“¡Son los malditos Blur!”

Por: | 10 de agosto de 2013

Nicoffer
El líder de !!!, Nic Offer, en un momento de su concierto en Sziget. FOTO: SZEMEREY BENCE

Hasta le salió redonda la profecía. “Se está acercando una tormenta”, aseguró Damon Albarn antes de lanzarse a tocar Out of time. Y, en efecto, un par de horas después ráfagas, o más bien balas de viento empezaron a abofetear la isla que acoge Sziget y levantar una suerte de Sahara. Así, una buena parte de la masa descomunal que había acudido al certamen húngaro para ver a Blur se largó para su hotel o fue a esconderse en su tienda. Aunque, a la sazón, ya llevaban consigo el recuerdo de la noche mayúscula que les había regalado el conjunto británico.

Se suele decir que los revivals, los regresos, no acaban de funcionar. Ya sea en lo sentimental o en lo deportivo, volver a juntar lo que en su día se separó tiene a menudo fecha de caducidad. Tal vez Blur también la tenga pero mientras hay que agradecerle que volviera, por lo menos por conciertos como el de anoche.

Entre otras cosas su regreso, anunciado definitivamente en 2008, les ha permitido tocar por primera vez en Hungría. Lo que desató el entusiasmo del respetable. “¡Son los malditos Bluuuuur!”, gritaba enloquecida una joven que debió de costarle al festival alguna multa por exceso de decibelios. Mucho mejor, impecable incluso, era el sonido que Blur ofrecía desde el escenario.

Beetlebum, Out of time, Tender o Coffee and Tv llegaban una tras otra a demostrar que los de Albarn tienen voz, ganas y calidad de sobra. También cuidaron el show, animando al público a corear, a ondear las manos, a dejar de preocuparse y disfrutar. El líder del grupo hasta fue a llevarle su entusiasmo a la masa, con una larga incursión entre los asistentes en la que apretó un millón de manos y recibió otras tantas miradas hechizadas.

Hubo tiempo también para cantarle el feliz cumpleaños a Becky, una afortunada chica del equipo que recibió la felicitación más masiva de su vida. Luego, y tras un bis, el grupo encaró con The Universal el tramo final. Albarn empezó a calentar mientras el ritmo de las guitarras subía y avisaba al pueblo libre de Sziget. Duró unos segundos, la calma antes de la tormenta. Arrancó Song 2, era el epílogo y había que dejarse la piel.

No lo hizo precisamente Caléxico, aunque el concierto de los americanos por la tarde fue de menos a más, mucho más. Ante un World Music (el segundo escenario de Sziget por tamaño e importancia) más entregado que lleno, las guitarras y el Tex-mex de la banda de Arizona fueron ganando cada vez más fuerza y seguidores. Tanto que consiguieron arrancar grandes aplausos y más de un vals al público.

Por la puerta grande salió también Nic Offer. El líder de los estadounidenses !!! (o Chk chk chk) se entregó durante una hora a la misión de hacer botar a los asistentes. Lo hizo con su rock, consumiendo toda la voz y la fuerza que debía de tener. Y, cuando ya no bastaba, dedicó un rato largo cuál Moisés a pasearse entre el público del escenario principal, que se abría a su llegada. En realidad, algunos atrevidos se dedicaron más bien a tocarle la melena a Offer o a compartir micrófono con él. Terminada la ruta turística, el cantante volvió a subir al escenario y acabar una buena actuación. Luego, para aclarar que era el final, se quitó la camiseta y la exprimió. Salió un chorro de sudor y adrenalina. Y se lo bebió.

Hay 6 Comentarios

Javi, se educado y muestra un poco de respeto hacia el trabajo de los demás, por favor. Y si no, invita al autor de este texto de opinión (te sugiero que busques la definición de este género y la leas bien hasta entenderla) a que te acompañe a tu trabajo para que pueda despotricar de manera aleatoria y subjetiva tu trabajo. Sería justo, ¿no?

hombre, irse a ver a Blur a Hungría sólo es apto para gente dura y preparada para la supervivencia en campos de exterminio tipo Auswitch, a este corresponsal teneis que pagarle bien, que se lo ha currao.

Tío, no sé a q festival estás yendo tú. Ayer calexico muy bien, !!! Sobresaliente, blur correcto y después Sebastián ingrosso épico en el party arena. Gánate el sueldo campeón

No es Bettlebum.

Mi hijo, a pesar de sus 25 añazos se encuentra disfrutando de música y gente en esta maravillosa isla Sziget, solo deciros que que grande ser joven y que bueno buscarse la vida como el mio con muy muy poquitas necesidades !!

Qué envidia, me encantaría verlos en directo, para mí son el britpop con mayúsculas, junto con Pulp. Saludos. http://deletrasyotrosvicios.blogspot.com.es/

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Muro de sonido

Sobre el blog

Conciertos, festivales y discos. Auges y caídas. Y, con suerte, sexo, drogas y alguna televisión a través de la ventana de un hotel. Casi todo sobre el pop, el rock y sus aledaños, diseccionado por los especialistas de música de EL PAÍS.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal