Ir a Planeta Futuro
Mujeres

El manual católico para sumisas: "La mortificación nos gusta"

Por: | 27 de noviembre de 2013

Casate-y-se-sumisa
Por JOSÉ MIGUEL MUÑOZ

Pocas veces un libro ha levantado tanta polvareda y tantas críticas en contra. Y, lo que es más llamativo, ha unido a los partidos políticos. Cásate y sé sumisa es un libro escrito por la periodista italiana Costanza Miriano y editado en España por la editorial Nuevo Inicio, creada por el polémico arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, uno de los prelados más conservadores de la jerarquía eclesiástica.

El título ya dice mucho, y que esté expresado en imperativo, aún más. Si a eso le añadimos el párrafo de la contraportada usado por la editorial para promocionarlo en su página web, pues la mecha se enciende sola: “Ahora es el momento de aprender la obediencia leal y generosa, la sumisión. Y, entre nosotras, podemos decirlo: debajo se coloca el que es más sólido y resistente, porque quien está debajo sostiene el mundo”.

De inmediato surgieron las críticas, venidas de todos sitios. Sobre todo, lógicamente, de colectivos de mujeres. Por ejemplo, la presidenta de la Federación de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas, Ana María Pérez del Campo, dice que se trata de “un manual clarísimo de violencia” pues “esclaviza a la mujer”. Los partidos políticos no tardaron en reaccionar. IU ha instado a la fiscalía a que investigue si el libro hace “apología de la violencia contra las mujeres”. El PSOE andaluz ha exigido al Arzobispado la inmediata retirada del libro porque lo considera “discriminatorio y sexista”. Y hasta el PP también ha pedido al arzobispo que “rectifique” porque el libro es “un auténtico despropósito”.

El pasado lunes, la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, a quien se había criticado que no se pronunciara al respecto, pidió públicamente la retirada de la publicación porque es “una falta de respeto a las mujeres”, y así se lo ha hecho saber al Arzobispado a través de una carta enviada por la directora del Instituto de la Mujer.

Y, ante tal vendaval de críticas, ¿qué ha dicho el arzobispo? Pues el 15 de noviembre publicó un largo comunicado en su página web para defender el libro y, más o menos, hacerse el mártir. A Francisco Javier Martínez le consta que el libro “está ayudando a muchas personas” porque es una obra “evangelizadora” que “no justifica, excusa o promueve ningún tipo de violencia contra la mujer”, algo que sí que favorece y facilita, en cambio, la legislación que liberaliza el aborto, al igual que todas las medidas que debiliten o eliminen el matrimonio”. Se refiere al de hombre y mujer, claro. El arzobispo asegura que su postura sobre el libro está “acorde con las enseñanzas de la Iglesia”, pero lo cierto es que las críticas se han producido incluso dentro de la propia jerarquía eclesiástica. El obispo de Bilbao, Mario Iceta, ha dicho que el título del libro “no refleja lo que piensa la Iglesia” en torno al matrimonio, y cree que es “provocador” y “desafortunado”. Iceta habla solo del título porque reconoce que no ha leído el libro, al igual que el portavoz de la Conferencia Episcopal, José María Gil Tamayo, quien afirma que “la sumisión no se corresponde con la doctrina de la Iglesia ni el Evangelio” y que la obediencia cristiana “no es una obediencia cuartelera”. Pero Tamayo también advierte de que para opinar sobre un libro hay que “pasar de la entradilla”.

Precisamente ese ha sido el primer argumento de defensa del arzobispo sobre el libro, que todos opinaban del título y del párrafo de la contraportada, pero que parecía que nadie se lo había leído. Llegados a este punto, ¿es para tanto lo que se dice en el libro? ¿Se trata solo de un título provocador que luego se diluye en el contenido? Para averiguarlo, pues, habrá que pasar de la entradilla, como dice el portavoz de la Conferencia Episcopal.

Cásate y sé sumisa está estructurado como cartas de Costanza Miriano (42 años, casada y con cuatro hijos) a amigas y amigos, acompañadas de reflexiones -en tono distendido- sobre su experiencia como esposa y madre. Para Miriano, el éxito en el matrimonio pasa por la sumisión de la esposa al marido. “Tendrás que aprender a ser sumisa, como dice San Pablo”, dice en el texto. Y lo explica: “Cuando San Pablo le dice a las mujeres que acepten estar debajo, no piensa ni mucho menos que sean inferiores”. “La sumisión de la que habla San Pablo es un regalo, libre como todo regalo, porque, si no, sería una imposición”.

No será por imposición, pero para la autora queda claro que la mujer no se sitúa en un plano de igualdad con el hombre, sino por debajo, aunque lo diga San Pablo y Miriano se empeñe en que estar debajo no es ser inferior. Por lo pronto, nada de repartirse tareas o compartir sacrificios. La escritora se muestra en contra de lo que llama la “lógica del contrato en el matrimonio”: “Yo he cuidado a los niños para que tú fueras a jugar a fútbol-sala, tú tienes que quedarte con ellos ahora para que yo vaya al gimnasio. Más que una pareja, una empresa. Y las empresas se abren y se cierran según las exigencias del mercado. Así se entiende el vertiginoso aumento de los divorcios, con las mujeres poniendo en crisis los antiguos equilibrios -a veces con razón-, pero sin saber proponer otros nuevos”.

Así que la esposa, mejor que se quede en casa y en la cocina, y que se esmere en ello, ya que en otro pasaje le espeta a una amiga: “Es verdad, todavía no eres una cocinera experimentada ni un ama de casa perfecta. ¿Qué problema hay si te lo dice? Dile que tiene razón, que es verdad, que aprenderás. Al ver tu dulzura y tu humildad, tu esfuerzo por convertirte, también él se convertirá”.

Parece claro el papel que debe asumir cada cual en el matrimonio. “Cuando se trata de la vida en pareja (…), tres pasos atrás. Y hay que hacerlo aun cuando no entiendas el motivo, aun cuando estés íntimamente convencida de tener razón”, dice en otro párrafo. Y nada de discutir: “Si algo que él hace no te parece bien, con quien tienes que vértelas es con Dios”, porque “Dios te ha puesto al lado de tu marido, ese santo que te soporta a pesar de todo”, le dice a su amiga, porque, según Miriano, “cuando tu marido te pone furiosa siempre me parece que es por insignificancias”. Así que le aconseja: “En caso de duda, sin embargo, obedece. Sométete con confianza”. Porque el marido es como Dios: “Luigi [el supuesto marido de su amiga] es el camino que Dios ha elegido para amarte, y es tu camino hacia el cielo. Cuando te dice algo, por lo tanto, lo debes escuchar como si fuera Dios el que te habla (…) porque con frecuencia ve con más claridad que tú”. “¡Sin Luigi, Margherita no es plenamente ella misma!”.

Si eso no es anular a la mujer, que venga Dios (o San Pablo, o el arzobispo) y lo vea. Porque Miriano ahonda en ello: “¿Tengo que darle la razón aun cuando no la tenga? Yo diría que sí”. “Si solo acoges aquello que es conforme a ti, aquello que tú piensas, no estás casada con un hombre, sino contigo misma. En lugar de hacer eso, debes someterte a él”. Pero, tranquila, que no pasa nada: “Te dará miedo, porque abandonar tus propias convicciones es algo horrible. Pero no te estás arrojando al vacío, te estás arrojando a sus brazos”.

Para la autora del libro, la sumisión es la actitud que debe tomar la esposa para que el marido le haga caso: “Comprobarás, te lo puedo asegurar, que un hombre no se puede resistir a una mujer que lo respeta, que reconoce su autoridad, que se esfuerza lealmente en escucharlo, en dejar a un lado su propio modo de ver las cosas, que se muerde la lengua, que acepta por amor recorrer caminos muy distintos a los que ella hubiera elegido de estar sola”. “Poco a poco será él el que vaya a preguntarte qué piensas, qué hay que hacer, por dónde debe encaminarse la familia. Y ese respeto se conquista con el respeto, esa devoción con la sumisión”.

Una sumisión que roza el masoquismo: “La mortificación nos gusta porque es para alcanzar un bien mayor, y ese bien es acoger a tu marido, por consiguiente, engendrarte a ti misma”, se puede leer en el libro. “Es un esfuerzo de elasticidad continuo, y muchas veces te podrá parecer que tú le has dado mucho, cuando en realidad has permanecido en tu egoísmo”. Tenía razón el arzobispo, para criticar el libro hay que leerlo. Y, una vez rebasada la entradilla, se puede comprobar que el título, quizá, se queda corto.

Hay 191 Comentarios

Pareciéndome un espanto lo que comenta el artículo sobre el contenido de este libro, admiro y apoyo el sabio comentario de Mauro. ¿Sí que aceptamos otro tipo de sumisión? Siempre 'mola' más tirar por lo transgresor y anticlerical. Gracias, Mauro, de las pocas reflexiones sabias que he leído en este periódico. Y por muy aberrante que me resulte que se siga considerando así a la mujer así en ciertos sectores, afortunadamente nos queda la libertad de expresión, señores, que para algo la tenemos. Que cada uno publique lo que le dé la gana. Que esto no son dogmas de fé... ¿O es que nos tenemos que poner ahora a censurar o retirar de las librerías todo lo que nos parezca ofensivo? Estamos apañados entonces.

El marido , que? no se mortifica , y los curas ? la religión rancia , rancia , decir a la mujer que tiene o no que hacer ,no se , si esta capacitado un cura para dar consejo, ni publicar ningún libro

que pena que a estas alturas todavía alguien pueda pensar así...
www.capitanfood.com

Apenas lo puedo creer que en España MANDEN LOS CURAS. Nesesitan un Benito Juarez para que SEPARE al estado de la religión URGENTEMENTE.


En cuestión de días el Gobierno pretende impulsar una nueva ley que podría llegar a imponer multas astronómicas de hasta 600.000 euros a cualquiera que participe en protestas pacíficas, como los miembros de Avaaz. Pero un gigantesco clamor público justo ahora puede forzar al PP a parar esta mordaza anticiudadana.
.
El PP sabe que con tantas políticas impopulares está perdiendo la batalla frente a la opinión pública, y con esta Ley de Seguridad Ciudadana busca anular las voces de los que denunciamos sus fechorías y exigimos responsabilidades. Pero podemos parar esta propuesta absolutamente antidemocrática, forzando al gobierno a elegir entre aferrarse a su agenda represora o enfrentarse al mayor descalabro electoral en la historia de nuestra democracia.
.
Es hora de crear una campaña ciudadana sin precedentes y levantar un clamor que retumbe en todo el país. En pocos días el Consejo de Ministros puede aprobar el anteproyecto. Si no actuamos ahora, podríamos despertarnos y descubrir que han asesinado nuestro derecho a expresarnos libremente:
.
https://secure.avaaz.org/es/ley_mordaza_5/?bdotMdb&v=31670
.
Según cifras oficiales, en 2012 hubo 4000 manifestaciones en Madrid. Solo en 12 se registraron actos violentos. Sin embargo, el Consejo de Ministros podría dar luz verde en los próximos días a una nueva Ley que impondría multas de entre 30.000 y 600.000 euros por convocar concentraciones no comunicadas frente al Congreso u otras instituciones del Estado. La misma multa podría recibir cualquiera que grabase o difundiese imágenes de agentes de policía durante las manifestaciones cuando se interprete que suponen un atentado a su honor o pongan en peligro la actuación policial correspondiente.
.
Pero no es solo la flagrante desproporcionalidad de dichas medidas lo que está provocando la crítica de la oposición casi en bloque, y de asociaciones de jueces, periodistas, e incluso del sindicato mayoritario de la policía. También es alarmante el hecho de que estas multas se puedan tramitar en el ámbito administrativo, sin intervención judicial, y por ello sin las suficientes garantías de protección de los derechos del ciudadano.
.
Una vez más el PP está dispuesto a tirar de su rodillo parlamentario, esta vez para sofocar las voces de una ciudadanía que apenas cuenta con la protesta organizada para proteger sus derechos. Pero sabemos que lo que más le preocupa al gobierno es frenar la sangría de pérdida de votos que sus políticas están causando. Por eso, si respondemos con fuerza ahora se darán cuenta de que esta ley podría ser su tumba electoral y no tendrán más remedio que dar marcha atrás. Firma la petición y compártela con todo el mundo:

Venid a Brasil!! Aquí nadie toma la religion en sério. Son todos creyentes de muchos Deuses y Diosas. Las personas salem de la misa ( donde el principal no és la Bíblia o Jesus y si las canciones) y van a un Centro Espírita o a Santeria. Aquí es impossible una guerra religiosa o que un livro como este tenga buenas vendas. Un saludo!

La biblia dice que la mujer debe ser tratada como "vaso frágil" y es "ayuda idónea" para el hombre. Todas estas barbaridades contadas por esta señora no se reflejan en la biblia, la cual habla de respeto mutuo, ayuda mutua y crecimiento conjunto. Como cristiano y lector de la biblia no me siento ni mucho menos representado por esta señora.

El libro de la señora Miriano para los hombres (de inmediata publicación) se titula 'Cásate y da la vida por ella'. En el enlace, lo que no dicen ni unos ni otros sobre estos libros y que debe ser dicho. http://misrizos.blogspot.com.es/2013/11/la-violencia-de-genero-en-la-pareja-y.html

"En España se venden libremente "Diario de una sumisa" y "Confesiones de una sumisa", cuyas cubiertas son inequívocas. Nadie pidió que fueran retirados. Entonces, es evidente que el problema no está en la palabra "sumisa", como han dicho hasta ahora los principales partidos políticos españoles, en el Parlamento, y hasta una ministra. Todos han denunciado que el problema está en el título. Por consiguiente, quizá sea la palabra "cásate", hazte esposa, la que no es aceptable. Sumisa sí, pero siempre que no sea al marido."
(Costanza Miriano)

A ver quién de entre vosotros y vosotras, hijos míos, hijas mías, se anima a escribir ahora la versión más original y comercial del asuntito: "La mortificación nos gusta": Es el momento de aprender la obediencia leal y generosa, la sumisión a nuestras mujeres. Y, entre nosotros podemos decirlo: debajo se coloca el que es más sólido y resistente, porque quien está debajo sostiene el mundo y sostiene lo que le echen”. En una palabra, ¿quiénes, si no nosotros, los machos, fueron siempre los más resistentes y sólidos? ¿Quiénes, si no nosotros, sostuvieron el mundo siempre? ¡Nosotros, los machos! Gocémoslo, pues, de manera más plena aún: ¡seamos sumisos a nuestras esposas, amantes, madres, novias, hermanas, compañeras, jefas, mandos intermedios, subordinadas, sindicalistas, etc., etc.? Mmmm... ico, ico, ico... ¡Seamos sumisos! ¡Alabada sea la señora!

Ya había escrito hace siglos fray Luis de León, "La perfecta casada".Lo extraño,es que casi siempre lo escriben o promocionan (como en este caso) el libro, es un célibe, es decir alguien que no tiene ni idea de lo que es el matrimonio. Antes, a través de las confesiones podían tener una remota idea del mismo.Ahora que nadie o sólo los beatos o beatas lo hacen, su idea sería misérrima. Eso sí, todos se llaman "padres" en contra de lo que el Galileo de Nazaret les prohibió. Ellos cogen a los niños ya criaditos y en disposición de recibir el lavado de cerebro, y si se encuentran con el cura verraco, ¡¡pobres criaturas!!!.Así que, cásense y en buena hora para todos, obtengan experiencias de primera mano y comprueben que las mujeres son mujeres y están ahí caminando a nuestro lado por la vida.Olvídense de aquel converso Saulo fanático y lo que dijo, por que ¿cómo iba a mirarle bien una mujer con aquel tipo,bajo, calvo,estevado y que oía voces?..

Este libro es todo un ejemplo, para cuando en las clases? La reforma educativa deber incluir este texto como base en todos los colegios ... y si no te gusta te lo entiendes con Dios. Magnifico, que palabras!! simplemente anonadado ...

Editorial falso. Ese libro tiene más que ver con 50 sombras de Grey que con la cultura cristiana. El Arzobispo de Sevilla está muy bien en su palacete, pero le falta práctica en lo del matrimonio. Eso sí, el titular está en la línea de la editorial del periódico. Enhorabuena.

No he leído el libro ni lo haré, pero tengo un comentario y una pregunta: Con tanta publicidad (buena o mala) se venderá como rosquillas. Y la pregunta: Esas clase de personas, ¿Saldrán algún día de la edad media?

El libro lo ha escrito una mujer, no un obispo, ni un cardenal, ni el Papa anterior (con este no nos metamos, que nos cae bien), ni un sacerdote raso, ni Rajoy, ni Wert, ni siquiera Fray Luis de León.

Soy creyente practicante y no estoy de acuerdo con esta perspectiva del matrimonio o de la mujer. No se puede entender la "sumision" que pide San Pablo en forma aislada. Sin por ejemplo olvidar su otro consejo "someteos unos a otros en el amor del Senhor" o aun en que el hombre "debe" amar a su esposa como a si mismo. Nadie que ama asi a una esposa la somete, la desvalorisa, antes le reconoce su valor y dignidad, su inteligencia mayor a el en mucha areas, mi experiencia. Pero debo decir que prohibir libros no es la v'ia para tratar con esto, no leerlo y ofrecer alternativas debe ser suficiente.

Si hubiera salido de una comunidad musulmana en España, el responsable habría sido ya citado a declarar, habría sido presionado para que se retractara y probablemente se hubiera iniciado su trámite de expulsión. Así de justa y cristiana es nuestra ley,

Es normal que esto ocurra en Italia y España,los países atrasados de Europa occidental. O al menos eso es lo que piensan el resto de países de nosotros y razón no les falta.

Me parece muy bien que la SICAR se modernize y entre a dar literatura enruiquecedora y útil a los aficionados al sadomasoquismo, como mi mujer y yo. Me dan ganas de personales tantos sinsentidos: por fin un manual para la buena esclava masoquista católica.
Ahora, a esperar el manual para el buen esclavo católico, estoy seguro de que mis amigos masoquistas estarán muy interesados en él.
¿Dan alguna idea sobre prácticas sexuales con crucifijos y cosas así? Al hilo de las penitencias con el cilicio, las autoflagelaciones y tantos otros momentos "kinky" de la Iglesia. Ya saben, mea culpa (¡zasss!), mea culpa (¡zasss!) mea gravissima culpa (¡zasss! ¡zasss!).

Excelente libro. Muy bien documentado y mejor escrito. Se lo recomiendo a todas las mujeres del mundo, y en especial a las españolas.

A los hombres nos encanta también la mortificación, por eso hacemos horas extras sin cobrar, y votamos a Rajoy

Jopé, menudo manual para el lavado de cerebro @_@ Mejor que mantengan esto bien lejos del alcance de los niños, y sobre todo de las niñas.

Hay problemas más axfixiantes que esta chuminada proveniente de la Iglesia , con no hacer ni caso , lo teneis hecho , foreros ansiosos de guerra dialéctica

Este tipo de pensamiento es normal en este tipo de personas, muy su libertad de expresión, pero lo que sí debe de ser motivo de indignación es que dinero de los impuestos pagados por la generalidad gente termine financiando esta clase de propaganda de un sector social, que en última instancia promueve discriminación y sometimiento contra las creadoras de la vida.

Seguro que el libro es una porquería, pero a mí con no leerlo me parece suficiente: no sé por qué hay quien se gasta dinero en un ejemplar para enfadarse. En cuanto a lo de exigir a gritos que se retire, no me parece bien. Aún recuerdo con bochorno cuando Pilar Rahola decía en la tele que había que prohibir 'Lolita' de Nabokov, porque ensalzaba la pederastia, o algo similar. Si pretendemos prohibir lo que no nos gusta no somos tan demócratas como nos creemos. Las mayorías no sirven para eso... a no ser que los linchamientos sean una prueba de la voluntad popular, claro.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Tenemos diferentes puntos de vista, distintas edades, diversos perfiles. Somos un grupo de periodistas, especialistas y colaboradores coordinado por Isabel Valdés.

Libros

EL POSMACHO DESCONCERTADO

EL POSMACHO DESCONCERTADO

Ricardo de Querol

“Como quien dice, acabamos de salir de la cueva. No se borran de un plumazo milenios de reparto rígido de papeles, de trogloditas que salían de caza mientras ellas recolectaban y cuidaban de niños y ancianos, de bravos guerreros y abnegadas esposas, de amas de casa confinadas al hogar y hombres que acaparan toda la vida pública, de burkas de todo tipo, de dotes, de pruebas del pañuelo”. Las reflexiones del autor sobre la relación entre los sexos en el siglo XXI publicadas en el blog Mujeres, recopiladas en un libro electrónico. Puedes comprarlo en Amazon y en Google

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal