Un dúo ‘cheek to cheek’

Por: | 02 de septiembre de 2010

Courtyard

Las hermanas Martie Maguire y Emily Robison emprenden un nuevo camino musical al margen de Dixie Chicks y sin la cantante Natalie Maines.

TAL VEZ NO FUE MÁS que fachada. En la enorme pantalla de cine del Kursaal de San Sebastián, en septiembre de 2006, vimos a Natalie Maines sufrir y hacerse la fuerte en el fantástico documental Dixie Chicks, Shut up and Sing. Ahora, cuatro años después, el proyecto musical Court yard hounds pone bien a las claras que la cantante y casi motor del trío de country Dixie Chicks está pagando una factura.


Faltaban diez días para que George W. Bush diera la orden a los picatostes del ejército estadounidense para que invadieran Irak. Durante un concierto, sobre el escenario del Shepherd’s Bush Empire de Londres, el 10 de marzo de 2003, Maines pronució la frase: “No queremos esta guerra, esta violencia, y nos avergonzamos de que el presidente de Estados Unidos sea de Texas”, el estado que había visto nacer a Dixie Chicks hasta convertirse en el grupo femenino estadounidense que más disco ha vendido en el mundo. Al otro lado del charco ardieron las emisoras de radio especializadas en música country y la mecha llegó hasta gran parte de los 36 millones de discos que las tres rubias de América habían logrado despachar. De ser las mimadas Dixie Chicks se conviertieron en las odiadas enemigas del ‘imperio’. 


Aquello ocurrió durante la gira con su disco Home de 2002. El golpe a su carrera fue de tal calibre que hasta 2006 no volvieron a reunir las fuerzas necesarias para volver a los estudios de grabación y fabricar Taking the Long Way un trabajo cuyo título posee algo más que una doble lectura. Hasta el momento esa colección de canciones se ha convertido en una suerte de epitafio, pero también en una revancha. En la 49 edición de los de Grammy de 2007 conquistaron las cinco categorías para las que habían sido nominadas, incluyendo las codiciadas canción del año, grabación del año y album del año. Maines aseguró entonces que aquello era la demostración de que el públido está a favor de la libertad de expresión.


Entonces llegaron el silencio y las ganas. Las hermanas Martie Maguire y Emily Robison, compañeras de fatigas de Maines en Dixie Chicks, volvieron a sentir el gusanillo envenenado de la música en 2009. Maines necesitaba un respiro, no quería ponerse en el punto de mira una vez más después de ganada la batalla y eso obligó a sus compañeras a volar fuera del nido. “Cuando Natalie quiso tomarse un respiro”, cuenta Maguire, “recuerdo haber sentido miedo terrible. Me pregunté cuándo volveríamos otra vez a la carretera, qué sería de mi vida entonces. No tengo una carrera…”, aquella fue la confirmación oficial que también plasmaron en este vídeo sobre la historia de la creación de Court yard houds.



Aquí está su declaración de intenciones escrita en el interior de su disco: “El talento debe ser una amante fanática. Es preciosa mientras estás con ella. La gente que te rodea, se da cuenta de que te acompaña. Pero siempre decide dar el portazo y desaparecer por largos periodos. No te tendrá paciencia por el resto de los días (…) Ella es el atardecer más emocionante de la semana hasta el día que se haya ido para muchos años. Entonces una noche la verás del brazo de un hombre mucho más joven y al cruzarse en tu camino, fingirá que ni siquiera te conoce”. Y aquí, parte del resultado de su homónimo primer trabajo para el que cuentan como artista invitado con Jakob Dylan. Un tema titulado Ain't no son que ha vuelto a generar polémica en la América profunda y puritana en la que el country está más arraigado, puesto que la canción cuenta la historia de un chico gay que le cuenta a su padre su condición sexual y se ve totalmente rechazado por él.



Hay 12 Comentarios

Que bueno esto! di por casualidad con tu Blog, muy bueno

La mejor es ésta. La verdad es que vaya nostalgia que nos ha entrado gracias a las Dixie. GRACIAS.

Esto sí que es un country mejor que el de las Dixie.

No. Con cuidadín... con calma... ¿gaélico? ¿Esto es folk o country?

Venga, por favor...

The walkabouts?

El que hizo lo propio fui yo. Qué le vamos a hacer.

Me las recomendó un amigo estadounidense después de hacer lo propio con The Walkabouts, The Handsome Family, Willard Grant Conspiracy, Sixteen horsepower, etcétera. Nada. Me compré un disco y lo largué rápidamente. Por supuesto, a alguien que lo valorara más que yo.

La movida que sufrieron con los belicistas fue chunga, no obstante.

Bizarro, regresa.

Pues el disquito es un rollete, con dos temitas: "Skyline" y "Then Again" que recuerdan a cosa de Suzanne Vega o Eddie Brickell. Ahora que, cómo habría sido cantado por la Maines...Es verdad que el "Taking the Long Way" fue un bajón, pero Natalie Maines es un portento. Escuchen y vean el "Not ready to make nice" en esa sesión Grammy del 2007. A pie juntillas ha seguido el espíritu de la letra a juzgar por su nuevo look de penitente, casi a lo bonzo. Suponemos que estará preparando su trabajo. Que encuentre un buen productor.

Dixie Chicks FOREVER.
'Taking the Long Way', una maravilla de trabajo músical, que en España apenas es conocido por unos pocos privilegiados, entre los que me enorgullezco encontrarme.
Hablamos de 2006 y de una de las mayores 'caza de brujas' de la historia contemporánea desde las perpetradas por el senador McCarthy.
Y todavía hay gente que se pregunta por qué Obama no lleva a acabo las promesas hechas... Cuando aún George W. Bush Remains at Large.

Muy interesante, pero falta un detalle... cuando sale a la venta en España?

¿"Picatostes" del ejército? ¿No será "capitostes"?

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Muro de sonido

Sobre el blog

Conciertos, festivales y discos. Auges y caídas. Y, con suerte, sexo, drogas y alguna televisión a través de la ventana de un hotel. Casi todo sobre el pop, el rock y sus aledaños, diseccionado por los especialistas de música de EL PAÍS.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal