Ir a Planeta Futuro
Mujeres

Que cuiden ellas, señor obispo

Por: | 24 de enero de 2012

PujolAcostumbrados como estamos en este país a las doctrinas de la Santa Madre Iglesia, uno puede pensar que interpretará sus mensajes como Dios manda, por más crípticos que resulten a veces. Pero... el obispo de Tarragona, Jaume Pujol Balcells, ha dejado en sus últimas declaraciones una adivinanza, a saber: "A las mujeres de mi iglesia siempre les digo lo mismo: a quien tienes que cuidar más es a tu marido, él es el hijo más pequeño de la casa. Ya sabéis por qué lo digo". ¡Zape!

Pues yo no lo entiendo. Pero se puede interpretar. ¿El hijo pequeño es el más mimado, al que hay que concederle todos los caprichos, consentirle todos sus desmanes porque el pobre no sabe lo que hace? O sea, que si vuelve tarde y con explicaciones balbuceantes ha de mirársele con cara de 'pero qué travieso que eres, anda, marcha para la cama' y aquí paz y después gloria. El niño pequeño quizá es el más inconsciente y no se le pueden encargar tareas que no podrá desempeñar, véase cuidar a los verdaderos hijos pequeños... "Lo tienen que cuidar, no se puede descuidar", añadió el obispo.

He llamado a un amigo que comparte la fe con el prelado, ambos comulgan con el Opus Dei, por ver si aportaba más luz en este asunto. Y dice que el hombre y la mujer unidos en matrimonio acaban siendo una sola persona, o carne, y por tanto es lo que más hay que cuidar, porque los hijos no son más que un regalo que acaba abandonando el nido para formar otra familia, así que, más vale que el matrimonio se cuide él solito. Y él intrerpreta que lo dicho por el obispo tanto monta que monta tanto para la mujer como para el hombre. Sin embargo, Pujol Balcells solo se lo dice a las "mujeres de su iglesia" y en el templo habrá también hombres, digo yo. En fin, que esta teoría puede ser digerible si no rezumara el clásico machismo de la Iglesia católica (y de todas las demás). El machismo de la jerarquía católica no precisa interpretaciones, es claro como el agua, no tiene pudor ni se anda con tapujos.

Para calibrar el machismo hay una prueba útil e infalible: la homofobia. Así se lo enseñan a los niños desde pequeños: esto es lo que pueden o no pueden hacer los varoncitos y esto es lo propio de las señoritas. Evitan así que los hombres puedan tener comportamientos que les acerquen al mundo femenino, como cuidar a las muñecas, por ejemplo. Y el obispo no ha tirado de adivinanzas cuando ha hablado de los gais: "Su comportamiento no es adecuado ni para ellos ni para la sociedad". Homófobo, luego machista. Así que, que cuiden ellas, al más grande como al más pequeño, llámese marido o hijo. Ahora lo entiendo, señor obispo.

Hay 36 Comentarios

Coincido con lo que he leído más abajo sobre que es demasiado el texto del artículo para constatar la evidente posición de la iglesia católica sobre algunos temas y suscribo que se procure no darle cancha a estos aconsejadores de lo anacrónico. Creo que lo que procede es impedir que estos déspotas machistas ultramontanos sigan recibiendo millones de euros de las arcas públicas mientras estan permitiendo que la parte del patrimonio público del que son propietarios y por el que reciben un montón de dinero sencillamente se desmorone. Por no decir la cancha que ese mismo dinero público les proporciona para predicar su misoginia y su concepto paternalista de la relación de pareja en las escuelas españolas. ¿Quiere algún gobierno del signo que sea abordar de una vez este tema? Que en estos momentos terribles para nuestro país nos permitamos e lujo de financiar a esta gente me parece de una injusticia que algún día la historia nos demandará como país.

"Amaos los unos a los otros como yo os he amado".

Habla de oídas sobre lo que han de hacer otros (en este caso, otras) y, en último término, de lo que habla es de lo no se sabe ni si existe

Normalmente cuando un obispo habla de la bondad de una acción, es decir, desde un punto de vista moral, se refiere a su adecuación con respecto al fin último del ser humano, que es llegar a conocer directamente a Dios y por tanto a amarlo totalmente.

Ivanov: supongo y espero que estés de coña.
En caso contrario: ¿Quién define las acciones que son buenas? ¿tú, el obispo? ¿en función de qué? Porque POR SUPUESTO que no tenéis ningún prejuicio, claro

Pues tal como está el patio aquí y en el mundo, gracias en parte a las religiones .... (muertas, humilladas ...) más le valdría predicar a los maridos eso que dices. Peroo me temo que lo que le importa es que haya alguien que "aguante" Y eso lo entiende cualquiera con un mínimo de inteligencia y conocimiento de la historia

Lo que ha dicho el obispo resulta evidente para cualquier persona que no tenga prejuicios y que tenga un mínimo de buen corazón:
1. Que la mujer ha de cuidar del marido con ternura.
2. Que una cosa es la persona homosexual (en sí misma buena) y otra cosa son las relaciones homosexuales (que no son tan buenas, sean realizadas por quien sea, homosexuales o no).

y aun se extrañan,que la gente pase de la Iglesia.Vergüenza deberia de darle a este personaje, decir estas cosas.Pero claro como no tiene ni idea de lo que habla,lo dice y se queda tan pancho.A saber:
-Matrimonio,esposa sometida al marido
-Homosexualidad: Segun el, es una enfermedad.
-Mujer:Mera reproductora y cuidadora del hogar.

Lo peor de todo es la intolerancia que se desprende de su discurso,es decir,ni conozco ni quiero saber.Esto es asi por dogma de fe.Ostia claro si es la Iglesia,en eso se basa.En creer por huevos en un cuento que nos enseñaron de pequeños

y quién me cuida a mi?

La cúpula de la Iglesia Católica se ha quedado retrasada en el tiempo y fuera de alcance con la gente.
Entendieron su función sacerdotal como una norma social con políticas terrenales, desvinculándose del fundamento religioso que solo debe ser ejercer la enseñanza del Evangelio.
Así se han ido alejando de la gente que ve en ellos unos a advenedizos en política que utilizan la función religiosa para obligar al personal a vivir según su visión teórica de la vida.
Quieren cortar el bacalao como hacían antaño desde el palio del jefe del estado, sin discusión ni cortapisas, obligando y exigiendo.
Vivid como yo digo pero no hagáis lo que yo hago.
Y hoy nadie les presta atención.

... tu marido, él es el hijo más pequeño de la casa. Ya sabéis por qué lo digo ...

Hombre, los niños saben que son niños y se dejan educar siguiendo a los mayores. Si la educación es buena se les pone límites y no se les cría como el rey de la casa, algún día crecen se valen por si mismos y se emancipan
.
Está claro que no habla el cura de eso sino de los DEBERES de la mujer con el marido y, más concretamente, de las obligaciones de aguante y tolerancia que son las que se tienen con los hijos, pasando por alto errores y demás mientran crecen ....
P A T E T I C O eso de una mamá en casa que perdona al gamberro .... No tiene mujer, sólo madre el arzobispo, pero como muchos hablan de lo que no saben y han de decir a las mujeres lo que tienen o no que hacer.
Ese "maternalismo" no es igualdad, aunque trate a los maridos de críos malcriados. De manera Oriano que da igual que diga que la mujer debe cuidar del niño como que el hombre ha de cuidar de la niña.
El mesaje es que la mujer ha de aguantar el matrimonio aunque el marido sea incapaz.
Por cierto, sólo los niños llegan a arzopispos en ese clan. A las que pueden ser madres no se las considera capaces

Eva, gracias por tu tono conciliador. 1 abrazo.

Oriano, es que lo que molesta no es quién sea el cuidador o el cuidado, sino el hecho de que se quieran asignar determinadas "funciones" así porque sí según lo que uno/a tenga entre pierna y pierna. Pero vamos, que yo creo que no hay ni que darse por aludido/a con estos señores porque hablarán para sus fans, digo yo. A mí me importa bien poco lo que piensen. Lo que ya me incordia más es que tengamos que pagar estos anacronismos entre todos.

Sr Falacioso, no sé a qué viene esa pátina de extrema ira en cada una de sus palabras. Hagáselo mirar.

El que está a la que salta eres tú. Y escribes sesgado.
Aquí no hay niño ni niña consentido que valga. Y la gente empieza a estar harta de que hablen de oídas y de que pongan deberes a los demás, vale !

Papis, que el arzobispado es solo cuestión de rango, no un grado del sacramento del Orden. Este impresentable es arzobispo porque gobierna una sede metropolitana, por lo demas es tan obispo como cualquiera

Y bueno, no hace sino repetir casi a la letra una de las tonterias con que pretendía hacerse el gracioso el fundador del Opus Dei, su "padre" espiritual. Así son estos, repiten como loros lo que decía el santo marqués.

Soy católico de base y no suelo estar de acuerdo con la jerarquía. Sin embargo, veo ensañamiento en la interperetación de las palabras de este obispo.

Estoy seguro de que si hubiera recomendado a los hombres "que cuidaran de sus esposas", más de alguna feminista habría criticado al obispo "por considerar a las mujeres como seres inferiores que hay que cuidar".

En resumen, no veo nada malo en instar a cuidar de tu pareja... Pero claro, el feminsimo está a la que salta.

Este podía ser un buen consejo del obispo para los hombres: que no se casen y traten de vivir como curas. O si pueden, como obispos. O arzobispos! Coincido con la autora del blog en que la afirmación "A las mujeres de mi iglesia siempre les digo lo mismo: a quien tienes que cuidar más es a tu marido, él es el hijo más pequeño de la casa. Ya sabéis por qué lo digo" - No hay como cogerla. Las mujeres quejándose (con razón) de que se las ha tratado como menores de edad durante gran parte de la Historia, y este arzobispo pretende ahora que nos traten como menores a los hombres, es eso? Desde luego yo no lo acepto, ya tuve y disfruté de mi infancia y de mi madre, a quien añoro mucho pero no pretendo reemplazar. Hay un niño aún en mí (debería haberlo en todos los adultos sanos), pero el adulto que soy lo cuida sin problemas.

¿Para cuando la ilegalizacion de la iglesia catolica por incumplir la constitucion al discriminar en funcion del sexo a la MUJER?.

Llevan estos señores (los obispos... perdón, los arzobispos) dedicados al santo oficio de desastibilizar gobiernos de izquierda que cuando por fin han logrado su objetivo y se han de dedicar a las tareas propias de su género -perdón otra vez, de su negocio- y tengan que armar un discurso sin el argumentario correspondiente, no es de extrañar en absoluto que les salga su natural altura intelectual un punto más de atrofiada. Demasiado texto para constatar una evidencia, Carmen. Sin embargo, y a juzgar por algunos comentarios, ¡qué necesario sigue siendo este tipo de artículos!

1. No se debería hablar de lo que sólo se conoce de oídas.
2. Menos aún verse com o un niño y querer poner deberes a las otras madres.
3. El incesto está muy mal, pero que muy mal ....

Yo creo que simplemente no se debería entrevistar, o dar tribuna a esta gente. Es decir, serán arzobispos, obispos.. o lo que ellos quieran en su comunidad (o secta según se mire, pero eso ya es lo de menos), pero en una sociedad laica no tienen ninguna función señalable, no veo por qué su voz ha de contar más que la mía, o la de cualquier otro.
Vamos, que yo creo que alimentamos sus delirios haciéndoles creer , al entrevistarlos y darles cancha, que tienen algún tipo de autoridad en nuestra sociedad.

Witness, cuantas vueltas para decir que los homosexuales tenemos que tener menos derechos que los demás. Mi matrimonio y mi marido a ti no te incumben, no es ningún privilegio, privilegio sería el tuyo si tuvieses el poder de divorciarnos. Yo tengo un concepto del matrimonio, tú otro. El mio no daña a nadie, el tuyo sólo nos perjudica a los homosexuales. .

y dale con sacar punta a las declaraciones... no ha dicho nada malo, sino que en lugar de cuidar de la iglesia o del cura, cuiden de sus maridos... es decir empezar por el que tienes mas cerca... lo mismo les diria si fuesen hombres cuidasen de sus mujeres... normalmente en las misas de entre semana por las mananas hay mas mujeres que hombres (obviamente son personas de media edad o mayores donde la mujer no tenia la presencia que tiene ahora en el mercado laboral), de ahi que dijese de las mujeres que acuden a su parroquia...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Tenemos diferentes puntos de vista, distintas edades, diversos perfiles. Somos un grupo de periodistas, especialistas y colaboradores coordinado por Isabel Valdés.

Libros

EL POSMACHO DESCONCERTADO

EL POSMACHO DESCONCERTADO

Ricardo de Querol

“Como quien dice, acabamos de salir de la cueva. No se borran de un plumazo milenios de reparto rígido de papeles, de trogloditas que salían de caza mientras ellas recolectaban y cuidaban de niños y ancianos, de bravos guerreros y abnegadas esposas, de amas de casa confinadas al hogar y hombres que acaparan toda la vida pública, de burkas de todo tipo, de dotes, de pruebas del pañuelo”. Las reflexiones del autor sobre la relación entre los sexos en el siglo XXI publicadas en el blog Mujeres, recopiladas en un libro electrónico. Puedes comprarlo en Amazon y en Google

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal