Ir a Planeta Futuro
Mujeres

¿Condenamos "esta situación" o los asesinatos machistas?

Por: | 28 de mayo de 2013

Violenciadegenero
Por ANABEL DÍEZ

¿Es la crisis económica o no solo lo que ha disparado el enfrentamiento entre el PP (el Gobierno) y el PSOE sobre cómo afrontar la violencia de género? Los trágicos e insoportables días 22, 23 y 24, en los que fueron asesinadas cuatro mujeres, y al día siguiente otra resultó gravemente herida, removió a los diputados y diputadas del Congreso que, a iniciativa del PSOE, pidieron al presidente de la Cámara Baja, Jesús Posada, que leyera una declaración institucional de condena en el pleno del Congreso del pasado jueves 23, cuando aún no había sido asesinada la cuarta mujer. Todo pareció normal, acordado, Pero no fue así. Se puso sordina a la discrepancia sobre el texto que el presidente leyó.  No hubo protesta pública, pero el malestar quedó por los cambios en el comunicado redactado inicialmente por la diputada socialista Carmen Montón, portavoz de Igualdad de su grupo parlamentario

Toda la oposición lo había respaldado, pero el PP, tras consultar arriba, según expresión de algunas diputadas populares, suprimió algunas expresiones y las sustituyó por otras. Se eliminó "violencia machista" y "el machismo mata". La discrepancia empezó desde la primera línea: "Hay mujeres que siguen muriendo por violencia de género", leyó Posada. La propuesta era que "las mujeres…".  Ese "hay mujeres" se les antojó a las socialistas ligero e inadecuado. "Desde el Congreso de los Diputados denunciamos esta situación...". Esta fue la expresión que sustituyó a la propuesta en la que en vez de "esta situación" se hablaba de "asesinatos". Ni siquiera para condenar los crímenes se ponen de acuerdo.

Tras este episodio quizá no extrañe tanto que desde el PSOE se afeara hasta las fórmulas de condena que utilizaron en el PP; como ese "hijo de puta" que lanzó el dirigente popular Esteban González Pons, en referencia al maltratador. "Podía haber utilizado otra expresión", respondieron desde el PSOE. Y es que llueve sobre mojado y, además, piensan que va a llover mucho más si se hace realidad el anteproyecto de reforma del Código Penal en el que se pueden sustituir penas de cárcel por multas en algunos actos de violencia que son considerados "leves",  lo que ha llevado a las mujeres del mundo asociativo a corear con amargura este estribillo: "pega y paga, pega y paga".

Se abre la posibilidad de que para que exista un procedimiento contra un maltratador debe haber una denuncia obligatoria, lo que ahora no ocurre, ya que el parte de lesiones de un hospital va directamente al Juzgado. La presión no va a ceder para que ese anteproyecto sea modificado y sí parece que algunos de sus presupuestos se van a desechar, como el no considerar agravante la violencia en presencia de menores.

Entre el temor a que el anteproyecto suponga un retroceso en lo avanzado en los últimos años y los recortes económicos, el panorama es muy poco halagüeño y apunta a la división absoluta entre el Gobierno y los grupos de oposición parlamentaria, singularmente de la izquierda. El mapa de las estructuras de apoyo a las mujeres maltratadas -casas de acogida para ellas y sus hijos- por comunidades autónomas arroja un panorama muy preocupante por su achicamiento.

La disminución de recursos y, por tanto, las menores posibilidades  de recibir ayuda inmediata, son relacionadas por las diputadas de la oposición con la disminución de las denuncias y el aumento de mujeres asesinadas que no habían denunciado.

Día a día, la distancia va en aumento entre Gobierno y oposición. Desde las filas de la izquierda se denuncia que las mujeres son las principales víctimas de la crisis económica, pero no solo por los presupuestos. La discrepancia es por dinero y por conceptos. El pasado jueves, tras la lectura de condena del presidente del Congreso, las socialistas habrían querido que se guardara un minuto de silencio. No fue aceptado.

Foto: manifestación contra la violencia de género en Alicante, por Tania Castro

Hay 34 Comentarios

No me extraña que no haya acuerdo entre los partidos. NO es violencia de g´nero, no es violencia machista, no es violencia doméstica, ¿se han puesto de acuerdo en si es una cuestión privada o pública? y mientras las mujeres muriendo, recrudeciéndose las agresiones gracias a la publicidad gratuita del maltrato que hace la prensa y no entendiendo algo muy importante: que son los más débiles los que están pagando la crisis. si los partidos tienen tantos problemas conceptuales es ni más ni menos, porque les importa una higa, porque ellos mismos son maltratadores o acosadores. Cuando se defiende públicamente una violencia contra la mujer como es el maldito sexismo de los políticos, el paternalismos por el que las mujeres llegan a la política como si fueran niñas pequeñas, el mantenimiento de la cuota (como si las mujeres no hubieran sido ya "cuotas" y promocionadas por sus encantos sexuales); ese continuo ninguneo hacia las mujeres (las votantes, las ciudadanas, las del propio partido), que las mujeres que participan públicamente en política tengan que ser guapas, estar buenas y ser unas tontas...Toda esa violencia que han generado los dos pratidos mayoritarios es coherente con que no sepan qué decir del maltrato, ni en que términos etc. Para mí no es un problema de palabras; las palabras solo están reflejando la falta de seriedad y de compromiso de aquellos que dijeron querer erradicar los malos tratos y acto seguido se aliaron con los acosadores sexuales.

Mientras haya mujeres que consideren al hombre un objeto sometido a sus caprichos, no cesará la violencia. Y esto sólo se arregla con educación.

Las mujeres no se "mueren" las estan ASESINANDO, que es otra cosa muy diferente....así nos luce el pelo en el mismisimo Congreso de los Diputados/as.....

La verdad es que la palabra machista no me parece adecuada. Yo conozco varios machistas que nunca pondrían un dedo encima de su mujer.

Esta postura está en la línea de la que marcó Toni Cantó. En la cuestión de la violencia machista vamos para atrás como los cangrejos.

http://nelygarcia.wordpress.com. Mientras haya hombres que consideren a la mujer, un objeto de su propiedad sometido a sus caprichos, no habrá democracia, y esta se estimula con la educación. ¿Qué ocurriría si la mayoría de los asesinados fueran varones?. Esas muertes me llenan de rabia, tristeza, e impotencia.


Es evidente que tanta información de los medios sobre los asesinatos de mujeres, es como una propaganda subliminal para los posibles acosadores, que cuando se les cruzan los cables, les vienen las imágenes y por tanto...Menos propaganda, menos frases y algo más de discreción.

Lo aviso: Se avecinan malos tiempos para la violencia de género. ¿La razón? La inminente modificación del Código Civil para eliminar la excepcionalidad de la custodia compartida y convertirla en la opción más habitual, dadas sus claras ventajas para los menores. ¿Y por qué lo mejor para los niños va a ser un problema? Por dos razones. La primera, de índole económico/emocional: Desaparecen las pensiones de alimentos - para muchas, un sobresueldo - y el poder absoluto de los custodios. A partir de ahora, reparto equitativo de gastos, diálogo y negociación. ¿Segundo problema? El peor: La ley aparentemente va a seguir vinculando maltrato doméstico y custodia compartida, de tal forma que una persona condenada por maltrato a su expareja no podrá optar a una compartida. ¿Consecuencia? La mujer que no desee una custodia compartida impuesta podrá evitarlo consiguiendo que condenen a su expareja por maltrato. ¿Se imaginan, pues, el polvorín en que se puede convertir una vivienda en la que una persona tiene como objetivo que condenen a su pareja?

Es que las mujeres del PP no denuncian. Que se lo pregunten a la de un dirigente de Santander, ahora en Madrid.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Tenemos diferentes puntos de vista, distintas edades, diversos perfiles. Somos un grupo de periodistas, especialistas y colaboradores coordinado por Isabel Valdés.

Libros

EL POSMACHO DESCONCERTADO

EL POSMACHO DESCONCERTADO

Ricardo de Querol

“Como quien dice, acabamos de salir de la cueva. No se borran de un plumazo milenios de reparto rígido de papeles, de trogloditas que salían de caza mientras ellas recolectaban y cuidaban de niños y ancianos, de bravos guerreros y abnegadas esposas, de amas de casa confinadas al hogar y hombres que acaparan toda la vida pública, de burkas de todo tipo, de dotes, de pruebas del pañuelo”. Las reflexiones del autor sobre la relación entre los sexos en el siglo XXI publicadas en el blog Mujeres, recopiladas en un libro electrónico. Puedes comprarlo en Amazon y en Google

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal