Ir a Planeta Futuro
Mujeres

Solo un 5% de premios nobel para mujeres

Por: | 07 de octubre de 2011

Por Charo Nogueira

De izq. a dcha.: Ellen Johnson-Sirleaf, Leymah Gbowee y Tawakkul Karman.17982659

Lo suscribiría cualquier feminista, pero lo decía esta mañana el presidente del comité del premio Nobel de la Paz, Thorbjoern Jagland: “No podemos lograr la democracia y una paz duradera en el mundo a menos que las mujeres obtengan las mismas oportunidades que los hombres para influir en el desarrollo de la sociedad en todos los niveles”. El galardón acaba de distinguir a tres mujeres: la presidenta de Liberia y primera de África, Ellen Johnson-Sirleaf, que se hizo cargo de un país arruinado por la guerra; la activista de ese mismo país Leymah Gbowee, organizadora de una “huelga de sexo” contra la contienda civil, y la yemení Tawakkul Karman, luchadora por la democracia y una de las protagonistas de la “primavera árabe”. Con ellas, los Nobel atenúan su peso masculino: de los 909 galardonados desde 1901 en todas las categorías, 44 han ido a manos de mujeres, menos del 5%. El de la Paz es el más feminizado: 15 premiadas.

Una buena noticia para quienes defienden que el siglo XXI debe ser el siglo de las mujeres, la centuria en la que, por fin, ellas y ellos disfruten de una igualdad real en todos los aspectos y ámbitos, desde los consejos de administración hasta el caminar solas de noche sin riesgo. Desde el poder político al económico pasando por el derecho a decidir su destino. Esa igualdad, ese empoderamiento de las mujeres, es algo por lo que también luchó la que hasta ahora era la última ganadora del Nobel de la Paz, la keniana Wangari Maathai,  fallecida el mes pasado.

Un objetivo aún lejano y al que el comité del Nobel noruego se muestra sensible. Noticias como esta no cambian el día a día, pero contribuyen a impulsar el gran cambio: que ellas cuenten tanto como ellos en un camino que no admite marcha atrás. Lo han demostrado las mujeres árabes que también han salido a la calle a defender los cambios, aunque a menudo hayan tenido que sufrir una represión extra, como los test de virginidad. Lo han demostrado también las mujeres de Sierra Leona o de Ruanda, que rehacen sus países tras el arrase bélico.

¿Por qué el Nobel de la Paz es el que ha distinguido a más mujeres? Quizá porque para optar a él no es imprescindible haber ido a la universidad. Lo que cuenta es haber dado pasos para lograr un mundo mejor, una tarea que para muchas empieza en cómo mejorar la vida de sus familias, de su entorno más próximo. A veces el activismo empieza desde tan abajo.

Hay 37 Comentarios

Para Barrera: Llama la atención que no seas capaz de darte cuenta de que esos modelos han sido levantados a lo largo de los siglos por la actuación de mujeres y de hombres por igual. Aprende a pensar en contra tuya y encontrarás la verdad. Yo lo hice.

No puedo estar más de acuerdo... Justo he escrito un post al respecto, desde un ámbito de liderazgo colectivo. Creo que los líderes 2.0 serán las mujeres, aunque puede que tome un tiempo dar el cambio...

http://argumentario.blogspot.com/2011/10/la-era-de-las-mujeres-un-momento.html

El Siglo XXI, el 2.0, la Era de la Información... Al final, el vaso está medio lleno! :-)

a "a Feministo":
Te lo reformulo. Digamos que la esposa del presidente es abogada (Michelle Obama) o abogada, cantante de ópera y profesora de música (Sonsoles Espinosa) o abogada y funcionaria (AnA botella). Y que la esposa del minero es ama de casa o cajera de Mercadona. ¿Por qué las feministas comparan SIEMPRE al ama de casa/cajera de Mercadona con el presidente de gobierno y NUNCA a la abogada/abogada, cantante de ópera, profesora de música/abnogada y funcionaria con el minero?

Pues nada, señora Nogueira, de ahora en adelante, que le den siempre el Nóbel de la Paz a tres mujeres, que, no sólo este año, sino el que viene y los demás, se lo merecerán infinitamente más que Obama. Otra cosa que se puede hacer, para subir la media de las mujeres, es quitárselo a Obama y a Kissinger.

Quizás porque la esposa del presidente y la del minero "trabajen" o dependan del marido. Tu mismo dices la esposa de ... Ese es el punto en común, parece que son de "alguien" y a lo mejor en la vida real trabajan más que sus maridos

¿Cuántos premios nóbeles de economía, medicina, física... están en universidades de EEUU? ¿Cuántos premios nóbeles de esas especialidades han ido a parar a españoles? ¿Y a marroquíes? ¿Por qué en cuestiones de igualdad parece que la genérica es la que se nota siempre y nunca se pone en contacto con otras, como la racial y/o la de clase traspasando las fronteras del género? ¿Por qué las feministas comparan siempre al presidente de gobierno con la esposa del minero y nunca a la esposa del presidente del gobierno con el minero?

Pues si un 5% les parece poco, habrá que esforzarse un poco más, no? O, es que quieren que se les regale un Nobel, como a Obama?

De tanto en tanto hay que darle el premio a alguien que lo merece para que no se desacredite más de lo que lo está

Pues igual ha de ser de las mujeres para que, por fín, sea de todos. Son por lo menos el 50 por ciento de la población.

Lo que no entiendo es porque el siglo XXI debe ser el siglo de las mujeres. Se viene criticando desde los sectores más antihombre del feminismo que hasta ahora la Historia ha corrido con un marcado carácter machista y patriarcal, y luego dicen que el siglo XXI es el de las mujeres, cuando yo creo que debería ser de todos, por eso de la igualdad y tal, no sé si saben las señoras feministas de hoy en día qué significa ese concepto.

Dais pena.

Creo que habría que moderar algunos comentarios... darle espacio a los comentarios sexistas es darle cancha a este tipo de pensamiento misógino.
Saludos

Un acusado de criminal de guerra fue laureado con un controvertido Premio Nobel de la Paz en 1973, Henry Kissinger. Hay premios Nobel que sólo reflejan politiquerias y puestos de poder, para hacer la propaganda al magnate de turno auqnue sea el menos pacífico del mundo.
Al menos los premios de esas mujeres son de gente pacífica y que cambia el mundo
Y es que de tanto en tanto han de dar alguno para contrapesar los premios TOTALMENTE inmerecidos de otros.

Despues que se lo dieron a Obama, el Premio Nobel NO VALE NADA

Pues nada, hombre, que lo repartan al 50% y todas contentas.

Lo politicamente correcto es cansino. Si ponemos cuotas en el Nobel estamos perdidos. Fomentemos la igualdad en la formación y en el trabajo en casa, pero nada más. Debe haber igual oportunidad en los seres humanos prescindiendo del sexo. Poner cuotas por sexo es una discriminación de unas personas sobre otras. Lo unico que debe importar son los meritos reales

Qué pesados con el feminismo. Fomentad la igualdad sin hacer este tipo de diferencias sexistas hablando de porcentajes de sexo. Sois sexistas en la medida en que buscáis dejar de serlo.

Que sentido tiene hablar de % de premios por sexos, ¿se dan por razón de sexo o por labor relizada? ¿se deben dar ateniendose a ello?. Y no, no, no nos vale suponer que aquí alguien está quitándoles su mérito a las premiadas, como torticeramente comenta alguna, nadie las ha criticado, critican la absudez (normal) de comparar % de premiados/as.

Y cuántos premios nobel han sido para negros? Y para asiáticos? Para niños? Tendría que funcionar por cuotas y turnos. Ej. el Nobel de economía un año obligatoriamente para un gitano, al siguiente para una africana, al siguiente para un niño, siguiente para un minusválido asiático, siguiente para una mujer homosexual europea, después obligatoriamente para unas mellizas que lleven velo etc. Así se conseguiría la auténtica igualdad para todos los grupos sociales.

Y bastante me parece!!

La falta de Nobel para las mujeres reside en la falta de suficientes cabezas de equipos de investigación mujeres. Muchas científicas se ocupan menos de sus carreras y más de sus familias.

Carlos, el que quiera ampliar la cuota para ir a la cárcel no tiene más que cometer un delito. Si la quiere reducir, pues no cometerlos. Quizás haya más robos porque hay más mujeres en la prostitución, pero esa cuota depende de la demanda. hacéis comparaciones absurdas.

Pues nada, dénle el de Economía a Elena Salgado, y así empezamos con las comprensaciones.

Y daleeeeeeeeeeeeeeeeeee!

Lo de las cuotas es cansino .A ninguna de estas antimachistas la he oido alguna vez comentar que es injusto que en España, en las cárceles más del 90% de los presos son varones. Sse deben establecer cuotas de presos, presas y colectivo gay-lesvianas, sin olvidarnos de transaxuales?

Gracias Charo por ilustrarnos con otro ejemplo de discriminación institucionalizada y socialmente aceptada. Llama la atención la reacción de varios lectores que parecen sentirse ofendidos o atacados, por lo menos lo suficiente para responder mediante el sarcasmo o descalificación. Llama también la atención que no sean capaces estos lectores de entender que existan modelos sociales y culturales que no han permitido y siguen sin permitir el mismo acceso de las mujeres a las estructuras de poder. Suponiendo que no exista un sesgo de género y que los ganadores se escogen entre los mejores candidatos, hemos de suponer por lo tanto que hay muchos menos candidatos mujeres que hombres.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Tenemos diferentes puntos de vista, distintas edades, diversos perfiles. Somos un grupo de periodistas, especialistas y colaboradores coordinado por Isabel Valdés.

Libros

EL POSMACHO DESCONCERTADO

EL POSMACHO DESCONCERTADO

Ricardo de Querol

“Como quien dice, acabamos de salir de la cueva. No se borran de un plumazo milenios de reparto rígido de papeles, de trogloditas que salían de caza mientras ellas recolectaban y cuidaban de niños y ancianos, de bravos guerreros y abnegadas esposas, de amas de casa confinadas al hogar y hombres que acaparan toda la vida pública, de burkas de todo tipo, de dotes, de pruebas del pañuelo”. Las reflexiones del autor sobre la relación entre los sexos en el siglo XXI publicadas en el blog Mujeres, recopiladas en un libro electrónico. Puedes comprarlo en Amazon y en Google

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal