Ir a Planeta Futuro
Mujeres

España, "capital" de la prostitución europea

Por: | 31 de octubre de 2011

 Prostitucion
Nombrar la prostitución incita todavía a algunos a defender una teoría de círculos viciosos, de causas y efectos. ¿La prostitución nació por la secular falta de recursos de algunas mujeres o por la perentoria necesidad sexual del cliente? Bajo esta visión subyace cierto fatalismo: para los partidarios de esta actividad, se trata de un comercio inherente a la condición humana y de una libre transacción entre adultos, y la única postura realista es regularla para que discurra dentro de la ley y no se desborde hacia las cloacas. Sin embargo, esta visión de la prostitución como algo atávico choca con los cambios históricos y sociales de las últimas décadas: entre ellos la igualdad entre hombres y mujeres que propicia relaciones sexuales basadas en el respeto y la equidad y el creciente rechazo a toda vulneración de los derechos humanos, incluida la explotación sexual.

En ese contexto,  resulta llamativo que los hombres españoles entre los 35 y 55 años sean los ciudadanos de la UE que más frecuentan esta práctica. Los datos los proporciona la Asociación para la Reinserción de Mujeres Prostituidas (APRAMP). Según una guía que acaba de dar a conocer la citada organización, un 39% de los varones españoles, algo más de uno de cada tres, ha contratado este tipo de servicios. Les siguen los suizos (un 19%), que se sitúan en la media europea. Esos porcentajes descienden de modo considerable en Austria, Holanda y en especial en Suecia. No es casual que en este país nórdico la compra de sexo solo interese al 13% de sus hombres. La legislación sueca, pionera en la materia, penaliza al cliente. Una corriente legislativa que se va extendiendo a otros países. Sin ir más lejos, la policía local de Sevilla puede aplicar sanciones a los clientes de entre 750 y 3.000 euros para los clientes. la ordenanza municipal para luchar contra la prostitución y la trata con fines de explotación sexual entró en vigor el 28 de octubre.

Los datos de APRAMP avivan un debate que suele acabar en otro círculo vicioso: la complejidad de la prostitución y la imposibilidad de erradicarla teniendo en cuenta los intereses encontrados que entran en juego. ¿Hay que resignarse entonces? ¿Los españoles son más machistas o tal vez más reprimidos que los holandeses o los suecos?  ¿O será que la crisis no ha hecho mella aún en esos clientes que tan alegremente usan esos servicios?

Ni puede afirmarse que sea así ni hay una sola causa que explique estas diferencias. Los argumentos que esgrimen los que acuden a prostíbulos o mantienen sexo por dinero son conocidos: para algunos es algo lúdico o añadido, un recurso que utilizan en determinadas fiestas y salidas masculinas, una forma más de consumo, tan banal como accesoria, como se lee en este Vida y Artes.

Para otros, los habituales, se trata de una forma de completar su vida sexual con variaciones que no practican con sus esposas o novias y que les permite mantenerse aparentemente fieles a unos lazos conyugales mortecinos. Ambas visiones, la puramente frívola o la que se escuda en  “la necesidad de encontrar fuera lo que no se tiene dentro” parecen olvidar que los tiempos han cambiado: nada impide hoy a un hombre o a una mujer buscar una nueva pareja con la que tener una mayor complicidad sexual, y en determinados ambientes, el ligue y el sexo voluntariamente compartido son opciones asequibles.

Hay quien sostiene, pese a todo, que siempre hay excepciones, y que hay varones que por motivos diversos no acceden con facilidad al juego de la seducción –al igual que les sucede a algunas mujeres, por otra parte-, por lo que para ellos la prostitución sería un servicio de auto-ayuda o una terapia. Sin entrar en el fondo de este argumento, no cabe duda que, en todo caso, se trataría de una minoría, lo que haría de la prostitución algo residual y en caída libre. Es lo que sucede en otros países vecinos, pero no en España, en el top europeo del sexo de pago, a tenor de la guía de APRAMP que presentó la semana pasada la secretaria de Estado de Igualdad, Laura Seara. 

Es probable que haya por medio todavía una brecha educativa y cultural, una persistente concepción de la mujer como objeto sexual anclada en ciertas mentalidades masculinas. No hay que olvidar que la prostitución tiene una evidente carga sexista (que no sexual): es un servicio que mayoritariamente usan y reciben los hombres. No es un tema demasiado estudiado, pero el porcentaje de mujeres que recurre a la prostitución masculina es muy bajo, casi anecdótico. De hecho, ese tipo de prostitución suele estar enfocada por igual a la clientela masculina y femenina. Las nuevas generaciones de mujeres son cada vez más conscientes de su cuerpo y de su derecho a una sexualidad satisfactoria. Pero son muy pocas las que llamarían a un teléfono de contactos para pedir un servicio. Cuando se ven abocadas a pagar por sexo, eligen en todo caso a alguien de su entorno o a una pareja que ya conocen previamente y con la que están dispuestas a ser generosas. Una figura que estaría más cerca del mantenido que de la prostitución de viejo cuño.

Lo paradójico es que cada vez que se lanzan campañas contra la prostitución o sus negocios afines, las primeras en salir a protestar son las propias profesionales. Temen por su trabajo y su supervivencia y algunas, en su nombre o en el de sus patronos, aseguran que si les multan a los clientes, los espantarán y se quedarán sin empleo. Es comprensible que las mujeres que se dedican a la prostitución como única fuente de ingresos y que no cuentan con posibilidades de reciclarse se resistan a esta especie de reconversión industrial que países como Suecia lideran. Pero el que muchas se aferren a esta forma de subsistencia no significa si pudieran elegir otra actividad que les compensara o que les diera parecidos ingresos, se aferraran a su condición de prostitutas.

De vez en cuando surgen testimonios de meretrices denominadas de lujo que aseguran haber optado por la prostitución para ganar independencia y librarse de jefes o condiciones laborales insufribles. Sin embargo, bajo esa aparente elección afloran otros objetivos más realistas: la necesidad de ganar dinero rápido para establecerse en otra actividad o el empeño en ofrecer una educación de pago y a sus hijos. Por no referirse también a que algunas de estas elecciones se basan en la dependencia afectiva respecto a uno de sus promotores o hacia ese mundo de aparente bienestar económico en el que se mueven.

Pero incluso aunque hubiera una entre mil que eligiera conscientemente este oficio, no puede generalizarse tal decisión. Ni olvidar las ramificaciones de un negocio que, en buena parte, se nutre de la indigencia y la desesperación de tantas mujeres inmigrantes o en situaciones vulnerables. Y cuya espiral puede llegar al extremo de traficar con ellas o explotarlas de forma inhumana, como han denunciado la policía y las asociaciones de derechos humanos. En ese sentido la prostitución no se reduce siempre a un mero acuerdo entre cliente y trabajadora del sexo. A menudo, alimenta y sostiene una nueva esclavitud. No en vano crece el número de hombres defensores de los derechos humanos y alejados del machismo que no contemplan la prostitución en su horizonte. Aunque algunos de ellos todavía mantengan la contradicción de pensar en progresista y actuar de forma atávica. El caso Strauss-Kahn ha puesto de manifiesto lo arraigadas que están ciertas prácticas depredadoras en el inconsciente masculino, al igual que la doble moral.

El turismo sexual es otro subterfugio en el que se amparan algunos occidentales, en general hombres, pero también mujeres, para tener sexo fácil dejando un rastro de dinero o de favores a su paso. Es una práctica ambivalente: en algunos casos puede ser una versión suave de la prostitución, ya que suele darse una atracción real y a menudo sin intermediarios, aunque haya objetivos económicos de por medio. Pero podría derivar en algo más grave y repulsivo si el cazador o cazadora de sexo se saltara la frontera de la edad y utilizara a menores.

Para algunos expertos es cuestión de tiempo: a pesar de la pujanza del negocio del sexo y del retroceso que implica la crisis, las leyes contra la explotación sexual se intensificará y la prostitución tradicional decaerá en España, al igual que en Europa. De hecho, los datos de APRAMP señalan que el 61% de los varones españoles no recurre a la prostitución. Los que no acuden, casi dos de cada tres, son más.

Foto: Pere Durán

Hay 220 Comentarios

Me gusta el discurso de cuanta merluza... pero ¿por qué alguien puede arrogarse la condición de representante de su sexo y autodefinirse como superior en todos los aspectos al otro sexo?. Lo digo ya que esto solo se puede hacer si eres mujer porque si eres hombre y dices cosas como que las mujeres en España valen una mierda y los hombres por fin nos hemos liberado de ellas y somos cultísimos y listísimos y es mejor que ellas se queden fregando que es para lo que valen, te meten en la cárcel. Pero si eres una tía vale decirlo. Esta bien lo de la igualdad mal entendida. Mirad el comentario de cuanto merluzo de las 16:47 y veréis de que hablo.

Los que alaban tanto a los varones nórdicos harán bien en tener en cuenta que, en estos países, la violencia contra las mujeres supera hasta en siete veces a la que sufren las mujeres españolas.

Los países nórdicos encabezan la lista de mujeres muertas por maltrato

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/paises/nordicos/encabezan/lista/mujeres/muertas/maltrato/elpepusoc/20070428elpepusoc_2/Tes

[-" Cariño, ¿en qué estás pensando?
- "En nada en particular, chica; es que tengo sueño"]

Que quieres que le diga, en lo buena que estaba la rumana que se tiro ayer por 20€...

Todos los hombres que conozco con pareja o se van de putas, tan real como la vida misma. Y todos estos editoriales tratando de justificar lo injustificable no es más que publicidad para seguir recibiendo subvenciones con la coletilla de "de genero".

¿Para qué lo voy a hacer gratis si siempre habrá alguien dispuesto a pagar?

Yo soy lo que usted quiera, pero las cosas son como son, no como queremos.

un comentario sobre este tema en "Los españoles somos muy puteros", en www.enfoquedivergente.com.

No es oro todo lo que reluce

Hay una novela increible con una trama basada en la prostitución de lujo. Os la recomiendo es corta y fácil de leer
Entre nubes de algodon ENDA

Señor Catón, que no sé cómo se atreve a llamarse así diciendo tantas bobadas. ¿Nos está planteando que el hombre es tan primario y elemental y tan falto de pensamiento y ética que antes que utilizar la mano y la imaginación como hacemos nosotras cuando ese día no hay hombretón en casa, es capaz de utilizar en cambio la violencia y dañar moral y físicamente a una mujer de por vida para poder soltar su lechecita? señor Catón ¿usted está seguro de que le dieron por ser humano al nacer? a ver si va a resultar un mandril y no se ha enterado!

Estimado tímido, claro que la mujer también debe satisfacer al hombre, faltaría más, pero aludo a que en la cultura machista en que se nos ha educado, la parte de la mujer se desatendía absolutamente, y así se sigue haciendo por parte de los españolitos que usted mismo puede leer aquí, que buscan única y exclusivamente disfrutar ellos y hasta pagan para evitarse el esfuerzo de hacerlo recíproco (el disfrute). Es evidente que la mujer está cambiando muy deprisa en España por una cuestión educacional: nosotras estudiamos mucho más, somos más cultas y por tanto más preparadas y más independientes, incluso aunque algunas decidan una vida conservadora, su mentalidad ya no lo es. El hombre abandona los estudios en un porcentaje mucho mayor y sigue basándose en el rol de mantenedor de la familia, si es mujeriego mola más y tópicos de este tipo, muy penosos. No hay más que entrar en un blog como este para darse cuenta. Haga un recuento de los Juanes que hay aquí. Cualquier sociólogo que lea le corroborará mi opinión.

Si tengo una cita con una chica que tiene un oficio / profesión, acordamos un precio por su trabajo, realiza el trabajo a plena satisfacción, le pago y hasta la próxima vez que la necesite; si es una limpiadora, una mucama, una abogada o una entrenadora personal todo es correcto, si se trata de una prostituta que desea vivir de ese trabajo, soy un machista, retrógrado, troglodita y cuasi enfermo. ¡Venga ya! lo que deben prohibir y perseguir son los proxenetas y los que las explotan.

Creo que hay que acabar con el proxenetismo y el tráfico de personas, y con todo tipo de explotación. Pero creo también que las mujeres que pueda suponerse razonablemente que son putas porque quieren, lo que hay que hacer es prepararles su régimen especial de la seguridad social, para que cuando sean demasiado viejas tengan algo de qué comer y con qué pagar el alquiler. También me gustaría saber qué diferencia hay entre la prostitución sín máscara ni trampa, ni cartón -ésto cobro, si lo quieres pagar tómalo, y si no lárgate- y la costumbre tradicional -¡y tan respetable!- de preparar a la mujer desde su más tierna infancia y por todos los medios para vivir a costa de un hombre; o sea, el matrimonio. ¿Qué es más caro para el hombre, qué más humillante y degradante para la mujer, qué más inmoral, una cosa o la otra.....? Y no confíen demasiado en la crisis para acabar con esta institución que ha existido y existirá siempre; cuando bajen las disponibilidades, bajarán las tarifas. Siempre habrá mujeres que prefieren, sí, he dicho prefieren y quería decir prefieren, ser putas, y hombres que para atender la necesidad de una sed impuesta por la naturaleza prefieren pargar cuatro perras y no dejarse enganchar sabe Dios por quién, o no tienen tiempo ni ganas de ligar (triste experiencia). Menos zapaterismo y feminismo decimonónico, y más realismo y reconocimiento social para la labor que desempeñan estas mujeres. ¿Puedo decir una burrada? ¡Cuántas violaciones no evitarán estas profesionales con su esfuerzo diario! Porque lo que no sale por un lado, sale por otro; que le pregunten a los curas.

Y a Sergio: TODO el mundo liga de estudiante. Los españoles que viven aquí sin embargo están desesperados porque ligan, sí, pero NO REPITEN. Y algunos son amigos míos, lo paso mal por ellos porque son muy majos, pero es que en serio que el hombre español ha recibido una educación sexual nefasta y las mujeres de aquí se quedan asombradas de su torpeza y sus problemas sexuales. En parte también porque las mujeres de aquí son libres y muy independientes y así como la española tiende hacia eso da vez está más segura y más suelta, el español se atasca en su papel antiguo y no sabe adaptarse.

¿Y los hombres que se acuestan con hombres? No veo ese machismo inevitable cuando son dos tíos, luego no será ese el problema. Si a uno le gustan jóvenes y guapos para tener sexo y fantasía y uno ya no es ni joven ni guapo, acude a un profesional independiente y tiene sexo, no es tan grave. Lo mismo con ellas, si no hay proxenetismo y hay protección del estado, bien está.

Muy buen artículo, tumbando cada argumento que justifica la situación de dominación. Me muedé a Suecia hace unos años y veo con mejor perspectiva la mentalidad machista y atrasada que se tiene en España respecto a la prostitución, y sobre la mujer en general.

Estimada cuanto merluzo,

pienso que aunque en parte tiene razón, deja al descubierto una serie de incoherencias en su contribucióm:

a) Solamente el hombre está educado en el machismo? La mujer no lo está? Sinceramente creo que el machismo está presente en la educación, pero no solo en la del hombre, tambien en la de la mujer. No es cierto que muchas mujeres critican a otras por su promiscuidad?

b) El hombre debe satisfacer a la mujer pero la mujer al hombre no? Por qué esa situación de superioridad de la mujer frente al hombre?

c) Me puede explicar por que la mujer espanyola esta dejando atras al hombre? Datos, argumentos, estudios, opiniones o tan solo su subjetiva experiencia?

Gracias

Cuánto merluzo dice:". Así es normal que las mujeres españolas se busquen amantes y parejas extranjeras. Yo vivo en el Norte y mis amigas cada vez que vienen aprovechan para ligar. Y eso que no vienen a menudo, pero es que ya no aguantan a los trogloditas españoles. Los nórdicos son mucho mejores en la cama y se evitan escuchar melonadas como las que hay en este blog y ver comportamientos que dan verdadera vergüenza ajena.".........Y yo digo, ¿¿¿¿será porque a los machotes nórdicos les bailan la polla al ritmo de un culazo centrifugando, como una conocida mía???? (un besote pa ti Yessi, dominicana de fuego)

¿Que por qué el nórdico es mucho mejor amante? pues porque se molesta en satisfacernos. El español es tan vago y ha sido educado en tal dejadez y machismo que sólo sabe aliviarse. Eso si no tiene eyaculación precoz, que están todos tan reprimidos los pobres y tan influenciados por el porno que se relacionan con la mujer como con un enemigo a abatir (léanse comentarios aquí) en lugar de como otra persona con la que disfrutar del sexo. El español -como media ¿eh? voy a utilizar también a Juan como excepción, si me lo permite- se siente inferior y torpe, pero porque lo es. Es muy duro pero es así. Y es muy duro también para la mujer española, que ve cómo el hombre se está quedando atrás...

Un apunte sobre la incapacidad y mal hacer de los hombres españoles. Por diversos motivos, he viajado bastante por Europa, e incluso en mi época de estudiante, pase un año viviendo en centroeuropa. Puedo asegurar, en base a esa experiencia, que españoles, portugueses e italianos, no encuentran ningún problema para ligar, más bien todo lo contrario, son los que lo tienen más fácil.

A cuántas personas que piensan que la prostitución es un trabajo como cualquier otro, les gustaria que su madre, hija, hermana, novia, mujer, amiga fuese prostituta? Seguro que fardarian con los colegas, mi mujer/hija es una puta increible y gana un pastón...estoy muy orgulloso de la profesión que ejerce. Ya ya...putas las "otras", las de mi familia bien decentes gracias!!

Esa es buena, Inmaculada. No se me había ocurrido nunca. Aunque tampoco creo que hubiese colado.


Si cada vez que me hubieran cazado un error ortográfico, gramatical o semántico en clase, yo me hubiese limitado a corregirlo a tu modo (encerrándolo entre comillas), estoy absolutamente seguro de que me habría contado como doble error. Y con razón.


En resumen: o lo dejas como "estava", o lo "corrijes", pero no lo encierres entre comillas para "hintentar" convertirlo en una licencia "pidiorística" o lo que sea que te cuentas para tranquilizarte al "respeto".

Es evidente que España está lleno de Papilomas, de todo tipo además. Así es normal que las mujeres españolas se busquen amantes y parejas extranjeras. Yo vivo en el Norte y mis amigas cada vez que vienen aprovechan para ligar. Y eso que no vienen a menudo, pero es que ya no aguantan a los trogloditas españoles. Los nórdicos son mucho mejores en la cama y se evitan escuchar melonadas como las que hay en este blog y ver comportamientos que dan verdadera vergüenza ajena. El pobre Papiloma este que se defiende de su falta de empatía y su frivolidad aludiendo a los hambrientos de África es patético. Una mujer tiene mucha razón, porque la prostitución se basa hoy en día en todas partes -salvo esas pijas que nombra, hetaira, las que se manifestarán en Madrid, que no sabes ni leer chico, todos lo hemos entendido- en el comercio de niñas y mujeres. Un drama ante el que los tipos sin escrúpulos como este y la ristra de medio hombres que les ríen las gracias, utilizan la superficialidad de la broma para negar y tapar mucho dolor. Yo creo que es verdad que si pudieran, esas mujeres, les aplastarían pero no la cabeza sino otra cosa. Qué poco valen los hombres así.

Juan, siento no encontrar el dato en una fuente fiable. Hace algunos meses, dieron ese dato en todos los medios generalistas incluido este periodico. Lo recuerdo porque la reaccion del feminismo fue indignarse yb negarlo. Por supuesto, sinser mas preciso, puedes creertelo o no.
Si algun otro lector (o redactor de El Pais, aunque lo dudo) tiene acceso a esta información, por favor compartirla con nosotros.

Inmaculada, enhorbuena buen artículo. Estoy bastante de acuerdo en que el mundo de la prostitución es por lo general bastante sórdido, y la explotación pienso que puede ser la regla. Pero me gustaría hacer dos puntualizaciones, hay un porcentaje de personas que ven su vida sexual de forma liberal o les interesan prácticas no habituales, yo pienso que esa libertad de la que se disfruta no debería desaparecer, hay quien disfruta mucho o es su obsesión, normalmente más hombres pero también mujeres. La impresión según tu artículo es que todos debieramos estar cortados por el mismo patrón y no es así. La otra puntualización es la siguiente, yo personalmente tengo tiempo, no tengo impedimento físico de ningún tipo, ni de aspecto, me considero respetuoso, educado y amable y no tengo problema en relacionarme con nadie y vivo en una gran ciudad, y como yo conozco muchos más casos, es dificílisimo por no imposible llevar una vida sexual "razonable", el parrafo en el que indicas que no hay facilidad para entrar en el juego de la seducción y lo das como anecdótico, tengo que contradecirte y por lo general es la regla habitual.

APRAM es una patraña financiada con dinero público. No es verdad que los hombres españoles sean los europeos que más utilizan la prostitución en un 39% seguidos por los suizos en un 19%. Es mentira, como era mentira que la violencia doméstica/de género/sexual/machista o como quieran llamarla sea más elevada en España que en cualquier otro país de nuestro entorno. Es mentira. Y ya está bien de decir mentiras impunemente y, además, pagadas con el dinero del contribuyente.

Hola todos,
en mi opinión la causa de la prostitución es sin duda una insatisfacción sexual que muchos hombres tratan de saciar en prostíbulos.
Sin duda alguna la moral y educación católica ha influido en nuestra conducta sexual, al menos en la de la gente hasta de mi edad (recien superada la treintena). No sabria decir cual es la solucion para llenar nuestra insatisfacción, pero creo que como en toda situación no se puede caer en el maniqueismo: no hay "buenos/as" ni "malas/os". Seguramente muchos hombres pequemos de falta de sensibilidad, tacto y conocimiento femenino para "negociar" en términos juansuecos una relación sexual, pero creo que no es menos cierto que la actitud de muchas mujeres no es para nada igualitaria: el hombe debe hacerlo todo y pujar y esforzarse por ello, mientras que ella solo debe esperar y elegir. Podria alguna femina contrarrestar este punto?
Dicho esto, no creo que la cultura nordica o sueca sea el perfecto ideal. De mis experiencias en muchos paises europeos, el modus operandi para obtener relaciones sexuales es similiar al espanyol, por no decir quizás menos sutil y si mas directo y claro.
Juan, en las discotecas suecas los amigos y amigas en estado de embriaguez crees que tienen mucha lucidez para "negociar"? No digo que no esten mas liberados sexualmente, que seguro que si, pero no creo que su modelo relacional sea insuperable

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Tenemos diferentes puntos de vista, distintas edades, diversos perfiles. Somos un grupo de periodistas, especialistas y colaboradores coordinado por Isabel Valdés.

Libros

EL POSMACHO DESCONCERTADO

EL POSMACHO DESCONCERTADO

Ricardo de Querol

“Como quien dice, acabamos de salir de la cueva. No se borran de un plumazo milenios de reparto rígido de papeles, de trogloditas que salían de caza mientras ellas recolectaban y cuidaban de niños y ancianos, de bravos guerreros y abnegadas esposas, de amas de casa confinadas al hogar y hombres que acaparan toda la vida pública, de burkas de todo tipo, de dotes, de pruebas del pañuelo”. Las reflexiones del autor sobre la relación entre los sexos en el siglo XXI publicadas en el blog Mujeres, recopiladas en un libro electrónico. Puedes comprarlo en Amazon y en Google

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal