Fuck Buttons o Primavera VS Sónar

Por: | 28 de mayo de 2010

Fuckbuttons
Como pasa siempre en una misma ciudad, no se puede ser de dos equipos a la vez si uno pretende abrazar ese aura tan sobrevalorada de la autenticidad. O eres del Barça, o del Español. Del Atleti o del Madrid. Pasaba en el parvulario también: o tigres o leones. Lo mismo con la música: o llevas a un negro dentro, o lo tuyo son los blancos de las islas británicas. Y, claro, en Barcelona, o eres del Sónar o del Primavera Sound. Ellos (los equipos de dirección) no es que sean amigos íntimos, pero se soportan con elegancia. Desde hace 10 años (Sónar nació seis antes) conviven en un espacio cada vez más reducido (dos semanas de diferencia y una creciente mezcla de géneros) y, milagrosamente, no se pisan casi ningún artista de sus inabarcables carteles.

Pero de vez en cuando sucede. Y el repetido en cuestión se erige de repente en paradigma de lo que comparten (cada vez más) ambos festivales. Este año le ha tocado a Fuck Buttons (aparte de algún grupo nacional como Delorean que se da por supuesto que está en su momento y que no importa compartir). Y ninguno de los dos eventos ha querido renunciar a ellos.

El dúo de Bristol descargó ayer en el Parc del Fòrum una tormenta electrónica durísima y con bastante mala idea sin hacer ni una sola concesión, bombo mediante, al personal que buscaba ansiosamente el comienzo de un ritmo convencional para mover un poco el culo. No hubo jueguecitos quitando graves bruscamente o sacudiendo los agudos como si el escenario fuera una botella de champán a punto de descorcharse. Nada. Iban a lo suyo. Y al grano desde el principio con Surf Solar, un himno con ciertos giros místicos y a música de catedral. En honor a la verdad, quizá por la hora que era, fueron demasiado ásperos y se cargaron a un tercio del público que abarrotaba el escenario. Un individuo colaboró en este menester recitándole poemas de Rilke a todo el que quería escucharle. Consiguió largar a más de un indeciso.

Pero el caso es que Fuck Buttons, como le pasa a grupos como Animal Collective, no acaba de ser ni electrónica, ni pop, ni rock, ni post-rock… Y su público es igual de heterogéneo que la procedencia de los contratos que reciben al año. Así, en esta edición ni Sónar ni Primavera se han bajado del burro y les han mantenido en ambos carteles, aún a riesgo de que el festival electrónico salga perdiendo, porque estos Fuck Buttons son buenos, pero muchos recursos estilísticos y de puesta en escena para variar las actuaciones parece que no tienen. Así que o mucho nos equivocamos, o calcarán su actuación en Sónar. Bendita redundancia.

“Somos conscientes de que en artistas nacionales que están atravesando su momento, como Delorean, no hay ningún problema en que se repitan. Incluso es bueno. Pero en otros, como Fuck Buttons, intentamos hablarlo. El grupo tiene un giro muy interesante en su último disco y la verdad es que nos cudraba mucho. Lo hablamos con Primavera y decidimos seguir adelante”, explica el codirector de Sónar Enric Palau. “Al final, no es alguien que vaya a restar público. Tenemos campos muy propios que son los que alimentan el grueso del festival”, insiste.

Sónar es bastante estricto con la línea artística de su cartel. Primavera Sound, en cambio, dispara a todo lo que se mueve con talento por los escenarios mundiales (de ahí el impresionante cartel), y quizá ese será el problema en adelante. Orbital, Hot Hip, Daft Punk, LCD Soundsystem,… ¿Son de papá o de mamá? Veremos. Aunque disquisiciones de barra de festival aparte, cuanto más chaquetero te permita tu sentido de la autenticidad ser en estos 15 días de junio, mejor para ti.

Hay 5 Comentarios

Éste lo firma daniel verdú (el artículo).

Cada día me queda más claro que Luis Hidalgo es bastante limitadito: "tigres o leones. Lo mismo con la música: o llevas a un negro dentro, o lo tuyo son los blancos de las islas británicas. Y, claro, en Barcelona, o eres del Sónar o del Primavera Sound". Clarísimo oiga.

Si te gusta la música se tendencias te gustan los dos festivales. Yo no lo veo como ser del Barça o del Espanyol, la música no tiene la banalidad que pueda tener el futbol en ese sentido. Si pudes ir al Primavera bien y si puedes al Sonar mejor, y antes que habia el Summercase, mas que mejor! "All music in my head! Cuanta más cultura musical mejor que mejor!

Yo creo que es cuestión de lealtad y fidelidad ser de "uno u otro" . Un saludo.

"[...]cuanto más chaquetero te permita tu sentido de la autenticidad ser en estos 15 días de junio, mejor para ti."


Exactamente, ni más ni menos. Se puede disfrutar de ambos (si la economía te lo permite, claro).

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Muro de sonido

Sobre el blog

Conciertos, festivales y discos. Auges y caídas. Y, con suerte, sexo, drogas y alguna televisión a través de la ventana de un hotel. Casi todo sobre el pop, el rock y sus aledaños, diseccionado por los especialistas de música de EL PAÍS.

Eskup