Ir a Planeta Futuro
Mujeres

Cavadas: ser médico para ligarse enfermeras

Por: | 15 de mayo de 2012

El cirujano Pedro Cavadas. / JORDI VICENT


El cirujano Pedro Cavadas, conocido por sus trasplantes experimentales de piernas o cara, nunca se ha distinguido por su discreción. Ni en su indumentaria (son célebres en las ruedas de prensa sus estilismos tipo safari o étnico) ni en sus manifestaciones públicas. Pero su atracción por lo políticamente incorrecto nunca le había salido tan cara como para llegar a ponerse en contra al colectivo de enfermeras.

En una reciente entrevista en el diario Información de Alicante, Cavadas respondió que no creía en la vocación profesional. Y para ilustrar su argumento, indicó que ningún niño sabe en qué consiste ser médico. “Te puede gustar llevar bata blanca, o [puede] que creas que vas a ganar mucha pasta o que te tirarás a la enfermera”, comentó. La respuesta de las asociaciones de enfermería no se ha hecho esperar.

El Consejo de Enfermería de la Comunidad Valenciana (Cecova) ha exigido una rectificación pública. Las enfermeras “no son las concubinas de los médicos, aunque da la sensación de que por sus manifestaciones [en alusión al cirujano] esta creencia pesó excesivamente en su decisión de ser médico”, dicen. “Una persona que se refiere con ese desprecio a otros profesionales sanitarios demuestra una altura moral que no es merecedora de ningún reconocimiento público, por muchos méritos profesionales que haya atesorado”, ha añadido el Cecova. Cavadas acababa de recibir el premio de la Fundación Doctor Balmis Rotary Club de Alicante cuando pronunció sus polémicas palabras.

También el sindicato de enfermería Satse ha cargado contra las expresiones de Cavadas. “Es indignante que en el tercer milenio y en boca de un médico de prestigio internacional se recurra a nombrar a las mujeres como objeto sexual, denigrando su imagen como mujer y como profesional”. Además, ha comentado el sindicato, el especialista en medicina reconstructiva “ofende al colectivo de enfermeras al volver a incidir en el archiconocido y falso estereotipo de la relación sexual entre médicos y enfermeras”.

La referencia pública a las enfermeras en los términos que emplea Cavadas es novedosa. Pero no, las palabras que dedica a las personas que han perdido el empleo y cobran una prestación, o al sector público. “Hay que intentar que dinero se gestione con buenos criterios y evitar tener miles de vagos a quienes se les paga por no hacer nada”, planteó en la misma entrevista. “Todo el mundo prefiere que hayan empresas públicas porque así se puede hacer más el vago, coger más bajas, no tener a nadie que te exija una productividad y que te paguen trabajes o no”. Y dió un paso más. “La sanidad tiene que ir hacia optimizar recursos y pagar el cuidado sanitario, pero no las vacaciones en el mar de mucha gente”.

Cavadas se dedica a la medicina privada. Pero gracias a la pública –en concreto, a un convenio que le permite operar en el hospital La Fe de Valencia- ha podido ser el primer cirujano en el mundo que ha conseguido practicar un trasplante bilateral de manos; de cara, mandíbula y lengua; o de piernas. Para ello, ha necesitado la ayuda de un amplio equipo de excelentes profesionales de la Agència Valenciana de Salut (de la red pública). Entre ellos, ¿adivinan quien? Exacto, enfermeras.

Hay 154 Comentarios

Sin duda el Dr Cavanas tuvo poco cuidado al hacer esas declaraciones. Como cualquiera que alguna vez opinó que las azafatas elegían esa profesión para ligar con un piloto.
Es la sociedad la que sigue sigue machista en general. Lo que ofende, es que un profesional tan exquisito en el trato con el cuerpo de una persona, sea tan poco cuidadosa a la hora de escoger las palabras, cuando habla de sus compañeros de trabajo

Pues yo creo que puestos a ofenderse, deberian de ofenderse mas los médicos que las enfermeras (que creo que era la intención). Así que los tíos estudiamos para echar un casquete. Ole!!

No hay que confundir las fantasias personales (cada uno puede tener las que quiera y con quien quiera) con los motivos para acceder a un trabajo. Si uno se encapricha de la enfermera, o de la profesora de la otra clase, o de la conductora del metro (o su equivalente masculino), muy bien, nada que objetar. Ahora hacer de la posibilidad de coquetear el objetivo al escoger un oficio, bueno, me parece que dice poco del individuo. Lo que si que hay es mucho (aún) aprovechamiento de las posiciones de poder para coquetear (o, directamente, acosar) a las trabajadoras. Eso pasa en muchas partes, aunque en un pais como el nuestro sigue siendo, relativamente, tolerado. No hay que confundir coqueteo con el abuso de una posición de poder!

Olguichu: Eso es una barbaridad. No todo el mundo ve los hospitales as-i. Lo que puede suceder, y no en un Hospital sino en cualquier institución o colectivo, es que el morbo haga asumir que los hombres (normalmente en cargos más altos) utilizan su posición para "utilizar" a las mujeres (en puestos de menor rango). Tú especulación podría trasladarse a una empresa cualquiera, o a una Universidad, o cualquier lugar donde los hombres tengan la capacidad de usar su poder para manejar a su personal femenino. Bastante se abusa de la posición de poder como para manifestar que el objetivo de detentar ese poder es "utilizar" a tus subordinadas. Y si el objetivo es ese, tenemos un problema serio (sobre todo el sr. Cavadas).

Soy enfermera y no se porque todo el mundo se ha sorprendido tanto con las declaraciones de Cavadas, ha dicho en voz alta lo que la sociedad piensa que son las relaciones que se establecen en un hospital o en el sector sanitario en general.
Me parece hipocresía pura.

Soy mujer y médico. No conozco a Cavanas personalmente y no tenía ninguna opinión respecto a él hasta que leí sus comentarios en el País. Ahora ya tengo opinión, mala por cierto

Este señor ha dicho lo que de verdad pensaba y lo que hemos visto muchos: que en los hospitales muchos médicos se tiran a muchas enfermeras y muchas enfermeras pierden las bragas por una bata blanca con poder. La sociedad es así, el poder está ligado al sexo , el hombre que es quien generalmente lo detenta, aprovecha la ocasión y la mujer, que es quien normalmente lo utiliza para trepar socialmente (no todas, sí muchas), luego sale llorando cuando sale mal. Es el machismo del que participamos todos. Pero no es solo machismo, es clasismo, es segregación: por poder, por status social, por belleza, por dinero. Todos participamos de ello dejando una sociedad que huele a m..rda, y luego todos nos rebelamos contra quien lo dice abiertamente. No somos ni valientes, ni independientes, ni tenemos ideología. Tenemos intereses y nos fastidia que nos lo recuerden. Este médico se tendrá que disculpar y lo hará, pero ya ha dicho lo que piensa, lo que todos sabemos

Al final se ha rajado, ha podido más la camisa africana que el arranque de sinceridad (aunque sea imaginada).

Si es que tiene razon.....Igual como los ninos que quieren ser pilotos....para tirarse a las azafatas....pero claro, no se puede decir en una entrevista...

Este Sr. está diciendo lo contrario de lo que le están achacando que dice. Es un estereotipo muy manido el de las relaciones medico/enfermera, debe ser uno de los temas mas usados por la pornografía. Y lo que está diciendo es totalmente lo contrario!! Pero no debe ser del sector progrefeminista, que esos tienen bula para meterse con las mujeres como quieran. Todavía no he escuchado una media crítica al Sr. Valderas (Vicepresidente de la Junta de Andalucia por los comunistas) cuando lo de "la de las tetas gordas", comentario que no puede ser mas grosero, sexista y discriminatorio.

venga hombre.....tampoco es para tanto.....Es que no veis a las tías en los grandes premios de F1.....o con los viejos ricachones......o con los futbolistas.......yo soy cirujano y conozco a un montón de enfermeras cazamédicos...igual que habrá médicos caza enfermeras...Jesus.....a donde vamos a llegar...

Yo le diría a este señor lo que le dijo el ladrón maluno a Jesucristo: "Si eres Dios, ¿qué cojones hacemos aquí crificados?". Si es feo, ¿por qué coño no se transplanta la jeta? Por lo demás, es que lo que dice es, más que otra cosa, casposo, como de barra de bar antigua... Porque, teniendo en cuenta el porcentaje de mujeres que se licencian en Medicina, ¿cree que es el de lesbianas en la sociedad española?
Las barras de bar antiguas eran las que al pie estaban llenas de valvas de mejillones (alguno vería vulvas), servilletas de papel arrugadas, colillas, huesos de aceituna, gargajos... ¿Desentona lo de las enfemeras?
Por mi parte, confieso que aunque nunca he querido ser paciente para tirarme enfermeras, incluso ni para ganar mucha pasta, cuando he tenido que serlo me he permitido fantasear con alguna que me gustara de las que me cuidaban. Eso sí, luego no lo he ido largando en voz alta por ahí, donde las barras antiguas, donde los que no son caballeros se ufanan de estúpidas fantasías ante otros que tienen las mismas fantasías estúpidas.

Y el pais lleno de vagos...nadie quiere currar...sexista y malo expresandose...mejor que se dedique a lo suyo y no se haga publicidad...y vistiendo es un hortera...

A mi me parece un comentario sexista y muuuuuuuy manido... me cabrean mucho estas cosas y sera muy bueno y todo lo que quieras pero esto lo descalifica

Dejemos a los profesionales del sector sanitario, que los que no somos del sector no sabemos lo que pasa de puertas hacia dentro. Que cualquier abogado por ejemplo no quiere tirarse a su secretaria. Si en España, tenemos un buen profesional y lo tiramos por tierra por un comentario, y todo lo que ha hecho a esas personas que pueden saborear comida, o volver a andar, o coger cosas con la mano,etc. Eso ya no nos acordamos, seguro que alguno que comenta este apartado ha puesto los cuernos a su pareja.

Absurdo. Absurdo es que se cree una polémica por algo así. Dicho al contrario (por una mujer) ¿ Sería también un comentario sexista? Y por qué no pensar (como pienso yo) que las enfermeras suelen ser apatecibles, porque son guapas o jovenes y majas...lo mismo que a algunas mujeres les ponen los policias o los bomberos...a este paso, vamos a crear dos o más realidades: la auténtica y verdadera (como pensamos) y la socialmente correcta. Mal vamos.
Creo que algunos necesitan tener menos tiempo libre y la autoestima un poco más alta.
Saludos,

Pues yo no entiendo que es ofensivo para el colectivo femenino. Me compdezco de cualquier mujer que a estas alturas de la vida no se ha dado cuenta de que los hombres quieren tirarselas... haciendo lo que haga falta! Ademas para que un medico se acueste con una enfermera... esta tiene que querer primero... y si quiere... Pues ya esta. Menos demagogia por favor.

Uuuuuuy y yo que siempre había pensado que era al revés? Yo estudie para enfermera convencida que me iba a tirar unos cuantos médicos !!!!!
Soy enfermera y yo ya no me ofendo por este tipo de comentarios?? es aquello de que ofende quien puede no quien quiere.

Totalmente de acuerdo con este gran profesional, dice lo que mucha gente piensa respecto a los vagos de España, que son muchísimos.

Creo que Cavadas dice lo que mucha gente piensa. Que nadie se tire las manos a la cabeza, que todos hemos pensado lo mismo (respecto a los vagos y los que no hacen nada). Dice verdades enormes. Mas Cavadas es lo que hace falta en este pais, y menos gente que solo sabe quejarse y no aportar nada.

Por Dios, basta ya con los tópicos sobre enfermeras. Ya es bastante duro el trabajo para que los hombres se piensen que están ahí como objetos sexuales para complacerlos. Es una, y sólo una más, de los tópicos denigrantes que sobre las mujeres establecen los hombres inmaduros e inseguros, que son incapaces de tener una relación adulta y sana con una mujer.

La cuestión no depende del oficio, como señala el médico exitoso Cavadas, sino de la moral conque actúan las personas. En México gran cantidad de médicos han tenido hijos con enfermeras fuera del matrimonio y no sólo con enfermeras, con intendentes. Esto tiene que ver con las ideas que detenta la persona, con las metas que desee construir para él o ella y su familia. Si al Varón médico, ingeniero, carpintero o de cualquier oficio quiere ligar con una fémina pues lo hace siempre y cuando ella acepte o, si la dama quiere con el médico, el guardaespalda, el plomero o lo que sea y él acepta, pues ya se hizo la machaca, como se dice , en Sinaloa. En esta situación el varón y la mujer no piensan en terceros, sólo en ellos.

Veo que lo que digo ya lo había dicho don Vicente Rodríguez. Disculpen -él el primero- la repetición.

Que alguien diga que no cree que exista la vocación de médico -como seguramente tampoco se es contable, telegrafista, corredor de comercio, inspector de abastos, etcétera, por vocación- pero sí cree que haya quienes quieran estudiar medicina con la pretensión principal de acostarse con las enfermeras, no significa necesariamente ninguna de estas cosas:

- Que quien lo dice se considere uno que quería ser médico con ese fin.

- Que las enfermeras sólo sirvan para follar con los médicos.

- Que las enfermeras sirvan sobre todo, pero no sólo, para follar con los médicos.

- Que las enfermeras, además de hacer muchas cosas importantes, también sirvan para follar con los médicos.

Solo significa que él cree más probable que alguien quiera ser médico pensando en las ventajas sexuales de esa condición que por una tan santísima como retórica vocación sanadora.

“Todo el mundo prefiere que hayan empresas públicas"
Está mal la concordancia. El verbo "hay" es impersonal, es decir, carece de sujeto de ahí que sea imposible la concordancia. la oración correcta sería: "prefiere que haya empresas públicas"

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Tenemos diferentes puntos de vista, distintas edades, diversos perfiles. Somos un grupo de periodistas, especialistas y colaboradores coordinado por Isabel Valdés.

Libros

EL POSMACHO DESCONCERTADO

EL POSMACHO DESCONCERTADO

Ricardo de Querol

“Como quien dice, acabamos de salir de la cueva. No se borran de un plumazo milenios de reparto rígido de papeles, de trogloditas que salían de caza mientras ellas recolectaban y cuidaban de niños y ancianos, de bravos guerreros y abnegadas esposas, de amas de casa confinadas al hogar y hombres que acaparan toda la vida pública, de burkas de todo tipo, de dotes, de pruebas del pañuelo”. Las reflexiones del autor sobre la relación entre los sexos en el siglo XXI publicadas en el blog Mujeres, recopiladas en un libro electrónico. Puedes comprarlo en Amazon y en Google

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal