La huella imborrable de 'Drive'

Por: | 09 de abril de 2013

1FrX0zFndc


No había mejor escenario posible para convertir “A Real Hero” en un himno del siglo XXI: Ryan Gosling acariciando el volante con suavidad, el sol del atardecer entrando por la ventana del coche y una pregunta lanzada a su acompañante, Carey Mulligan, con el tono de voz preciso: “Do you wanna see something?”. Arrancan en ese punto los sintetizadores del grupo francés College y uno desea que esa escena y, por extensión, esa película no acaben nunca. Se ha hablado tanto del poder magnético e hipnotizante de “Drive”, de cómo su valor estético vive en perfecta armonía y consonancia con su valor emocional, de cómo cada secuencia parece pensada, escrita, dirigida, interpretada y musicada con la única intención de enamorarnos instantáneamente de ella, que cualquier cosa que añadamos ahora nos sonará repetida o refrita. Pero quizás se ha hablado con menos intensidad del impacto, desde muchos puntos de vista, que su banda sonora ha tenido en la escena musical independiente de los dos últimos años, de cómo la selección de canciones que impulsaban y redondeaban la propuesta cinematográfica de Nicolas Winding Refn ha acabado convirtiéndose en una estética en sí misma y en un sonido propio muy identificable y reconocible. Y ese es otro de los elementos mágicos, ya inmortales, de la película: conseguir que nos entendamos todos perfectamente cada vez que alguien nos dice que una canción le recuerda a “Drive”. Sabemos qué es, no hace falta que nos den más pistas: es ese sonido.  

El grupo francés College experimentó en sus propias carnes el efecto torbellino de la película: después de unos cuantos años en el anonimato, después de un tiempo en que solo eran conocidos en su país y a escala muy minoritaria, la inclusión de “A Real Hero”, que formaba parte del EP homónimo y contaba con la colaboración del grupo Electric Youth, en la banda sonora de la cinta provocó que, en cuestión de unos meses, el grupo no solo tuviera visibilidad mediática y popular –el single alcanzó el top 30 de la lista de ventas gala–, sino que se haya convertido en uno de los referentes de un tipo de sonido que a falta de etiquetas o clasificaciones concretas algunos conocemos como el ‘sonido Drive’, y que sirve, creo, para identificarlo con la banda sonora de la película, pero también con ese tipo de canciones que uno se imagina escuchando de noche mientras conduce o copilota un coche por una autovía solitaria o por las amplias avenidas de una gran ciudad. “Héritage”, su nuevo álbum, disponible digitalmente y en una limitada edición en vinilo, es su primer lanzamiento tras el efecto “Drive” y, también, la constatación de que el proyecto tiene mucha vida más allá de su canción icónica. La fórmula se mantiene intacta: David Grellier, artífice del proyecto, actualiza sus influencias ochenteras con un discurso en que los sintetizadores pop, los beats electrónicos y las atmósferas noir dan rienda suelta a la imaginación evocadora del oyente.    

 

 

Más explícito si cabe es el caso del productor francés Vincent Belorgey, más conocido como Kavinsky. Su single “Night Call”, que acompañaba los títulos de crédito iniciales de “Drive”, consiguió que este proyecto pasara de ser un referente residual emparentado tangencialmente con Daft Punk –la producción corría a cargo de Guy-Manuel De Homem-Christo– a convertirse en la extensión musical de la película, con la que mantiene casi un lazo estético y conceptual de carácter crónico: el Ferrari reluciente circulando por carreteras solitarias es un recurso indispensable e innegociable en los videoclips del artista, y su revisión sonora del electropop, las bandas sonoras y el sonido italodisco de los 80, con Giorgio Moroder, John Carpenter o Vangelis en su santoral, invoca sin disimulo alguno ese sonido que ahora ya todos tenemos en mente: entre lo kitsch y lo sofisticado, entre la épica y la melancolía, entre la nostalgia y la noción de futuro, las canciones de Kavinsky devienen motivación extra para dirigir tus pasos a la autoescuela y un acompañamiento idóneo para los viajes sobre cuatro ruedas hacia lugares todavía por decidir. Menos pop que College, más ligado a la escena electro francesa, su discurso ha llegado por fin a las grandes ligas con el lanzamiento hace unas semanas de “Outrun”, su debut discográfico tras varios EPs con los que empezó a forjarse su pequeño mito. Homenajes al cine, los videojuegos, la televisión y la música de los 80 se dan cita en un álbum que introduce elementos noir en un contexto de retrofuturismo con luces de neón rosa.

 

 

Pero si alguien salió especialmente bien parado del éxito y la repercusión de la película ese fue Johnny Jewel. El músico y productor norteamericano no solo estaba presente en la banda sonora como fundador y líder de Chromatics y Desire, dos grupos también clave en la confección musical del filme, sino que en su origen era el encargado de componer todo el score de la cinta, desechado finalmente por los productores en beneficio de Cliff Martinez. Esta banda sonora no oficial vio la luz el año pasado en forma del doble CD “Themes For An Imaginary Film”, firmado por el proyecto Symmetry, co-liderado por Jewel junto a Nat Walker, y su publicación dejó claro que el proyecto “Drive” tenía en el universo musical de Jewel una inmejorable asociación: el disco se autodefinía como ‘música para conducir’ y capturaba a la perfección el tono atmosférico, noctámbulo y silencioso de los viajes en coche de Ryan Gosling. Al frente de sus múltiples proyectos –además de los ya citados también está al mando de Glass Candy y es productor de Mirage o Farah– esta suerte de músico renacentista e infatigable ha conseguido que su sello, Italians Do It Better, se haya convertido en toda una referencia de peso y valía en el mapa sonoro independiente del momento. Un sello que pese a la diversidad de nombres de su catálogo –Chromatics, Glass Candy, Mirage, Mike Simonetti, Desire o Farah– y la variedad sonora entre ellos mantiene un nexo estético que hace reconocible y muy característico su discurso. 

 

 

 

Una conexión musical, estética y nostálgica que también alcanza a otros sellos y artistas que aunque no figuraban en la banda sonora de la película sí podían haber encajado perfectamente en sus imágenes y tienen parte activa en esta oleada revivalista del synth-pop con explícitas deudas ochenteras. El canadiense Mike Glover es una figura casi paralela a la de Johnny Jewel: líder del grupo Miami Nights 1984 y fundador del sello Rosso Corsa Records, dos referencias absolutamente clave para entender esta fiebre musical por la herencia de Moroder y compañía. Lazerhawk, el proyecto del cofundador del sello, Mitch Murder o Actrazer son otros referentes del sello que apelan al espíritu de “Miami Vice” y del videojuego “OutRun” para exponer sus propuestas. Todos ellos, como también los que promueve David Grellier al mando del colectivo Valerie o el propio Jewel al frente de Italians Do It Better, ya estaban activos y presentes antes de que “Drive” llegara a las pantallas de cine, pero el impacto incontrolable de la película se encargó de exponer y promover su trabajo y legado para que éste dejara de ser anónimo y desconocido.

    

 


Hay 19 Comentarios

Tu país necesita tu ayuda en un nuevo juego de estrategia militar, economía y política online. Registrate en gratis en [ http://bit.ly/War1234 ] desde tu navegador.

◄◄◄¿¿Te Imaginas PERDER +de20KG Comiendo Lo Que MAS TE GUSTA??►►►
►►►VIDEO SORPRENDENTE Te Revela Como Lograrlo SIN PRIVARTE DE TUS COMIDAS FAVORITAS.
►►►¡¡IMPERDIBLE!!
►►►Puedes Ver El VIDEO AQUI: http://goo.gl/FCa41

Excelente película y banda sonora. Lo mejor que vi en 2012. Volví a los 80 y me encanto.
Buen erticulo. Gracias.

un poco vieja esa peli ya no? la B.S.O. de Memorias de Africa te encantará tambien supongo. a mi me pareció una horterada macarra tanto la peli como la música esa ochentera enlatada que suena

Una peli insuperable con una música insuperable. Nightcall es ya la banda sonora de cualquier gran ciudad de noche.

Gran artículo. He tomado alguna recomendación.

Por cierto, en el siguiente enlace pueden encontrar un análisis profundo, detallado y distinto de la secuencia maestra de la película (la escena del ascensor). Todo lo que engrandece el cine desplegado y bien combinado en 3 minutos. Sensacional. Este artículo en cuestión lo realiza un escritor de género negro apasionado del séptimo arte (y de Drive, por lo que podemos leer):

http://paraboladurden.com/blog/metralla-un-trago-por-drive-y-su-secuencia-maestra/

@celia 4 € ? buen precio :))
www.newshub.es noticias en tiempo real. 1.376.328 notícias en 42 categorias quality. un producto heeloo.es

◄◄◄VIDEO SORPRENDENTE Revoluciona Al Mundo De LAS DIETAS►►►
►►►El Secreto Para BORRAR LA GRASA° Es....¡¡¡TU HIGADO!!!
►►►¿¿Quieres BAJAR 20KG AL MES??
►►►¡¡¡NO TE PIERDAS EL VIDEO!!!
Miralo AQUI ►►►http://su.pr/2tMGDd

Ostras. Perdón.

Me acuerdo que fui al cine con mi novia por ir. Nos gusta ver peliculas en VOS y era la que había ese fin de semana. No tenia muy claro que es lo que tenia delante, estaba como negativo y esa sensación se realzó al ver el comienzo con esos rotulos rosas ochonteros y esa musica de fondo doblemente ochentera... Me quería morir!! Pensaba que sería una mierda.
Bueno...nada que ver! Está en mi selecto grupo de preferidas!!! Gaurde hasta el ticket del cine (06/1/2012 a las 22:15. Fila 9 Butaca 4! Jajaja).

Y quién diría que la canción de Oh my love de Katyna Ranieri iba a pegar entre las otras dentro de la película, pero sí, todo un acierto. Espero que no se ruede una secuela, y que la historia quede cerrada con lo que se vió.

@ Celia, efectivamente la película desde el primer segundo te recuerda a una producción de los 80, añado de aquellas con bajo presupuesto, pero a medida que avanza te das cuenta que estás observando una gran película, muchísimo mas compleja y traabjada de lo que parece a simple vista. Las interpretaciones, la música, la ambientación, efectos de cámara, etc. forman un todo que en mi caso en concreto me hicieron sentir que tenía 15 años otra vez y estaba en casa de mis padres con el recién estrenado VHS. No sé como valoraría la película si no hubiera vivido ese cine de los 80 pero habiéndolo hecho solo puedo decir que esta película es una deliciosa sorpresa que estará siempre en la sección de películas buenas de mi memoria.

Nomeko7, menos ver screeners y mas ir al cine:
http://welcometotwinpeaks.com/movies/drive-david-lynch-angelo-badalamenti/
http://kartisalive.blogspot.com.es/2011/10/drive-refn-music-by-angelo-badalamenti.html

Badalamenti no es quien hizo la banda sonora de la pelicula, sino Cliff Martinez, como apunta el articulo

Ni una mención a Angelo Badalamenti responsable de BSO de Drive y de las de David Lynch.
´
http://planetamancha.blogspot.com.es/

Me gustó la pelicula. Pero la música no me pareció la más adecuada.

Muy buen artículo. creo que hacía falta que alguien definiera este universo sonoro y sus aledaños. Buena investigación que da para perderse un poco más allá de la banda sonora de esta buena película.

Una pasada de película.

Tu país necesita tu ayuda en un nuevo juego de estrategia militar, economía y política online. Registrate en gratis en [ http://bit.ly/War1234 ] desde tu navegador.

Una banda sonora genial. Ideal para un largo viaje en coche.

Carla
www.lasbolaschinas.com

Tuve la suerte de ver Drive el domingo en casa en dvd(original por 4€ 2ª mano) y sin que nadie me molestara, cosa que no suele ocurrir en el cine últimamente, a lo que voy. Sé que ha sido elevada a los altares, pero no me deja de parecer que esta peli es a Ryan lo que fue Leyendas de pasión a Pitt, una peli para su lucimiento, porque para mí lo único salvable de la misma es su interpretación, ese tío que a veces con una sonrisa transmite ternura y se da la vuelta y se transforma en un killer dispuesto a defender lo que es justo, y por supuesto esa banda sonora que desde el principio te atrapa, no sé si soy yo la única pero me pareció estar atrapada en una peli de los 80, esa música para nada me parecía actual, por eso es genial que haya conseguido no incluir, sino adherir esa música a la película, una no podría existir sin la otra y posiblemente no funcionaría porque ella es la única protagonista junto a Ryan de esta peli, por lo demás Ron está en su papel pasable y Albert me sorprendió ya que siempre le veo en comedias, pero ya se sabe que pelis de este tipo acaban siendo para minorías.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Muro de sonido

Sobre el blog

Conciertos, festivales y discos. Auges y caídas. Y, con suerte, sexo, drogas y alguna televisión a través de la ventana de un hotel. Casi todo sobre el pop, el rock y sus aledaños, diseccionado por los especialistas de música de EL PAÍS.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal