Animal Collective, la película

Por: | 11 de agosto de 2010

Oddsac

Aviso para fans. Ya tenéis otra razón más para amar a la sublime actualización psicodélica de los de Baltimore. Ahora en vuestros televisores o en tu galería de arte más cercana. Aviso, también, para filibusteros. Ya tenéis otra razón más para odiar a los responsables de que la modernidad baile sin complejos en taparrabos multicolor. Animal Collective ya tienen película.




Ayer se puso a la venta el nuevo proyecto del grupo junto al videoartista Danny Perez. Por $25 puedes disponer de Oddsac, la obra que paseó al grupo por las salas de arte y ensayo de medio mundo (Guggenheim de Nueva York incluído) después de haberla presentado en el pasado Festival de Sundance. En España se pudo ver en el pasado Primavera Sound.

Se trata de una secuencia de imágenes de 55 minutos duración que ahonda en las coordenadas estéticas del grupo haciendo de sus psicodelia musical un torrente de imágenes que transita sin complejos entre la belleza y la abyección, naturaleza y tecnología, armonía y caos. Un camino ya transitado en alguno de sus vídeos (en especial para los temas Peacebone y Brothersport) pero que en este proyecto se despoja por completo del cinturón de la narración para abrazar brutalmente el mundo de lo sensorial.

En el número el número de julio de la revista Sight & Sound, el crítico Adrian Martin analiza la obra del realizador Abbas Kiarostami centrándose en el formalismo y la experimentación de sus últimas obras. Los mismos críticos que aplaudieron sus obras más accesibles (El sabor de las cerezas, A través de los olivos y El viento nos llevará principalmente) destrozaron sin pudor el ingreso del iraní en el mundo del videoarte y pedían a grito un regreso a sus esencias. Kiarostami calló y aprovechó los nuevos caminos que le ofrecía el mundo del arte contemporáneo para expresarse como bien demostró en la exposición conjunta que realizó con el realizador Victor Erice.

Con el grupo Animal Collective algo parecido está pasando. Desde sus primeras actuaciones en el Ottobar de Baltimore, desde sus primeros discos antes de su exilio a Nueva York, desde las primeras colaboraciones de sus miembros con otros artistas, parece que este grupo es, definitivamente, mucho más que un combo musical. Que su imaginación y fantasía pueblan sus composiciones pero que desbordan otros campos y que lejos de imponerse límites, aprovechan la coyuntura digital para dar rienda suelta a su imaginación.

ACSAC by user482219


En esta ocasión, después de poner en circulación varios discos de enorme influencia, un EP y varios proyectos en solitario, regresan con una no-película psicodélica con temas nuevos y un libro de ilustraciones.
En lo musical destacar una deriva mucho más intimista que en sus anteriores obras sin abandonar todos sus estimulantes tics tribalistas. En lo visual, un tratamiento de la imagen sumamente elegante que combina grabaciones reales con efectos digitales para no contar nada de nada y, en el camino, sugerir con texturas y montaje multitud de sensaciones en lo que podría ser el eslabón perdido entre la MTV y Jackson Pollock.

Puede que te interese. Puede incluso que lo disfrutes. Es probable que lo odies. Pero, sin duda, hay que respetar los tentáculos de un grupo que lejos de contraerse con el paso del tiempo no dejan de sorprender en su original búsqueda por transmitir emociones en estado puro.   

Hay 12 Comentarios

Pues que conste que me ha gustado la propuesta de Animal Collective. Gracias.

Yo tengo ganas de ver ésta.

No puedo estar más de acuerdo con el ultimo parrafo.

Saludos!

La verdad es que la peli no tiene muy buena pinta. Una cosa es la música que hacen AC y otra rallarte a ponerle imágenes sin ningún sentido solo para intentar proyectar lo mismo que transmiten ellos con el sonido aunque ya puestos, probablemente Chris Cunningham lo haría mejor. Y otra cosa, Animal Collective tienen mejores canciones en un solo disco que toda la bazofia junta que escucha cualquier antifan indieguay.

¿Por qué no acepta la RAE psiquedélico?. Piensen en ello. Gracias.

está claro que no son aptos para todos los paladares. lo más gracioso es que toda la orda de detractores están esperando una noticia o algo así sobre ellos para hinchar pecho y salir a ponerlos a caldo. es que no tenéis vida propia?

No sé, no sé... Lo que hacen me parece interesante, pero me sigue costando escuchar un disco suyo hasta el final (y, mucho menos, emocionarme). Lo siento, pero....

Animal Collective sí que han inventado algo: el fan indie cansino por antonomasia. Ni siquiera los fans de los Pixies o de Arcade Fire son tan pesados como los de AC

Yves, ni lo uno ni lo otro. Animal collective son una gran banda, pero también es cierto que no han inventado nada. Digamos que tienen mejor gusto a la hora de copiar que el resto de sus contemporáneos. Y por supuesto tienen grandes canciones, sobre todo en su último disco.

Ale, practicando la envidia, nuestro querido deporte nacional. Animal Collective son lo mejor que le ha podido pasar al POP en la última década. Dejad descansad vuestros oidos de Jimi Hendrix y Pink Floy que ya apestan, larga vida al rey Panda Bear y sus acólitos (vale, y a Steve Reich).

Esto lleva décadas inventado y, por cierto, con resultados bastante más dignos. Me aburren. Mucho, mucho, mucho...

está claro que el término psicodelia ha sufrido deformación con las nuevas percepciones. No son tan radicales como para odiarlos. En fin, MTV para consumidores del long-video-play.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Muro de sonido

Sobre el blog

Conciertos, festivales y discos. Auges y caídas. Y, con suerte, sexo, drogas y alguna televisión a través de la ventana de un hotel. Casi todo sobre el pop, el rock y sus aledaños, diseccionado por los especialistas de música de EL PAÍS.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal