Ir a Planeta Futuro
Mujeres

Sanfermines: borracheras, encierros ¿y tocamientos?

Por: | 12 de julio de 2013

Imagen del chupinazo de los sanfermines 2013 (Foto: Reuters)

Es una imagen típica cada año en los sanfermines: una muchacha muestra sus pechos -acaso empapados en vino- durante el chupinazo, o en cualquier otra concentración de gente, mientras numerosos brazos se acercan para manosearla. La mayoría de los medios de comunicación incluyen estas fotos en sus galerías sobre la celebración en Pamplona, por lo que el contexto facilita considerarlas como algo divertido, simpático, alegre. Los tocamientos pasan así a ser tratados por los medios como algo tan festivo como las borracheras o los encierros. 

El tratamiento mediático que se da a estos temas influye, y mucho, en la percepción que tiene el resto de la sociedad sobre ellos. Si las fotos de los tocamientos -que pueden ser consentidos, o no- se consideran algo festivo, los jóvenes aprenderán que están legitimados a hacerlo. Que una mujer muestre sus pechos no significa "barra libre" para que todo el mundo que esté alrededor tenga derecho a tocárselos. En las imágenes de estas fiestas, además, las implicaciones son más graves: algunas jóvenes están claramente bajo los efectos del alcohol, mientras que a otras directamente les arrancan la ropa. ¿Es que con una mujer borracha vale todo? 

Imágenes como esta, de 2013, se repiten cada año en los sanfermines (Foto: 2013)

Salvando las distancias, durante muchos años -años muy negros- la violencia machista se considerada como un tema doméstico que no merecía atención mediática: palizas y muertes por violencia de género se circunscribían al ámbito del hogar. No eran noticia. La denuncia en los medios de comunicación de este tipo de agresiones y asesinatos han contribuido, sin duda, a que la percepción social varíe. Nadie entendería ahora que una agresión de un marido a su esposa fuera considerado como "cosas de pareja". 

En las agresiones sexistas en las fiestas, en cambio, queda mucho por hacer. Este año, por primera vez, ha comenzado un cierto movimiento de denuncia de este tipo de prácticas: "Aceptar esas imágenes como una alegre bacanal legitima la dominación masculina y el acoso sexista", escribe Emilia Laura Arias; "decenas de individuos han tenido durante el chupinazo un comportamiento inaceptable de actitudes machistas y sexistas", critica LaHaine.org. Algunos blogs, incluso, han hecho notar la similitud de este tipo de comportamientos con las agresiones denunciadas en la plaza Tahrir de El Cairo

Habrá quien se lleve las manos a la cabeza con la comparación, pero lo que subyace en uno y otro escenario es, en realidad, lo mismo: ese "van provocando" con el que se justifican las agresiones y, en último término, las violaciones. No hay más que retrotraerse a una noticia sobre los sanfermines ocurrida en 2010, cuando una reportera de TVE trataba de informar desde Pamplona y recibió un beso sin su permiso por parte de un participante en las fiestas. El presentador del espacio respondió: "Maribel, no provoques a ese chico, por favor"

Hay 329 Comentarios

No son sólo chicas extranjeras y no siempre son ellas mismas las que medio se desnudan... hay de todo.
Pero bueno cada cada un@ vea las cosas a su manera, las perjudicadas que denuncien.

Serían personas civilizadas jaja ;- )

Es como una fiesta de colegio mayor en USA, alguien lo ha apuntado antes con toda la razón, Hacen estas mismas cosas, sin problema. Evidentemente quien no quiere no va, o no se desnuda y no toca ni es tocado, chicos y chicas. Esto que estamos viendo es más bien cosa de chicas extranjeras, que están en un "european trip" desfasándose y sacudiéndose la moralina de su educación rígida de encima. Cosa de chicas que conscientemente se ponen ahí a ser manoseadas; van donde se hace, cuando se hace y encima ponen cara de que les gusta. ¿dónde está el acoso?. Acoso es otra cosa, muy mala y perseguible, por cierto, pero no esto. En cambio, muchos chicos extranjeros lo que hacen beber hasta el desmayo y luego se ponen delante de los toros (casi todos los años hay algún herido grave o muerto). Es para ellos una cuestión de "spanish fiesta loca ". Si no lo has vivido, no lo puedes comprender, por eso mucha gente que no concibe esto en esta España que vivimos. Y por cierto, en la que las que ahora resulta que colectivos feministas tratan de criticar a unas chicas inconscientes que hacen lo que les viene en gana con su cuerpo, haciendo uso de su propia libertad a ser manoseadas.

Lo de el todo vale lo estableces tú. Hasta el presente no era de eso de lo que hablábamos, que te recuerdo era que algunas os considerabais en el derecho de hablar de acoso sin saber si había habido o no consentimiento.

Lo de que no hay consentimiento y todo vale lo dices ahora, pero no es lo que decías unos comentarios más abajo cuando reconocías que no lo sabias.

El todo vale parece más bien lo que tú quieres que sea independientemente de la voluntad de los protagonistas ya que en cualquier caso sostendrás caso que la situación es de acoso.

vamos a ver, si yo levanto mi camiseta,en un lugar lleno de hombres borrachos y no me tocan las tetas se acabo la humanidad

Claro, pero no se sabe si es consentido o no, actuan sin saber... porque como se está de fiesta... todo vale.

¿Sean cuáles sean las circunstancias? Eso significa cambiar completamente de lo que estamos hablando. No, no es lo mismo tocar con cosentimiento que sin él, en un caso no es acoso y en el otro sí. No se debe jugar a embarrar el campo mezclando churras y merinas.

Yo no impongo criterios, sin embargo hay quienes imponen sus manos sobre cuerpos ajenos porque creen que estan en su derecho de hacerlo sean cuales sean las circunstancias.

respeto, educación, moral... todas estas cosas se mueven en un mismo territorio y estén completamente relacionadas. Lo de dueñas hace referencia a quién se considera en el derecho de imponer sus criterios sobre estas cosas a los demás.

¿Dueñas de la moral?, no sé exactamente lo que quieres decir con eso, Emilio.
Yo me refiero a respeto, educación...

¿No sabes si es consentido o no, pero entiendes que puedes imponer tu criterio moral porque es el lógico?
...
Por eso yo hablo de dueñas de la moral.

Recuerdo ver paneles publicitarios con la frase "Prefiero pedir perdón a pedir permiso" dicha por algún personaje famoso (un actor creo) anunciando whisky. Con semejante filosofía y estudiando la frase a fondo se puede entender lo perdidos que estamos como individuos y consecuentemente sociedad.

Yo tampoco sé si es consentido o no, pero creo que ante la duda lo lógico es no tocar.... mas que nada por respeto.

Isa, tu dices que la provocación está en los ojos de quien mira, y yo digo y por qué no está el acoso en la mirada de quienes lo veis tras estas fotos.

Me parece que aquí hay cosas salidas de contexto. Me parece exagerado decir que tocarse unos a otros es acoso sexual.¿Y que pasa si sucede lo contrario? ¿Entonces no lo es? ¿O como hablamos del "sexo debil e indefenso" entonces si alguien las toca es acoso sexual? Mira no solo en los sanfermines pasa esto, te vas a cualquier discoteca a las 3 de la mañana y tres cuartos de lo mismo. Si queremos igualdad que sea de verdad, yo soy mujer y os aseguro que si alguien se sobrepasa le pongo bien claros los limites, ¿o es que nadie sabe defenderse por favor? Que todo el mundo sea responsable y consecuente a la hora de emborracharse

Isa, es lo que digo: los demás no sabemos, pero tú si, incluso sin necesidad de preguntar a quienes están en la fiesta. Verdad, que es esa la idea.

En los desmadres de las fiestas todos los tocamientos NO son consentidos, ¿como se sabe que son consentidos? Según la perspectiva de algunas personas: primero tocas y si no se molesta sigues tocando... ¿es esa la idea?

A algunas se les ha subido tanto el poder a la cabeza que lo que pretenden es un poder absoluto, declarándose para ello dueñas de la moral. Moral que estaría por encima de las circunstancias y la voluntad de los hombres y mujeres concretos y por tanto reservándose la capacidad para establecer lo que se puede y no se puede hacer desde los despachos. Todo tan viejo como la humanidad. Ahora de la mano del neofeminismo.

Hola. ¿Dónde están mis respetuosos y no malsonantes comentarios publicados ayer por la mañana? ¿No os gustó lo que tenía que decir?

En el desmadre de la fiesta, todos esos tocamientos son consentidos. El problema vendría si a la chica se la viera molesta por eso, y que a ellos le da igual y siguen acosándola. Pero aquí no ocurre eso: ellas mismas ven esto como parte de la fiesta. Así que no exageremmos la nota, y no nos inventemos acosos donde no los hay. Que ellas también tocarán del mismo modo a los chicos, aquí lo que hay es un desmadre total, y punto.

Algunos comentarios son lamentables... El periodista pidiendo a su compañera que no provoque a esos chicos, cuando estaba haciendo su trabajo y un imbécil la besó porque se creyó con ese derecho, también me parece lamentable... Nunca fui a sanfermines porque no me gusta que se torture a ningún ser vivo, pero ahora que he visto que además de asesinar toros meten mano a las mujeres, ni loca me aparezco por allí.

La provocación sólo esta en los ojos del que mira...

Estas fotos se pueden malinterpretar y pensar que todas las chicas se lo pasan bien de esa forma y que hay libertad para manosear a una chica en esas situaciones..., el estar ahí no es señal de tener libertad de tocar a toda la chica que se ponga por delante. Que no se tome por costumbre por que eso si es acoso...

Soy mujer, y lo que no entiendo si tanto se oponen a los tocamientos , porque a esas mujeres se las ve muertas de gusto....levantándose la camiseta y moviendose provocativamente. Hay incoherencia para mi modo de ver. Lamentanblemente aunque a muchas no les guste, no provoques si no quieres ser abusada

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Tenemos diferentes puntos de vista, distintas edades, diversos perfiles. Somos un grupo de periodistas, especialistas y colaboradores coordinado por Isabel Valdés.

Libros

EL POSMACHO DESCONCERTADO

EL POSMACHO DESCONCERTADO

Ricardo de Querol

“Como quien dice, acabamos de salir de la cueva. No se borran de un plumazo milenios de reparto rígido de papeles, de trogloditas que salían de caza mientras ellas recolectaban y cuidaban de niños y ancianos, de bravos guerreros y abnegadas esposas, de amas de casa confinadas al hogar y hombres que acaparan toda la vida pública, de burkas de todo tipo, de dotes, de pruebas del pañuelo”. Las reflexiones del autor sobre la relación entre los sexos en el siglo XXI publicadas en el blog Mujeres, recopiladas en un libro electrónico. Puedes comprarlo en Amazon y en Google

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal