Ir a Planeta Futuro
Mujeres

Santamaría: se admite una excepción por el bien común

Por: | 26 de noviembre de 2011

Soraya Sáenz de Santamaría
Me preguntaron en el periódico qué opinaba de la decisión de Soraya Sáenz de Santamaría de saltarse su parada maternal  y ponerse en la primera fila política al poco de nacer su primer hijo…  Me puse de su parte sin reflexionar mucho, casi de inmediato. De mi boca salieron un par de argumentos que me parecieron suficientes: es una situación por completo excepcional, además, que concilien ellos… Pero este asunto no puede despacharse así, caben numerosos matices, como ha demostrado el reportaje de Naiara Galarraga publicado hoy. Comprendo y valoro todos esos ángulos, tanto que no siempre sé cuál pesa más en la balanza: ¿el derecho de la madre a permanecer al lado de su hijo o su legítima decisión de no ausentarse de su trabajo en un momento crucial y quizá irrepetible?; ¿predicar con el ejemplo,  o renunciar libremente a su derecho porque eso es exactamente lo que le apetece?  ¿servir de modelo  para la sociedad o decantarse por que sea una figura masculina quien asuma ese papel, aunque ellos nunca vayan a parir?

La libertad es irrenunciable, pero no solo alberga deseos, también responsabilidades y la de ejercer los derechos, para consolidarlos, es una de ellas. La lucha librada por conquistarlos no puede despreciarse con un gesto caprichoso. Pero hay otras responsabilidades y ahí radica lo extraordinario del caso. ¿Son de verdad extraordinarias, excepcionales, las circunstancias por las que Sáenz de Santamaría ha renunciado a la crianza a tiempo completo de forma tan precoz? ¿Deben anteponerse al hecho sublime de tener y cuidar a un hijo? Quizá sí. Esta política ha tenido un hijo, y puede que tenga muchos más, exactamente lo mismo que les ha ocurrido a otras mujeres siglo tras siglo. Pero la razón de que ahora puedan disfrutar de permisos maternales se debe a mujeres, sobre todo, y a hombres, que defendieron estos derechos colectivos y los sacaron adelante. Sáenz de Santamaría está llamada, como servidora pública, a seguir agrandándolos y solo por eso, porque un bien colectivo debe anteponerse al particular, se entendería su decisión; en la creencia de que la política (todavía) sirve para allanar el camino colectivo. Esa es la razón, quizá, por la que se le tolera que prescinda de la mejor defensa de la parada maternal: ejercerla. En un traspaso de poderes quizá no se toque esta materia, seguramente, pero no deja de parecer razonable, por el bien de toda la sociedad, exigir algún sacrificio a nuestros administradores. Por más deseado y goloso que sea el desempeño político que ahora le ocupa, que lo será, no cabe duda de que renunciar a estar al lado de su hijo será un sacrificio para ella. 

Y si no lo es, para la sociedad sí supone un inconveniente consentir que una persona de trascendencia pública no dé el ejemplo esperado. Por tanto, si se ha admitido una excepción por el bien común, en contrapartida, Sáez de Santamaría debería defender y agrandar desde cualquier puesto que pueda ocupar en el Gobierno, o desde su propio partido, los derechos de maternidad y de paternidad vigentes.

Hay 38 Comentarios

¿Y del derecho de las Vacaciones?, no sonaron las Campanas cuando Zapatero las interrumpió por no sé qué Cosas de la Crisis…..
¡Que espere la Crisis!, total la tendremos por muchos años, los que queden por el camino no importan, ¿aunque sean Mujeres?.
Te imaginas a Gila contándolo “Capitán, Capitán, que chocamos contra un iceberg (el Titanic)”. El capitán responde “no me molesten, entro de turno a la 9 PM”
Entendía (parece que mal) que cuando se decía (antaño, hoy está mal visto) “las mujeres primero” era para que se ahogaran las primeras.

Si su trabajo no implicara pegarse la vidorra que se pega por mis pelotas iba a dejarse de pillar la baja..
Todos los secretos para seducir mujeres clickando sobre mi nombre.

Un detalle, que la teta no se da cada tres horas a un recien nacido, se llama pecho a demanda y es lo que recomiendan todos los organismos internacionales en materia de salud y nutrición. Del resto ni siquiera me apetece comenzar nada, no vale la pensa.

Cuando habláis de pasar los días que sea con la madre ¿os referís a sólo con la madre? ¿trabaja 24 horas de las 24? Es que parece que la señoras se van a Marte, que el niño se quede sólo, que no tenga padre ni más familia y que la madre tiene un empleo de los de fichar.

No es que ella me encante, pero parece que sea la única que de momento está currando. Lo siento por su bebé y por ella porque está sacrificando algo muy importante y debe ser muy duro para ella, eso le honra ... de momento.

Bueno, y la libertad del niño? Qué opina él de todo esto? O es que no tiene derecho a ser cuidado por su madre y pasar sus primeros dias de vida con ella. Porque señores, nadie, nadie como una madre puede dar el amor del q estanos hablando.

Por cierto, el padre solo se ha cogido 13 dias de permiso, vaya los q le corresponde, ni mas, ni menos.

Un derecho mplca na responsabilidad, las mujeres han luchado mucho para conseguirlos, no se olviden!

Lo gracioso de este asunto es que lo que defienden que una mujer deje al cuidado de otra persona a su hijo recien nacido son los mismos q estan encontra del aborto... Vaya paradoja!

Pero bueno, ¿es que acaso hay que justificar como se ejerce un derecho cuando lo ejerce una mujer? ¿cuantos hombres lo han hecho? ¿Por qué ellos no tienen que justificarse?

Mi madre luchó para que ella y yo tengamos el DERECHO, no la obligación

Ya me gustaria a mi que toda mujer española tuviese esa libertad de eleccion, que depende principalmente de los medios que dispones.

Yo flipo leyendo estos comentarios y sobre todo las horas y cuartillas que los medios le dedican a esta Sra, que esta en todo su derecho de regresar a trabajar si le da la real gana. Sigamos enfrascados en tonterias y no le prestemos caso a lo que realmente lo merece, y este mundo seguira su camino hacia la tonteria suprema. No hay derecho a ofenderla, sea de dercha o de izquierda, es una mujer, mama de familia y merece respeto por la derecha y por la izquierda.

Si esta político fuera un señor no habría debate.
Dejar a la gente (mujeres) vivir y de manipular

Me parece una provocacion a la sociedad en general que los medios de comunicacion publiquen una noticia como esta sin datos relevantes. Quien cuida de su hijo? lo lleva a la oficina?, tienen guarderia en su lugar de trabajo? tiener camaras en la guarderia? a pesar de estar trabajando tiene 30 min de descanso al dia para traerle el beb a la oficina y darle el pecho? tiene a una persona de confianza cuidando el bebe? se puede pagar a una enfermera parea que este a cargo del bebe? cogio su marido la baja maternal en vez de ella? no se mendiona nada de esto en el articulo y considero que esto es informacion indispensable para juzgar si ella ha tomado una decision excepcional y con ello humillar a las miles de mujeres y hombres que deciden usar la baja maternal.

Claro, depende de el trabajo si la Señora soraya, tuviera que estar fregando escaleras en vez de estar saliendo en televisión y dándoselas de gran esperanza blanca de la derecha, seguro que hubiera agotado todos los días. No nos vale el ejemplo.
Miguel Narros

Soraya ha dejado probado que es irrelevante la maternidad. Este precedente será utilizado por expertos juristas para justificar que el recién nacido también puede estar con el padre sin que la relación entre el recién nacido y la madre sea una circunstancia a tener en cuenta en caso de divorcio (menores de 4 años).

Si Soraya Sáenz de Santamaría hubiese estado trabajando fregando escaleras seguro que agotaría hasta el último día legal de su baja por materniad.

A esta señora solo le preocupa su carrera política, de no ser así estaría con su hijo recién parido que es lo que a una madre le importa de verdad.

Asunto muy delicado y sujeto a malintencionadas interpretaciones. Podría empezar por considerarse si la señora Sáenz calculó en qué momento quedarse embarazada -es muy católico aguardar el momento adecuado para no tener que renunciar. También puede ser que la señora Sáenz no contase con un adelanto electoral -de hecho, "haciendo cuentas", debió embarazarse antes de saber que votaban los españoles el 20-N, a menos que haya sido un milagro. No deberían engañarse las mujeres de este país al tratar de extraer un ejemplo de bondad: lo que hace la señora Sáenz es algo en nada diferente a lo que la derecha del PP viene mostrando desde siempre con el principio de "ya llegamos nosotros, porque vosotros no valéis para nada". No hay que ser demasiado crítico con la política en España, ni estar demasiado bien informado, para conocer que tras los personajes que habitualmente asoman -líderes mayores y menores, de aquí y de allí, de esto y de lo otro-, cuentan los grandes partidos con individuos más grises todavía, los llamados "técnicos", que existen para todas las materias, y que se encargan en realidad de todo, desde escribir los discursos hasta de colocarle a un hombre carismático la corbata antes de salir al balcón. La señora Sáenz ha aprovechado para enviar un mensaje de la mayor zafiedad a las mujeres de España: los de derechas no buscamos excusas, o hacemos algo o da toda la impresión de que lo estamos haciendo. Seamos intelectualmente mayores de edad: España no se va a hundir si la señora Sáenz deja a un lado la torpeza ideológica y hace las cosas "como Dios manda". ¿No es eso lo que siempre han defendido en su partido?
http://basurablog-ism.blogspot.com/

Que cada uno haga lo que quiera. Y que se llamen a las cosas por su nombre. Soraya Sáenz de Santamaría tiene las prioridades muy claras: ambición profesional, primero; hijo, después. Igual que el hombre tradicional de esa sociedad patriarcal que tanto se critica. Ahora, por supuesto, mientras que ese padre patriarcal tradicional era criticable por desentenderse de su familia, Soraya Sáenz será admirable por tener el don divino de la ubicuidad... Y si no, tiempo al tiempo. Dentro de poco, en una entrrevista en exclusiva, Soraya Sáenz de Santamaría vendrá a darnos lecciones de cómo ser buena madre, cosa que, por cierto, el padre de las sociedades patriarcales no tenía el estómago de hacer (pero que sí hace, por ejemplo, un neopadre tan políticamente correcto Barack Obama; y como nos descuidemos, hasta Sarkozy). En fin, que damos un paso más en ese camino comenzado por el feminismo para que las mujeres lleguen a igualar al hombre en cotas de estupidez. Como si en nuestro mundo profesional pudiésemos producir algo más valioso que dar a luz, criar y educar un ser humano... Qué confusión de ideas...

Despues de leer las "excusas" de alguna intentando tapar a la facha esta, vuelvo a decir lo de siempre:
No hay nada peor para una mujer que otra mujer.
Venga, seguir diciendo gilipollec....s sin pensar y luego cuando alguno en vuestra empresa por com....erle lo que sabemos al jefe le haga horas extras sin cobrarselas decis lo mismo: eso de que aun que sea un derecho podemos cojerlo o no cojerlo
ASI NOS VA Y NOS IRA

Deseo indicar en primer lugar, que no me ha gustado nada el comentario del tal Paul, al decir que ha ido a reírse de las putas. Una puta, es una profesional como una casa y una mujer. A mí siempre me han merecido todo el respeto del mundo.
Sobre el tema principal, lo que ha realizado Soraya Sáenz de Santamaría me parece muy profesional, al margen de que ella sea una mujer con ciertos privilegios económicos muy por encima del 99'5 % del resto de mujeres trabajadoras en España para que éstas se lo puedan emular.
Pero el hecho común, es que en la mediana y pequeña empresa, tampoco se pueden permitir varios meses de baja maternal. Y si deseamos salir adelante, hay que dejarse muchos privilegios por el camino, dada la situación económica en la que nos encontramos inmersos todos.
Para la mujer, a la hora de desear los mismos derechos –nunca la igualdad sexista– que el hombre en el trabajo, debería pensar en realizar ciertos sacrificios para conservar el puesto o para acceder a él en igualdad de condiciones al sexo contrario.
José Pardo Ferrer.

Y ahora en serio, Luis tiene toda la razón, basta ya de meterse en la vida de las madres, estáis todas obsesionadas con dar el pecho (yo no lo quise y aquí estoy, ni una enfermedad en toda mi vida) y en como ha de comportarse una señora, ocupaos de vuestras vidas tristes y dejad en paz a la gente, por dios! Cúanto daño hizo la psicología evolutiva y leer libritos de autoayuda maternal, por favor! Si es que la oxitocina os trastorna! El bebé, mientras sea cuidado con salud y cariño, ya está!

Ohh, pobre bebé , sin su madre a todas horas, una buena madre tiene que estar con su bebito hasta los 25 años dando el pecho, el padre no importa, solo la mami, que deje de trabajar y se dedique a sus laborcitas, el bebito tiene miles de derechos sin su madre traumita psicológico fijo, y sale psicópata, la madre ya es eso, madre y nada más, recontras!
Ni trabajo ni nada, A DARLA EL PECHO, que SU OBLIGACIÓN, y si no, a la cárcel!

No le demos más vueltas, la postura de Soraya Saenz de Santamaría ante la maternidad, es la que siempre han tenido y continúan teniendo muchas mujeres de clase alta, aunque no se dediquen a la política: los niños los crían las niñeras. Ya lo dijo la Reina Victoria de Inglaterra: "la crianza de niños es un trabajo de criados". En varias ocasiones hemos comentado entre amigos este fenómeno, hay más muchas mujeres con pareja e hijos en la política conservadora, y muy pocas en las filas de la izquierda. No es cuestión de feminismo, ni de que los hombres conservadores compartan más, es cuestión de dinero.

En mi opinión, la decisión de esta señora debería estar fuera de cualquier tipo de debate público, pero ya que estamos....


Es su vida privada y su hijo. Dónde quedó el "nosotras parimos, nosotras decidimos" ?.En fin, ni siquiera el padre de la criatura debería opinar al respecto (ya que no tuvo la oportunidad de hacerlo legalmente en las primeras semanas de gestación).

En cuanto al titular: "..se admite una excepción por el bien común", suena a ir perdonándole la vida a los demás, y destila el típico tufillo moralista del feminismo, que pretende meter las narices en todo lo que hacen hombres y mujeres en su vida personal para dar su veredicto de cómo deberían ser las actitudes y comportamientos según el "modelo estándar" feminista. Este modelo se resume en: derechos para las mujeres,tutelados por el feminismo, pero no obligaciones.


Tengo la impresión de que la tal Soraya le ha roto los esquemas decimonónicos a más de una. Y precisamente donde más les duele: en el uso de la libertad individual y en el equilibrio entre derechos y obligaciones.

Creo que se olvida de los miles y miles de padres y madres que aunque tengan ese derecho simplemente no lo pueden ejercer, bien porque estén en las fuerzas armadas, o porque sean trabajadores autonomos o dueños de pequeñas empresas y simplemente hande trabajar. No peden permitirse no hacerlo porque han de sobrevivir. El caso en cuestión no es tan excepcional.

Por supuesto, el ser humano es libre de decidir. Pero, a veces, las decisiones son contrarias a lo principios que pretendemos defender en otras ocasiones.
Primiero el derecho del niño. Nadie obliga a dar luz. Más tarde nos extrañan las actitudes de los adolescentes.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Tenemos diferentes puntos de vista, distintas edades, diversos perfiles. Somos un grupo de periodistas, especialistas y colaboradores coordinado por Isabel Valdés.

Libros

EL POSMACHO DESCONCERTADO

EL POSMACHO DESCONCERTADO

Ricardo de Querol

“Como quien dice, acabamos de salir de la cueva. No se borran de un plumazo milenios de reparto rígido de papeles, de trogloditas que salían de caza mientras ellas recolectaban y cuidaban de niños y ancianos, de bravos guerreros y abnegadas esposas, de amas de casa confinadas al hogar y hombres que acaparan toda la vida pública, de burkas de todo tipo, de dotes, de pruebas del pañuelo”. Las reflexiones del autor sobre la relación entre los sexos en el siglo XXI publicadas en el blog Mujeres, recopiladas en un libro electrónico. Puedes comprarlo en Amazon y en Google

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal