Kase.O y la nostalgia del jazz-rap

Por: | 13 de enero de 2012

FOTO 9 KASE O JAZZ MAGNETISM

“¡Oh inmortal Poseidón!, el del furioso tridente, a ti me encomiendo en esta difícil empresa, propicia que este velero llegue a buen puerto”… Si hacemos una encuesta improvisada entre un puñado de aficionados al rap español, de todas las edades y procedencias, será muy difícil encontrar a alguno que no sepa identificar al momento, sin pensarlo, a quién corresponden estas palabras. “Mierda”, así se llama la canción, que arranca con esa frase de resonancias mitológicas, se convirtió en 1999 en uno de los grandes hitos de la historia del hip hop en la piel de toro por dos motivos. Primero, porque con ella llegaba el primer gran beef –pique, enfrentamiento o batalla dialéctica entre dos raperos– de la historia del rap español, con un durísimo ataque lírico contra Metro, miembro de la banda Geronación y personaje que luchó en su momento por darle credibilidad y empaque al género cuando este país era un solar en la materia. Y segundo, de dimensiones más profundas, longevas y trascendentales, porque suponía la definitiva ascensión al olimpo de su artífice, el enorme Kase.O, probablemente el único rapero nacional capaz de parar el mundo, hipnotizarnos y hacernos olvidar a nuestros iconos foráneos cada vez que empuña un micro y escupe sus rimas. 

Guerrero de la vieja escuela, nostálgico de los años dorados del hip hop norteamericano, personaje que vive y actúa ajeno a su estatus de superestrella del firmamento, MC superdotado con el boli capaz de mezclar cultismos, referencias al mundo clásico y juegos léxicos complejos en crónicas etílicas o diarios sexuales subidos de tono, Kase.O decidió hace un par de años darle más sentido e intensidad a su desmesurada pasión por el jazz. A la contra, en el punto más alto de su éxito al frente de Violadores del Verso, cuando sus giras se eternizaban y no dejaban papel en las taquillas, el de Zaragoza invertía sus días libres juntándose con unos colegas afincados en Barcelona para revisar algunas letras de su carrera, sobre todo de sus colaboraciones fuera del grupo, pero esta vez sin beats, coros, acompañamientos vocales o scratches. Batería, bajo/contrabajo, guitarra y saxo componían el esqueleto instrumental y rítmico del proyecto, gráficamente llamado Jazz Magnetism, un pasatiempo convertido en apuesta seria y casi profesionalizada a medida que se sucedían los bolos y la buena recepción del público. ¿Capricho para combatir el aburrimiento? De ninguna manera. Cualquiera que haya seguido de cerca la trayectoria del MC sabrá que el jazz es un elemento recurrente en muchas de sus canciones: en “Ballantines” soltaba aquello de “He perdido el rumbo con soledad, jazz y whisky” , y en “Atrás” dejaba para la posteridad la mítica línea “Es la única manera de que escuchéis jazz, es el jazz del yo y mi micrófono”, sin olvidar, claro está, las incontables referencias al género que ha hecho R de Rumba, productor de Violadores del Verso, en las producciones para la banda: “Un gran plan”, “A solas con un ritmo”, “Doble V” o la propia “Atrás”, por citar algunos ejemplos ilustrativos, manifestaban la fuerte influencia jazzística en su discurso.  

 

 

A diferencia de los criterios ordinarios de la industria, que nos ha acostumbrado al hecho de que las bandas graben primero sus canciones en un estudio para poder tocarlas en vivo, Kase.O Jazz Magnetism han seguido el camino opuesto: nacieron como un proyecto exclusivo para el directo y han acabado entrando en el estudio para materializar lo que sucedía encima del escenario. El resultado de ello es el magnífico “Kase.O Jazz Magnetism”, un álbum que si bien nunca consigue capturar la esencia de improvisación controlada de sus conciertos supone una emocionante y refrescante anomalía en la actualidad hiphop patria y un impecable ejercicio de estilo que, como ya hicieran Flowklorikos en su recordada actuación en el festival BUM de 2007, reaviva la llama nostálgica de aquellos años en que la fusión de jazz y rap inyectaba groove, elegancia y tradición al panorama estadounidense de la época. Aquellos eran los tiempos de Digable Planets, Dream Warriors, los tres primeros álbumes de Gang Starr, proyectos esporádicos como Buckshot LeFonque, el inicio de la saga “Jazzmatazz”, franquicia creada y desarrollada por el extinto Guru, o de muchas canciones pergeñadas por A Tribe Called Quest, Jungle Brothers, Brand Nubian o Stetsasonic, entre muchos otros. Y por supuesto también de US3, que se convirtió en la versión mainstream de esta corriente y que, en cierto modo, señaló el inicio del fin, la inevitable comercialización y expansión de una fórmula que aparentemente no tenía límites a corto plazo: miles y miles de álbumes de los que poder extraer samples y un interminable espectro de músicos en activo con ganas de meter la patita en el incipiente universo hip hop.

 

 

 

Ahora que se ha confirmado oficialmente el retorno de Digable Planets para grabar un álbum y hacer una gira internacional muchos han agitado su memoria para rememorar ese periodo y algunos se preguntan por qué su mecha creativa prendió tan poco tiempo. La explicación es muy simple, y se centra en dos argumentos básicos. El primera, de corte jurídico: cuando empezó a ser legalmente peligroso no licenciar los samples que se obtenían de discos ajenos, cuando corrías el riesgo muy serio de cargar con una demanda multimillonaria por una muestra no acreditada, muchos productores empezaron a buscar vías alternativas para sacar adelante sus loops y sus beats. Samplear jazz era relativamente fácil y exigía poco esfuerzo, pero eso era un arma de doble filo: dejaba más al descubierto la fuente de origen y eso obligaba a licenciar los extractos, un peaje que incrementaba sustancialmente los costes de la grabación. No es de extrañar que la segunda generación de referencias adscritas a la escena, con The Roots a la cabeza, directamente iniciara su andadura en formato de banda instrumental para ahorrarse los quebraderos de cabeza del sampleo y, también, para conjuntar mejor esa idea sonora. La segunda razón de su declive es artística: la mayoría de bandas que de un modo u otro pusieron cara a esa corriente supieron evolucionar –Gang Starr hacia posiciones más crudas; A Tribe Called Quest hacia un sonido más elaborado–, y otras, como los propios Digable Planets o Dream Warriors, no fueron capaces de gestionar su futuro más allá de ese modelo, como si éste se hubiera quemado con demasiada rapidez.

 

 

 

 

Hoy, el jazz-rap es un vestigio del pasado que, por los motivos antes apuntados, tiene difícil su regreso a la actualidad más allá de anécdotas muy esporádicas, la mayoría de ellas seguramente de carácter retroactivo o revivalista. Es por ello que la apuesta de Kase.O por inmortalizar su aventura al frente de Jazz Magnetism en un disco, y además en el contexto del rap español, poco dado a este tipo de iniciativas fuera de contexto, merece consideración, aplauso y buenas palabras. La intención del proyecto es encomiable; el contenido del mismo, ejemplar.       

 

Hay 29 Comentarios

RAFAEL LECHOWSKI "donde duele inspira" le da mil vueltas al cd de jazz magnetism, pero sin duda kase-o y lechowski son los mejores del panorama nacinal, a años luz de otros sin menospreciarlos,pero que no maduraron tanto su musica con el tiempo y o se estancaron o desaparecieron.
Y ni que decir tiene que para gustos colores, es lo bueno de la musica,saludos

Kase o, grande, eres a dia de hoy uno de los pocos motivos que me impulsan para seguir adelante. Tu musica le ha dado sentido a mi vida. Espero que sigas siendo tan grande como eres y que me ayudes a crecer como persona igual que has hecho hasta ahora. Gracias por curar mi alma como nadie lo ha hecho

Muy de acuerdo con KIKE en lo de Madlib siendo Blue NOte el sello mas importante de todos los tiempos en cuanto a Jazz se refiere. Me falta alguna mención a Miles Davis que siendo ya vanguardista del jazz se atrevió a colaboraciones hiphop en su último álbum Doo-Bop. Murió antes de finalizar el disco pero muchos piensan que ha dado pie a nuevas generaciones de Jazz y de Rap al mismo tiempo. De todas maneras un aplauso a David por este post MUY bueno e interesante. Si os interesa una entrevista a Kase O para el proyecto Jazzmagnetism http://youtu.be/TiDYkC8CA8g

El primero en mostrarnos el jazz con el rap en español fue lechoski, el introducia en sus primeros conciertos en solitario un saxofonista, pero entiendo que el boom sea kase-o pero todos savemos que lechoski introdujo ese sonido es nuestros oidos el primero. Pero son muy diferentes el sonido de lechoski con el de kase o, lechoski es mas tranquilo y sin altibajos y el de kase o es puro disfrute para un directo y para hacer mas llevadero sus escuchas. EN letras sin dudarlo me quedo con lechoski y en frases con kase o. Son los dos frenesi para los que amamos esta música.

Señor periodista: se olvida usted de un disco de Rap-jazz-poesía titulado : Rafael Lechowski - Donde duele inspira (2007-2011), pero es normal que no se haya percatado, tan sólo lo han descargado 214.580 usuarios...
http://www.hhgroups.com/dondedueleinspira2007-2011

sublime este texto

Lechowski.

Me parece un articulo completisimo y de obligada lectura para cualquiera que quiera ir pillando kulturilla sobre el tema, enhorabuena. Aunque no estoy de acuerdo en que este tipo de fusion sea un vestigio del pasado ya que Ibarra es un tio que marco la pauta en su epoca y que en mayor o menor medida la seguira marcando....para mi es cuestion de tiempo que se sucedan trabajos tipo jazz magnetism en el panorama español. Si algo esta claro es que Kase-o es el unicornio que el hip hop español añoraba.

Me olvidaba de decir que At Versatis acaban de sacar un cd/dvd de su gira junto a Asstrio. Un pepinazo.
http://www.propaganda-pel-fet.cat/index.php/noticiesatversaris/96-atvasstrio-alavenda

Al primer tipo de la piel de toro que vi subirse a un escenario con una banda fue a Tremendo, que ni se cita en el artículo. La peña lo observaba como si hubiera aterrizado un platillo volante y los extraterrstres estuvieran dando su primer discurso .

como os gusta sacar mierda de donde no la hay, es un discazo, no seran letras nuevas pero yo creo que lo que a querido a sido dejar su huella con muchas de las letras mas profundas que tiene, si no os gusta pues muy bien pero no hace falta criticar tanto. a hecho un disco que a muchos gustara y que mejor manera de relajarse y pasar un buen rato solo escuchando esos pepinos, no sera el primero ni tampoco el ultimo pero para mi y para muchisimas personas mas sera el que mas consiga yegar a donde los demas no puede, si una persona en este mundo tiene mensaje en sus canciones ese es javier ibarra. asi que javi gracias por todas esas canciones que regalas a nuestros oidos ;)

Muy bonito todo, bien vendido, adornado y envuelto, pero Kase.o jazz magnetism, lamentablemente, es el disco más flojo de kase.o, y en el que posiblemente se desenvuelve con mayor torpeza. Se acerca, por momentos al pop, por momentos al rock e incluso al punk, pero lo que la etiqueta propone "jazz", no mucho.

escuchen a Rafael Lechowski, les aseguro que es una oferta jazz-rap muchísimo más coherente y profunda.

besiños

Una publicación impresionante, (un poco mitificadora...pero seguramente merecida por parte de Javier Ibarra).

Da gusto leer lineas tan coherentes trantando el hip hop español e internacional de una forma tan historica y referenciada.

Un aplauso al inspirado redactor, y por supuesto a los creadores de esta aventura musical sin precedentes Kase.O JazzMagnetism

GUAU. Genial el artículo, GENIAL, y Kase O of course ;)

Así da gusto, por fín un espacio en los medios generalistas en el que se habla del rap con respeto, saliendo de clichés y estereotipos!! Si alguien se ha quedado con ganas de saber más sobre el proyaecto, no se puede perder esta ENTREVISTA COMPLETA A KASE.O Y LA BANDA JAZZ MAGNETISM http://www.youtube.com/user/HHcanal?feature=watch

Muy guapo el artículo. Sin embargo no creo que dicha fusión sea un producto del pasado. Mos Def, Common, Talib Kweli, J Dilla tocan habitualmente con Robert Glasper, Karriem Riggins y otros creo. No es que esté muy puesto, pero bueno. Dejo un video

http://www.youtube.com/watch?v=0bGD7kaet2w

Mucho tinta pero faltan detalles, y detalles muy importantes. Flowklorikos 2007, sí, y lo que es lo mismo, Rafael Lechowsky donde duele inspira 2007-2011, salió incluso antes de kase.o jazz magnetism, y donde la opinión popular , tanto como la propia prensa a decidido que es la mejor fusión de Rap Jazz hecha en español, dejando atrás claramente la propuesta de kase.o. tanto musical como letrísticamente. El periodista debería informarse más antes de escribir un artículo de estas dimensiones.
el que todavía no haya oído el disco de Lechowski, dejo el link de descarga: http://www.hhgroups.com/dondedueleinspira2007-2011

gran artículo y gran disco! Podéis ver una entrevista completísima a kase.o y los miembros de la banda en este video: http://www.youtube.com/watch?v=tKSePDNA-tc

Kase O, el Serrat de nuestro tiempo.

Pelos de punta. Por el trabajo de Kase.O (sin ser yo aficionada al jazz) y por el artículo. Así da gusto.

kase o es fenómeno, pero a mi me suena a vivir de las putas rentas este disco. Tiene melón para crear nuevas letras acordes con su banda de jazz.

Que Kase.O es un grande es indudable, pero en cuanto a la mejor combinacion Jazz-Rap de esta ultima epoca el premio es SIN DUDA alguna para Rafael Lechowsky & Glaç con la revision del disco Donde duele inspira. El disco de Kase.O suena bien, se deja escuchar pero el sabor de boca que deja es el de rapeadas lentas sobre unos cuantos instrumentos, sin mas. El nombrar de pasada a Lechowsky es una falta de respeto al trabajo de este gran Mc.

Dos cositas,
La primera es que Kase-O ya era un maestro reconocidísimo (ok, no por los grandes medios pero si por cualquier aficionadillo al rap) bastante antes de hacer "Mierda".
La segunda es que hablar de buenas intenciones en rap español no me parece muy acertado, ya que en los últimos años ha habido quien ha intentado cosas muy novedosas y a priori interesantes con un resultado como mucho regulero.
Por otro lado, gracias al autor por tratar el genero con tanto respeto (...y a gente como Kase y Metro por darle esa respetabilidad).

Impresionante entrada.
Sólo se puede aplaudir al escritor de este texto por que, en cierto modo, esto ha sido un oasis en un desierto de información sobre la buena música.

¡¡Gran post!! Intento leerte siempre que puedo.

¿No añadirías toda la movida de Madlib con Blue Note y los Young Jazz Rebels como algo muy significativo pero no tan antiguo? Para mí -me gusta el jazz pero no soy un gran conocedor del género- el Shades in Blue es un discazo (supongo que con todos los derechos cedidos por Blue Note...).

Cierto que tu hablas de grupos que en general han seguido una trayectoria que en casi todos los momentos se cruza con el jazz y la carrera de Madlib no responde a este caso al 100% (p.ej en el Soundpieces Da Antidote de Lootpack no se encuentra nada tan jazzy) así que no es lo mismo, pero igualmente creo que ha hecho cosas muy guapas con materia prima jazzística.

¿Qué opinas?

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Muro de sonido

Sobre el blog

Conciertos, festivales y discos. Auges y caídas. Y, con suerte, sexo, drogas y alguna televisión a través de la ventana de un hotel. Casi todo sobre el pop, el rock y sus aledaños, diseccionado por los especialistas de música de EL PAÍS.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal