Ir a Planeta Futuro
Mujeres

De erotismo y seducción

Por: | 17 de septiembre de 2012

Ryan¿Quién despierta más erotismo y seduce mejor? ¿Obama? ¿Romney? ¿ Biden? O… ¿Ryan? Estos cuatro políticos han empezado ya la carrera por el voto femenino. Y la respuesta a la pregunta inicial sólo la sabremos después de las elecciones.

En el año 2008, Obama hizo grandes esfuerzos para enamorar al sector femenino de la población estadounidense. Y ellas lo eligieron a él. El 56% se decantó por Obama frente al republicano John McCain. Fueron 13 puntos por encima del republicano. ¿Había diferencias? Muchas, tanto políticas como comunicativas. Obama supo conectar y seducir. McCain, no.

El erotismo y la seducción es un cóctel que, en campaña electoral, va acompañado de razón, sí, pero sobre todo de emoción. Estos cuatro hombres tendrán que competir con propuestas, pero también con gestos, miradas, comportamientos y… estrategia. Identidad y conexión, eso es lo que tienen que conseguir. Esta vez puede que funcione la niña de Obama, Julia, o puede que funcione... Paul Ryan ¿el guaperas republicano y candidato a la vicepresidencia? Parece, pero también el que trabaja los puntos más básicos para conseguir enganchar con erotismo y seducción independientemente de su corriente ideológica. La imagen pública es un impulso hacia La Casa Blanca, y los republicanos lo saben. Este político de 42 años y ojos verdes puede cautivar a un gran número de votos del sector femenino, pero no sólo él sino también su madre. Y con su llegada, puede multiplicar la conexión con este target tan importante en EEUU.

Pese a que las mujeres son la mitad de la fuerza laboral del país, las mujeres siguen ganando menos que los hombres: 77 centavos por cada dólar que ganan ellos. Y en el caso de las afroamericanas o de las latinas, esa cantidad se ve reducida. Además, sólo un 3% de las consejeras delegadas de las 500 empresas más poderosas de Estados Unidos son mujeres. El 3%. Y menos del 20% de los escaños del Congreso los ocupa una mujer. Menos del 20%.

Según una reciente encuesta del diario The Washington Post y la cadena ABC, el 48% de las mujeres aprueba el trabajo de Obama, pero otro 50% lo desaprueba. Por eso en esta campaña, los mensajes hacia las mujeres tendrán un color significativo. No sólo habrá que hablar de economía, también de política exterior, de programas federales como el seguro social o la cobertura médica para gente con recursos mínimos y personas mayores. Hablamos de mujeres, pero también de sus familias.

¿Volverá a enamorarlas Obama? ¿O esta vez Michelle Obama pisará con más fuerza en la campaña para ayudar a su marido?

Nos movemos por emociones y sentimientos. Somos personas instintivamente emocionales. Mario Vargas Llosa, en La Civilización del Espectáculo (2012:  pág. 110), define el erotismo como “la desanimalización del amor físico, su conversión, a lo largo del tiempo y gracias al progreso de la libertad y la influencia de la cultura en la vida privada, de mera satisfacción de una pulsión instintiva en un quehacer creativo y compartido que prolonga y sublima el placer físico rodeándolo de una puesta en escena y unos refinamientos que lo convierten en obra de arte”. Y las mujeres convertirán su elección en obra de arte. Y los candidatos se convertirán a sí mismos en obras de arte para conquistarlas, para seducirlas. Sí, a ellas. Porque, como también apunta Vargas Llosa en esta misma obra, “el erotismo está inseparablemente unido a la libertad humana”. Y con libertad, la mitad de la fuerza de este país debería ir a votar el próximo 6 de noviembre. 

 

Imagen de El Pais

Hay 8 Comentarios

La cosa no se entiende. Los democratas, en EEUU no buscan "seducir" sexualmente a las mujeres, sino darle lo que a las mujeres les interesa, necesitan o tienen derecho como cualquier ciudadano. Los republicanos creen que poniendo un carilindo las mujeres lo votaran, porque son machistas y creen que las mujeres no tenemos cerebro. Paul Ryan no es atractivo a las democratas, es muy cerrado.

Que absurdo ha sido esto del voto femenino. Me averguenzo de ser mujer.

La verdad, qué cansancio. Creo que Ana ha sido muy certera en su juicio: es una verdadera lástima que un punto de vista así tenga cobertura en un espacio que tiene como objetivo hablar de los "cambios que están impulsando las mujeres en un mundo en transformación". Porque, ciertamente, este artículo, lejos de aportar una mirada transformadora, acaba haciendo una re-creación de lo mismo, es decir, re-situarnos a las mujeres en los roles tradicionales ("erotismo", "seducción", "sus familias", "emociones", "sentimientos") que siempre nos han supuesto motivo de discriminación.
Además, el texto comporta una visión esencialista que presupone un mismo comportamiento para todo el género femenino (obviando las diferencias de etnia, edad, orientación sexual, clase, formación, etc.) por el mero hecho de ser mujeres. Se está reforzando así una representación estereotipada de las mujeres y perpetuándose la idea de una naturaleza e identidad femenina con elementos altamente esencialistas y universales que redundan en la visión patriarcal de la feminidad.
Yo soy mujer, ciudadana mayor de edad, y a lo largo de 15 años he votado por afinidad ideológica, por pragmatismo o no he votado directamente. Y en todas las ocasiones lo que he hecho lo he pensado después de analizar intelectual y socialmente las diferentes propuestas. Soy mujer y NO quiero que me seduzcan sino que me convenzan.

Quizas nos movamos por emociones pero las politicas de los republicanos desde que tomaron el poder en las elecciones de medio termino se han concentrado casi exclusivamente ( aunque la promesa era "jobs, jobs, jobs) en la oposicion absoluta a los derechos reproductivos de la mujer y, ultimamente, a anular la resolucion Roe Versus Wade. En algunas instancias, como en Virginia, obligando a las mujeres que necesitan una terminacion a pasar un examen intravaginal OBLIGATORIO que ademas tienen que pagar de su propio bolsillo. Y esto es un solo ejemplo de muchos. Las mujeres estamos alerta y nos fijamos en las politicas resultantes y no en el, dudoso, erotismo del senor Ryan.

ÁÁÁÁngela Paloma!! ¿Más Ángela o más Paloma? He aquí la cuestión, mi querido Watson.

Lamentable que desde un blog como el de Mujeres se continúen alimentando estereotipos hablando de seducción y erotismo para conquistar el voto femenino, como si se tratase de un colectivo al que es necesario llegar con la emoción frente a otro tipo de argumentos más racionales, propios por supuesto del voto masculino. La seducción forma parte de la propaganda política, y ésta se utiliza para dirigirse a personas (esto es, mujeres y varones). Hablar de candidatos que “enamoran” al voto femenino es reducir un ejercicio de libertad democrática al manido topico (heteronormativo, por cierto) del hombre que ha de conquistar a la mujer, y sinceramente creo que las mujeres nos merecemos que se nos considere ciudadanas de primera (al menos desde este blog, no?), que al igual que nuestros compañeros, no necesitamos ser enamoradas por los candidatos a representarnos, si no que se nos convenza como a cualquier persona. Además de emociones tenemos cerebro, conviene recordarlo. Muy lamentable, la verdad.

http://nelygarcia.wordpress.com. Es evidente que el carisma atrae, sobre todo a la gente poco informada. Esperemos que gane el que ofrezca más igualdad y después cumpla sus promesas.

Claro que nos movemos por emociones, sentimientos, pero son seres racionales y a menudo deseamos las "obras de arte" pero aunque nos envuelvan en un erotismo mágico e incluso nos seduzcan,no las compramos. Es algo que le ocurre cada vez más a hombres y mujeres que se revelan contra determinados estereotipos. Este historia, bastante común, es un ejemplohttp://www.lee-gratis.com/index2.php?option=com_docman&task=doc_view&gid=202&Itemid=30

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Tenemos diferentes puntos de vista, distintas edades, diversos perfiles. Somos un grupo de periodistas, especialistas y colaboradores coordinado por Isabel Valdés.

Libros

EL POSMACHO DESCONCERTADO

EL POSMACHO DESCONCERTADO

Ricardo de Querol

“Como quien dice, acabamos de salir de la cueva. No se borran de un plumazo milenios de reparto rígido de papeles, de trogloditas que salían de caza mientras ellas recolectaban y cuidaban de niños y ancianos, de bravos guerreros y abnegadas esposas, de amas de casa confinadas al hogar y hombres que acaparan toda la vida pública, de burkas de todo tipo, de dotes, de pruebas del pañuelo”. Las reflexiones del autor sobre la relación entre los sexos en el siglo XXI publicadas en el blog Mujeres, recopiladas en un libro electrónico. Puedes comprarlo en Amazon y en Google

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal