Ir a Planeta Futuro
Mujeres

Alice, tu vida sexual no tiene nada que ver con el respeto

Por: | 27 de marzo de 2015

Sexo casual-A Alice el gusta tener sexo casual. Sin embargo, varias amigas le dicen que ella "no se valora".

- Alice sabe que su vida sexual no tiene nada que ver con su valor.

Depílate, o no, ten hijos, o no, acuéstate con quien te apetezca. Haz lo que quieras, pero que sea porque te encuentras cómoda con ello y no porque tengas que “respetarte a ti misma” como los demás consideren o por seguir ningún canon estético. Esto es lo que viene a decir la ilustradora brasileña Carol Rossetti con su serie de dibujos en los que lanza potentes mensajes a las mujeres para fortalecer su seguridad. La autora no se tomó este proyecto como un acto reivindicativo, sino que surgió de un modo natural: “Empezó como algo espontáneo, para mejorar mi técnica con los lápices, y decidí trabajar en los retos que las mujeres afrontan en su rutina diaria”.

El trabajo de la artista brasileña refleja todo tipo de problemáticas y situaciones que las mujeres viven cada día. Desde la reivindicación por lucir bikini en la playa a cualquier edad pasados los 60, hasta el derecho a abortar, a lucir tatuajes, a prescindir del maquillaje o la homosexualidad. No evita temas como las violaciones, las secuelas tras un cáncer y la depresión. “Este trabajo está basado en lo que observo y lo que la gente me transmite. Evidentemente hay también parte de experiencias personales”.

DisfracesLa respuesta del público a la serie ha sido tan entusiasta que ahora mujeres de todo el mundo escriben a Rossetti para contarle sus experiencias y pedirle que las retrate con sus lápices. En su Tumblr cuelga muchas de estas peticiones, comentarios y críticas. Algunas se ofenden por el hecho de usar el término  prostitutas en lugar de trabajadoras del sexo, mientras que otras le piden que dedique un dibujo a la anorexia y la bulimia.

Las ilustraciones muestran retratos de mujeres jóvenes, mayores, negras, blancas, árabes, indias… Todas seguras de sí mismas, saliendo de un círculo y luciendo una sonrisa o un gesto relajado, como autoafirmándose en el mensaje que las acompaña. Todas ellas tienen nombre: Rose, Maite, Mariana o Luana.“Ahora se habla más de temas que durante mucho tiempo han quedado relegados al ámbito del activismo. Entre otras cosas, del feminismo. Pero es un movimiento que nunca ha parado”, recuerda la autora.

Un relato de mujeres construido por una mujer, pero no dirigido especialmente a ellas, sino a todo aquel que quiera entender. “El reto ahora está en llamar la atención de todos aquellos que piensan que el feminismo ya no es necesario o que el sexismo es algo que solo pasaba en los años 50”. ¿Podría haber puesto un hombre en palabras todos estos sentimientos? “No digo que no”, admite Rosetti, “pero eso no elimina el hecho de que nosotras podamos contar nuestras propias historias con nuestra voz”.

DistanciaMuchas mujeres reivindican su espacio en el mundo creativo, porque sin ellas, se pierde la mitad del tablero. La escritora Siri Hustvedt se lamentaba en las páginas de Babelia de que “el arte hecho por mujeres es menospreciado por sistema”. Estrella de Diego se preguntaba en la misma publicación por qué se escamoteaba a las artistas hasta hace pocos años. Incluso Madonna reconocía hace unos días que seguían siendo “el grupo más marginal”. Rossetti se une a estas voces: “Las mujeres están reclamando su espacio pero es algo todavía muy reciente y difícil de ver, los hombres tienen la mayoría del espacio garantizado”.

Hay 1 Comentarios

Alice, en las sociedads hispanicas, se tu quieres casar y ser mamá, no explicites que le gusta el sexo casual. Existe una doble moral centenária en estos pueblos.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Tenemos diferentes puntos de vista, distintas edades, diversos perfiles. Somos un grupo de periodistas, especialistas y colaboradores coordinado por Isabel Valdés.

Libros

EL POSMACHO DESCONCERTADO

EL POSMACHO DESCONCERTADO

Ricardo de Querol

“Como quien dice, acabamos de salir de la cueva. No se borran de un plumazo milenios de reparto rígido de papeles, de trogloditas que salían de caza mientras ellas recolectaban y cuidaban de niños y ancianos, de bravos guerreros y abnegadas esposas, de amas de casa confinadas al hogar y hombres que acaparan toda la vida pública, de burkas de todo tipo, de dotes, de pruebas del pañuelo”. Las reflexiones del autor sobre la relación entre los sexos en el siglo XXI publicadas en el blog Mujeres, recopiladas en un libro electrónico. Puedes comprarlo en Amazon y en Google

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal