Ir a Planeta Futuro
Mujeres

Ella y él juntos dinamizan la empresa

Por: | 14 de abril de 2014

Foto: Getty
Aunque las mujeres cada vez están más formadas y tienen más aspiraciones profesionales, todavía se siguen encontrando con muchas barreras que impiden su promoción dentro de las empresas. En un trabajo recientemente publicado por la revista Innovation-Management Policy & Practice, los investigadores Cristina Díaz García, Ángela González Moreno y Francisco José Sáez Martínez de la Universidad de Castilla-La Mancha en Albacete han analizado las actividades innovadoras de 4.277 compañías españolas (87% del sector industrial y 17% de servicios).

Según el estudio, titulado Gender diversity within R & D teams: Its impact on radicalness of innovation, formar equipos mixtos de hombres y mujeres en el interior de las empresas de I+D favorece la competitividad y fomenta las soluciones novedosas y radicales, tanto en las organizaciones como en el mercado.

En los resultados arrojados por el trabajo, que ha surgido de la falta de investigaciones al respecto, la diversidad de género favorece la creatividad. Díaz García explica también que en las empresas de I+D el aumento de mujeres en la plantilla de trabajo posibilita un clima de debate más abierto, que facilita la toma de decisiones a favor de una innovación más "rompedora".

"Lo que argumentamos es que generar equipos mixtos de investigadores científicos, en los que hombres y mujeres están al mismo nivel, repercute en la competitividad", señala Díaz García, que asegura también, que "la media en la diversidad de género en el equipo de I+D español es de 12%, o sea, que de cada cien empresas solo 12 cuentan con un equipo mixto. Y respecto al total de empleados de la compañía la media sube al 31%".

Para la investigadora Díaz García, la falta de promoción se debe a la poca transparencia en los procesos de promoción internos que facilitan el avance de los hombres y que, según explica, tienen una mayor afinidad personal con los que están en el poder para mantener el estatus quo que demandan las organizaciones. "Desde mi punto de vista creo que esta situación tenderá a cambiar con el tiempo en lo que se refiere a la posición que ocupan las mujeres científicas. Cada vez hay más modelos de aquellas que facilitan el acceso y que motivan a otras a ocupar los puestos", agrega.

Una de estas líderes de las que habla Cristina Díaz García es Ana Maiques. La ejecutiva española y fundadora de la empresa especializada en la investigación e innovación ligada al espacio y la neurociencia Starlab (Barcelona), que ganó el tercer premio a las mujeres más innovadoras de la Unión Europea 2014, dotado con 25.000 euros.

"Es cierto que en los campos de la tecnología punta donde estamos, sobre todo en el de las matemáticas, la física o incluso la ingeniería, sigue habiendo menos mujeres que hombres, con lo que sigo pensando que hay un gran camino por recorrer. La solución quizá esté en la educación. Hay que hacer énfasis ya en edades tempranas para que las niñas muestren también un interés por el descubrimiento de tecnologías", comenta Maiquesm cuya empresa comercia con dos tipos de tecnologías. La primera es un lector inalámbrico de actividad cerebral de electroencefalograma con aplicaciones para el diagnóstico de enfermedades como epilepsia y tratamiento de hiperactividad. Y el segundo es un estimulador no invasivo eléctrico cerebral utilizado para el tratamiento de patologías como el dolor neuropático, la rehabilitación del ictus o la depresión. Ambos dispositivos están siendo utilizados por el Institut Guttman (Hospital de neuro-rehabilitación), el Hospital Vall d’Hebron o el Hospital San Juan de Dios.

En la investigación Gender diversity within R & D teams Díaz García asegura que "en ningún momento se clasificó a las mujeres como mejores o peores. Desde la literatura de género ya se ha dejado de asignar valores existencialistas o estereotipos como que ellas arriesgan menos y que, por lo tanto, innovan menos. Lo que medimos es que cuanto más diverso es el equipo más ventaja competitiva genera". Y finaliza diciendo: "Los recortes tampoco favorecen".

Hay 4 Comentarios

No se si será una cuestión de amplitud de miras, pero para mí la lucha contra la discriminación no entiende de sexos. Huyo de esa concepción de que solo una parte de la sociedad es discriminada. En sí misma, esa idea me parece discriminatoria, siendo el eje central del sexismo feminista.

Sí la diversidad de géneros beneficia a la investigación, acabará convenciendo a los responsables, de la importancia que tiene, el estimular la búsqueda de equipos mixtos.

Destaco la siguiente frase, del penúltimo párrafo: ""Es cierto que en los campos de la tecnología punta donde estamos, sobre todo en el de las matemáticas, la física o incluso la ingeniería, siguen habiendo menos mujeres que hombres, con lo que sigo pensando que hay un gran camino por recorrer."

Exactamente, ¿qué problema hay en que hayan más hombres que mujeres? Porque un 50% en cualquier ámbito de la vida es complicado.

¿Si hubieran más mujeres que hombres se preocuparían en recorrer el camino? ¿Está bien que hayan más mujeres que hombres pero no lo contrario?


Se está más pendiente de estas cosas que de la propia investigación.

Es indudable que la combinación de género resulta muy beneficiosa en las empresas, siempre y cuando exista respeto y se permita que las dos partes aporten sin restricciones.
http://goo.gl/ge75pB

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Tenemos diferentes puntos de vista, distintas edades, diversos perfiles. Somos un grupo de periodistas, especialistas y colaboradores coordinado por Isabel Valdés.

Libros

EL POSMACHO DESCONCERTADO

EL POSMACHO DESCONCERTADO

Ricardo de Querol

“Como quien dice, acabamos de salir de la cueva. No se borran de un plumazo milenios de reparto rígido de papeles, de trogloditas que salían de caza mientras ellas recolectaban y cuidaban de niños y ancianos, de bravos guerreros y abnegadas esposas, de amas de casa confinadas al hogar y hombres que acaparan toda la vida pública, de burkas de todo tipo, de dotes, de pruebas del pañuelo”. Las reflexiones del autor sobre la relación entre los sexos en el siglo XXI publicadas en el blog Mujeres, recopiladas en un libro electrónico. Puedes comprarlo en Amazon y en Google

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal