Ir a Planeta Futuro
Mujeres

Desnudo de mujer, hombre con velo (y elecciones egipcias al caer)

Por: | 16 de noviembre de 2011

Arebelsdiary2
Aliaa Magda Almahdy, por Chef Makhlouf

El próximo 28 de noviembre está previsto que se celebren las primeras elecciones parlamentarias de la recién estrenada (y aún a prueba) democracia egipcia, tras la renuncia forzada de Hosni Mubarak. Las mujeres, como de costumbre, arrancan la carrera desde la última casilla. Hay quien defiende, y me incluyo entre ellos, que uno de los factores más importantes para el cambio social en el mundo árabe será la mujer. La mejora de su estatus, entendida como  el éxito en la consecución de sus aspiraciones y demandas, y su plena incorporación en igualdad de condiciones a la esfera pública serán las que transformarán profundamente las sociedades árabes. No puede haber democracia sin ellas.

El paradigma de este nuevo discurso y de esas mujeres que no piensan permitir que se las relegue de nuevo al hogar o los servicios sociales, podría representarlo la joven Aliaa Magda Almahdy que ha encendido la polémica iniciando una campaña en Facebook contra el velo islámico, pidiendo a los hombres que suban fotografías vistiendo esta prenda que considera una imposición. Una Doria Shafik que no está dispuesta a esperar a que los políticos o la sociedad le digan que puede y ha pasado a la acción.

Hombre hiyab
Una de las fotos colgadas en Facebook en respuesta a la convocatoria de Aliaa Magda Almahdy.

 Por eso no se ha detenido ahí. El pasado domingo publicaba en su blog una serie de fotografías bajo el título Nude Art (Arte desnudo), donde ella misma aparecía desnuda en la primera imagen. Almahdy describe en la bitácora esta actuación como “un grito en contra de la sociedad de la violencia, el racismo, el sexismo, el acoso sexual y la hipocresía”.

Su alegato es toda una declaración de intenciones:

“Quitaos la ropa y miraos en el espejo, quemad vuestros cuerpos que desdeñáis y desprendeos de vuestros complejos sexuales para siempre, antes de lanzarme acusaciones racistas o negarme la libertad de expresión”.

Seguir leyendo »

Actrices condenadas a ser amas de casa

Por: | 16 de noviembre de 2011

Por ROSANA TORRES
Valdes16686203La actriz María Jesús Valdés falleció el sábado pasado y a la hora de repasar su vida lo más llamativo era que, como ella decía una y otra vez, había tenido tres vidas. La primera como grandísima actriz del teatro español, la segunda como esposa y como madre, y la tercera cuando pudo volver a su oficio primigenio al quedarse viuda.

Se da la circunstancia de que la Valdés, (como se la llamaba al igual que a las grandes, solo con el artículo delante) desarrolló su profesión en un medio en el que nunca ha habido paridad, pero en el que esta desigualdad no iba en detrimento de las mujeres, sino de los hombres. Algo realmente insólito en nuestra sociedad occidental. Pero el teatro siempre ha sido así.

Desde el siglo XVII y XVIII, actrices como María de Lavenant (inventora de las subvenciones), La tirana, La Baltasar, La Caramba y otras compañeras suyas has sido las que en los primeros tiempos del oficio escénico en España impulsaron el teatro donde ellas eran las grandes ecónomas y productoras en este oficio. La cosa fue en aumento y sobre todo en el siglo XIX y XX es donde emergen donde nombres fundamentales de nuestra escena, que aún hoy se recuerdan, a pesar de lo efímero del teatro, como María Guerrero, Margarita Xirgu, Aurora Redondo y otras más contemporáneas como María Jesús Valdés y Nuria Espert. Todas ellas además apoyaron a nuevos y jóvenes autores que en esas épocas eran aún desconocidos, ya que en la autoría si brillaban más los hombres. Como dice Andrés Peláez, director del Museo Nacional del Teatro, “este siempre ha sido un país de grandes primerísimas actrices y buenos secundarios”.

Seguir leyendo »

20-N, las promesas de igualdad

Por: | 15 de noviembre de 2011

Padres y alumnos en el exterior del colegio público de Vite, en Santiago de Compostela. © AnxoCada cual tiene su corazoncito, sus motivos para elegir papeleta -o para no pisar el colegio electoral- el próximo domingo. Para quienes a la hora de votar tengan en cuenta cuestiones como la igualdad, la conciliación o el permiso de paternidad, ahí van las apuestas de los principales partidos de ámbito nacional:

-PP, MÁS CONCILIACIÓN. El programa popular   dedica un capítulo a la "igualdad real". Consideran que se trata de una "asignatura pendiente" y que las dificultades para conciliar en "el ámbito familiar y laboral" constituyen "la principal barrera" para la equiparación efectiva entre hombres y mujeres. "Removeremos los obstáculos para que todos puedan organizar su tiempo de la forma que prefieran y eliminaremos las trabas a la plena compatibilización entre la vida laboral, personal y familiar, actuando decididamente para la racionalización de horarios", prometen. Su planteamiento parte de que son las personas y las familias quienes deben decidir cómo se organizan, por ejemplo, "si es mejor el trabajo a tiempo parcial o el trabajo a tiempo completo de alguno de los progenitores, si la distribución de tareas domésticas y familiares debe ser a medias o según preferencias y especializaciones de los responsables del hogar".

El PP propone un plan integral de apoyo a la conciliación. Entre sus medidas figura incentivar los horarios flexibles en el trabajo y la escuela, el teletrabajo y las guarderías en las empresas. Los populares, favoritos según las encuestas, se proponen ampliar el permiso de paternidad -de 13 días desde que se aprobó la Ley de Igualdad, ya que su extensión se congeló por la crisis- "de forma acompasada a la mejora de la situación económica general" y con un tiempo mínimo obligatorio. También proponen crear una "bolsa de horas" para que los trabajadores puedan dedicarlas a asuntos propios. Anuncian retoques en la Ley contra la Violencia de Género para incluir a los menores y mejorar la protección a las víctimas.


-PSOE, MÁS CONSEJERAS. El programa socialista considera las políticas de igualdad como "la mayor garantía de prosperidad económica y social". Propone retocar la Ley de Igualdad para obligar a que los consejos de administración de las grandes empresas tengan al menos el 40% de mujeres dentro de ocho años. Hasta ahora las grandes compañías solo debían "procurar" la paridad. En cuanto a los planes de igualdad de las firmas, se promete obligar a que la reducción de la brecha salarial sea su “primer objetivo”. El PSOE también  ofrece medidas, como la extensión de las escuelas infantiles, que facilitan  el acceso femenino al mercado laboral y la "corresponsabilidad" en las tareas domésticas y de cuidado.

Seguir leyendo »

Libros para entender a las mujeres

Por: | 14 de noviembre de 2011

Lectura. JESUS CÍSCAR

Por MIGUEL ÁNGEL VILLENA


“El amor al estudio es la pasión más necesaria para nuestra felicidad; es un recurso seguro contra la adversidad, una fuente de placer inagotable”. La cita es del Discurso sobre la felicidad, de Madame du Châtelet (1706-1749), una matemática y física francesa del Siglo de las Luces que plasmó en ese magistral opúsculo toda una visión del mundo a través de los ojos de una mujer que aspiraba a ser libre. Traductora de Newton y amante de Voltaire, la aristócrata francesa y su obra ofrecen una idea de los objetivos de la colección Feminismos, publicada por Ediciones Cátedra y la Universidad de Valencia desde hace más de 20 años. Seguimos con Madame du Châtelet como fuente inspiradora cuando afirma: “Para ser felices debemos deshacernos de nuestros prejuicios, ser virtuosos, gozar de buena salud, tener inclinaciones y pasiones, pues debemos la mayor parte de nuestros placeres a la ilusión”.

Descubrí esta colección a través de este delicioso Discurso sobre la felicidad. La dirige Isabel Morant, profesora de Historia Moderna en la Universidad de Valencia y principal impulsora de una colección que se ha convertido en el mejor catálogo de libros publicados sobre la mujer en España, sin ninguna duda. Premios y reconocimientos han jalonado la trayectoria de una colección que ha alternado la divulgación de obras clásicas, desde Mary Wollstonecraft a Simone de Beauvoir, pasando por Betty Friedan o españolas como Celia Amorós o Amelia Valcárcel, con libros más vinculados al presente y a las nuevas realidades sociales. El pasado año Feminismos celebró por todo lo alto sus 20 años de vida, toda una heroicidad en estos tiempos editoriales, y acaban de publicar un libro sobre ecofeminismo que se convierte en el título nada menos que 112 de la colección.

Después de la agitación del movimiento de mujeres a finales del franquismo y durante la Transición democrática y conseguidas algunas libertades y derechos formales, el feminismo necesitó hacer balance de lo conseguido e inventario de las reivindicaciones pendientes. En esa línea, algunas universitarias pensaron que tan importante como la práctica de reclamación y ejercicio real de derechos era una elaboración teórica sobre la evolución de las mujeres. Los problemas pendientes siguen en primera línea, a juicio de muchas, y baste repasar los estragos de la violencia machista, las diferencias salariales o el difícil acceso femenino a puestos de responsabilidad para darse cuenta de que la igualdad todavía es un anhelo más que una realidad constatable. Por ello, en paralelo a esta evolución las ensayistas han ocupado un papel muy necesario en la escena feminista a la hora de entender(se) entre mujeres. Isabel Morant resumió muy bien estos objetivos en un artículo reciente. “Tal vez seamos las mujeres las que, en los últimos 30 años, hemos visto y protagonizado en nuestras propias vidas los cambios más profundos que se han dado en nuestro país. Sin embargo, las luces que ahora nos favorecen, sobre todo a las mujeres más jóvenes, no deben ocultarnos las sombras que aún persisten, que por otro lado podrían alargarse en estos tiempos difíciles, en los que los derechos adquiridos parecen más frágiles”.

Si la utilidad de la colección Feminismos está más que demostrada para las mujeres, para los hombres es manifiesta. Atrapados entre una auténtica revolución de las mujeres en las últimas décadas y una voladura de los roles tradicionales, muchos hombres no han sabido o querido o podido adaptarse a una relación con las mujeres en un plano de igualdad. Se trata de una igualdad que pasa por las relaciones de pareja, familiares, sociales o de trabajo; una igualdad en la diversidad y en la acepción del otro o de la otra. Entre chicos siempre aparece el latiguillo aquel de que “a las mujeres no hay quien las entienda” como disculpa para eludir conflictos o responsabilidades. Pues bien para entender a las mujeres, para comprender porque “la donna é mobile”, como escribió Verdi, también están los libros.

Un bebé en campaña

Por: | 11 de noviembre de 2011

Soraya Sáenz de Santamaría en un acto electoral. BALLESTER (EFE)

Ocurre por primera vez. La número 2 del número 1 da a luz, y lo hace en plena campaña electoral. Soraya Sáenz de Santamaría, mano derecha del jefe del partido al que todas las encuestas dan como ganador, ha alumbrado un bebé. Se llama Iván, como su padre. Llega con la urna bajo el brazo y antes de lo previsto: la madre salía de cuentas el 20-N.

Sáenz de Santamaría ha acudido a un hospital público, el madrileño Gregorio Marañón, donde el trasiego de flores será, previsiblemente, alto: una famosa que tiene un niño se arriesga a que le conviertan la habitación en una sucursal del Jardín Botánico. Y si además se espera que la nueva madre sea pronto una mujer con mucho poder, la amenaza de toneladas de plantas se eleva exponencialmente.

La ministra de Defensa, Carme Chacón. / BERNARDO PÉREZ

Al margen del inconveniente botánico, el alumbramiento de Sáenz de Santamaría contribuye a algo relevante: la normalización de la maternidad en las esferas de poder. Esa que tuvo entre sus pioneras a Carme Chacón, una ministra de Defensa embarazada que pasaba revista a las tropas. Algo que todavía genera reticencias: ahí está el candidato socialista balear Pablo Martín arremetiendo contra la popular María Dolores de Cospedal, presidenta de Castilla-la Mancha, por ser madre soltera.

Sáenz de Santamaría, número 2 del PP en la lista por Madrid, podrá ser un buen termómetro de las políticas de conciliación que propone su partido, convencido de que la dificultad para aunar la vida profesional y familiar es el principal obstáculo para la igualdad entre mujeres y hombres. No en vano, una de sus cuñas de campaña sobre lo que se pide al próximo gobierno tiene esta voz femenina: "que tener un hijo no suponga un problema laboral".

Suerte, señora Sáenz de Santamaría, porque "ellas concilian más que ellos". O, en realidad, afrontan en mayor medida las obligaciones domésticas y de cuidado. Es una de las pocas cosas en que estuvieron de acuerdo su jefe y Alfredo Pérez Rubalcaba en el debate televisivo ante 12 millones de españoles. "Tengo entre mis colaboradores a mujeres muy competentes que tienen que llevar su casa, atender a sus niños..", Rajoy dixit. Lo dicho, suerte... y enhorabuena.

La ciudad prohibida

Por: | 10 de noviembre de 2011

Por AURORA MUÑOZ

Burkina

La arquitecta Ana Bofill lo tiene claro: las mujeres inventaron la ciudad."Fue una conquista paulatina del espacio. Se establecieron en asentamientos pacíficos donde ellas se dedicaban a la agricultura y al cuidado de los niños, mientras que los hombres iban de caza. (...) El cambio llegó cuando los varones se hicieron sedentarios y comenzaron las conquistas. Las polis dejaron de ser estructuras para la convivencia y pasaron a reorganizarse de forma defensiva", recoge Bofill en una ponencia para el II Seminario Internacional de GeneroUrban: Infraestructuras para la vida cotidiana.

La arquitecta da un salto histórico y se sitúa en nuestros días para explicar como aquel modelo evolucionó hasta derivar en las urbes modernas: "La ciudad industrial se dio mucha prisa en crecer y se produjo una nueva ruptura del equilibrio. Los barrios se han especializado, se han separado de las grandes arterias y no se respeta el movimiento de las personas, obligándoles a mantener un ritmo productivo, no biológico".

Bofill sostiene que los actuales planes de ordenación del suelo están ideados por urbanistas masculinos, que diseñan el espacio a la medida de las necesidades de la rutina diaria de los varones. Las mujeres, que desarrollan una pluralidad de funciones, sufren serias dificultades para poder realizar las tareas cotidianas, basadas fundamentalmente en un número importante de desplazamientos dentro del barrio.

Seguir leyendo »

La sumisión sexual en el islam (y las anécdotas)

Por: | 09 de noviembre de 2011

Por ÁNGELES ESPINOSA
Islam y sexo en la misma frase garantizan un titular con morbo. Si además se adereza con poligamia, esposas obedientes y un libro que anima al practicar el sexo en grupo para combatir un supuesto complot judío, la tentación es irresistible. Es lo que está pasando con la noticia de que Malasia ha prohibido la circulación de Sexo islámico, combatiendo a los judíos para devolver el sexo islámico al mundo.
El panfleto, de 115 páginas, está publicado por el controvertido Club de las Esposas Obedientes y pretende ser un manual para que las mujeres musulmanas satisfagan plenamente a sus maridos, según una información difundida por la prensa local. La noticia apunta que, además de en Malasia, el librito se ha distribuido en Indonesia y Singapur.
Más allá de la anécdota, el asunto vuelve a poner sobre la mesa el papel de la mujer en el islam. El Club de las Esposas Obedientes es objeto de polémica desde su fundación el pasado junio por su defensa de la sumisión de la esposa al marido y la promoción de la poligamia. Ahora se ha superado al recomendar en esa guía el sexo en grupo dentro de los matrimonios polígamos.
Es suficiente carnaza para que medio mundo se lleve las manos a la cabeza y se reafirme en sus estereotipos sobre el atraso de una religión a la que se adhieren 1.300 millones de personas, casi una quinta parte de la población del planeta. Y ahí radica la clave del asunto. El peculiar club que, cómo no, fue fundado por un hombre, dice tener “mil asociadas y creciendo”. ¿Qué representan mil asociadas entre 1.300 millones?
De hecho, desde el propio islam se han elevado voces contra el club como la de Rahna Osman, de Sisters in Islam, una asociación que hace campaña por la igualdad. Este grupo subraya que las ideas que promueven “las esposas obedientes” no se corresponden con las interpretaciones religiosas que siguen la mayoría de los musulmanes, además de atentar contra la dignidad de las mujeres. Las autoridades de Malasia han ido más lejos al vincular a los editores con una secta herética local llamada Al Arqam.
Este vídeo explica bien la polémica sin caer en el sensacionalismo:

 


En él aparece la presidenta del club, Fawziyah Arefi, que atribuye la mayoría de los males de las sociedades modernas a la falta de obediencia de las mujeres. Muchos ultraconservadores de Occidente apoyarían esa tesis y también dentro del cristianismo hay grupúsculos con ideas peregrinas al respecto (recientemente se desmanteló una secta en EEUU que practicaba la poligamia con menores). Más exótica resulta su sugerencia de que las esposas deben comportarse el cama “mejor que la mejor prostituta de lujo”.

Los musulmanes tienen un importante debate en marcha sobre el papel de la mujer en la sociedad, pero sus problemas son de más enjundia que el comportamiento en la cama. La autonomía personal, el derecho al divorcio y la custodia de los hijos, la igualdad con el hombre en la herencia e incluso la abolición de la poligamia (que aunque admitida por el islam, desaconsejan muchos teólogos), son asuntos por los que las musulmanas trabajan desde Marruecos hasta Indonesia pasando por Irán. Aunque haya hombres que lo lamenten, el Club de las Esposas Obedientes no representa ni a la mayoría, ni tan siquiera a un grupo significativo de mujeres musulmanas.

El 'mea culpa' de los candidatos: "Ellas concilian más que nosotros"

Por: | 08 de noviembre de 2011

El debate de anoche. ULY MARTIN


En un debate electoral no suele haber acuerdos. Obvio: los votos están en disputa. Pero en el de anoche hubo tres muy claros: a los dos candidatos a la presidencia del Gobierno les preocupa la situación económica que lleva aparejada una tasa de paro superior al 20%, no pelearán a cuenta del fin de ETA... y coinciden en que la conciliación es una carga mal repartida. "Ellas concilian más que ellos", aseguró el candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, que fue quien sacó a relucir la igualdad entre mujeres y hombres ante 12 millones de espectadores. "Estoy muy de acuerdo. Ellas concilian bastante más que nosotros", replicó Mariano Rajoy antes de poner un ejemplo próximo: "Tengo entre mis colaboradores a mujeres muy competentes que tienen que llevar su casa, atender a sus niños.." ¿Y sus colaboradores varones? Cabe deducir que no se encargan de la casa ni de los hijos, o que lo hacen en escasa medida. El PP no es una isla: la conciliación tiene nombre de mujer dentro y fuera de la calle Génova. Y los candidatos hablaban de estas cosas casi al filo de la medianoche, una hora poco conciliable.

En el último tramo del debate, una especie de turno libre, el candidato del PSOE sacó pronto a relucir un tema con el que aspira a ganar voto femenino -las mujeres han sido más proclives a los socialistas, pero ahora les dan la espalda, según las encuestas-. Pérez Rubalcaba puso la igualdad sobre la mesa sacando pecho con el balance de los Gobiernos Zapatero. "Hemos avanzando mucho", destacó antes de lanzar el dardo: "pero hemos estado muy solos". Ahí quedan leyes como la de Igualdad (el PP es contrario a la paridad electoral), la de lucha contra la violencia machista (aprobada por unanimidad) o el derecho al aborto sin alegaciones en las primeras 14 semanas, que tampoco gusta a los populares y enarboló el socialista. El candidato del PSOE sacó a relucir el concepto que más alienta el PP, la conciliación. Y Rajoy recogió el guante.

Para el Partido Popular todo pasa por ahí. Las dificultades para hacer compatibles el trabajo y la vida personal son el principal freno para la igualdad entre hombres y mujeres. En el escenario del palacio de congresos había anoche dos filosofías distintas: para el PP, la difícil conciliación es la causa de la desigualdad entre ellos y ellas, mientras que para el PSOE es la consecuencia de esta.

Las mujeres se han incorporado al mercado laboral, pero los hombres apenas lo han hecho al trabajo doméstico y de cuidado. Ahí está una de las raíces del problema. La conciliación, un imposible cotidiano para miles de mujeres que, como las del equipo de Rajoy trabajan fuera y dentro de casa, pasa en gran medida por los horarios, a los que también se refirieron los dos candidatos. Ambos apuestan por racionalizarlos para facilitar la armonía entre vida laboral y personal, la insistente demanda de la comisión ad hoc que alienta Ignacio Buqueras. Pero hablaban de estas cosas cerca de la medianoche, una hora poco razonable para lograr esos horarios europeos tan conciliadores.

 

Ponte en sus tacones

Por: | 08 de noviembre de 2011

Hombres en tacones

Por AURORA MUÑOZ

"I am man enough" ("Soy lo bastante hombre") fue el lema que abanderaron los doscientos caballeros que se calzaron unos tacones rojos el pasado viernes para desgastarlos por las calles de El Paso (Texas). Marcharon a lo largo de una milla (1,6 kilómetros) con paso firme contra la violencia doméstica en una concentración organizada por la asociación YWCA, dedicada a eliminar el racismo y a luchar en contra del maltrato femenino.

Su directora ejecutiva, la doctora Sandra Braham señaló que durante el año fiscal, que terminó el pasado 31 de agosto, se registraron 377 casos de abuso sexual en El Paso, el 94% de los cuales fueron cometidos contra mujeres, desde los dos hasta los 67 años. "Queremos evitar que esta cifra siga creciendo, porque sabemos que son muchos más los casos existentes que jamás se denuncian ante las autoridades", argumentó Braham. La doctora considera que la implicación de los hombres es clave para erradicar la violencia machista y por eso lleva una década invitándoles a meterse en sus zapatos de manera simbólica en esta carrera anual.

Seguir leyendo »

El fútbol concilia: ¡gracias, China!

Por: | 07 de noviembre de 2011

Madridosasuna
¡Fútbol a las doce! En este país, todavía demasiado diferente, nos parece normal que los partidos acaben a medianoche entre semana y en invierno y, sin embargo, sorprende que el Real Madrid coloque su partido el domingo a mediodía, hora ideal para los aficionados y para las familias, estupenda ocasión de ir al estadio y empalmar con el aperitivo o de practicar sillón-ball en buena compañía con tiempo para preparar la paella. Pero no fue pensando en los espectadores que se abrió el Bernabéu por la mañana, no fue para introducir algo de razón en los demenciales horarios del estilo de vida español, no fue para que las parejas puedan acudir con sus niños. No fue para que el Bernabéu, como ocurrió, registrara un llenazo. No. Fue para que pudieran ver el Madrid-Osasuna los espectadores chinos (que no fueron pocos: hasta 220 millones).

Hace tiempo que los estadios de fútbol no son territorio hostil para mujeres y niños. Se acabaron las aglomeraciones de hombres gritones que se desahogan colectivamente de sus mediocres vidas. No se escucha, como antes en ciertas canchas, "¡forofas a fregar!". Ya les escribí sobre el fútbol como ritual masculino sometido a acelerada revisión. Tras la tragedia de Heysel de 1985, el mundo del deporte de masas se civilizó, puso sillas donde había grada de pie, numeró las localidades, mejoró los servicios y se convirtió en zona amistosa para todos los públicos.

Pero, ¡oh!, el proceso chocó con el imperio de las televisiones, que en España impuso el fútbol con horario de discoteca. Así que durante toda la temporada hay partidos que acaban a medianoche entre semana, la selección española es la primera en dar mal ejemplo y algunos futbolistas extranjeros se extrañan de saltar al campo a la hora en que solían irse a la cama. Todo por el prime time, el horario de máxima audiencia nocturno, que aquí es a las 10, dos horas después que en cualquier país europeo, debido a que los españoles también salimos dos horas más tarde de trabajar (o de estar en el trabajo, que no de producir). Por eso también será a las 10 de esta noche cuando se enfrenten Rajoy y Rubalcaba, en el duelo programado como un clásico futbolístico. O sea, trasnochador, no como el último Obama-McCain, a las 7 de la tarde en la costa este, o el Sarkozy-Royal, que arrancó a las 9.

Seguir leyendo »

Sobre los autores

Tenemos diferentes puntos de vista, distintas edades, diversos perfiles. Somos un grupo de periodistas, especialistas y colaboradores coordinado por Isabel Valdés.

Libros

EL POSMACHO DESCONCERTADO

EL POSMACHO DESCONCERTADO

Ricardo de Querol

“Como quien dice, acabamos de salir de la cueva. No se borran de un plumazo milenios de reparto rígido de papeles, de trogloditas que salían de caza mientras ellas recolectaban y cuidaban de niños y ancianos, de bravos guerreros y abnegadas esposas, de amas de casa confinadas al hogar y hombres que acaparan toda la vida pública, de burkas de todo tipo, de dotes, de pruebas del pañuelo”. Las reflexiones del autor sobre la relación entre los sexos en el siglo XXI publicadas en el blog Mujeres, recopiladas en un libro electrónico. Puedes comprarlo en Amazon y en Google

Enlaces

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal