Dejad que los niños se acerquen al ROCK

Por: | 09 de agosto de 2011

Green door

Grabado del tirón en los Green Door Studios de Glasgow, “Muzical Yooth” devuelve el rock’n’roll a las aulas mediante un puñado de versiones de Iggy & The Stooges, The Monks y The Cramps interpretadas con desparpajo punk por alumnos de entre 10 y 16 años. Apadrinados por JD Twitch (Optimo Music) y Kompakt Records, The Green Door Kids nos devuelven la esperanza en el auténtico espíritu adolescente (y prepúber), avivando la llama del do it yourself en pleno siglo XXI.

Fruto de los talleres impartidos por Emily MacLaren (Michael Dracula, The Lady Vanishes), Sam Smith (Mother & The Addicts) y Jamie Greer (Park Attack), el mini-LP resultante toma como inspiración el modelo didáctico de The Langley Schools Project para ofrecer a la chavalada una válvula de escape ruidosa y terapéutica, siguiendo el libro de estilo del auténtico garage rock: cien por cien analógico y amateur.

Todo comenzó como una iniciativa altruista esponsorizada por The Scottish Arts Council para involucrar a los jóvenes matriculados en sus cursos de verano. Supervisados en los apartados técnicos por los alumnos de grabación y postproducción (entre 18 y 25 años), los críos tuvieron a su disposición las mismas instalaciones en las que Sons & Daughters y Tussle han registrado sus últimos trabajos. De hecho, el primer disco que salió del horno de los GDS fue el casi esotérico “Spoils” del cantautor escocés Alasdair Roberts, una de las revelaciones musicales de 2009 para Wire Magazine.

Entre las ocho covers incluidas en el disco (a la que hay que sumar un intrigante tema original titulado “Metaphysical Circus”) la parte del león se la llevan el “Girl of My Best Friend” de Elvis Presley en boca de Clare Whyte y el meritorio trasvase del “The Way I Walk” vía The Cramps, en la que la tutoría de los adultos deja un poco de lado el impulso destartalado de los más pequeños. Pero si lo que uno busca es diversión pura y dura hay que arañar en otra parte: ¿qué tal si atronamos la guardería con “I Want To Be Your Dog” y “Louie Louie”?

Lo único que se le puede achacar al disco es la necesidad de arriesgar un poco más. Por un momento parece como si el grueso de la música rock gravitara en torno a Iggy Pop y se echan en falta versiones de éxitos más actuales. Al respecto, marcan la diferencia las versiones de un par de clásicos de ESG, "Moody"“Dance”, interpretadas por J-Jems, dos gemelos de Ghana de tan solo diez añitos. 

The Green Door Kids - Moody (ESG Cover) by Optimo Music

Curiosamente, hace más de treinta años, ESG nacían al amparo de la maternidad responsable. Cuando la señora Scroggin regaló a sus hijas sus primeros instrumentos musicales, en un intento de mantenerlas alejadas de las calles del Bronx, despertó la vocación de una de las formaciones más influyentes del post-punk, verdadera luminaria del hip-hop y del no wave disco. Que Dios se lo pague.

Hay 4 Comentarios

rock y pedagogía, buena mezcla :)

Thanks for the article. Very interesting.

Jajajaja Moody me recuerda a Peaches. Divertido.

De acuerdo.
http://schaeffers30.blogspot.com/

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Muro de sonido

Sobre el blog

Conciertos, festivales y discos. Auges y caídas. Y, con suerte, sexo, drogas y alguna televisión a través de la ventana de un hotel. Casi todo sobre el pop, el rock y sus aledaños, diseccionado por los especialistas de música de EL PAÍS.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal