Cuando los dinosaurios dominaban la tierra

Por: | 07 de septiembre de 2013

Dinosaur Jr 2012

Nadie diría que los tipos tras Dinosaur Jr. están a punto de ser cincuentones. Su música es granítica e intensa, pura sustancia, tan melódica y dura como la de los Crazy Horse del “Ragged Glory”. Sin trampas ni medias tintas: fuerte y en tu cara. Tras su paso por el Primavera Sound el pasado mes de mayo, J Mascis y los suyos aterrizan hoy en San Sebastián para encabezar el cartel del festival Kutxa Kultur junto a sus amigos Built To Spill. Y promete ser memorable.

A estas alturas ya podrían ser “Dinosaur Sr.”, e incluso no sería descabellado tratarles de usted. Ni siquiera eran “Jr.” cuando empezaron, sólo eran Dinosaur. Hasta que, por la presión de la superbanda de San Franciso The Dinosaurs (en la que militaban miembros de Jefferson Airplane, Grateful Dead, Country Joe & The Fish, Quicksilver Messenger Service y Big Brother & The Holding Company, nada menos), se vieron forzados a alterar su nombre para diferenciarse. Para entonces ya habían sacado su segundo álbum –posiblemente su obra maestra– "You're Living All Over Me", (que llegó a tener una primera tirada sin el "Jr." en la portada, como su primer disco), y la leyenda ya estaba escrita.

Grabado principalmente con el ingeniero de Sonic Youth, el disco situaba a Dinosaur Jr. como eslabón entre la primera hornada del rock alternativo (Sonic Youth, Replacements, Meat Puppets, Hüsker Dü...) y bandas como Pixies, Pavement o Yo La Tengo, sin contar con la explosión grunge al otro lado de país. Porque antes de los debuts de Nirvana, Soundgarden, Mother Love Bone, Skin Yard o Mudhoney, por ejemplo, "You're Living All Over Me" ya contenía la distorsión descontrolada, los riffs mastodónticos o las inesperadas y radicales dinámicas que pasaban del feedback a la melodía en cuestión de segundos.

 

No es casualidad que su segundo disco fuese editado por el mítico sello SST, casi cogiendo el relevo de Sonic Youth, que habían cerrado con "Sister" su etapa en esa casa pocos meses antes (al año siguiente se pasarían a Enigma para editar el inmortal "Daydream Nation"). SST también era la disquera de los ya mencionados Meat Puppets o Hüsker Dü, y el sitio ideal para que Dinosaur Jr. sentaran las bases del rock alternativo que estaba por venir. A finales de 2012 "You're Living All Over Me" cumplió 25 años, y la banda lo celebró editando en vinilo “Chocomel Daze”, un directo registrado en Holanda en noviembre del 87, que roza peligrosamente la grabación doméstica de aquellos viejos piratas de sonido ambiente que corrían, en versión cassette, por los mercadillos de la época. Suena a rayos, sí, pero también tiene cualidades muy transparentes, mostrando perfectamente a la banda tal y como era en aquellos primeros años: ruda, ingenua y atrevida.

 

Hablando de aniversarios, dentro de unas semanas cumplirá 25 años otra joya de la banda, el rotundo “Bug”, que resultó ser el canto del cisne del trío original formado por J Mascis, Lou Barlow y Murph. Supuestas diferencias creativas llevaron a Mascis a despedir a Barlow, que se refugió en su banda Sebadoh. Curiosamente, aunque la ausencia de Barlow restó fuerza a Dinosaur Jr., también coincidió con el fichaje de la banda por parte de Blanco Y Negro, rama indie de WEA que acogió los mayores éxitos comerciales de un proyecto que ya era, de facto, 100 % Mascis. De hecho, el pobre Murph sólo grabó la batería en tres temas de la continuación de “Bug” –el archiconocido “Green Mind” –, frente a un Mascis obsesivo que ya grababa la mayor parte de instrumentos por sí mismo. La fiereza de sus orígenes se vio sustituida poco a poco por melodías más sofisticadas, pero la madurez de Mascis no era tan seductora como la efervescente inconsciencia de sus primeras grabaciones.

 

La cima de su discografía de los 90 llegó con “Where You Been”; un  disco arrollador, con buenas canciones, un J Mascis desbocado a la guitarra y una estupenda producción. Pero poco después, afectado por la muerte de su padre, Mascis despidió también a Murph, reduciendo Dinosaur Jr. a un solo miembro oficial: él mismo.

 

Así grabó “Without A Sound”, uno de los álbumes menos redondos de la banda y, sin embargo, el de mayor éxito comercial. En ello tuvo mucho que ver el single “Feel The Pain” (cuyo videoclip fue dirigido por un veinteañero Spike Jonze), que llevó al dinosaurio a las listas de éxitos y que, veinte años después, sigue siendo su canción más popular. Pero Mascis, a pesar de haber sido siempre el compositor principal y la personalidad dominante del proyecto, no acababa de funcionar sin Barlow y Murph y, tras “Hand It Over” (publicado en 1997), a finales de los 90 emprendió aventuras en solitario, ya sin la presión del nombre Dinosaur Jr.

 

Años después, en 2005, sucedió el milagro. Tras mucho tiempo de escarceos y acercamientos amistosos, el trío original volvió a actuar como Dinosaur Jr. En esta época en la que estamos tan acostumbrados al regreso de grandes nombres, previa suma millonaria sobre la mesa, y casi siempre con disposición vaga, cualidades mermadas y poca credibilidad, el regreso de Dinosaur Jr. fue apoteósico. Lejos de convertirse en un instrumentalista movimiento comercial, la banda se metió en el estudio y en 2007 editó el contundente “Beyond”, un auténtico regreso a la grandeza, más duros y fuertes que nunca. Parecía que no hubiesen pasado casi 20 años de la gloriosa trilogía que les puso en orbita, como si la energía del trío se hubiese detenido en el tiempo, despertando en el momento en el que volvieron a juntarse.

 

Y la cosa no acabó ahí: en 2009 llegó el monolítico “Farm”, confirmando la buena salud de la banda y, para cuando apareció “I Bet On Sky” el año pasado, la nueva etapa de los Dinosaur Jr. originales ya era más larga que la que acabó con “Bug”. Así, lo suyo ya no es un simple regreso, sino una carrera retomada a pleno rendimiento. Y, por cierto, con una proyección y solidez mucho mayor que la de gran parte de nuevas y viejas bandas en activo. La cima de Dinosaur Jr., al menos, parece que aún está por llegar.

 

Hay 2 Comentarios

esto es un poco reunión de viejas glorias, aunque Lou Barlow acaba de sacar un disco excelente con su banda Sebadoh, cosa que para los nostálgicos de aquella época nos mantiene vivos.

Muy buen artículo. Os dejo un enlace que me gusta mucho leer por si os apetece: http://xurl.es/jy9a3

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Muro de sonido

Sobre el blog

Conciertos, festivales y discos. Auges y caídas. Y, con suerte, sexo, drogas y alguna televisión a través de la ventana de un hotel. Casi todo sobre el pop, el rock y sus aledaños, diseccionado por los especialistas de música de EL PAÍS.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal