Ir a Planeta Futuro
Mujeres

España, "capital" de la prostitución europea

Por: | 31 de octubre de 2011

 Prostitucion
Nombrar la prostitución incita todavía a algunos a defender una teoría de círculos viciosos, de causas y efectos. ¿La prostitución nació por la secular falta de recursos de algunas mujeres o por la perentoria necesidad sexual del cliente? Bajo esta visión subyace cierto fatalismo: para los partidarios de esta actividad, se trata de un comercio inherente a la condición humana y de una libre transacción entre adultos, y la única postura realista es regularla para que discurra dentro de la ley y no se desborde hacia las cloacas. Sin embargo, esta visión de la prostitución como algo atávico choca con los cambios históricos y sociales de las últimas décadas: entre ellos la igualdad entre hombres y mujeres que propicia relaciones sexuales basadas en el respeto y la equidad y el creciente rechazo a toda vulneración de los derechos humanos, incluida la explotación sexual.

En ese contexto,  resulta llamativo que los hombres españoles entre los 35 y 55 años sean los ciudadanos de la UE que más frecuentan esta práctica. Los datos los proporciona la Asociación para la Reinserción de Mujeres Prostituidas (APRAMP). Según una guía que acaba de dar a conocer la citada organización, un 39% de los varones españoles, algo más de uno de cada tres, ha contratado este tipo de servicios. Les siguen los suizos (un 19%), que se sitúan en la media europea. Esos porcentajes descienden de modo considerable en Austria, Holanda y en especial en Suecia. No es casual que en este país nórdico la compra de sexo solo interese al 13% de sus hombres. La legislación sueca, pionera en la materia, penaliza al cliente. Una corriente legislativa que se va extendiendo a otros países. Sin ir más lejos, la policía local de Sevilla puede aplicar sanciones a los clientes de entre 750 y 3.000 euros para los clientes. la ordenanza municipal para luchar contra la prostitución y la trata con fines de explotación sexual entró en vigor el 28 de octubre.

Los datos de APRAMP avivan un debate que suele acabar en otro círculo vicioso: la complejidad de la prostitución y la imposibilidad de erradicarla teniendo en cuenta los intereses encontrados que entran en juego. ¿Hay que resignarse entonces? ¿Los españoles son más machistas o tal vez más reprimidos que los holandeses o los suecos?  ¿O será que la crisis no ha hecho mella aún en esos clientes que tan alegremente usan esos servicios?

Ni puede afirmarse que sea así ni hay una sola causa que explique estas diferencias. Los argumentos que esgrimen los que acuden a prostíbulos o mantienen sexo por dinero son conocidos: para algunos es algo lúdico o añadido, un recurso que utilizan en determinadas fiestas y salidas masculinas, una forma más de consumo, tan banal como accesoria, como se lee en este Vida y Artes.

Para otros, los habituales, se trata de una forma de completar su vida sexual con variaciones que no practican con sus esposas o novias y que les permite mantenerse aparentemente fieles a unos lazos conyugales mortecinos. Ambas visiones, la puramente frívola o la que se escuda en  “la necesidad de encontrar fuera lo que no se tiene dentro” parecen olvidar que los tiempos han cambiado: nada impide hoy a un hombre o a una mujer buscar una nueva pareja con la que tener una mayor complicidad sexual, y en determinados ambientes, el ligue y el sexo voluntariamente compartido son opciones asequibles.

Hay quien sostiene, pese a todo, que siempre hay excepciones, y que hay varones que por motivos diversos no acceden con facilidad al juego de la seducción –al igual que les sucede a algunas mujeres, por otra parte-, por lo que para ellos la prostitución sería un servicio de auto-ayuda o una terapia. Sin entrar en el fondo de este argumento, no cabe duda que, en todo caso, se trataría de una minoría, lo que haría de la prostitución algo residual y en caída libre. Es lo que sucede en otros países vecinos, pero no en España, en el top europeo del sexo de pago, a tenor de la guía de APRAMP que presentó la semana pasada la secretaria de Estado de Igualdad, Laura Seara. 

Es probable que haya por medio todavía una brecha educativa y cultural, una persistente concepción de la mujer como objeto sexual anclada en ciertas mentalidades masculinas. No hay que olvidar que la prostitución tiene una evidente carga sexista (que no sexual): es un servicio que mayoritariamente usan y reciben los hombres. No es un tema demasiado estudiado, pero el porcentaje de mujeres que recurre a la prostitución masculina es muy bajo, casi anecdótico. De hecho, ese tipo de prostitución suele estar enfocada por igual a la clientela masculina y femenina. Las nuevas generaciones de mujeres son cada vez más conscientes de su cuerpo y de su derecho a una sexualidad satisfactoria. Pero son muy pocas las que llamarían a un teléfono de contactos para pedir un servicio. Cuando se ven abocadas a pagar por sexo, eligen en todo caso a alguien de su entorno o a una pareja que ya conocen previamente y con la que están dispuestas a ser generosas. Una figura que estaría más cerca del mantenido que de la prostitución de viejo cuño.

Lo paradójico es que cada vez que se lanzan campañas contra la prostitución o sus negocios afines, las primeras en salir a protestar son las propias profesionales. Temen por su trabajo y su supervivencia y algunas, en su nombre o en el de sus patronos, aseguran que si les multan a los clientes, los espantarán y se quedarán sin empleo. Es comprensible que las mujeres que se dedican a la prostitución como única fuente de ingresos y que no cuentan con posibilidades de reciclarse se resistan a esta especie de reconversión industrial que países como Suecia lideran. Pero el que muchas se aferren a esta forma de subsistencia no significa si pudieran elegir otra actividad que les compensara o que les diera parecidos ingresos, se aferraran a su condición de prostitutas.

De vez en cuando surgen testimonios de meretrices denominadas de lujo que aseguran haber optado por la prostitución para ganar independencia y librarse de jefes o condiciones laborales insufribles. Sin embargo, bajo esa aparente elección afloran otros objetivos más realistas: la necesidad de ganar dinero rápido para establecerse en otra actividad o el empeño en ofrecer una educación de pago y a sus hijos. Por no referirse también a que algunas de estas elecciones se basan en la dependencia afectiva respecto a uno de sus promotores o hacia ese mundo de aparente bienestar económico en el que se mueven.

Pero incluso aunque hubiera una entre mil que eligiera conscientemente este oficio, no puede generalizarse tal decisión. Ni olvidar las ramificaciones de un negocio que, en buena parte, se nutre de la indigencia y la desesperación de tantas mujeres inmigrantes o en situaciones vulnerables. Y cuya espiral puede llegar al extremo de traficar con ellas o explotarlas de forma inhumana, como han denunciado la policía y las asociaciones de derechos humanos. En ese sentido la prostitución no se reduce siempre a un mero acuerdo entre cliente y trabajadora del sexo. A menudo, alimenta y sostiene una nueva esclavitud. No en vano crece el número de hombres defensores de los derechos humanos y alejados del machismo que no contemplan la prostitución en su horizonte. Aunque algunos de ellos todavía mantengan la contradicción de pensar en progresista y actuar de forma atávica. El caso Strauss-Kahn ha puesto de manifiesto lo arraigadas que están ciertas prácticas depredadoras en el inconsciente masculino, al igual que la doble moral.

El turismo sexual es otro subterfugio en el que se amparan algunos occidentales, en general hombres, pero también mujeres, para tener sexo fácil dejando un rastro de dinero o de favores a su paso. Es una práctica ambivalente: en algunos casos puede ser una versión suave de la prostitución, ya que suele darse una atracción real y a menudo sin intermediarios, aunque haya objetivos económicos de por medio. Pero podría derivar en algo más grave y repulsivo si el cazador o cazadora de sexo se saltara la frontera de la edad y utilizara a menores.

Para algunos expertos es cuestión de tiempo: a pesar de la pujanza del negocio del sexo y del retroceso que implica la crisis, las leyes contra la explotación sexual se intensificará y la prostitución tradicional decaerá en España, al igual que en Europa. De hecho, los datos de APRAMP señalan que el 61% de los varones españoles no recurre a la prostitución. Los que no acuden, casi dos de cada tres, son más.

Foto: Pere Durán

Hay 220 Comentarios

Lo tienen que legalizar al igual que lo hacen en los Países Bajos. Regularizar la prostitución como un servicio más, sé que puede sonar ridículo pero entender este servicio como aquel, aquella que es masajista profesional, es decir, que la mujer se dé de alta en autónomos, que pague sus impuestos, con su licencia de prostituta que garantice al 100% una practica de sexo seguro, sus periódicos chequeos médicos que garanticen el buen estado de salud de esa persona, que la actividad se practique en lugares habilitados para ello, etc etc... y todo lo que se salga de estas leyes o normas (consensuadas entre gobierno y gremio) penalizarlo como es debido. La represión siempre tiene consecuencias negativas (hay que canalizar los procesos) y aquí dejo otra idea: El que en nuestro país se permitan ciertos vicios y otros no da lugar a confusión. Puede que parezca ridículo pero el anuncio de Freixenet, con sus brindis y felicidad de Nochevieja, esa refinada cultura del vino que tanto se promociona en España, o esas cervecitas antes, durante y después del partido han sido para algunos los inicios de su alcoholismo, esas quinielas, las ídilicas loterías de Navidad, incluso la Once!! han sido para algunos el origen de su ludopatía, enfermedad que ha destrozado inumerables vidas... Por la Libertad y la Educación!

Es triste decirlo pero pero los motivos que hacen las putas necesarias son imnumerables: 1)para que los feos puedan follar 2) para no tenerse que casar 3) para poder cambiar de mujer con frecuecia sin tener que engañar a nadie , la alegria de los puteros es un contraste fuerte con la tristeza de los pajeros y de los que no usan estos medios de placer, que triste un mundo sin putas ,las tias normales me deprimen, el xxxx sin amor no es peor, lo siento, no entenderia el paraiso sin putas, gracias señoritas por esos momentos tan sublimes, a las otras simplemente deciros dejadnos en paz a los que queremos putas que con vosotras no queremos saber nada, de todas formas siempe estara la puerta abierta para que formeis parte de esta gran familia de putas y puteros.

Para una mujer, por alusiones:


¿Qué parte de mis publicaciones te has perdido? Porque he aportado varias y en ellas me manifiesto claramente en contra de la explotación sexual. Y de hecho, por eso quiero un marco legal para la prostitución.


Para vida de mierda la de los niños soldados de África, querida. Hay todo tipo de tráficos inmorales en el mundo. Pero lo que es claro es que la explotación de esas mujeres que mencionas no las causa el cliente sino la miseria.


Y evidentemente la vida de esas personas me pilla lejos, igual que a ti. Sólo que tú te rasgas las vestiduras (como si eso fuera a mejorar su vida) y yo no. Si yo a una prostituta en vez de mis "peticiones sean las que sean" (mujer! Si son cuatro cosas! Está todo más que inventado ¿sabes?) la compadezco por su dolor y su dura vida tarda dos segundos en mandarme a la mierda y a salir a toda mecha del coche...


Que te follen por dinero, pase; ahora que te vengan con compasión... ¡Amos anda!


Y no te entiendo lo de "las pijas que van de modernas y quieren cobrar por ello". De verdad, intenta racionalizar tu discurso y no dejarte llevar por tus emociones. Las putas lo hacen.

Curiosamente, este servicio no se ve afectado por los recortes, ¿por qué será?.

Es sencillo, España, es uno de los países con mayor concentración de hijos de puta por metro cuadrado. Por consiguiente, también es el país con mayor concentración de putas. Pero no de las de mentira, de las que los atrapan y los exprimen hasta no quedarles nada. Por tanto no es de extrañar que a las mujeres españolas les moleste la prostitución 'light', la que sólo pide €50 y les hace la competencia 'desleal'. Por otro lado, es interesante ver que se decida castigar la prostitución con multas. Ésto tiene como consecuencia que sólo los ricos puedan gozar de éste bien que mantiene cuerdos a los españoles, los cuales no follan porque ya sabemos que muy pocos tienen los recursos que las zorras de verdad como son las españolas desean.

No follaras sin pagar tu. A mi una española, a la primera borderia me doy la vuelta. Con la misma actitud, en los USA, en Francia y en algun sitio mas, te pegas dos horas hablando con ella y no se te ha puesto soberbia en ningun momento (ojo, no digo que todas las españolas lo hagan, pero la mayoría si). Pareces Lopez Vazquez con las suecas. Los demas tambien viajamos... A españa vienen a hacer lo que no les dejan en su pais. Es mejor buscarlas fuera.
Lo del dinero, pues no se, como lo llamas negociación en vez de ligoteo o flirteo. Si te lo pasas bien con una persona no hay que negociar, solo proponer.
Yo solo digo que si hay un problema con el sexo en España, la culpa no es exclusiva de los hombres.

El paso lógico debe ser la regulación. Los impuestos recaudados podrían servir para perseguir el tráfico de mujeres o insertar laboralmente a las que deseen en un determinado momento cambiar de vida. Así mismo, también verían mejoradas sus condiciones laborales y cotizarían a la seguridad social. Las instituciones podrían controlar las condiciones sanitarias de los locales, etc, etc...


-" Cariño, ¿en qué estás pensando?
- "En nada en particular, chica; es que tengo sueño"

Para todos los interesados en ampliar el tema: Lean el estudio que ha dado pie al blog y al debate: "Guía sobre Trata de seres humanos con fines de explotación sexual". Se puede descargar en la web de APRAMP.

"Los datos los proporciona la Asociación para la Reinserción de Mujeres Prostituidas (APRAM). Según una guía que acaba de dar a conocer la citada organización, un 39% de los varones españoles, algo más de uno de cada tres, ha contratado este tipo de servicios. Les siguen los suizos (un 19%), que se sitúan en la media europea."

Sin datos objetivos que apoyen estos porcentajes, este artículo no tiene valor ninguno.

Una curiosidad, los que querriais prohibir la prostitucion, ¿prohibiriais las peliculas pornograficas? El papel de la mujer en esas peliculas es bastante parecido al de las prostitutas y yo la verdad es que no veo ninguna diferencia.

Iñigo,

Dices que el problema es cultural y de machismo, en el que el hombre cree que tiene derecho a poseer a una mujer por dinero.

Y te pregunto: Si contrato a una mujer por dinero para que me friegue el inodoro donde hago mis deposiciones, ¿estoy siendo machista?

Befometh: Ligas con una americana o una francesa, ¿de vacaciones en España y a la salida de una discoteca?
Venga hombre, ¿a ver si ligas a una americana en Nueva York, una francesa en Lyon o una Sueca en Estocolmo?
Y si conocieras Suecia sabrias que en las relaciones hombre-mujer la negociación tiene que ver poco con el dinero. Es nuestra mentalidad que transforma toda relación en una actividad económica. ¿Y porque? Porque una relación de tú a tú somos incapaces de mantenerla!!
Te recomiendo una temporada en Suecia, para que entiendas lo que es negociar... y lo dificil que es acostarse con alguién por "la cara bonita". Que no, que los españoles no "follamos" ni aquí, ni cuando salimos por ahi (ni en USA, ni en Francia, ni en ninguna parte.... sin pagar).

Me pregunto por qué siempre conusltan a APRAMP y nunca a Hetaira. Como lector, quiero conocer las dos versiones.

Muchas gracias Inmaculada por tu respuesta pero creo que me expresé mal...está claro que el origen del dato de tu artículo es el estudio de APRAM pero mi pregunta era ¿cuál es el estudio que sustenta el dato de APRAM?¿lo has buscado?¿dispones de él?, ¿o simplemente lo has tomado para tu artículo sin indagar su veracidad?...he repasado el informe y las fuentes citadas de APRAM y no he encontrado referencia alguna a dicho estudio pero puedo haberme equivocado. También puede ser que hayas escrito un artículo basándote en un dato no contrastado ni cuestionado pero no debería ser el caso, ¿no?...al fin y al cabo aunque es un blog esto es El País y aquí escriben periodistas.

Y cual es el problema? El matrimonio es la prostitucion mas comun en cuanto a numero. Asi que mejor vayan pensando (las autoridades) en cuidar la infancia, porque es ahi donde viven los inocentes.

Follador, el País Vasco es la comunidad con menos prostitución de España, muy lejos del resto. Aproximadamente al nivel europeo. Es verdad que en el País Vasco no se "liga" (por no decir que no se "folla"), pero esto, al contrario de lo que se está debatiendo en los comentarios de este blog, no es un problema de "follar más o menos" o "ser más reprimido o menos" que los europeos. Esto es un problema cultural y de machismo, en el que el hombre cree que tiene derecho a poseer a una mujer por dinero. Y eso es una conducta social abierta, comprensiva y lógica para muchos españoles. Punto.

No a la prohibición, LEE MÁS, INFÓRMATE, no sabes de lo que hablas, no tienes ni idea. Sólo expones una opinión, yo me baso en DATOS. Ya se te ha dado una referencia para que te informes: Lydia Cacho, especialista en el tema. A lo mejor es que no puedes leer un libro entero, y así nos va. Otra mujer, no te crees ni tú que eres mujer. Sólo eres otro borrego más.

Los españoles los que mas acuden a la prostitución de Europa. Y deberiamos ser del mundo. Como que en el resto de paises no te pueden acusar de maltrato o de violación tan a la ligera como en España...
Los suecos negocian, que negocian, el precio? En España la prepotencia a la hora de ligar no está precisamente (al menos en exclusiva) en los hombres... Da gusto ligar con una americana o una francasa. A lo mejor no ligas, pero no te trata como si estubiera comprando una mula... o como si le fuereas a robar. Es curioso que hableis de que una mujer arriesga su seguridad cuando se va con un hombre, y a dia de hoy el macarrismo sea la mejor carta de presentación al acercarte a una mujer. (Y luego nos llaman infantiles...).

Bafometh: ¿Me dices de donde has sacado esta estadística? Para estudiarla...

¡Pero cómo vamos aquerer follar con tipejos incultos y ridículos como follador! es evidente que elegimos a un Juan sin dudarlo, para una relación o para una sola noche, da igual, pero que no sea retrasado, por favor. Lo malo es que en España hay, me temo, pocos hombres como este atractivo y valioso Juan...

Un pequeño apunte. Si existe la prostitución será por algo. ¿Por qué los hombres consumen prostitución? Porque tienen necesidad de sexo. Para esto tienen dos vías: legal y alegal. La legal tiene un coste social alto en función de las características del varón y la mujer: buscar una mujer apetecible, hay que cortejarla pudiendo esto llevar días en función de la edad y el romanticismo de la mujer/varón, etc. La alegal tiene un coste bajísimo en comparación con la legal que solo puede llegar a ser mayor en ambientes muy conservadores, en donde esta actividad se penalice socialmente. Pero en general de haber un ambiente favorable el coste es bajo ya que solo consiste en ir a un local o polígono hablar directamente con la prostituta y consumir.
Desde mi punto de vista el problema de la prostitución lo representan las mujeres por la forma de relacionarse sexualmente. Son más inhibidas en este aspecto que los hombres. Para ellas hay que dar pasos y eso supone un coste. Ante la alternativa es fácil averiguar que es lo más sencillo de conseguir. Para paliar la situación de la prostitución una hecho determinante sería aquella en donde no se viese como una puta a una chica que se ha acostado con 20 tíos en un mes. Tan facil como eso.

Para una mujer

Creo que no tienes ni idea. Te queda muy bonito el discurso del estereotipo de la mujer desvalida obligada por causas de la vida y la sociedad a vender su cuerpo y bla bla, pero la verdad es que la inmensa mayoría de las mujeres que se prostituyen lo hacen por que quieren en el libre ejercicio de su libertad individual. Es decir, por dinero y por que de esta forma ganan mucho mas dinero que con un trabajo normal. Hay casos de tratas de blanca, esclavitud sexual, pero son minoritarios y suelen ser desmantelados policialmente. La mayoría, repito, son voluntariamente. Y para la mayoría de mujeres que ejercen, no es tan dramático y traumático como lo quereis vender. Asumen su ocupación y su elección y lo hacen con cierta entrega y predisposición. Intentan enfocarlos positivamente y no amargarse con ello. Eso es así os guste o no. O sea, que yo de vosotras me olvidaría de montarme películas que solo están en vuestras cabezas. Feministas, no pretendais salvar a la fuerza a personas que no quieren ser salvadas

A "una mujer": tú eres tonta, hija... No sé cómo te atreves a echar la culpa de la prostitución a los hombres. La que es puta en España es puta porque quiere. Si la están explotando, que vaya a la Policía y denuncie, ¿no crees? Que para eso no estamos en el tercer mundo. Y yo prefiero fregar escaleras antes que meterme a puta, así que no me vengan con el cuento de la necesidad de dinero... Vaya feminista obtusa que eres.

Follador: He vivido en Suecia y conozco a suecos y suecas. Te aseguro que los suecos se acercan al sexo de forma muy diferente a los españoles. Mientras el sueco sugiere y negocia, el español va quemado y aspira a que se acuesten con él porque si. Tus amigos suecos se comportan, tus (y mis) amigos españoles van de chulos y.... no se comen un rosco.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Tenemos diferentes puntos de vista, distintas edades, diversos perfiles. Somos un grupo de periodistas, especialistas y colaboradores coordinado por Isabel Valdés.

Libros

EL POSMACHO DESCONCERTADO

EL POSMACHO DESCONCERTADO

Ricardo de Querol

“Como quien dice, acabamos de salir de la cueva. No se borran de un plumazo milenios de reparto rígido de papeles, de trogloditas que salían de caza mientras ellas recolectaban y cuidaban de niños y ancianos, de bravos guerreros y abnegadas esposas, de amas de casa confinadas al hogar y hombres que acaparan toda la vida pública, de burkas de todo tipo, de dotes, de pruebas del pañuelo”. Las reflexiones del autor sobre la relación entre los sexos en el siglo XXI publicadas en el blog Mujeres, recopiladas en un libro electrónico. Puedes comprarlo en Amazon y en Google

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal