pisos, donde la mayoría de chicas son independientes y libres de decidir lo que quieren hacer. En este último caso es respetable lo que hacen y el Estado debería dejarse de hipocresías y darles todas las facilidades para que ejerzan en las mejores condiciones.
¿quién tiene derecho para impedir que una chica independiente ejerza la prostitución para ganarse la vida y conseguir sus proyectos sin hacerle daño a nadie?
Si el periodista (y tantos otros que desinforman en vez de informar) conociera a unas cuantas chicas que ejercen de manera libre, opinaría de otra forma.

Para los que piensan en que regular la prostitución es la solución tened un poco de empatía y pensad: (1) soy una prostituta, (2) Me gano la vida ofreciendo mi vagina, (3) estoy prejuzgada por la sociedad (a cuantas/os habéis oído decir soy puta/o), (4) Del dinero que gano parte lo voy a dar en forma de impuestos. Hay algo que no encaja ¿verdad?. Una prostituta que se lo monte bien puede ganar 50.000 euros en cinco meses (aunque hay pocas de estas) ¿alguien cree que va a solar 20.000 en impuestos?, es más sencillo que los autónomos declaren todo lo que ganan.

Hay que pensarlo dos veces para elegir a un hombre "español" como pareja, siendo España la capital de la prostitución Europea. En conclusión a estos datos, podríamos decir que ven simplemente a la mujer como un objeto sexual (Hay que leer cada comentario expuesto para darse cuenta), una lastima la forma de como algunos ven a sus parejas(esposas, novias, etc) haciendo comparaciones con prostitutas ó mujerzuelas en la cama, como lo expone este vergonzoso comentario "Pues yo opino que en la cama las españolas no aprueban ni con un 5 raspado", se irrespeta tanto a la pareja en todo caso a los hijos.Esto no es más que un acto de cobardía al no tener el valor suficiente para decírselo a su pareja (el sexo no deber ser un tabú entre una pareja, es para disfrutarlo al máximo).
Entonces diría que España también es la capital de hombres cobardes (excluyendo algunos) por que no valoran a sus parejas, porque menosprecian a sus mujeres españolas(eso que tienen madre, hermanas, hijas, etc).
La palabra hombre queda muy chiquita para algunos, hay que ser "Hombre en toda la palabra".

Steve Connor
The Independent
Periódico La Jornada
Martes 5 de mayo de 2009, p. 3

Se ha descubierto que las hembras de chimpancé que viven en libertad practican una suerte de prostitución, pues ofrecen a los machos sexo a cambio de carne.

Científicos han descubierto que este trueque ocurre durante largos periodos y forma parte del tejido social de una colonia de chimpancés salvajes que habitan en el Parque Nacional Tai, en Costa de Marfil.

Ya antropólogos habían sugerido que las primeras sociedades humanas manifestaban conductas de intercambio de carne por sexo, en las que los mejores cazadores masculinos tenían el mayor número de parejas femeninas. Los hallazgos más recientes apoyan esta hipótesis, indican científicos.

Carne por sexo

"Nuestros resultados sugieren con fuerza que los chimpancés salvajes intercambian carne por sexo, y lo hacen sobre una prolongada base temporal", señaló Cristina Gomes, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva en Leipzig, Alemania. "Los machos que compartieron carne con las hembras duplicaron su éxito en apareamientos, en tanto las hembras, que tenían dificultades para obtener carne por sí solas, aumentaron su ingesta de calorías sin los costos en energía y sin el riesgo potencial de lesiones derivadas de la caza", añadió la doctora Gomes.
Tanto los como las chimpancés son sexualmente promiscuos, pero los machos que comparten su carne con las hembras reciben en recompensa más copulaciones, según detallan los científicos en un estudio publicado en línea en la Biblioteca Pública de la Ciencia.

"Es posible que estudios anteriores no hallaran un vínculo porque se enfocaban en intercambios a corto plazo, o quizás en esos grupos el acceso a las hembras se lograba por coerción masculina, por lo que las hembras rara vez escogían a sus parejas", comenta la doctora Gomes. "Esto tendrá impacto en nuestros estudios sobre hombres y mujeres."

© The Independent

Me parece que deberías leer un poco de antropología y de zoología, recuerda que el ser humano es un animal perteneciente a los primates y cuyo pariente mas próximo es el chimpance pigmeo o bonobo, deberías saber que la prostitución entre los chimpances existe, que el intercambio de favores sexuales por por ejemplo carne es un hecho documentado, deberías saber que la prostitución tambien la ejercen hombres y cada vez mas, entre ellos están los gigolos, chaperos y los travestis, también existe prostitución encubierta en el mundo laboral, hombres y mujeres utilizan el sexo, lo han utilizado y lo utilizarán para conseguir mejores condiciones laborales, también existe porstitución dentro de la "pareja institucional" donde uno de los conyugues presta servicios sexuales a otro a cambio de dinero, no olvidemos a las jovencitas que se casan con millonarios y a los jovencitos y no tan jovencitos que se casan con viejas millonarias. El intercambio de favores sexuales por intereses de todo tipo no se circunscribe única y exclusivamente al mundo del burdel, es una práctica de nuestra especie, vuelvo a insistir en que leas antropología y zoología y menos prejuicios feministoides que terminan siendo tan patéticos como los machistas y soy mujer no hombre.

Dice: "El caso Strauss-Kahn ha puesto de manifiesto lo arraigadas que están ciertas prácticas depredadoras en el inconsciente masculino, al igual que la doble moral."

Ciertas practicas depredadoras que estan arraigadas en el subconsciente masculino? Que articulo más malo...
Se debería regular la prostitución. Con todas las prostitutas que he estado me han dicho que estaban a gusto con su trabajo y que nadie las obligaba.

Hernán.

Me han llamado la atencion las cifras, ya que en el tema de la prostitucion el uso de cifras imposibles repetidas como articulo de fe es habitual (consultar http://www.malaprensa.com y buscar prostitucion, se van a divertir). Ademas como regla general considero que las cifras dadas por asociaciones con intereses creados en el tema se han de coger con muuuchas pinzas.

Asi que he ido a la guia de marras, y me encuentro que las cifras dadas no tienen fuente. Dicen "segun diversos estudios" y se quedan tan anchos. Para empezar los de diferentes estudios me escama. En tema de encuestas hay que ir con mucho cuidado al comparar estudios distintos. Si la pregunta y el grupo de personas encuestadas no eran equivalentes los resultados tampoco lo van a ser. Resumiendo, no tenemos fuente que podamos comprobar de las famosas cifras y por lo tanto no sabemos como se ha llegado a ellas. Esto segun cualquier manual de periodismo serio llevaría a tirar el "estudio" de la asociacion a la basura, cuando menos hasta que se expliquen mejor.

Pero incluso si aceptamos las cifras, la entrada de este blog hace un uso torticero de ellas. Asi pues, milagro de los milagros, Suecia, que lidera la corriente prohibicionista de la prostitucion, tiene un 13%. Asi pues sigamos la senda prohibicionista. No tan deprisa, resulta que los Paises Bajos, que lideran la tesis legalizadora (recuerden el barrio rojo de Amsterdam y eso), tienen... el 14%. O sea, un 1% de diferencia, que cualquier estadístico serio les dira que es seguramente casual. En cambio España a la cabeza con... un sistema de total "alegalidad" en el tema. La tesis que se deriva seria mas bien que es la ausencia de leyes, sea en un sentido o en otro, lo verdaderamente nocivo. Eso si nos creemos las cifras de base, naturalmente.

Lo mas curioso es que esa seria mi tesis. Tenemos a las administraciones que no saben si legalizar o prohibir, y dan discursos escandalizados dando cifras imposibles sobre el tema (ver en Malaprensa la entrevista a B. Aido, es de escandalo), o bien cogiendosela con papel de fumar (prohibir los anuncios en prensa como gran solucion al tema en la era de internet, si ya...). Mientras tanto los alcaldes que se encuentran con prostitucion de carretera o megaprostibulos resulta que legalemente pueden hacer muy poco, por no decir nada. Asi pues den un marco legal a la prostitucion, sea el de prohibirla o legalizarla, pero hagan algo en lugar de sermonear escandalizados sobre el tema...

Mi postura respecto a la prostitución es a favor de la regularización. Si alguien en conciencia toma la decisión de vender su cuerpo, ni la autora del artículo ni nadie tiene derecho a juzgar las razones que le mueven a ello, sea pagar un colegio privado o sus propios estudios. Hay quien preferirá poner copas y hay quien optará por una soluciones más heterodoxas. Perseguir la prostitución porque hay situaciones vitales que mueven a practicarla me parece tan mezquino como perseguir cualquier otra profesión con la que una persona solo pretende ir tirando.

Pero no es el debate en sí lo que me mueve a escribir este comentario. Apuesto a que soy un hombre que ha sufrido por los roles masculinos más de lo que la señora de la Fuente ha sufrido nunca por los femeninos. En este artículo, una feminista más demuestra su flagrante desconexión respecto del mundo real. La señora de la Fuente no entiende la prostitución dados "los cambios sociales de las últimas décadas". Pues sepa que es absolutamente falso que hoy en día las relaciones sexuales se basen en el respeto entre ambos sexos. Nada más lejos de la realidad: Se basan en el sometimiento del hombre ante la mujer desde el primer instante del cortejo, en su tremendo esfuerzo para ser seleccionado de entre todos los candidatos. Somos nosotros los que tenemos que rendir, divertirlas, invitarlas, mostrar seguridad y un montón de cosas de las que es hora de liberarnos para hablar de igualdad. Solo el día que cumplimos todos los pasos sin la más mínima metedura de pata logramos el sexo del que una mujer puede disfrutar solo con salir una noche -para qué hablar de relaciones sentimentales-. Muchas veces me siento como el vendedor de un concesionario que toma los datos del cliente y le llama 20 veces con tal de colocar un coche en medio de esta crisis. Porque yo soy un oferente en un mercado, el de los hombres, con exceso de oferta, y las chicas son las exigentes demandantes. Ser un hombre heterosexual es así de triste, y lo reconozco: No tengo una sexualidad satisfactoria.

Finalmente, le animo a que se replantee eso de las "prácticas depredadoras en el inconsciente masculino". Y ya que les gustan los estudios, estudien la dinámica entre géneros de los chats y el cibersexo. ¿Quiénes son las que buscan "esclavos por cam"?

Para quien haya dicho esto: "Claro que preferiría tener una pareja, una relación estable, basada en el cariño y en el amor. Pero si no puedo acceder a eso, ¿quiénes sois vosotros para impedirme disfrutar de lo que vosotros mismos hacéis en vuestras casas?".
Totalmente de acuerdo. Pero es algo que ni las feministas ni los emparejados comprenderán jamás.

Mi opinión personal es:
Yo he conocido prostitutas que han dejado el negocio voluntariamente y han vuelto porque según ellas no ganaban suficiente dinero. Y digo yo: ¿por qué, por ejemplo, para una chica que jamás se ha prostituido y que gana 600 euros es suficiente dinero (o por lo menos, el suficiente para no tener que recurrir a la prostitución) pero para una prostituta que está acostumbrada a ganar 3000 euros (datos proporcionados por las propias prostitutas) 600 euros no es suficiente? ¿Qué dicen los antiprostitución ante esto?

Ya lo dice el sabio refranero: Pal dolor de pancita, sal de frutas--------------pa la mala hostia, sal de putas. Y para que engañarnos, hay mucha mala leche en España.

Si hay igualdad entre hombres y mujeres, respeto a los derechos humanos e individuales de cada uno de ellos, si estamos en una sociedad en la que hombres y mujeres tiene una educación básica e igualitaria, entonces como corolario aquellas personas que quieran libremente ofrecer sexo por dinero que encuentren a personas que quieran recibir sexo a cambio de dinero, estarán plenamente legitimadas para ello.
Por tanto esta actividad, está amparada en el ejercicio de su derecho a la libre elección y debería de ser regulada.
Primero, porque las leyes deben de regular la relidad.
Segundo por proteger a las doss parte y tercero porque al realizarse un hecho imponible derivado de una transacción comercial, debe de ser objeto de una regulación tributaria.

Penoso el artículo... La forma poco profesional y panfletera de abrir el debate y abordar el tema... Penosos muchos comentarios machistas... Penosos muchos comentarios racistas pseudo feministas como los de una mujer... Parece como si estuviésemos enfrentándonos por un equipo de fútbol... Lamentable el País

El tema de la prostitución es muy complicado. Para mi, siempre fué dificil entender por qué hay mujeres que trabajan con eso..Siempre pensaba que, bueno, todos no tienen educación, es dificil para algunos conseguir trabajo, pero igual siempre va a haber algún trabajo "básico y normal", que no sea prostitución. Pero después de haber hablado con una mujer prostituta, cambié mi opinión y entendi que no es tan facil para todas..Hay mucha gente que piensa que una mujer prostituta no vale nada, pero nunca hay que olvidarse que son humanos también como todos nosotros, y que la vida no siempre nos trata con justicia.

Cuando se darán cuenta los gobiernos de la pasta que se podría sacar si se legalizara la prostitución. Cuanta hipocresia. No nos vendría mal para salir de la crisis...

Por alguna razón que se me escapa, el feminismo español no se conforma, como el resto de feminismos, con acusar a los hombres de machistas, sino que insiste en que el hombre español es especialmente machista en comparación con otros. Es algo que he oído desde que soy pequeño, que se lee por todas partes, que forma parte del imaginario colectivo de la hembra hispaíca, que se ve en películas (¿se acuerdan de _Te doy mis ojos_, con el estupendo marido británico y el malísimo Luis Tossar, bien hispánico y peludo él?). Y luego va y resulta que los datos que te dan para probar eso se los han inventado. Porque no, de ninguna manera hay un 20% de diferencia entre el consumo de prostitución en hombres españoles y de otros países europeos. Que eso se lo ha inventado la APRAMP, que seguro que depende del antiguo ministerio de igualdad y es financiada con fondos públicos, que en parte salen del bolsillo del muy machista contribuyente español macho... Como no, va y resulta que los hombres españoles no cometen más asesinatos machistas que los británicos, franceses, estadounidenses, alemanes o suecos.. sino muchos, pero muchos menos. Venga, señoras, métanse ustedes con los hombres en general, como hacen sus colegas feministas norteñas, y dejen de acusar al hombre español de ser especialmente primitivo. O empezamos a hablar también de aquello en lo que se diferencia la mujer española de la de otros países menos carpetovetónicos...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Tenemos diferentes puntos de vista, distintas edades, diversos perfiles. Somos un grupo de periodistas, especialistas y colaboradores coordinado por Isabel Valdés.

Libros

EL POSMACHO DESCONCERTADO

EL POSMACHO DESCONCERTADO

Ricardo de Querol

“Como quien dice, acabamos de salir de la cueva. No se borran de un plumazo milenios de reparto rígido de papeles, de trogloditas que salían de caza mientras ellas recolectaban y cuidaban de niños y ancianos, de bravos guerreros y abnegadas esposas, de amas de casa confinadas al hogar y hombres que acaparan toda la vida pública, de burkas de todo tipo, de dotes, de pruebas del pañuelo”. Las reflexiones del autor sobre la relación entre los sexos en el siglo XXI publicadas en el blog Mujeres, recopiladas en un libro electrónico. Puedes comprarlo en Amazon y en Google

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal