« Puto Cine Español (1) | Inicio | Puto Cine Español (y 3) »

08 julio, 2007 - 18:55

Puto Cine Español (2)

Tener conciencia política es algo que a uno puede complicarle mucho la vida, pero pertenecer a un partido político la simplifica bastante. Funciona como tantas y tantas filias, como las religiosas o deportivas: ¿Para qué ser fiel a un equipo, a una iglesia, a una ideología?

Para reducir el número de decisiones y observaciones que uno tiene que hacer al dia. Es como los anuncios de comida precocinada: “Gane tiempo para usted, señora, que bien que se lo merece”. Uno entra en la vida política, casi siempre, a través de un proceso puramente emocional (lo mucho que amas/odias a tus padres en el noventa por ciento de los casos). Vamos, que te haces de izquierdas o de derechas como el que se bautiza: Demasiado pronto y sin pensar demasiado. Pero esa imprudencia se compensa con una cómoda reordenación de la realidad para toda la vida en la que un esquema previo dejará bien claro quiénes somos nosotros y quiénes los otros. 

Por ejemplo: La corrupción política es un hecho demostrado y constante. Nada indica que en un pasado remoto no hubiese y nada garantiza que alguna vez se detenga. Sería terrible vivir bajo la evidencia de que nuestro modelo político tiende a esas prácticas casi por definición. Pero gracias al bipartidismo, todo se simplifica. Se divide al grupo de corruptos en dos grupos, los nuestros y los del contrario. Los nuestros se convierten en delincuentes con tramas particulares, dramas a puerta cerrada, debilidades en segunda persona del singular, y los otros son el síntoma inevitable de un ideario corrupto desde su raíz. 

De la misma manera, cuando hablamos de cine español, tiramos de similares sistemas de reestructuración de realidad. En Estados Unidos, ser cineasta español es beneficiarte de un label de calidad. Gracias a la labor de directores que han trascendido las fronteras ni más ni menos que gracias a sus películas (a veces parece que hay que aclararlo), Cine Español es un sello del que los demás directores podemos beneficiarnos. Porque, para la industria norteamericana, el panorama español se define por sus éxitos. Sin embargo, aquí, cuando nos referimos a Cine Español estamos aludiendo al negativo de esa estampa: Lo definimos por sus fracasos. Sí, existe Medem, Amenábar, Almodóvar, Buñuel, pero a esos los consideramos casos particulares, no piezas de un panorama. El cine español son los torpes, los altivos, los ingenuos y los que no saben escuchar al Pueblo. 

No es el único síntoma de que entendemos Cine Español como un grupo político enemigo: Hay más.

-En un debate entre grupos políticos un tanto por ciento significativo de reproches son retrospectivas, como si el peso de pasado fuese una carga eterna: Tú el Gal / Tú el Prestige / Tú Roldán / Tú  Irak. Como si la perspectiva histórica no fuese una herramienta para traducir acontecimientos, sino para trasladarlos al presente en crudo. La mayoría de las críticas a pie de calle hacia el cine español lo describen como un cine “de tetas, guerra civil, yonkis  y adaptaciones literarias”. En otras palabras, se traslada al tiempo presente una cartelera resumen de todos los pecados del pasado: El destape, los excesos literarios en los ochenta, el revisionismo histórico post-transición, el Jacoplotation. Nada que ver con las corrientes actuales, que, en cualquier caso, incurren en pecados bien distintos. Un desnudo que viene de Norteamérica se aplaude (ya era hora, Hale Berry), un desnudo español es, para un preocupante sector de opinión, otro ejemplo de nuestro sempiterno cine de tetas.

-Nadie discute temas políticos desde la consciencia de la propia ignorancia. Todos, con una copa en la mano y con el mazo dando en la otra, sabemos “qué le pasa a España” y “Lo que habría que hacer”. Y sólo, durante los breves ramalazos de lucidez que nos invaden desde que nos subimos los pantalones hasta que tiramos de la cisterna, somos capaces de darnos cuenta que nuestra perspectiva es tan parcial, falta de información y llena de tópicos que no sólo no sabemos “lo que habría que hacer” sino que no lo sabremos jamás. Cuántas veces habremos oído frases que resumen en un certero pis y un rotundo pas lo que tendría que pasar para que el cine español invadiese las salas. Cuántas veces hemos escuchado completa la frase “Lo que el público pide es...”. Y todos sabemos, por otro lado, que el público no pide. El público escoge. Y los designios que sigue a la hora de escoger son un misterio, aquí y en La Paramount. Ya sé que muchos ven claro, clarísimo, que el cine español ha de acercarse a fórmulas comerciales, de entretenimiento ¡Americanas! Pero ¿Saben qué? El cine español que se acerca las fórmulas hollywoodienses es el que más sufre la comparación con sus modelos. 

El cine español está marcado por la rechazo/adhesión a ciertas circustancias políticas y sociales. Y, al contrario que cinematografías como la checa o la italiana (otras que también han vivido lo suyo) nunca ha tenido épocas de brutal desvanecimiento. Cuando yo iba a EGB España acababa de salir de una dictadura y en los mapas aparecía coloreada con el amarillo que se correspondía a “país en vías de desarrollo” y sin embargo, entonces y ahora, hemos estado muy por encima de la media europea de producción anual. El cine es quizá el medio de comunicación más complejo en su relación con el país que lo acoje, por su extraña combinación de arte, lenguaje e industria. Y más aún si hablamos de un país como España, donde no hay industria pero sí. Donde el estado protege pero no. Donde generamos estrellas pero se piran.  El país no anglosajón que más gente mandó a los Oscar el año pasado, pero también el país donde el complejo de pueblo nos hace valorar al español que triunfa en el extranjero con la suspicacia que provoca un vecino al que le ha tocado la lotería.

El cine español es, o al menos funciona como un hecho político.Y eso le ha afectado a dos niveles, uno que podría ser considerado nivel superficial, lo que llamamos política de taxi: La eterna cuestión de las subvenciones, el “no a la guerra”, el cine como avanzadilla cultural del PSOE, ese bla, bla, bla, en el que no voy a entrar porque ustedes cuentan con diez millones de blogs y foros donde se da la brasa con el tema.

El otro nivel es el que me interesa, uno más profundo y, me temo, difícil de salvar:  Para una mayoría de los españoles el cine español no somos nosotros. Son los otros.    

(Continuará)

    

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Comentarios

Igual a alguien le sirve

http://www.elpais.com/articulo/ultima/publico/elpepuopi/20070711elpepiult_2/Tes

Hace veinte años vi una película española, aparecía una mujer desnuda y rubia en un balcón. Me gustó, pero cambiaron de canal antes del final. Aquí sólo programan viejos westerns y comedias rosas. Visiten mi soledad en http://malasconciencias.blogspot.com/

acualmente el cine español es PEREZ EL RATÓN DE TUS SUEÑOS. esta es la realidad en taquilla lo demas milongas. Mañana será otra historia otro cine otro

Para mi uno de los grandes problemas del cine español es que hay demasiadas peliculas en las que el guionista y director quieren demostrar que son muy profundos, con situaciones y personajes excesivamente especiales y en el que todo es bla bla bla y encima se premian, un ejemplo es azul oscuro casi negro en el que uno empieza a verla y por mas que lo intenta es que no se puede creer lo que le estan contando.
Y el cine no es otra cosa que contar un cuento al que tienes que hacerle disfrutar al que se la estas contando no para presumir por lo que has hecho.

"La Caja Kovak" una muestra de buen cine español, al más puro estilo hitchcock.

En El día de la Bestia hay tetas, culos y yonkis. En El espinazo del diablo hay tetas, culos y Guerra Civil. Ninguna de esas cosas la hace peor película.

No es que se salgan de la norma, es que no existe ninguna norma.

Lo que queremos es un cine que nos entretenga y nos divierta. Que no tenga lo de siempre que es justo de lo que estamos hartos: Culos, Argumento en torno a follar y follar, revisionismo de la guerra civil, Yonkis, apología de lo gay, más culos, toreros transexuales, más culos...

Ejemplos de películas de calidad que se salen de la norma y que a mi gusto (y creo que para la mayor parte de la gente que va al cine a entretenerse) son de lo mejorcito en los últimos años:

- El día de la Bestia
- Tesis
- Abre los ojos
- Los otros
- El espinazo del diablo

Etc...

El público, aunque me parece que algunos hablan en su nombre, reclama un cine con ideas y contenido propias a la de una película americana, me parece muy bien, pero ese es justamente el problema, nuestro cine no hace más que apropiarse de tales códigos estéticos, a veces le imita hasta la saciedad, en ideas, historias, planos, ambientes... por consiguiente, el público ya CONOCE, ya esta ACOSTUMBRADO y solo espera que se mejore, o que milagrosamente llegue a ser más ORIGINAL, pero por desgracia, eso no ocurre en muchos casos.

Por lo tanto el público NO pide que se haga igual, ya fue experimentado anteriormente, pide algo mucho más auténtico, nuevo, que cause una revolución, que mueva masas, que descubra otros mundos, otros temas que resalten otros valores nacionales, un cine que se reconozca por su osadía y su temperamento...

No creo que deba importar los presupuestos, sino las ideas y puntos de vista... y pienso que un cierto gremio esta recibiendo su merecido castigo por mirarse demasiado el ombligo. El NUEVO CINE ESPAÑOL es y será un cine con bajo presupuesto, polémico y entretenido.

Una cosiya ke se me ha olvidao comentarle Señor Vigalounge,ke me interesa muxo el papel ke van a desempeñar los otros en este post y ke si va utilizar Flashbacks o Flashforwards...ke ultimamente me tienen mu liao y me ponen meriloto...

http://twitter.com/TxUtXo

Gracias por apoyarme Victor...el cine español es muy bonito,y lleno de vida y desparpajo...el cine americano es guay y rimbombante...las luces de neon molan mas kel blanco y negro...el señor bay me mola mas ke isabel coixet (ke gran disparate) pues si...ke triste...soy asi hetero y transeunte.Mucha gente se le llena la boca diciendo ke Ciudadano Kane es la mejor pelicula de la historia del cine...Es mas si yo lo hubiera dicho,la gente se kedaria iwal,mucha gente lo tiene asumido en su subsconciente y hasta sin verla me hubiera apoyado...
Pero sinceramente...
si ahora mismo abrimos un cine imaginario llamado Follardas y Pajuelas,con tres salas...en ke sala kreen ke lo pasarian mejor?
SALA 1-Ciudadano Kane
SALA 2-Transformers
SALA 3-Los Lunes al sol
Otra preguntilla para Artizta...Ha podido ver Transformers en el cine?
Y por ultimo decir... creo ke el cine español murió cuando se jodió el proyecto de la ultima pelicula de Pajares y Esteso ke iban a hacer.
No obstante pronto en Sitges y deseandole al señor Vigalondo toda la suerte del mundo espero ke pueda verse una luz al final del tunel...
Necesitamos mas Optimus Primes y menos Juan Diego Botos...

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e0098ed9e58833

Listed below are links to weblogs that reference Puto Cine Español (2):

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal