Ir a Planeta Futuro
Mujeres

Mandela, sus mujeres y la política

Por: | 06 de diciembre de 2013

 Nelson Mandela "Los verdaderos líderes deben estar dispuestos a sacrificarlo todo por la libertad de su pueblo", dijo el hombre cuya muerte, este viernes, ha conmocionado al mundo. Nelson Mandela ha sido más que un político. Nelson Mandela se ha convertido en un símbolo y en un mito. Mucho se sabe de él a causa de una lucha intensa y sobrarían las palabras para calificar al líder dispuesto a darlo todo por liberar a su pueblo. Pero a pesar de su intensa vida política y de su prolongado paso por la cárcel, Madiba, como así lo llaman, tuvo una intensa vida amorosa. Nunca renunció a las mujeres entre batalla y batalla. ¿Era Mandela un Don Juan?

Evelyn Mase (1944-1958) fue la primera esposa de Nelson Mandela, una activista y enfermera de Engcobo, Transkei. Con ella tuvo cuatro hijos de los cuales tres murieron. La única hija del matrimonio que sigue viva es Makaziwe Mandela, quien nació en 1953, y la que, parece ser, tiene un talante peleón. Se divorciaron en 1958. Reza la historia que Mandela tuvo que escoger entre su familia o su lucha contra el apartheid. Escogió lo segundo.

Winnie Madikizela (1958-1996) fue la segunda esposa del ex presidente de Sudáfrica, una trabajadora social y también política. Quizás ella conectó mejor con Mandela por compartir características en común, como la estancia en la cárcel, la acusación de actos violentos, o la participación en mítines cuando los tenía prohibidos. Su imagen se deterioró en 1988 por la muerte de un joven negro, al parecer, asesinado por su guardia personal. Aún hoy esa sombra le persigue. Pero en 1993 resucita en la vida política para apostar por la presidencia de la Liga de Mujeres del ANC. Además de ser la esposa de Mandela, también fue ministra de Cultura de su primer Gobierno. Se divorciaron en 1996. Y tuvieron dos hijas Zenani y Zindzi.

Graça Machel (1998-) es la actual esposa de Madiba, una mujer también muy relacionada con el mundo de la política y con el mundo del activismo. Ella, en verdad, es un tanto especial por ser la primera mujer que se ha casado con dos presidentes. Su primer marido fue Samora Machel, quien fuese presidente de Mozambique. Y además fue la ministra de Educación del Gobierno de su marido en 1975. Si hay algo que la caracteriza es su lucha por la defensa de los derechos infantiles. Recibió el premio Príncipe de Asturias en 1998, el mismo año que contrajo matrimonio con Nelson Mandela. Su enlace fue, probablemente, como dice la cadena Al Jezeera, “un encuentro de dos solitarios”.

Su última mujer es quizás la que más se asemeja a la persona de Nelson Mandela: ministra, primera dama, luchadora por los derechos sociales… Y es posiblemente la única mujer que se mantiene al margen de las trifulcas por la herencia del icono sudafricano. Posiblemente muchas mujeres han suspirado por el líder que hoy guarda reposo, y posiblemente él suspiró por ellas, de amor o no. Pero otras mujeres no suspiran por aquello que hizo a lo largo de la historia, sino por cuánto les dejó o cuánto les dejará. La familia crece, y nietas no le faltan... Lo que sí sabemos es que Nelson Mandela ha suspirado toda su vida por una única palabra en femenino, a la que jamás le fue infiel, y que ha marcado un antes y un después no únicamente en su país: la política. 

Imagen: Nelson Mandela y su actual mujer, Graça Machel (Associated Press)

Hay 6 Comentarios

La vida amorosa de un personaje, no debe de mezclarse con sus nobles actividades aunque, en este caso, su coherencia al relacionarse con mujeres que luchaban por la misma causa, muestran donde residían sus prioridades. También pudiera ser que, en su entorno ideológico, abundaran las candidatas.

Su hazaña política, haber sabido convertir su excepcional capacidad personal en el motor político de la nueva y reconciliada Sudáfrica. Una tarea hercúlea que revela una inteligencia, determinación y corajes excepcionales. No está mal para un abogado. Traspasado cierto umbral, lo sabían de sobra los antiguos griegos, las personas dejan de ser personas y emparentan con los dioses. Ghandi o Mandela ya pertenecen al linaje de Ulises. http://www.elsenorgordo.com/2013/12/madiba.html

que en paz descanse "Nelson Mandela"

Me parece evidente que el régimen anterior de burda discriminación racial, represión y dictadura contra la población mayoritaria, la negra, era una especie de nazi-fascismo indiscutible, régimen además condenado por la ONU. Eso no admite discusión. Era peor que el actual, sin que el actual sea lo deseable, pero Mandela luchó contra aquello y le costó caro.


Yo no sé cuánto dinero tenía ahora Mandela, pero está claro que un presidente gana bastante, y los familiares siempre desean una herencia, sea mayor o menor. No veo nada raro en este asunto. Lo demás me parece que es gana de intoxicar echando mierda sobre alguien que para mí lo único que presenta dudas sobre su política es el haber dejado un país en el que el poder económico no fue debidamente atacado para que la riqueza estuviera mejor repartida, y el haber dejado como sucesor un gobierno bastante represivo ante las reivindicaciones sociales (por ejemplo, no hace mucho hubo una matanza de mineros por parte de la policía). Creo que Mandela fue demasiado conciliador con el enemigo, pero es indudable que ahora hay unas libertades para la población negra, que es la mayoritaria, que antes no había.

Nelson Mandela was a great man, may he rest in peace. Hopefully South Africa will continue to improve.

Casi todo el mundo que muere deja herencia a sus familiares. Criticar por eso a Mandela es hablar por hablar. Alguien que pasó 30 años en la cárcel por la libertad de su país no me parece un corrupto.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Tenemos diferentes puntos de vista, distintas edades, diversos perfiles. Somos un grupo de periodistas, especialistas y colaboradores coordinado por Isabel Valdés.

Libros

EL POSMACHO DESCONCERTADO

EL POSMACHO DESCONCERTADO

Ricardo de Querol

“Como quien dice, acabamos de salir de la cueva. No se borran de un plumazo milenios de reparto rígido de papeles, de trogloditas que salían de caza mientras ellas recolectaban y cuidaban de niños y ancianos, de bravos guerreros y abnegadas esposas, de amas de casa confinadas al hogar y hombres que acaparan toda la vida pública, de burkas de todo tipo, de dotes, de pruebas del pañuelo”. Las reflexiones del autor sobre la relación entre los sexos en el siglo XXI publicadas en el blog Mujeres, recopiladas en un libro electrónico. Puedes comprarlo en Amazon y en Google

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal