The Wave Pictures y la vuelta a lo esencial

Por: | 23 de junio de 2011

The-wave-pictures-beer-in-the-breakers

Ya están aquí otra vez, y mira que se veía venir. The Wave Pictures tienen nuevo disco y es tan bueno como los anteriores. En realidad, podríamos decir que es "como" los anteriores; unos dirán que mantienen una línea continuista, otros que no evolucionan, y otros que mejoran o empeoran lo ya expuesto en discos como “Instant Coffee Baby” o “Susan Rode The Cyclone”.

Sin embargo, tal vez sea más ajustado decir que lo de The Wave Pictures es más una cuestión de acción-reacción. Son lo que son, hacen canciones y suenan así. No parece que haya ningún plan, sino que producen su música de forma espontánea y virgen. Sin segundas intenciones ni estrategias de mercado: esto es lo que hacemos, take it or leave it.

Ahora, con “Beer In The Breakers” recién aparecido, esa acción-reacción vuelve a manifestarse y sitúa el álbum entre lo más destacable del año, como siempre. Uno ya no se sorprende ante lo bien que suena la nueva colección de canciones de los Pictures; lo único que sería sorprendente es que no sonase así de bien.

Partiendo de la filosofía de ilustres precedentes como Violent Femmes o Jonathan Richman, la banda se mantiene fiel a su sonido primario y crudo. Siguen grabando todo en directo y a pelo: voz, guitarra eléctrica (con un sonido bastante limpio), bajo y un set de batería muy básico. La sonoridad de la banda en este formato es elemental y desnuda, casi lo-fi, pero consiguen que suene muy personal.

El truco está en que el trío suena muy bien, en general, y en que el cantante y guitarrista David Tattersall es tan personal que se le puede reconocer en unos pocos segundos, tanto con la guitarra como con la voz. No vamos a llegar a la afirmación de que Tattersall “es” The Wave Pictures, pero casi. O, al menos, la banda sin él no tendría sentido.

Su voz –quebradiza, atolondrada, afectada– es el principal sello de identidad del grupo, pero su asombrosa forma de tocar la guitarra no se queda atrás. Con rítmicas ingeniosas y personales y solos inspiradísimos (¿improvisados?), Tattersall ha vuelto a poner en primer plano la guitarra solista en el pop, algo inherente al estilo, pero olvidado en los últimos años por culpa de decenas de bandas y guitarristas mediocres.

Si bien la música de los Wave Pictures no es completamente original, el estilo vocal y guitarrístico de Tattersall sí lo es, y su papel hace que esa originalidad sea uno de los puntos fuertes del grupo. Si además hacen buenas canciones, ya tenemos todo el pack: nueva ración de Wave Pictures para ser disfrutada una y otra vez, sin cansarse.

Aunque en los últimos tiempos han conseguido cierta popularidad (sobre todo en círculos filo-indies), la banda no parece condicionar su música en absoluto para llegar aquí o allá. Son completamente honestos y fieles a sí mismos: no dan giros inexplicables, ni banalizan su obra para llegar a más público, ni contratan productores pomposos para ganar atención. Si los medios y la promoción acompañan, tal vez se sitúe a la banda donde se merecen. Si no, espero que, al menos, sigan haciendo discos tan buenos como este.

Beer In The Breakers” no es la confirmación de que son una de las mejores bandas del momento, porque eso ya estaba confirmado. Sólo es la confirmación de que nada ha cambiado en The Wave Pictures. Demos gracias a Elvis por ello.

 

Hay 8 Comentarios

¡Qué perra con los indies! Hay que ver qué pánico a lo que hagan o dejen de hacer

A mi me da igual lo que piensen-digan los indies... los Wave y Herman dune son dos de mis grupos favoritos, y creo que para siempre. Creo que es dificil olvidarse de ellos.

Pues parece que no estoy solo en la opinión: "The Wave Pictures son tan buenos que hay que impedir cuanto antes que nos los roben los trendys y los modernos (y ya están en ello)." (Muro de sonido, 7 de enero de 2011).

No por ser más tendremos razón, claro, pero a lo que voy es a esa capacidad fagocitante infinita de los que se visten en H&M (colecciones Red y Blue) y, al mismo tiempo, se creen la "alternativa" de algo... cuando no son más que el nuevo mainstream (si no, no se harían festivales). Lo "indie" ya es otra cosa, si puede existir tal cosa en la era feisbuc (lo veo chungo).

Pero, bueno, como dije, se les olvida todo rápido, gracias a Osama bin Laden que nos mira desde el cielo... y se van al escenario de la nueva promesa blanca.

Sus letras, sus canciones en general son de lo mejor que me ha pasado. Hay que verlos en directo para disfrutarlos de verdad. gracias!

Xavi, los "indies" no se apropian de nada, los Wave Pictures están ahí para quien quiera oirlos, son bastante accesibles y asequibles a todos los oídos. Ya llevan bastantes años en esto y muchas giras por España.
Y llegará una campaña publicitaria y los hará mainstream, a Herman Düne (una de sus influencias) me remito.

Qué pena que los indies se apropiarán de ellos, como se apropian de todo; pero qué bueno que después se olvidarán, como se olvidan de todo y estaremos otra vez tranquilos, y ellos en un nuevo hype.

Me ncantan! Y te olvidaste de señalar que sus directos son geniales! TEngo muchas ganas de volver a verlos....

Unos datos muy curiosos, muy completo todo, gracias.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Muro de sonido

Sobre el blog

Conciertos, festivales y discos. Auges y caídas. Y, con suerte, sexo, drogas y alguna televisión a través de la ventana de un hotel. Casi todo sobre el pop, el rock y sus aledaños, diseccionado por los especialistas de música de EL PAÍS.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal