Ir a Planeta Futuro
Mujeres

Presidente Rajoy, rodéese de más mujeres, por favor

Por: | 23 de diciembre de 2011

Primera imagen del nuevo  Gobierno. /  POOL/José Aymá


No era previsible un Gobierno paritario de Mariano Rajoy, cuyo partido, el PP, se ha hartado de decir que no cree en las cuotas femeninas. Así que no caben decepciones. Ya se ha hablado mucho estos días de la escasa proporción de mujeres en el Ejecutivo, como ha señalado en este blog Gabriela Cañas, por eso no me voy a extender más en ello. Aunque sea una muy mala noticia.

En respuesta a muchas de las opiniones que vierten en este blog los lectores, vaya por delante que cuando defendemos las cuotas en puestos de responsabilidad lo hacemos porque creemos que deben elegirse la misma proporción de mujeres que de hombres entre aquellos candidatos más cualificados para que la sociedad esté equitativamente representada. Y que casi siempre las mujeres que ocupan puestos de poder han llegado esforzándose por un camino mucho más empinado y tortuoso que los hombres. Un ejemplo. La nueva vicepresidenta ha renunciado a la baja durante la cuarentena tras el parto para demostrar que podía y quería ocupar el puesto. Ninguno de los ministros varones se ha enfrentado ante una elección vital de tanto calado para optar a la cartera.

Pero sí quiero destacar algunos ligeros avances en este nuevo Ejecutivo conservador. Aunque la proporción de mujeres sea menor que la de los Gobiernos paritarios del PSOE –cuatro ministras de 13 carteras suponen apenas un 30%-, es ligeramente superior a la de los Ejecutivos de José María Aznar. En la primera legislatura (1996-2000) llegaron a coincidir a la vez cuatro mujeres en 14 ministerios (28,5%) y, en la siguiente, el momento en el que más ministras hubo no pasaron de cinco de 18 cargos (27,7%). Por eso, el de ahora es un pequeño paso.

Por otro lado, las ministras de Rajoy copan tareas de calado. La más destacada, la vicepresidencia, que aúna el Ministerio de la Presidencia y la portavocía, de Soraya Sáenz de Santamaría. Será la segunda española que ocupe el puesto, después de la socialista María Teresa Fernández de la Vega. Pero también son reseñables el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, de Fátima Báñez, que tendrá sin duda una de las tareas más difíciles en un país con cinco millones de parados; el de Fomento, de Ana Pastor, que, pese a tener difícil contemplar nuevas inversiones en infraestructuras por la austeridad que defiende Rajoy, tiene en sus manos las principales redes de transporte. O el de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, con Ana Mato, que debe convertirse en verdadero supervisor de las competencias autonómicas, entre otras difíciles tareas, a tenor de lo anunciado hasta ahora por Rajoy.

Sus predecesoras de la época de Aznar no ocuparon los ministerios de más peso, y se limitaron a Educación y Cultura, Medio Ambiente o Sanidad (áreas que hoy ni siquiera tienen un ministerio por sí solas). Salvo excepciones contadas, como Ana Palacio en Exteriores, o Margarita Mariscal de Gante, en Justicia.

Y, sobre todo, sorprende que Rajoy haya decidido mantener el área de Igualdad, que queda bajo el mando de Mato, aunque ya no merecerá ni siquiera una secretaría de estado propia. Es posible que, tal y como el PP dejó claro durante la campaña electoral, ahora se enfoque la lucha por la igualdad en el desarrollo de las políticas de conciliación, pese a que solo contempla medidas para las personas que trabajan y no para toda la población.

Aunque abordada como una política integral, primar la conciliación podría ayudar a crear nuevos puestos de trabajo y a cambiar la mentalidad de un sistema basado en la jornada presencial por otro que prime la productividad. No dispongo de datos científicos que lo demuestren, pero conozco a muchas mujeres que, para poder cuidar a sus hijos, han renunciado a parte de su sueldo para poder acortar su jornada, sin que ello les haya supuesto una reducción de sus obligaciones laborales. Y sacan adelante sus tareas sin perder el tiempo en tomar cafés o en reuniones poco productivas, muchas veces comiendo con la tartera ante el ordenador, ante el riesgo de ser despedidas si no cumplen.

Por último, es de destacar la imagen tan distinta que ha dado Rajoy en la oposición -rodeado de colaboradoras como Dolores de Cospedal, Sáenz de Santamaría o Mato en los puestos de máxima confianza- de la que dará como presidente, con un Consejo de Ministros eminentemente masculino.

El presidente ha elegido un Gobierno formado íntegramente con personas con las que mantiene una amistad o una relación muy estrecha desde hace años. Rajoy no es partidario de las cuotas femeninas, pero sí de la cuota de sus amigos. Así que no queda más que lamentar que Rajoy no tenga más amigas. Señor presidente, ahora que está obligado a completar el gran equipo que es un Gobierno, hágase el favor de tratar de buscar más mujeres. Rodéese de mujeres, no tenga miedo. Mire qué buen resultado le ha dado hasta ahora.

Hay 92 Comentarios

Siempre he dicho que lo de la paridad, es una parida como un pino, cosas que solo se les ocurre a quien solo quiere figurar y coger votos femeninos pero, de los femeninos que no piensan demasiado. Lo importante es la labor que van a realizar y que sean competentes en ello, ya lo dicen muchos y muchas de los que escriben aqui, los resultados los habeisvisto ¡¡¡si no os empeñais en no querer ver claro¡¡ a ver si dejamos a un lado tanto partidismo y miramos mas el porvenir de nuestra Patria.

Por cierto, para Amelia C | 23/12/2011 19:13:47. Qué gusto leer comentarios como el tuyo viniendo de mujeres. Eso es que aún tenemos alguna oportunidad de hacerlo bien, no todo está perdido. Un saludo a tí y a todas las personas (de cualquier sexo) con buena voluntad y sentido común.

Yo me apunto a Paridad=Parida. Un país sin paridad? Un país sin cuotismo, sin la servidumbre de lo políticamente correcto. Sin paridad, hay países como Arabia Saudi, es cierto. Pero también como Brasil, donde no tienen paridad, pero sí una Presidenta de la República, por méritos propios - no por cuotismo. No es eso mejor para la igualdad? Sí a la IGUALDAD, no a la PARIDAD, sí a la MERITOCRACIA.

Con la que está cayendo en España y la principal preocupación es que haya paridad femenina. Me gustaría que opinara un parado de larga duración o un joven que todavía no ha trabajado.¡Seamos serios!

El problema es que como no se diseñan polìticas realistas de integraciòn de la mujer en la estructura política y economica se han creado las cuotas para llenar este vacio. Son una soluciòn aparente y provisional.La discriminación contra la mujer es un problema real , lean las estadisticas laborales.

¿Y qué opinan las votantes del PP, que son muchísimas, sobre este gobierno formado por mayoría de hombres? ¿Están de acuerdo? ¿Hubieran dado su voto a Rajoy sabiendo que iba a discriminar a las mujeres de su partido? ¿Significa más bien que no hay mujeres preparadas para entrar en el gobierno? Estoy confundido. Por favor, que alguna mujer me lo explique, porque yo no lo entiendo.

Un país sin paridad, qué parida de país.

Es verdad. Que Rajoy se rodee de más mujeres. No hay derecho a que no haya paridad.

Es verdad. Que se rodee de más mujeres. No hay derecho a que no haya paridad.

"En respuesta a muchas de las opiniones que vierten en este blog los lectores, vaya por delante que cuando defendemos las cuotas en puestos de responsabilidad(...)" porque lo que es paridad en puestos peligrosos o difíciles no interesa...

Yo prefiero que estén los más preparados, eficaces y aptos, me da igual que sean hombres, mujeres, gays o lesbianas.
Las políticas de paridad son retrógradas, acomplejadas, fascistas y alejadas de la realidad.

Además, las ministras del psoe han demostrado sobradamente no estar a la altura del cargo. Han realizado políticas absurdas, desquiciadas y solo han buscado la confrontación de los ciudadanos.

Claro, "si las mujeres gobernaran, el mundo sería más justo".....recordemos a Margaret Thatcher, Imelda Marcos....Condoleeza Rice..... Qué tendrá que ver el sexo con la capacidad para gobernar? Y qué tendrán que ver las cuotas con la igualdad? Con el paternalismo, tal vez. Que, por cierto, es machista. Que gobierne una mujer, o un hombre, o un transexual, me da lo mismo. Que se rodee de la gente que crea mejor para realizar el trabajo, sin querer congraciarse con los inquisidores de lo políticamente correcto. Queremos igualdad real, no impuesta.

¿Qué mas da que haya 13 ministros o 13 ministras? ¿No sería lo deseable que hubiese 13 PERSONAS eficientes y honradas? Personalmente, me da lo mismo que haya 13 mujeres ministras o ninguna, como 13 hombres ministros o ninguno. Quiero personas eficaces. El sexismo es contar a las personas diferenciando su sexo. Juzgad su trabajo, no sus cromosomas.

"No era previsible un Gobierno paritario de Mariano Rajoy, cuyo partido, el PP, se ha hartado de decir que no cree en las cuotas femeninas. Así que no caben decepciones."


¿"Decepciones"? Lo decepcionante sería que Rajoy hubiese nombrado un gobierno paritario, imitando en todo al tristemente célebre gobierno anterior. Además, seamos sinceras, lo que menos le habría gustado a la redactora de esta entrada hubiese sido que Rajoy tuviese más ministras que Zapatero. Por el contrario, cuantas menos mujeres haya en su gobierno, más pretexto tendrán para atacarle. No es la paridad, sino la pertenencia a familias políticas rivales, y las ganas de desgastar al rival, lo que subyace detrás de este texto.

¿cuándo os daréis cuenta de que una de las razones del batacazo del PSOE, ha sido esta de elegir a los cargos no por su valía sino por su fenotipo sexual. Es tan absurdo y tan demagogo que tras varios años de cretinas encumbradas (véase la Pajín, por ejemplo), mucha gente ha preferido votar a un partido que no toma en cuenta rasgos irrelevantes a la hora de seleccionar a los cargos. Pero nada, a insistir y a sostenella. Mira casi me alegro, porque insistiendo en vuestras idioteces, lo que conseguiréis es quedaros fuera del poder veinte años. Y os lo habreis merecido.

En el Vaticano sí que entienden lo de las cuotas, y las cuitadas ni respiran. Sólo los hombres están capacitados para dirigir la Iglesia. Pues bien, en la empresa ya no es así, pero fue hasta hace muy poco. En política no es así, pero fue hasta hace muy poco. Supongo que en su tiempo también opinaban los que defendían el statu quo que lo importante es que sean los mejores. El problema es cuando los mejores no son elegidos por razón de sabiduría y capacidad sino porque solo pueden ser más sabios y capaces quienes más oportunidades han tenido para demostrar lo que valen. Y como nadie nace aprendido, siempre se tiene en cuenta al que ya viene rodado porque antes se le permitió rodar. Y así, con la desigualdad de origen, no hay manera de entrar.

te digo lo mismo que otras mujeres que han enviado sus comentarios , a mi no me importan las cuotas , me importa que haya elegido personas que valgan para el puesto ( y eso habra que verlo ) , ¿ de que le sirvió al señor zapatero mantener las cuotas?' ¿para tener mujeres miembras del gobierno como Bibiana Aido y otras de sus compañeras ? yo al frente de gobierno quiero gente eficiente , me da igual el sexo,Soraya tiene un gran poder en sus manos , mucho mas que otros de sus compañeros .A veces algunas mujeres tampoco queremos cupar puestos de reponsabilidad , yo por ejemplo. Hay cosas que me parece que es sacar las cosas de quicio , por ejemplo con la paridad y el lenguaje no sexista a veces nos pasamos , hay palabras que son masculinas o femeninas y ello no implica machismo , por ejemplo periodista ¿ es que vamos a tener que tener tambien periodistos ? ¿ oculistos? .No obstante las cuotas de mujeres que ocupen puestos importantes se iran regulando solas , pues solo hay que ver las universidades , que la mayoria de las personas que estudian en muchas carreras son chicas ( medicina , farmacia, derecho , ADE , ...etc....) asi que con el tiempo ¡el mundo sera nuestro.!

ya esta bien de tanta tonteria.
Crees que eres mas "progre" porque defiendes las cuotas ?
Soy mujer, directiva de una gran empresa, y claro que me ha costado llegar, pero no creo para nada en las cuotas, creo en la capacidad personal de cada individuo. El cerebro no tiene sexo, y Rajoy, como es el que decide, pues pone a quien cree, y punto.

A ver si nos vamos dejando ya de tanta paridad, tanta cuota, y otras bobadas por el estilo.

y ¿por qué no?

¿Por qué?

Que no.Que lo que necesitamos es gente capaz,sin importar el sexo, para salir de la crisis, a ver si nos dejamos de tonterías y nos ubicamos seriamente.Que yo también como mujer estoy por la igualdad y no sólo por nosotras sino también la de todos los seres humanos, igualdad de género,raza, orientación sexual, religión, etc.Pero lo que necesitamos es personal honesto y capacitado, sean varones,mujeres,negros,blancos,ateos,etc.

Creo que se acabó la época de "vino y rosas" en política. Esta época vino como postre a una época de bonanza económica que hizo que no pensáramos en el trabajo y el dinero y sí en cuestiones más altas de la pirámide y accesorias.

Recuerdo que sacáis mal las cuentas: No es 9 hombres y 4 mujeres. No se cuentan por personas sino por cargos e importancia de los mismos. Recuerdo que Soraya Saénz de Santamaría, que a mí me encanta por su facilidad de palabra, altísimo nivel intelectual y formativo (abogada del Estado por oposición con menos de 30 años), acapara 3 cargos: Vicepresidenta del Gobierno (sin apellidos de primera, segunda o tercera, como siempre debió ser), Ministra de la Presidencia y Ministra Portavoz del Gobierno. Esos cargos, perfectamente podría desempeñarlos 2 personas. Hasta hace 3 días era Ramón Jaúregui el Ministro de la Presidencia como único cargo (es decir, que se tocaba las narices comparado con el trabajazo que ahora tendrá que hacer Soraya que tiene el cargo de Vicepresidenta y Ministra Portavoz, casi nada).

Creo que se sacan mal las cuentas, no se debe contar por personas sino por cargos y actualmente hay 6 cargos desempeñados por mujeres y no 4.

Y, ante todo, deben estar las y los más capaces. El argumento de la paridad ha sido el argumento de personas incapaces y trepas como Pepiño Blanco, Bibiana Aído, Leyre Pajín, Maleni, etc... Así nos ha ido y así le ha ido al PSOE en 20 de Noviembre.

La ideología de las cuotas y del victimismo femenino (típica de vag@s e incompetentes) ha terminado y se está quedando más sola que la una.

Senyor@ Censor@. Puede usted eliminar mi comentario de las 16:49:29. De todos los que hice hoy es el que menos me gusta.

Sobre el tema del post, decir que a la hora de elegir gobierno uno debe elegir a los mejores y los consejeros de un presidente que le digan la realidad. Que tengan total libertad. Si esto no es asi, sean sus asesores hombres o mujeres generaremos un nuevo sindrome de Moncloa. Y un buen presidente no tiene amigos. Eso es a mi modo de ver la mejor manera de escoger un gobierno y un grupo de asesores, sin tener cuestiones de genero.

Prefiero pocas pero de conocida suficiencia a aidos y pajines que nos hagan quedar en ridiculo cuando abren la boca.

Señoras, que Rajoy no tiene que formar ningún harén, sino un gobierno y lo que interesa es lo que tengan sus miembros entre las orejas, y no entre las piernas. ¿Lo pillan?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Tenemos diferentes puntos de vista, distintas edades, diversos perfiles. Somos un grupo de periodistas, especialistas y colaboradores coordinado por Isabel Valdés.

Libros

EL POSMACHO DESCONCERTADO

EL POSMACHO DESCONCERTADO

Ricardo de Querol

“Como quien dice, acabamos de salir de la cueva. No se borran de un plumazo milenios de reparto rígido de papeles, de trogloditas que salían de caza mientras ellas recolectaban y cuidaban de niños y ancianos, de bravos guerreros y abnegadas esposas, de amas de casa confinadas al hogar y hombres que acaparan toda la vida pública, de burkas de todo tipo, de dotes, de pruebas del pañuelo”. Las reflexiones del autor sobre la relación entre los sexos en el siglo XXI publicadas en el blog Mujeres, recopiladas en un libro electrónico. Puedes comprarlo en Amazon y en Google

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal