« Los mejores momentos de la historia del cine (9) | Inicio | Entre aquello y lo de más allá »

02 marzo, 2008 - 19:23

Aterradora Simetría

Soy uno de tantos que se tragaron el primer debate presidencial. También un reportaje emitido en Televisión Española el dia anterior en torno a de la preparación del evento producido por la Academia de la Televisión. Se han quedado en mi memoria la imagen de un puñado de hombres de sesenta para arriba, con chupas de padre, señalando una silla volcada en el suelo y discutiendo si tenía la altura adecuada para uno de los participantes. La otra cosa que he me ha llamado la atención es la insistencia y excesivo cuidado que ponían en que el decorado y la planificación visual fuesen lo más simétricas posibles, evitando así que algún rasgo de la puesta en escena beneficiase a uno de los dos debatientes.

Por ejemplo, esta misma foto proporcional, ofrecida por la propia Academia, es un encuadre impensable en la emisión del propio debate:

Debate

¿Por qué? Ubicaría a los candidatos en una clara diferencia de ventajas. El que se sentase en la silla a nuestra derecha, pese a ocupar menos tamaño en el cuadro, no sólo estaría mucho mejor expuesto, de frente al espectador, sino que se colocaría en el punto de fuga en el que confluyen todas las líneas de tensión compositiva. Por encuadre y óptica, quien se siente en esa silla tiene todas las papeletas para ser el candidato ganador.

Por el contrario, los ejemplos de encuadres de conjunto que encontramos en la emisión del programa son como el siguiente:

Debate2

En el que hay, supuestamente, justicia para ambos contrincantes.

Pero ¿Y para el espectador?

Basta tener mínimas nociones de composición visual para saber que la simetría es la enemiga de la armonía. Las imágenes simétricas tienden a una retórica del vacío, la inquietud o la abierta angustia. Rara vez encontraremos encuadres simétricos en películas que no sean de terror. O composiciones que,más allá del interés científico o la ingenuidad del artista, no prentendan llevarnos a oscuros rincones de la naturaleza humana.

Shining

Pero volvamos al debate electoral. Los primeros planos que ilustran el diálogo, un escrupuloso plano-contraplano, también prentenden llevar la equidistancia audiovisual al límite: El mismo tamaño de cuadro, la misma composición, la misma distacia respecto al fondo, la misma gradación de colores...

Debate3

Debate4

No hay nada menos aconsejable, en la composición de secuencias con diálogos, que igualar las condiciones en pantalla de las personas enfrentadas. El drama se alimenta de la desigualdad (que no implica discriminación).

Hay infinitos recursos para dinamizar un plano-contraplano. Por ejemplo, algo que hago siempre que tengo un diálogo entre manos, en una secuencia tensa, es acercar la conversación a una de las paredes del espacio donde se encuentre la acción. De esta manera, uno de los personajes tendrá a sus espaldas un fondo inmediato, plano, cegado, mientras que el otro tendrá una profundidad de campo mucho más agradable a la vista, con muchos más detalles y elementos en movimiento. De esta manera lo tengo más fácil, si quiero destacar cuál de los personajes tiene el control, aparente o no, de la situación, y cuál, secretamente o no, está atrapado por la circunstancia.   

Pero estamos de acuerdo con que un truco así no sería aplicable en este caso. El objetivo de un debate de estas características no es el desarrollo contrastado de una cuestión o varias, ha de ser la victoria de uno de los candidatos. Y en este sentido, el soporte del acontecimiento debe interferir al mínimo en el resultado: Han de ser los propios debatientes, y su respectivo equipo de asesores, los que definan las asimetrías y las desigualdades.

Lo que, ya a mi juico, en este caso es insuficiente. Pocos habrán disfrutado de un debate tan monocorde, falto de golpes de efecto reales (no esos que la prensa rasca al día siguiente) y tan simétrico en su intercambio de reproches. No hubo ni posibilidad de clímax: Llegado el momento en que ambos candidatos tuvieron sus últimas intervenciones, a cámara, y sin intervención del contrario, todas las leyes del espectáculo, la dramaturgia y la narrativa se vinieron abajo: Lo de menos es que uno mencionase a una niña imaginaria, y que el otro se despidiese diciendo “Buenas noches y buena suerte”. Lo peor es que ambos se ciñeron a un guión definido con anterioridad, desdeñando la preciosa posibilidad de rematar su participación con un mensaje en consecuencia con el propio debate, lleno de lagunas y excesos: Un resumen, un replanteamiento, una vuelta de tuerca, un as en la manga, un puñetazo sorpresa sin esquive posible. En vez de eso, ambos candidatos volvieron al punto cero. Como Tommy Lee Jones en el monólogo final de No Country for Old Men.

No, la simetría final es excesiva, y el formato visual del debate no ayuda a hacer un cara a cara más fácil de soportar, así que ahí va mi propuesta: Darle mucha más manga ancha al comité a asesores de cada candidato y cederles la posibilidad de diseñar el arte y composición de su mitad del decorado, así como permitir que diseñen los encuadres y movimientos de cámara que cubran a su candidato. Como si quieren pintar arcoiris, niñas, utilizar un sofá en lugar de una silla, permitirles fumar puros a sus candidatos, colocar detrás un coro de eunucos cantarines, o un limpiador de zapatos a sus pies, levantar el escenario propio de un concierto de rock, o simular la buhardilla de un mileurista...

Y si, si pese a esta libertad, las respectivas mitades del escenario siguen siendo iguales, la simetría acabará teniendo más significado que nunca.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Comentarios

Muy interesante tu entrada y el análisis de la perfecta simetría para que luego no se diga que había partidismo a favor de uno u otro partido. Y QUÉ SUSTO... al ver a las niñas de El Esplandor!. Un saludo!

¿Ozu es inquietante?
Pregunto.

Amigos, aterradora la simetría, la puesta en escena, la pasta que ha costado todo el montaje, lo artificial de lo que pueda ser un dialogo entre dos politicos con ideas distintas, que estarian igual de bien, en una mesa, con sillas comodas, si, y con luz comoda, si, y con temperatura comoda, si, pero uno frente a otro, y sin tanta parafernalia que me da vergüenza que yo misma, siendo de izquierdas, tenga que soportar semajante circo escécico, que por otra parte, no tengo nada que decir en contrar de él por si mismo. Pero si que estoy en contra de este tipo de montajes por la falta de naturalidad y que encima resultó lleno de demagojia por parte de Rajoy y de poca contundencia y por la parte de ZP. Mucho ruido para tan pocas nueces y tantas mentiras. Aún así ire a votar sin duda mañana. No puedo permitirme a mi misma que por este tipo de escrúpulos pueda ganar tanta mentira que nos han dicho desde el PP. Maria José

Después de los dos debates tengo clara una cosa: Rajoy de ganar (Dios no lo quiera) debe hacer menestra a la niña... Por lo pronto yo la voy a votar para el senado, a ver qué tal...

http://elocomundodedarko.blogspot.com/

Creo que la siguiente frase es una tremenda falacia "Las imágenes simétricas tienden a una retórica del vacío, la inquietud o la abierta angustia". Las imágenes simétricas pueden tender a significar o expresar cualquier cosa. Recuerde al señor Bergman: "existen infinitas maneras de filmar una cosa, pero sólo una es la más pertinente". Creo que debería recordar esta pequeña idea antes de afirmar semejantes calamidades. Sin ánimo de ofender, alguién que trata de expresarse con una cámara.

Yo creo que el debate lo gano Zapatero, lo empato Rajoy y lo perdio CLARAMENTE Campo Vidal. Que tio mas pesado!!!

http://madreidiota.blogspot.com

jojo, peor aún fue el segundo.
oche, vigilando, te he enviao un mail a la dire esa de soy@ tal y cual hasiéndote una propuesta diver, de tebeos y tal. pásate! si ese mail está muerto, envíame una dire pa desirte cosas!

"Y si, si pese a esta libertad, las respectivas mitades del escenario siguen siendo iguales, la simetría acabará teniendo más significado que nunca."
Buen remate. Certero y pleno.

Vigalounge, qué alegría ayer al ver en cada butaca de los Palafox en la apertura de la Muestra de Cine Fantástico una camiseta de los Cronocrímenes. Alegría convertida en euforia pura al salir de la proyección de Rebobine, por favor. Qué peliculón. El Ocho y Medio de los dosmiles.
Tanta cosa buena tendría su cara negativa. Al llegar a casa saco la camiseta de su paquetito para probármela, veo que es una talla M y... Han debido de imprimirlas en EEUU, no me joda. Es una M enorme!! Por qué nadie hace camisetas promocionales ponibles para personas que midan menos de 1,90m??

Hola que tal? Estoy estudiando 4ºde periodismo en la universidad del pais vasco estoyhciendo un reportaje sobre si el artista nace y se hace y si realmente los estudiantes de bellas arte encuentran encuentran en el mundo laboral un trabajo acode con lo que han estudiado y me encantaria que me diera su punto de vista sobre el tema. Le agradeceria mucho que me ayudara lo antes posible por favor. Muchas gracias.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e550a5ebfc8834

Listed below are links to weblogs that reference Aterradora Simetría:

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal