Ir a Planeta Futuro
Mujeres

Mónica de Oriol tiene un problema embarazoso

Por: | 03 de octubre de 2014

Mónica de Oriol, presidenta del Círculo de Empresarios (EP)

Por CARMEN MORÁN

Mónica de Oriol dice tanto con tan pocas palabras… Qué arte el de la presidenta del Círculo de Empresarios. “Si una mujer se queda embarazada y no se la puede echar [de su empleo] durante los 11 años después de tener a su hijo ¿a quién contratará el empresario?”. “Prefiero [contratar] a una mujer después de los 45 años o antes de los 25, porque, por el medio ¿qué hacemos con el problema?”. 

En unas jornadas empresariales latinoamericanas, reconoció que ella entró en el consejo de administración de una empresa gracias a la cuota femenina: “Cuando llegué éramos las cuotas, pero no decíamos tonterías”. Entonces puede que no.

Mónica de Oriol dice tanto con tan pocas palabras. En apenas unas frases ha descrito toda una época, aquella en blanco y negro que se estira como un chicle hasta nuestros días, correosa… Aquella en la que las mujeres trabajaban de animosas y disciplinadas secretarias hasta que se casaban. Después llegaban los niños y cuando estaban criados algunas volvían al tajo, que, por cierto, nunca eran consejos de administración, porque ni cuotas había.

Es más, no ha descrito solo una época, sino todas las épocas, porque en todas las mujeres han estado apartadas de quehaceres para los que son valiosas, relegadas para otras funciones, sobre todo y principal la de tener hijos: hijos para la guerra, hijos para la Iglesia, hijos para la economía, hijas para repetir el mismo papel de la madre. Solo que entonces la cosa se vendía con más sutileza, hombre: los hijos son una bendición caída del cielo, se repetía sin cesar. Tanto, que cuando el cielo no los mandaba, la mujer era casi un objeto inservible, culpable, estigmatizado. Pero qué bendición tener hijos, cuantos más mejor, premio para las familias numerosas. Aunque no se pudiera, había que tenerlos.

Ahora resulta que no, que quedarse embarazada  es “un problema”, por lo menos para los empresarios, a decir de la señora De Oriol. No hay forma de acertar. Ahora se quiere y no se puede, porque, ¿qué empresario las va a contratar? A quién se le ocurre ser madre. 

Se diría que la presidenta del Círculo de Empresarios no valora la familia, pero eso es imposible porque tiene seis hijos. Y algunos los tuvo de bien jovencita, antes de los 21 ya tenía tres. Si algún empresario la hubiera contratado a esas edades porque esperaba  que la maternidad no se interpusiera en su contrato menudo chasco se habría llevado.

“Es mejor que una alta directiva se case con un funcionario o con un marido al que le gusten mucho los niños”, recomendaba este viernes, dando por hecho que en esos puestos no podrá atenderlos como desee. Pero ella no siguió esas recomendaciones. “El que es hoy mi marido, también emprendedor y dueño de su tiempo, le era difícil aceptar mis rígidos horarios en la empresa en la que trabajaba y me propuso llevar una microempresa que él había fundado”. Todo arreglado. ¿Todo? No, faltaba quien cuidara a los críos: “Josefina Trancón ha llenado nuestro hogar en todos los momentos en que yo he faltado y ha sido durante 22 años mis manos y mis pies en casa ayudando a criar y educar a cada uno de mis hijos”, reconocía en 2008, cuando le premiaron su trayectoria la Asociación de  Mujeres Empresarias de  la Comunidad de Madrid, que le entregó Esperanza Aguirre.

Su marido le ofreció dirigir una empresa que él fundó. Josefina Trancón le ayudó con la crianza de su media docena de hijos. Lo que no quiere decir que no sepa lo que es un sacrificio. Por eso ha declarado que para que las mujeres lleguen a altos cargos directivos no hacen falta leyes, sino sacrificios. Entre ellos debe incluirse el no tener hijos por miedo a perder el empleo o a que no te contraten.

Mónica de Oriol es la presidenta de Seguriber, una empresa de seguridad, limpieza, jardinería, mantenimiento, etcétera, con la que contrata la Administración pública. Es nieta del empresario eléctrico José María de Oriol, hija del arquitecto Miguel de Oriol y de la empresaria Carmen de Icaza y sobrina del que fue presidente de Iberdrola Íñigo de Oriol.

Todos los partidos políticos se han puesto de acuerdo en esta ocasión para condenar sin paños calientes las palabras de la empresaria.  A Marta González, del PP, le han parecido “vergonzosas y bochornosas”, en el PSOE han pedido su dimisión, algo para lo que ya está tardando, según UPyD, e IU ha pedido que actúe la fiscalía porque sus palabras son “claramente sexistas y discriminatorias” y que, en consecuencia, quede “excluirla de los contratos públicos”.

Hay curiosas formas de defender la maternidad y la familia. A unos se les ocurre que eso se hace prohibiendo el aborto y otras afirman: “Las regulaciones [léase cuotas] en vez de favorecer a la mujer la están condenando”. Si no quieres o no puedes tener hijos, los tienes. Y si quieres, pues no los tengas, que quedarse embarazada no es más que un problema laboral. Cuánto esfuerzo para proteger a las mujeres.

Hay 41 Comentarios

Personajes como este nos dan una idea clara, del grado de preparación y la incapacidad vergonzosa, que poseen algunos de nuestros dirigentes.

Siguiendo esa visión cataplexica de la sra. Oriol, también dirá que no quiere contratar robots, (que salen muy caros) a pesar de que no sienten ni padecen ni tienen vacaciones porque a ver como los sustituye o como los repara. Seguramente la sra. Oriol, no ha superdo el examen de inteligencia de su colega el sr. Cañete. Dios los cría y ellos se juntan, dice el dicho .....pppopppular.

Vaya señora y vaya comentarios los que veo aquí debajo. Ya no hay emprendedores sino predadores... y se llaman pragmáticos. Ya les llegará el momento, pero mientras se ve la luz al final del túnel, ¡que oscurantismo tan bárbaro! Siguiendo el razonamiento de algunos, es más fácil robar que trabajar, es más fácil censurar que aguantar comentarios incómodos. Y a eso lo llaman pragmatismo.

Típica niña bien, la Sra. Oriol. Lo ha tenido todo hecho durante toda su vida. Lamentablemente España es un país dominado por un puñado de familias y en el que un directivo es normalmente aquel que ha sabido estar al lado del poderoso de manera leal o alguien que proviene directamente de la familia poderosa. Rara vez aquella persona que demuestra mérito y talento. Y así va el país. Con unas élites de un nivel bajísimo en comparación con el resto del mundo civilizado. Todo esto explica las declaraciones de esta señora, que demuestra una enorme incapacidad en su puesto.

No sé de qué se extraña el personal. Si sólo está diciendo la verdad. Si yo soy empresario quiero personas en mi empresa que trabajen. Cada uno en su vida que haga lo que quiera, como si quiere tener 10 hijos. Pero ojo, que a mí como empresario no me repercuta, y si me repercute, pues lo que está diciendo esta señora. Pero vamos, es que no entiendo tanto comentario progre, parece que el personal anda en los mundos de Yupi.

Yo me pregunto.¿ Quien cuidaba a los hijos de Josefina Trancón? Eso no entraba en sus cálculos. De no haber sido heredera de una fortuna, a lo más hubiera podido aspirar es, al pastoreo.

Respondo a sus preguntas, Paula: Noruega, Suecia y Finlandia tienen políticas de incentivo porque sus planteamientos son tribales y no planetarios; en Brasil ha descendido la natalidad, pero sigue aumentando la población (de hecho, hay casi un centenar de países con menos natalidad porcentual (http://www.indexmundi.com/map/?v=25&l=es ); en cien años la población mundial habrá aumentado en varios miles de millones de habitantes, con toda la destrucción de vida que ello conlleva; de dónde sean originarias las personas es un tema, de nuevo, tribal. Lo que importa es el daño ocasionado a la vida del planeta en su conjunto.

como ya se ha comentado por aqui, ha dicho lo no politicamente correcto pero que al fin y al cabo, es la cruda realidad. Asi que menos rasgarse las vestiduras, pedazo hipocritas!

Pode parecer paradoxal, mas essas pessoas são as mesmas que se opõem ao aborto quando a mulher não deseja uma gravidez...

El problema de esta señora es que ha dicho algo políticamente incorrecto. Nada más. En el fondo de la cuestión, tiene toda la razón. ¿Para qué vas a contratar a alguien que va a tenr hijos, con el problema que esto te crea, si puedes contratar a alguien que no los va a tener? Me dirán de todo por esto. Vale. Pero entonces no están analizando el por qué del problema. Las empresas han de competir y si tienen mujeres que, una vez han tenido hijos, pueden elegir la cantidad de tiempo que quieren trabajar y ya no se las puede despedir, como protección, lo que ocurre es el efecto contrario, que no se las contrata. Entonces, lo que hay que hacer, es una normativa que compense al empresario. Si le compensa, no le importará que se quede embarazada, que pida reducción de jornada, que la puedas despedir si no cumple con su trabajo (actualmente es imposible si acaba de tener un hijo y ha pedido reducción de jornada), etc.

No se porque, pero me huele a OPUS. Como siempre con su lema "Ut deum per pecunium".

José Ramon, por que Noruega, Suécia, Finlandia tienen políticas de incentivo a la natalidad? Hasta en mi país terceromundista, Brasil hay sectores preocupados con el descenso brusco de la natalidad en 4 decadas...En 100 años vamos a tener solo mano de obra de Haiti y Europa de Asia y Africa?

Este problema no es nuevo. Ya hizo no hace tanto declaraciones por las que luego se vio obligada a pedir perdón.En fin. Que no aprende nada de sus yerros. Es la típica representante del empresariado español, que siempre salen a apludir la defensa del Concebido, pero en cuanto alguna de sus empleadas le anuncia su embarazo,la ponen de patitas en la calle. Carecen de escrúpulos que le cuezan la Consciencia.

Siento disentir del comentario de Paula. Europa no necesita más hijos por mujer. Hay millones de personas del Tercer mundo que estarían encantadas de venir y contribuir a que se paguen las pensiones. Además, la procreación no es un derecho ilimitado, como tampoco lo es, por ejemplo, la propiedad. La procreación no debería ser universal, sino que debería restringirse a una minoría de personas (y el quiénes, ser objeto de regulación y criterios de mérito objetivos). La población mundial no solo no debe dejar de crecer, sino que debe descender drásticamente si queremos acabar con la destrucción de la vida del planeta. La procreación humana es un acto de vida, sí, pero también de muerte, y no deberíamos olvidarlo.

Yo es que ya soy viejo, y estoy harto de que me manipulen. Las izquierdas y las derechas, los de arriba y los de abajo, hombres y mujeres, periodistas de medio izquierda, centro y derecha. Así que voy a plantear lo que suelo recomendar siempre para opinar con fundamento: vean el video con toda la intervención de esta señora -que a mí personalmente, ella, por formar parte de una casta indeseable y en su caso centenaria me cae muy, muy mal- y deduzcan ustedes, solitos, con su autonomía y libertad de pensamiento, si su discurso ha sido bien interpretado o nos lo están traduciendo con el "noble" afán de que la zurremos la badana así, como para distraernos. Luego hagan y digan lo que quieran, faltaría más. Pero ya con fundamento.

Que verguenza! hijos son el futuro de todos los paises de esta Europa con cada vez menos hijos por mujer. La populacion está en exticion. Todos los seres humanos deben tener el derecho de tener o no tener hijos. Se quiren, la sociedad y los gobiernos de los paises europeos deberian assegurar medidas de protecion y no de descriminacion.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Tenemos diferentes puntos de vista, distintas edades, diversos perfiles. Somos un grupo de periodistas, especialistas y colaboradores coordinado por Isabel Valdés.

Libros

EL POSMACHO DESCONCERTADO

EL POSMACHO DESCONCERTADO

Ricardo de Querol

“Como quien dice, acabamos de salir de la cueva. No se borran de un plumazo milenios de reparto rígido de papeles, de trogloditas que salían de caza mientras ellas recolectaban y cuidaban de niños y ancianos, de bravos guerreros y abnegadas esposas, de amas de casa confinadas al hogar y hombres que acaparan toda la vida pública, de burkas de todo tipo, de dotes, de pruebas del pañuelo”. Las reflexiones del autor sobre la relación entre los sexos en el siglo XXI publicadas en el blog Mujeres, recopiladas en un libro electrónico. Puedes comprarlo en Amazon y en Google

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal