Ir a Planeta Futuro
Mujeres

¿Dónde están las mujeres de Obama?

Por: | 12 de enero de 2013

8341728444_04d0bd896b_b
El presidente Obama, reunido con sus asesores. Foto: Pete Souza, The White House.

The New York Times decidió ilustrarlo con esta fotografía de una reunión de Obama en el Despacho Oval con 10 miembros de su gabinete. Todos hombres, todos blancos excepto uno. El presidente acaba de renovar los puestos al frente del Departamento de Estado, el director de la CIA, el secretario de Defensa y el del Tesoro, y ninguno de ellos lo ocupará una mujer. Para encontrar nuevas candidatas, parece que Obama tuviera que buscar tanto como los lectores del Times este miércoles, que sólo después de mirar un buen rato la imagen en portada adivinaron la pierna de la asesora más cercana del presidente, Valerie Jarrett, escondida detrás de otro empleado (en el centro de la imagen, junto a la mesa).

Varias organizaciones han pedido a la Casa Blanca que justifique la ausencia de profesionales femeninas al frente de las principales carteras de Gobierno. Según revelaba el Times, el porcentaje de mujeres en la Administración Obama es ligeramente mejor que el de su predecesor, George W. Bush, pero muy similar al de Bill Clinton, que llegó al poder hace 20 años. Desde entonces, las mujeres ocupan cada vez más puestos de importancia al frente de organismos públicos y privados, constituyen un grupo mayor en el electorado y, especialmente para Obama, se convirtieron en uno de los pilares de su victoria en las últimas elecciones.

“No habría sido reelegido sin el 55% del voto femenino, algo que se ganó gracias a que representaba el punto de vista de la mayoría de las mujeres, pero ahora parece ignorar la capacidad de éstas para ser no sólo votantes, sino también líderes”, defienden en una carta la actriz Jane Fonda, la escritora Robin Morgan y la activista Gloria Steinem.

“El presidente cree que la diversidad es importante porque incrementa la excelencia de los asesores de los que te rodeas, de tus empleados, y creo que seguirá siendo cierto durante este segundo mandato”, afirmó Jay Carney, portavoz de la Casa Blanca, durante una rueda de prensa esta semana.

Pero muchos se preguntan dónde está esa diversidad. La secretaria de Estado, Hillary Clinton, miembro más popular de la Administración, abandonará el cargo a finales de mes y será sustituida por el senador de Massachusetts, John Kerry. Obama necesita reemplazo para Hilda Solis, la primera hispana en ocupar el cargo de secretaria de Trabajo, y que acaba de anunciar su marcha. Quedan solo dos mujeres al frente de los 15 departamentos: Janet Napolitano, responsable del Departamento de Seguridad Nacional y Kathleen Sebelius, en el de Salud.

Los grandes cargos del Gobierno quedarán lejos de representar a la población estadounidense y aún más de los grupos del electorado que impulsaron la victoria de Obama: afroamericanos, hispanos y mujeres jóvenes. El presidente puede argumentar que representa a todos los ciudadanos, pero la demografía de EE UU se aleja de esa mayoría de hombres blancos y está cada vez más cerca de un mosaico de razas en el que las minorías empiezan a ser mayoría.

La Casa Blanca alega que son las políticas del presidente las que hablan de su liderazgo en políticas que representan los intereses de las norteamericanas. Los últimos cuatro años podrían haber sido muy diferentes en si John McCain hubiera vencido en las elecciones de 2008, sin la reforma sanitaria, si Obama no hubiera prohibido a las aseguradoras médicas cobrar pólizas más caras a las mujeres por ser mujeres o si estas empresas no estuvieran obligadas a costear los gastos por anticonceptivos y pruebas médicas preventivas -decisión que desató un conflicto con líderes religiosos de todo el país.

P010813ps-0355
Imagen con la que la Casa Blanca ha contestado a la polémica. Foto: Pete Souza, The White House.

Obama, que también había nombrado a dos mujeres como jueces del Tribunal Supremo, aprovechó un error de su rival, Mitt Romney, en uno de los debates presidenciales del pasado otoño, cuando surgió una pregunta sobre la ley de igualdad salarial. El republicano contestó a con un enrevesado argumento sobre su sensibilidad hacia la mujer en el mundo laboral y los “archivadores llenos de mujeres” que consultó al llegar a ser gobernador de Massachusetts. El demócrata, en segunda fila, saboreaba el instante que le permitía enmarcar su campaña como la más favorable para las norteamericanas.

Durante la campaña, el presidente se rodeó en numerosos mítines de grupos de mujeres de todas las razas y éstas se preguntan ahora por qué no pueden ver a una de las suyas al frente de un importante departamento. Aunque haya más mujeres que hombres en la Administración, el rostro que saldrá en televisión, la persona que seguirá acompañando a Obama en importantes comparecencias de prensa, es el de un hombre blanco.

La Casa Blanca no ha dado más detalles sobre el efecto de estas críticas en las decisiones del presidente de cara al futuro. De momento, desde que el Times eligiera una foto de Obama con diez asesores masculinos, la página oficial de la Administración ha publicado dos imágenes en su selección diaria en las que el presidente está rodeado del mismo número de asesores que de asesoras.

Hay 15 Comentarios

Mientras los hombres nos ponemos a pensar que decidimos las mujeres ya han decidido lo que piensan. De ahí que no estén en la foto. Aunque dos departamentos en los que una mujer se sitúa la frente es poco para la igualdad , que no paridad, que siempre defendió el presidente Obama

Está clarísimo que los puestos del gobierno —y en todos los órdenes, a ser posible— deben ocuparlos los mejores. Ahora bien, una vez establecido el criterio del mérito, ¿por que no buscar los mejores entre las mujeres, entre los negros, entre los latinos, entre los asiáticos, entre las lesbianas, entre los homosexuales, entre los transgéneros además de buscarlos, por supuesto, entre los hombres blancos de toda la vida? Si se procediera de esa forma, tendríamos, y no es un chiste, lo mejor de cada casa, esto es, una meritocracia verdaderamente representativa de la diversidad social, racial, sexual del país. No me parece mal plan.

Hay que oner a los mejores, sean hombres, sean mujeres, sean blancos o no lo sean, pero a los mejores,

No es cierto. No todos los de la foto son blancos. Además del presidente, hay otro colaborador de tez negra.

http://nelygarcia.wordpress.com. Espero que la elección se haya efectuado, con criterio de competencia y no por selección de género.
http://www.facebook.com/nely.garcia.3557

Tienes razón, Aleida, pero en una sociedad tan diversa y “desarrollada” como la de EEUU a poco que busques a fondo seguro que encontrarás los mejores candidatos para los puestos vacantes entre las minorías sexuales, negras, hispanas, asiáticas y entre las mujeres. La diversidad racial de la coalición de votantes que llevó a Obama a la victoria debe reflejarse, también, en su gabinete. Sería la mejor prueba de que es el presidente “de todos” los norteamericanos.

Obama ha escogido a los seres humanos que consideraba más capacitados, si no hay mujeres que estuviesen a la altura requerida del puesto no es nada recriminable. Lo único recriminable es pedir que haya mujeres solo porque tienen vagina.

De acuerdo que una sociedad desarrollada y libre no puede funcionar sin dar idénticas oportunidades a hombres y mujeres. Pero los mejores puestos los tienen que ocupar los mejores, en todos los ámbitos, sean mujer, hombre, de raza blanca, negra o hispana. Y no por defender esta postura vas en contra de ningún grupo de población.

AMI ME DA IGUAL SI NO AY MUJERES OBAMA VE POR ELLAS ALAS FEMINISTAS NO LAS ENTIENDE NI SU ABUELA .. SI GANABA ROMNEY IGUAL SE QUEJABAN

Lo de siempre...

De seguro que esa foto oportunista fue promocionada por los republicanos buscando algún flanco donde pegar. No hay nada mas machista que el cupo femenino, ni nada mas racista que el cupo negro o latino. Que tal si se colocaran siempre las personas mas capaces en los puestos. Nunca vi nada mas machista que las madres de los machistas. Ni nadie mas racista que un negro "new rich"..

Tal vez sea que Obama entiende, por encima de todo prejuicio, que hay que valorar a las personas como personas, no como hombres o mujeres. Él para su equipo habrá escogido a las personas que ha creído más preparadas, y punto. Ahí está la igualdad. El que piense que haya descartado a las mujeres por ser mujeres, que le denuncie.

Ahí no hay mujeres porque muchas aceptan su rol tradicional aunque lo disfracen con un barniz de modernidad. No es sólo machismo masculino. El machismo está en la educación que recibimos todos y todas, y la gente imita los modelos sociales establecidos. Claro que la sociedad tiene que evolucionar hacia la igualdad, y aún falta mucho, pero quienes tienen que evolucionar no son sólo los hombres sino los hombres y las mujeres, que en las mujeres no hay menos machismo que en los hombres. Bastaría con que no hubiera machismo en las mujeres para que todo cambiara mucho más rápidamente, pero no ocurre así. La mayoría de las mujeres sigue sin proponerse alcanzar los puestos que sí se proponen los hombres y, además de eso, en Estados Unidos y en otros países las mujeres parecen encantadas con cambiar de apellido cuando se casan. ¿Dónde está entonces el deseo consecuente de igualdad? ¿Por qué el apellido del matrimonio, suponiendo que el matrimonio tenga que tener un apellido, ha de ser el del marido? ¿Por qué no ambos apellidos, sin que la mujer pierda el suyo? Pues eso se hace porque, por mucho que digan, no tienen superada la mentalidad patriarcal. Ellas, tanto como ellos.

"Todos hombres, todos blancos."

Vamos, que ni has mirado la foto. Periodismo riguroso. Y no, los asesores deben ser los mejores, no representar cada uno una raza, género, religión y orientación sexual. Más mérito y menos cuotas. En fin, típico artículo intrascendente.

La igualdad en la política y en la empresa es una entelequia de un mundo de hombres que quiere contar con el mayor número de consumidores sonrientes, pero como género que necesita dominar todos los espacios de la naturaleza, la suya le impide creerse lo que defiende.

http://casaquerida.com/2013/01/11/que-hay-de-lo-mio-de-lo-suyo-hay-para-rato/

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Tenemos diferentes puntos de vista, distintas edades, diversos perfiles. Somos un grupo de periodistas, especialistas y colaboradores coordinado por Isabel Valdés.

Libros

EL POSMACHO DESCONCERTADO

EL POSMACHO DESCONCERTADO

Ricardo de Querol

“Como quien dice, acabamos de salir de la cueva. No se borran de un plumazo milenios de reparto rígido de papeles, de trogloditas que salían de caza mientras ellas recolectaban y cuidaban de niños y ancianos, de bravos guerreros y abnegadas esposas, de amas de casa confinadas al hogar y hombres que acaparan toda la vida pública, de burkas de todo tipo, de dotes, de pruebas del pañuelo”. Las reflexiones del autor sobre la relación entre los sexos en el siglo XXI publicadas en el blog Mujeres, recopiladas en un libro electrónico. Puedes comprarlo en Amazon y en Google

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal