Ir a Planeta Futuro
Mujeres

Barbie, pesadilla en rosa

Por: | 16 de abril de 2013

Barbie

Tiene más de 50 años, el cabello largo y sedoso, una piel inmaculada, una anatomía imposible y sigue provocando filias y fobias allá por donde pasa. La penúltima polémica viene de México, donde se ha puesto a la venta la versión de la Barbie mexicana: una muñequita morena, vestida de rosa, acompañada de un perro chihuahua, un pasaporte y la controversia. 

"Con un diseño inspirado en mariachis y marimbas, ella está lista para cualquier fiesta. La muñeca lleva un vestido rosa. Incluye pasaporte, estampa del país, un Chihuahua y un cepillo", describe Mattel, la empresa creadora del juguete.

Las redes sociales echaban humo. Que si el vestido regional, que si el perrito chihuahua, que si representa un estereotipo de mujer totalmente alejado de la realidad… Pero lo peor ha sido el pasaporte: resulta que esta mexicana puede viajar por Estados Unidos sin ser arrestada en medio de la reforma de la polémica ley de inmigración que se discute en el país vecino del norte para legalizar a los indocumentados. Esto no ha sentado nada bien a los cibernautas mexicanos de un lado y otro de la frontera.

"¿Viene con un pasaporte para que sepamos que es legal? Totalmente ofensiva la Barbie mexicana @Mattel", escribió @AnniePerezchica. "Barbie mexicana con pasaporte, porque ser indocumentada sería demasiado estereotipado", escribió @RodrigoAcZer.

La mozuelita pertenece a la colección Muñecas del Mundo. La compañía ha tenido que dar explicaciones: se justifica diciendo que es un juguete educativo, que ayuda a las niñas a explorar el mundo, que la muñeca pretende ensalzar las diferencias culturales de cada país, que todas llevan pasaporte, que muchas van acompañadas de mascotas. La Barbie india va vestida con un sari y lleva un mono, la china lleva una panda, la española va vestida de flamenca (¡ole, ole las diferencias culturales: algo tendrán que decir las niñas manchegas o asturianas!). Pero los críticos afirman que aplaude estereotipos anticuados e incluso ofensivos. Periódicos, agencias y redes sociales de medio mundo se han hecho eco de la polémica y algunos hablan de prejuicios y racismo.

Arriba hablábamos de la penúltima polémica porque la última viene de Alemania: la Barbie Dream House, una casa de tamaño natural de 2.750 metros cuadrados, cuya inauguración está prevista  para el próximo 16 de mayo, se está construyendo en Berlín. Allí se expondrá a tamaño real todo lo que para unas es un ideal de vida y de belleza y para otras representa un modelo anacrónico y simplista de mujer: armarios repletos de vestidos y accesorios, una fabulosa cocina donde esta "mujer" hace cupcakes sobre unos tacones de infarto, una pasarela de modelos, juegos interactivos y todo en… rosa, al módico precio de 12 euros los infantes y 15 los adultos.

Casabarbie
El diario berlinés Berliner Zeitung ironizaba el sábado pasado con que la casa de los sueños de las niñas es una pesadilla de color rosa. Según los críticos, es inadmisible que una de las plazas más importantes de la ciudad, la Alexanderplatz, se convierta durante unos meses en un esperpento rosa, en un monstruo arquitectónico sexista que enardece el consumo y muestra a las niñas un ideal de belleza anatómicamente inalcanzable. Organizaciones de izquierda y grupos feministas han convocando a una protesta pacífica. El también berlinés Tagespiegel recoge la polémica de esta lujosa casa de Malibú en pleno centro de su ciudad e informa sobre el llamamiento de algunas organizaciones a okupar la mansión. ¡Qué dirían los gerifaltes de la extinta RDA si levantaran la cabeza y vieran su emblemática plaza de hierro y cristal, puro realismo socialista, vestida de rosa y celebrando el lujo imperialista! Que no cunda el pánico: Mattel después de llenar sus arcas y dar la parte correspondiente al Ayuntamiento de esta ciudad "pobre pero sexi" en palabras de su alcalde, se irá de gira por el resto de Alemania el 25 de agosto.

Mientras tanto, Barbie sigue proporcionando ríos de tinta sobre lo que representa, los sueños de las niñas cuando sean adultas, escarnio para unas, icono para otras, y aunque la empresa ha intentado acomodarse a los tiempos creando una muñeca presidenta o una astronauta, no deja de ser una industria y una operación comercial que mueve miles de millones de dólares.

Hay 40 Comentarios

Este artículo tiene una documentación pésima y en sí mismo tiende a estereotipar lo que pretende denunciar con él. Si la periodista o blogguera se documentase mejor, podría escribir que por 14 euros en cualquier tienda de juguetes te compras una Barbie ingeniera informática como la que tengo yo en mi escritorio, pero también puedes elegir médico, profesora, astronauta, veterinaria, presentadora de televisión, etc...También podría decir que en las estanterías de los supermercados hay 4 Barbies de rasgos diferentes, desde rubia y pelo liso hasta morena y pelo rizado. Barbie tiene más de 15 tonos de piel distintos e innumerables tonos y formas de pelo.
También hay que distinguir que Barbie tiene dos lineas: Playline, para jugar los niños y niñas y Collector, para adultos

Y en cuanto a la Barbie que ocupa la portada, es una Barbie de la linea Collector,una colección llamada "Passport"(vamos, que todas llevan su pasaporte) las hay de todos los países y continentes, con trajes típicos del país, la de Canadá lleva el uniforme de la policía montada, la nigeriana el vestido típico de la zona y la japonesa lleva un kimono.

Barbie es un icono global y cada uno puede encontrar una Barbie a su gusto y maneras. Yo tengo en mi casa 160 y ninguna es rubia y de ojos azules.
Invito a la blogger a ver mi blog www.misbarbiesnegras.blogspot.com y hablamos de la multiculturalidad de Barbie

estoy completamente de acuerdo con el artículo. no sólo promociona el rosa como el color de la mujeres y un físico maravilloso que nos obliga a seguir esos cánones. da una imagen equivocada, porque no necesitamos a un Kent a nuestro lado, ni un descapotable conducido por él

La colección de Barbies por el Mundo lleva años y años existiendo; a veces hacen reediciones, y otras, como el caso de la Barbie mexicana, cambian el modelo de muñeca. Desde el principio llevan pasaporte, y es de lo poco realista que existe en el mundo Barbie XD

En lo personal, yo jamás deseé tener el cuerpo de Barbie, y nunca he tenido problemas alimentarios; las poquitas cosas "oficiales" que tenía de ella eran rosas, y siempre he odiado el rosa, pero a mis 6 años entendía "que a Barbie le gustaba el rosa y yo no le podía imponer mis gustos"; y por último, jamás me compraron un Ken, por lo que mis barbies eran lesbianas (me explicaron que era una opción sexual como otra cualquiera) y a mi no me importó.
Pero siempre, siempre deseé tener la mansión de Barbie, pero era carísima... Y si ahora pudiera, viajaría a Berlín a visitar la gigante, para revivir esas ilusiones de la infancia. Me tendré que conformar con mi mansión de madera que yo misma hice y que tengo expuesta con barbies chinas, morenas y pelirrojas, porque si algo me enseñaron esas muñecas fue a convivir con la diversidad cultural.

Hola,
soy Licenciada en Matemáticas, con un Máster en Astronomía y Astrofísica y terminando otro en Matemáticas para poder leer la tesis doctoral. He jugado toda mi vida con Barbie y con Ken, he tenido al cama de ensueño y todos los años le pedía a los Reyes Magos por el descapotable. Ahora colecciono Barbies oficiales y ya tengo 15 de ellas.
No me considero una insulsa, ni inculta, ni menos mujer por seguir a esta muñeca. Por cierto, odio el rosa con toda mi alma y casi todo lo que tengo de la Barbie no es rosa, hay cosas en otros colores, incluso. Es verdad, que anatómicamente hablando la Barbie es imposible, pero ¿alguien me puede explicar como vuela Piolín con esa cabeza?, ¿alguien me explica como le ponen las camisetas a una Hello Kitty?. Mejor aún ¿por qué Micky Mouse tiene como mascota un perro que no habla y como amigos a un pato y a otro perro, que este sí que habla? También, ¿alguien se ha fijado en los pectorales de Ken?... Hablamos de igualdad y equidad pero no se habla de Ken y su forma física y anatómica.
Con respecto a lo de los estereotipos, nos quejamos pero bien que lo explotamos cuando somos nosotros los beneficiarios del mismo. Hace poco he estado en Córdoba y había gente vestida de corto y con flores en la cabeza vendiendo un espectáculo flamenco. En la tienda de souvenirs todo son flamencas, toros, zapatos de tacón con lunares y ¡olé!
Seamos coherentes y antes de informar, informémonos nosotros, para no dar opiniones sino hechos objetivos.

Yo he jugado durante toda mi infancia con Barbies y sigo manteniendo cierto cariño a la imagen de esta muñeca (de hecho, en Navidades me sigue gustando pasarme por las secciones de juguetes de los grandes almacenes para ver con qué nuevas Barbies juegan las niñas de las nuevas generaciones). Ahora soy una adulta sin traumas por no haber conseguido el cuerpo escultural de la muñeca, ni su armario repleto de vestidos rosas, ni su casa de tres plantas, ni su caballo blanco de princesa, ni un Ken surfero. Soy una mujer totalmente independiente y, por qué no decirlo, feminista (en el único sentido de la palabra, es decir, el de defender la idea de que las mujeres tenemos los mismos derechos que los hombres). Las Barbies son juguetes, son muñecas, a muchas niñas nos gustaba cambiarle los vestidos y subirla encima de un caballo o en un descapotable. A mí me gustaban las Barbies, los Pin y Pon, los Playmobil y jugar al fútbol, como a muchas otras niñas, pero odiaba los Barriguitas y los Nenucos, y nunca me sentí forzada a pedírselos a los Reyes Magos ni a jugar a ser mamá, ya que, simplemente, no me gustaba. Que dejen a los niños elegir con qué juguetes quieren divertirse, ya sea una Barbie, un GI Joe o un balón de baloncesto.

Mi solidaridad y apoyo a políticos comprometidos como Arnaldo Otegi,Dias de Usabiaga,Pernando Barrena,Joseba Permach y tantos otros que no quiero dejarme en el tintero,que han hecho posible que siga la ilusión de un proyecto de libertad y democracia para Euskal Herria, y que posibilita que otras regiones también crezcan en sus movimientos nacionales.

http://nelygarcia.wordpress.com. Todas las Barbies transmiten una imagen equivocada, de la mujer. Las niñas valoran la perfección de su cuerpo, que evoca al género femenino, como objeto de deseo, sin que aparezcan otros valores.

http://www.fabook.com/pages/Nely-Garc%C3%ADa/368054793274553?ref=hl


A ver si os queda claro, porque veo que lo de documentaros no va con vosotros. Ese tipo de muñecas son una colección de muñecas de todos los países, van todas con un traje más o menos típico de la zona y con un pasaporte. Y por cierto, soy coleccionista y a lo largo de toda mi vida he jugado con estas muñecas y ni me he puesto silicona ni tengo el cerebro como una pasa. Los estereotipos se los ponéis vosotros. Por cierto, son unas muñecas preciosas, también podíais hablar de que comprando la versión española un tanto por ciento va a una ONG. Pero claro, eso no interesa porque las cosas buenas no venden. http://deletrasyotrosvicios.blogspot.com.es/

Pues digo yo, que para aprender de las diferencias culturales del mundo están los libros... Más educativos (no sé yo dónde ve Mattel la pedagogía de esta muñeca y "su" mundo) y actualmente, con la mejor literatura infantil que jamás haya habido...

Barbie ha estado muy ocupada a lo largo de su vida, ¿Sabes qué trabajos ha desempeñado?http://www.cerebriti.com/juego/profesiones-de-barbie/

Y las barriguitas tienen también una anatomía imposible, y la Nancy, y nadie se lleva las manos a la cabeza por eso. En cuanto a que la casa de Barbie fomenta el consumismo, ¿eso no lo hacen también los edificios de El Corte Inglés, Harrods, M&Ms, Macy's, Carrefour, Printemps, etc? Un poco de objetividad, que la Barbie no es más que una muñeca y las que hemos jugado con ella (y nos encantaba) no estamos traumatizadas ni somos machistas. Fíjate, hasta sé escribir a máquina y sin faltas...

Así se ha hecho hasta el momento.


El que las niñas jueguen con muñecas o a las cocinitas y los niños a otras cosas es porque se prepara a las niñas para que cuando sean mayores se dediquen a labores "femeninas" y los niños a trabajos "masculinos", se educa desde el principio para la desigualdad, para que cuando sean mayores desempeñen diferentes papeles en la vida.


Con la ropa, los colores de la ropa o la manera de llevar el pelo pasa igual. Y muy poco aprendemos, incluso cuando lo digamos.

Estereotipos, ¿así le vamos a enseñar a jugar a las niñas?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Tenemos diferentes puntos de vista, distintas edades, diversos perfiles. Somos un grupo de periodistas, especialistas y colaboradores coordinado por Isabel Valdés.

Libros

EL POSMACHO DESCONCERTADO

EL POSMACHO DESCONCERTADO

Ricardo de Querol

“Como quien dice, acabamos de salir de la cueva. No se borran de un plumazo milenios de reparto rígido de papeles, de trogloditas que salían de caza mientras ellas recolectaban y cuidaban de niños y ancianos, de bravos guerreros y abnegadas esposas, de amas de casa confinadas al hogar y hombres que acaparan toda la vida pública, de burkas de todo tipo, de dotes, de pruebas del pañuelo”. Las reflexiones del autor sobre la relación entre los sexos en el siglo XXI publicadas en el blog Mujeres, recopiladas en un libro electrónico. Puedes comprarlo en Amazon y en Google

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal