Ir a Planeta Futuro
Mujeres

Las mujeres se quedan sin los Objetivos del Milenio

Por: | 09 de abril de 2012

Dos niñas huérfanas a causa del sida piden limosna en Harare (Zimbabue). / AP

Por Mercè Rivas Torres

De los 1.200 millones de personas que sobreviven en condiciones de extrema pobreza, con menos de un dólar al día, un 70 por ciento son mujeres. Sólo con este dato, es fácil pronosticar que el punto tres de los Objetivos del Milenio, que promueve “la igualdad entre los sexos y el empoderamiento de la mujer”, no se va a poder cumplir en 2015.

Cobran entre un 30 y un 50% menos que los hombres, producen el 80% de los alimentos que consume su familia aunque sólo poseen el 1% de la propiedad de la tierra ya que tienen limitaciones para ejercer el derecho a la titularidad o para acceder a créditos. De los 867 millones de analfabetos que hay en el mundo, 559 son mujeres. Además de estos datos escalofriantes, se calcula que anualmente dos millones de niñas entre los 5 y los 15 años son incorporadas al llamado “mercado comercial del sexo” y que otras cuatro millones son compradas y vendidas con destino al matrimonio forzoso o la esclavitud  mientras que 130 millones de mujeres siguen siendo obligadas anualmente a someterse a la mutilación genital.

Seguir leyendo »

Blancanieves 2012 (o ese cuento se acabó)

Por: | 04 de abril de 2012

Snowwhite

"Las niñas ya no quieren ser princesas", cantaba Joaquín Sabina sobre el Madrid salido de la transición. No debe ocurrir lo mismo en nuestros días, porque el cine nos trae una princesa tras otra, entre ellas tres versiones libérrimas de la inmortal Blancanieves. Y la nueva heroína no es exactamente la princesa que se espera de ella, sino que muestra más carácter, no espera ser salvada, empuña la espada y, si hace falta, pelea como Lara Croft. ¿Las niñas ahora sí quieren ser princesas? Otro tipo de princesa, desde luego.

En un momento de la película de Tarsem Singh recién estrenada (Blancanieves. Mirror, mirror), la protagonista (Lilly Collins) encierra al príncipe azul y a los enanitos tras la puerta de la casa y les dice que ya está harta de ese cuento en que tiene que ser salvada, así que ahora se valdrá por sí misma. El príncipe insiste desde el otro lado de la mirilla: "Pero ¿por qué? El cuento ha sido siempre así y ha funcionado bien". Y Blancanieves parte a combatir en solitario a la bestia del bosque, una especie de dragón que devora humanos. No hace falta decir que triunfará. Y que ni se tragará la manzana envenenada ni despertará de la muerte por un beso de su hombre ideal.

El mundo del cine parece estar respondiendo así a los que alertaban contra los cuentos clásicos, la primera literatura que conocen nuestros niños, porque transmiten sexismo. Lo que es relativo. Según cómo se cuenten. Claro, la mentalidad y los prejuicios de cada época impregnan casi todo lo escrito en la historia de la literatura. Pero de ahí venimos, esa es nuestra cultura y tampoco vamos a borrarla toda para partir de cero. Ahora bien, igual se pueden aportar nuevas versiones con nuevos elementos. Blancanieves se pone al día, como mucho tiempo antes hizo de la mano de otros intermediarios del antiguo mito, sean los hermanos Grimm o la Disney.

Seguir leyendo »

¡Viva el fútbol mixto!

Por: | 03 de abril de 2012

Por Bonifacio de la Cuadra

Virginia Jiménez (d), la primera jugadora andaluza que debutó en un equipo de hombres de categoría sénior, en 2005. EFE / Rafael Díaz

El estupendo reportaje de Ángeles Espinosa "Jugar al fútbol con velo para no incitar al pecado",  sobre las dificultades que las mujeres encuentran en algunos países islámicos para hacer deporte y participar en competiciones internacionales, me recuerda la discriminación a la que tienen que enfrentarse las deportistas en países mucho más avanzados, no a causa de desfasados tabúes religiosos, sino solo, exclusivamente, por su condición femenina.

La sociedad saudí se ampara -nos cuenta Espinosa- en “razones culturales y religiosas” para apartar a las mujeres del deporte y excluirlas de la educación física (“la virginidad de las niñas podría resultar afectada por el exceso de movimiento y los saltos”, según un jeque asesor de la Casa Real, mientras que otro influyente clérigo considera los deportes para la mujer como “pasos del diablo” que la conducirían a un comportamiento antiislámico y a la corrupción moral). De modo que, sin que se prohíba por escrito, la práctica deportiva está proscrita allí si se hace “en público”, si bien las pegas que se ponen se centran en el vestuario de las deportistas y en el riesgo de mezcla con el otro sexo. De ahí que haya sido recibido con alborozo que el Comité Olímpico Internacional (COI) inicie conversaciones con diversos comités nacionales y que la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) haya autorizado que las futbolistas musulmanas puedan jugar con una capucha que les tape el cabello y el cuello.

Seguir leyendo »

La violencia tiene cara en México

Por: | 02 de abril de 2012

Por Paula Chouza
Un hombre camina junto a una de las fotos en Ecatepec. REUTERS / Henry Romero
El rostro de una mujer de 83 años con la cara golpeada reflejada en una lona de 18 metros cuadrados se levanta en los cerros del municipio mexicano de Ecatepec de Morelos, al norte del Distrito Federal. Su imagen revela el drama de la violencia doméstica, con un esposo de 87 años que la maltrata habitualmente, como aquel que fustiga a un caballo porque forma parte de su doma. Muy cerca, el retrato de una niña de apenas 12 años que sufre un trauma y no puede salir de casa porque un día la asaltaron. A su lado, otra mujer de mediana edad  que frente a su domicilio vio como mataban a dos menores de edad por un asunto de drogas. No muy lejos, una abuela que tiene a su cargo a tres nietos porque los padres de estos se encuentran en prisión. Y así hasta 35 historias plasmadas en otros tantos retratos en blanco y negro. Todos invadiendo el vecindario de Cerro Gordo, una zona muy degradada y con un alto índice de delincuencia del área metropolitana de Ciudad de México.

La exposición Dándole rostro a las víctimas de la violencia es resultado de un  taller de fotografía organizado por la Fundación Murrieta con jóvenes en peligro de marginalidad. Su intención, tal y como explica Marco Antonio Hernández Murrieta, presidente ejecutivo de la organización,  no es otra que hacer consciente a la población de las consecuencias de las agresiones en el municipio. “La víctima no es el único que sufre la violencia, también su entorno, su familia, esto pasa en el caso del narcotráfico”. Y explica cómo se sacó el proyecto a las calles: “Nos dedicamos a ir a los mercados, a las plazas y buscamos voluntarios entre los vecinos para que nos contasen su historia y permitiesen que les tomáramos una fotografía. Muchos se negaron, pero al final, juntamos casi a cincuenta”.

Seguir leyendo »

Sobre los autores

Tenemos diferentes puntos de vista, distintas edades, diversos perfiles. Somos un grupo de periodistas, especialistas y colaboradores coordinado por Isabel Valdés.

Libros

EL POSMACHO DESCONCERTADO

EL POSMACHO DESCONCERTADO

Ricardo de Querol

“Como quien dice, acabamos de salir de la cueva. No se borran de un plumazo milenios de reparto rígido de papeles, de trogloditas que salían de caza mientras ellas recolectaban y cuidaban de niños y ancianos, de bravos guerreros y abnegadas esposas, de amas de casa confinadas al hogar y hombres que acaparan toda la vida pública, de burkas de todo tipo, de dotes, de pruebas del pañuelo”. Las reflexiones del autor sobre la relación entre los sexos en el siglo XXI publicadas en el blog Mujeres, recopiladas en un libro electrónico. Puedes comprarlo en Amazon y en Google

Enlaces

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal