Josh Ritter y la belleza de la sencillez

Por: | 22 de febrero de 2012

Ritter Bringing In The Darlings

A veces, puede que erróneamente, tenemos tan en cuenta la cantidad de música que nos dan, como la calidad de la misma. Es razonable, cuando uno paga (sí, sí, ¡por música!), siempre prefiere una buena ración, para sentir un poco mejor gastado su dinero. En la era dorada del LP, cuarenta minutos era una duración más o menos standard. Si uno quería grabar más tenía que arreglárselas con su discográfica para convencerles de que le publicasen un disco doble pero, si lo que tenía era solamente algunas canciones que no llegaban a la duración mínima aceptable para un LP, había varios “hermanos pequeños” a los que recurrir: el mini-LP, el 10 pulgadas, el maxi o el single de 7 pulgadas, por ejemplo. Con la llegada del CD, entre muchos otros cambios que todos conocemos, la duración media de un larga duración subió hasta los 60 minutos, algo que satisfizo nuestras ansias de cantidad, pero que también licuó algunos discos que, con algunos temas menos, hubiesen sido sustanciosamente mejores. La lista es enorme, seguro que te vienen unos cuantos títulos a la cabeza.

En los últimos tiempos, sin embargo, estamos viendo un pequeño resurgimiento de obras pequeñas, de títulos compuestos de un puñado de canciones que cantan a la bonanza de la brevedad, y que ya no necesitan durar mucho rato para tener una entidad propia. Cae por su peso, mucho mejor sacar seis canciones soberbias que doce en las que conviven lo tedioso y lo divino, siempre en perjuicio del artista y del oyente.

 

Esto es precisamente lo que ha hecho Josh Ritter en el recién aparecido “Bringing In The Darlings”, un EP al que no le sobra ni un segundo, grabado en un pequeño estudio de Brooklyn durante el duro invierno neoyorquino. Ritter cuenta que al afrontar esta grabación sabía perfectamente que no estaba haciendo su próximo disco, sino algo más pequeño, desnudo y sencillo que sirviese como pausa, como alto en el camino de su discografía. El frío invernal y algunos viejos discos de Buddy Holly, Ricky Nelson y los Everly Brothers le inspiraron para crear una pequeña obra maestra basada en la simplicidad, tanto en lo musical como en cuanto a las letras.

Josh Kaufman Josh Ritter
Para ello ha contado con la única colaboración de Josh Kaufman, multiinstrumentista, productor independiente, francotirador de la escena alternativa de Nueva York y líder de Rocketship Park. Juntos crean un ambiente delicado e íntimo que, de alguna manera, transmite el contexto (frío, recogido, como envuelto en un viejo abrigo de franela) en el que los temas fueron grabados.

Apoyado al máximo en el detalle, el binomio Ritter-Kaufman crea momentos de gran belleza con pinceladas de buen gusto y arreglos delicados (cuando entra el coro en la segunda estrofa de “Why”, tenue, casi imperceptible, uno siente estar ante algo realmente mágico), siempre sobre las excelentes composiciones de Ritter.

 

Disponible en CD, vinilo de 10” y descarga digital, “Bringing In The Darlings” es un auténtico soplo de aire fresco, un oasis en el apabullante mundo de las novedades discográficas. La versatilidad de Ritter juega a su favor, y siempre suena personal a pesar de pasar de evocar a M. Ward (“Love Is Making Its Way Back Home”) a tirar por el country crepuscular (“Make Me Down”), el pop (“See Me Through”) e incluso a recordar a un Jack Johnson invernal (“Darlin’”) antes de concluir con una preciosa nana (“Can’t Go To Sleep Without You”) que, lejos de dar sueño, obliga a empezar a escuchar de nuevo.

Lo bueno, si breve, dos veces bueno, dijo Gracián. Con lo último de Ritter no queda ninguna duda: bueno, breve e inolvidable.

Hay 3 Comentarios

Un disco precioso. De coñazo, nada. Hace falta valor...

Te invito a que visites mi blog, si te gusta la música tanto como a mí.

http://www.pianistasdelmundo.blogspot.com

Espero tus comentarios, me gustaría saber qué te parece, además puedes hacerte seguidor, ponerlo entre tus favoritos o suscribirte por email, porque casi a diario voy incluyendo nuevos pianistas.


Gracias por tu preciado tiempo.

Sé feliz.

coñazo de disco, hay lo menos 15 lanzamientos este mes más dignos

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Muro de sonido

Sobre el blog

Conciertos, festivales y discos. Auges y caídas. Y, con suerte, sexo, drogas y alguna televisión a través de la ventana de un hotel. Casi todo sobre el pop, el rock y sus aledaños, diseccionado por los especialistas de música de EL PAÍS.

Eskup

Recomendamos

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal